Documentación histórica

Resultado del Encuentro: Llamado a una Movilización Nacional. (1998)

Chiapas al Día, No. 136
CIEPAC Chiapas, México
23 de noviembre de 1998


Del 20 (88 aniversario de la Revolución Mexicana) al 22 (Onceavo mes de la masacre de Acteal) de noviembre se llevó a cabo el Encuentro entre el EZLN y la Sociedad Civil y la Comisión de Concordia y Pacificación (COCOPA) en San Cristóbal de las Casas, Chiapas. Sobre su importancia, objetivos, contexto e historia que desemboca en este importantísimo evento ya lo hemos tratado en los Boletines No. 133 y 134.

Fueron 29 delegados del EZLN entre ellos los Comandantes David, Tacho, Zebedeo y el Mayor Moisés que se repartieron en las mesas con los más de 3 mil personas que asistieron al encuentro, de 28 Estados de la República (de un total de 32), de más de 400 organizaciones, entre ellos los sectores empresarial, campesino, indígena, estudiantil, universitario, académico, intelectuales, poetas, amas de casa, artistas, Organismos no gubernamentales (ONGs), sindicatos, ambientalistas, obreros, organizaciones urbanas, organizaciones productivas, religiosos y religiosas, etc. Además, se calcula que participaron diariamente alrededor de 1,500 personas en los cinturones de paz que rodearon a la cede del diálogo. Entre las personalidades que asistieron al evento están Pablo González Casanova, Óscar Oliva, Juan Bañuelos, Concepción Calvillo viuda de Nava (miembros de la desaparecida CONAI), Amalia Solórzano viuda de Cárdenas, Carlos Monsiváis, Rosario Ibarra de Piedra, entre otros. Participaron también observadores extranjeros de 18 países y Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nobel de la Paz, envió sus saludos al encuentro.

La población sancristobalense aportó con alimentos para el cinturón de paz, al tiempo en que la actriz Ofelia Medina donara la recaudación de sus presentaciones para el evento al igual que los roqueros del grupo musical “La Bola”.

Mientras el evento se llevaba a cabo, en 24 ciudades de los EE.UU. se registraron movilizaciones en apoyo a los zapatistas y la consulta. La alcaldesa de Mineápolis instó al gobierno mexicano a retirar sus tropas de Chiapas, a desmantelar a los grupos paramilitares y a cumplir con los acuerdos de San Andrés. Por su lado, activistas de distintos estados de la unión americana se dieron cita en la Escuela de las Américas en su marcha anual con el fin de presionar para que dicha institución donde sea cerrada.

Nuevamente, los indígenas del país son los únicos que ahora pueden convocar a tantas personas y personalidades con tanta pluralidad y apertura. En un ejercicio democrático, todos los participantes se dieron cita para discutir los tres temas cuyos resultados fueron:

Tema 1: LA CONSULTA NACIONAL: El EZLN propone que sea una “gran movilización nacional” para que participen todos los mexicanos y los sectores del país residentes en México y en el extranjero: “los indígenas, los obreros, los campesinos, los empleados, los colonos, los estudiantes, los maestros, los desempleados, los choferes, los presos, los homosexuales, las lesbianas, los jubilados y pensionados, los discapacitados, los niños, los ancianos, los banda, los mexicanos que viven en el extranjero, los religiosos, los empresarios, los artistas e intelectuales, los trabajadores al servicio del estado, los diputados y senadores, los miembros de la COCOPA, todos los mexicanos y mexicanas sin importar su edad, su sexo, su color, su cultura, su posición política, su credo religioso, su posición social, su nombre, su rostro o su tamaño”. Además, agregaron que se puede participar “con una opinión o con una moneda, o con una canción o con una poesía, o con un dibujo o con una marcha, o con una asamblea o con una casilla, o con un vehículo o con una mano, o con una sonrisa o con un chiste, o con un poquito de tiempo o con mucho tiempo, o con mucho trabajo o con poquito trabajo”. En uno de los tantos comunicados leídos durante el encuentro, afirmaron que: “(...) pensamos que si hacemos un acuerdo muy amplio, abierto e incluyente, entonces va a participar mucha gente, se va a movilizar (...) porque va a estar de acuerdo en que se le tome en cuenta (...) la consulta es parte de la lucha del pueblo mexicano por la democracia. Porque es una forma de que el pueblo le haga saber a los gobernantes lo que piensa y lo que quiere (...) la consulta debe ser amplia, abierta e incluyente (...) entendida como parte de la lucha del pueblo mexicano por la democracia, la libertad y la justicia, y así debe ser explicada, difundida, promovida y realizada (...) como parte de la búsqueda de una nueva forma de hacer política y así debemos pensarla, acordarla, planearla y realizarla (...)”.

Para ello, en medio de miles de aplausos, el EZLN anunció que ya tiene preparados a 5 mil indígenas zapatistas (mitad hombres y mitad mujeres) que están dispuestos a “arriesgar sus vidas, su libertad, sus bienes (...) a pasar hambre y enfermedad, a andar en caballo o en burro, o en tren o en camión, o en carro o en avión, o en barco o en helicóptero, o en bicicleta o a pie, y llegar a todos los municipios, no importa qué tan lejos queden o cuánto se tarden en llegar (...) a encontrarse y hablar con todos los que quieren participar en la consulta, si importar su color, su partido, su tamaño, su lengua, su sexo, su religión o su edad”.

Este tema se dividió en 6 submesas regionales y las conclusiones fueron: 1) concebimos la consulta como un proceso de movilización y no sólo como una votación, un proceso del que todos debemos salir más organizados; 2) el eje central de la consulta será el reconocimiento de los derechos indígenas; 3) se respetarán las particularidades de cada municipio, estado y región y las formas de participación política de los pueblos indios; 3) la mesa mandató al EZLN a que propongan las fechas de la consulta (promoción, votación, difusión de resultados y entrega al Congreso de la Unión), considerando todas las propuestas vertidas en la mesa; 5) la asamblea mandató al EZLN a que formule las preguntas para la consulta, analizando todas las ponencias vertidas; 6) la consulta incluiría a niños y jóvenes a partir de los 12 años. Se propuso además crear comisiones de enlace y promotoras en todo el país y establecer en cada municipio un lugar permanente de reunión, al que puedan acudir todos los ciudadanos a informarse, o presentar denuncias, o sea, más de 2 mil “Aguascalientes”.

En los Temas 2 y 3, se abordaron los aspectos sobre la lucha por la paz, la militarización y sus costos sociales y en derechos humanos, el modelo del diálogo, las estrategias de la sociedad civil para luchar por la paz, la situación nacional y las alternativas de las fuerzas democráticas ante la crisis del Estado, la política económica y social alternativas, los pueblos indios y los movimientos sociales, etc. Se demandó al gobierno la desmilitarización de las regiones indígenas en el país, el desarme de los grupos paramilitares, entre otros aspectos. Cabe destacar el consenso sobre la reactivación de una instancia de Mediación, pero hubo propuestas distintas en su composición: que se instale la antigua CONAI, que se amplíe, que se forme otra con diversos sectores del país, que se integre con instancias nacionales e internacionales, etc.

Los empresarios chiapanecos por primera vez participaron y se les escuchó con aceptación y tolerancia. Algunos reconocieron las condiciones de vida injustas e inaceptables en que viven los indígenas de Chiapas y consideraron que una solución pacífica sería en bien de todos, fomentaría la productividad y el empleo. Otros empresarios manifestaron que el EZLN es manipulado y sus fuertes críticas fueron escuchadas con tolerancia.

Por su lado, durante un día sesionaron con los mismos tres temas los niños que al final del encuentro aportaron con sus conclusiones, pidiendo ser incluidos sus derechos y llamando a la construcción de la paz bajo la manta que representa el mural destruido de Taniperlas durante el desalojo del municipio autónomo “Flores Magón” que grupos de solidaridad de Madrid enviaron al evento.

Al final del evento donde convergieron fuerzas políticas y sociales, el Comandante Tacho afirmó que “El diálogo que hemos sostenido en estos días representa una nueva oportunidad para buscar la paz, un paso en la lucha por el reconocimiento de los derechos y la cultura indígena en la vida constitucional, y un nuevo esfuerzo de la sociedad civil y el zapatismo para contribuir a encontrar una salida a la grave crisis económica, política y social en la que se ha sumido el país”. Agregó que “vemos que la consulta es una forma de quitarle poder al gobierno” y pasárselo a la gente, para obligar al poder “a mandar obedeciendo”. Remató diciendo que el encuentro rebasó las expectativas y que “fue un éxito”.

Paralelamente se dio el encuentro entre el EZLN y la COCOPA integrada por 16 legisladores federales y locales. Por fin, después de dos años, se da el encuentro en medio de tensiones y dificultades que si bien reanudan los contactos entre ambos actores, el resultado no es novedoso. La COCOPA quiso entregar dos sobres lacrados del gobierno federal que contenían nuevas propuestas para avanzar en el diálogo. Sin embargo la delegación zapatista rechazó dichos sobres argumentando que los legisladores no tienen funciones de mediación. El EZLN les pidió que apoyaran la consulta sobre la propuesta de ley que la misma COCOPA elaboró sobre los Derechos y Cultura Indígena; y la COCOPA les solicitó la reanudación del diálogo con el gobierno a lo que el EZLN respondió que sí, pero siempre y cuando se cumplieran con las 5 demandas que desde hace más de dos años han formulado: cumplimento de los Acuerdos negociados en el municipio de San Andrés, la liberación de presuntos zapatistas presos, la desmilitarización y desarme de los grupos paramilitares, una propuesta seria sobre la Mesas 2, Democracia y Justicia y una interlocución gubernamental respetuosa y con capacidad de decisión.

LA REACCION GUBERNAMENTAL

El gobierno federal aprovechó este evento para tres cosas. Ya lo hicimos notar en los Boletines 133 y 134, y no por mucha astucia sino por la actitud de doble lenguaje que ya conocemos todos los mexicanos y por la manera cínica de hacer política:

Invalidar a la Sociedad Civil argumentando que los asistentes no son nada ni representan a nadie. Además, Televisión Azteca y Televisa ignoraron la participación de la sociedad civil e insistieron en el mismo discurso oficial.

Atacar al EZLN señalándolo como el principal responsable de que el diálogo esté estancado.

Capitalizar el acontecimiento publicitando que este evento es con la COCOPA, “que han iniciado el diálogo de paz”, que es el preludio del encuentro con el Gobierno Federal, cosa más alejada de la realidad, como todos los diagnósticos del gobierno. Así, el gobierno pretende que este escenario de diálogo y encuentro entre el EZLN y la Sociedad Civil, principalmente, y colateralmente con la COCOPA, sea llevado al escenario de la reanudación del diálogo con el gobierno por medio de la presión.
El Secretario de Gobernación, Francisco Labastida Ochoa, afirmó que “la intención del EZLN es no llegar a un acuerdo pronto (...) quien está deteniendo el proceso y quién está impidiendo que se llegue al fin del conflicto es el EZLN. De él depende que hoy se termine (...) el diálogo que se está diciendo que sea entre la sociedad civil, no es entre la sociedad civil. Es un grupo muy pequeño de gente que no representa a la sociedad civil (...) esperamos que de ahí salgan acuerdos para que el EZLN y el gobierno se reúnan a dialogar y a poner las condiciones para terminar con este conflicto (...) el Ejército Mexicano no ha intercambiado disparos con ellos (...)”

El subcoordinador para el diálogo, Alan Arias, informó que los documentos que intentó entregar al EZLN por medio de la COCOPA tienen propuestas para revisar el esquema y la agenda de negociación, a fin de que las pláticas sean “más expeditas, eficaces y productivas”. Sobre la consulta dijo que “para el gobierno el proceso de la reforma constitucional sobre la materia esta en manos del Congreso de la Unión que es la instancia de debate y decisión nacional”, por lo que invalida el encuentro. Además confirmó que todas las condiciones del EZLN son “anacrónicas” pero que el gobierno está dispuesto a discutirlo en la mesa del diálogo. El problema central aquí radica en que mientras para el EZLN el cumplimiento de las condiciones es previo al diálogo, para el gobierno son materia del mismo que luego puede incumplir, actitud que ha mantenido hasta el momento.

Por otro lado, Alan Arias resumió que si el EZLN “pudo venir a San Cristóbal y realizó sus actividades con toda libertad, y fuera de programa, realizó un acto político en el Teatro de la Ciudad para clausurar el encuentro, está claro que también hay condiciones para que se siente a negociar con el gobierno”. Sin embargo, cada vez que hay diálogo se constatan provocaciones. Al día siguiente, en el municipio autónomo de Polhó, se registró un enfrentamiento entre el Ejército Mexicano y bases de apoyo del EZLN resultando heridas tres personas, entre ellas dos mujeres heridas con cuchillo.

El dirigente del partido oficial PRI de Chiapas, afirmó del encuentro es “una farsa”. Por su lado, el dirigente estatal del Partido de Acción Nacional PAN hace gala de su ignorancia sobre el proceso: acusa al EZLN y al gobierno de intransigentes para el diálogo, critica fuertemente a la COCOPA y afirma que el EZLN “no tiene capacidad de convocatoria” y que “lo mueven sus aspiraciones por el poder y no las causas sociales de los indígenas”.

El miedo a la democracia por parte del gobierno es muy grande. Sin embargo, el Presidente Zedillo está dispuesto ”a cualquier costo político” a consolidar su proyecto económico intrínsecamente excluyente, autoritario, empobrecedor y antidemocrático e incluso ha aceptado que las políticas que se están implementando tienen fuertes repercusiones en la población. Mientras la atención estuvo puesta en San Cristóbal de las Casas para el encuentro, el gobierno sube los impuestos, el precio de la gasolina, el precio del transporte, libera el precio del maíz, se impone un impuesto a la medicina y alimentos, propone un presupuesto para 1999 que afectará a la mayoría de los mexicanos, se vende CONASUPO, logra acuerdos de cooperación con Malasia, el presidente de Francia hace declaraciones apoyando la política del gobierno que afecta a millones de mexicanos y de pobres, etc. Para amortiguar un poco estos efectos, el Fondo Monetario Internacional nuevamente endeuda al país con un nuevo préstamo millonario de dólares para que México amortigüe el empobrecimiento. Ante esta violencia estructural, económica y política, la sociedad civil y los indígenas proponen diálogo, democracia, horizontalidad, inclusión y consulta.

El 17 de noviembre el EZLN festejó sus 15 años de haberse formado y en estos días su capacidad de convocatoria. Nuevamente, la Cruz Roja Internacional y los legisladores regresaron a la delegación zapatista a sus lugares de origen en Oventic, La Garrucha y La Realidad rodeados de más campamentos militares gracias a que el gasto militar entre 1994 y 1999 se ha duplicado, según datos de la misma Secretaría de Hacienda. No en balde, la delegación zapatista afirmó durante el encuentro que en Chiapas existe un “gobierno de facto” dirigido por militares, ya que el PRI y las autoridades estatales no son más que unas “patéticas marionetas que fingen hacer política”. Sentenciaron que “el gobierno no ha detenido la guerra en contra nuestra, más soldados amenazan a nuestros pueblos”.

Nota: Reproducción parcial. El documento completo puede obtenerse en la página indicada en la Fuente.


Fuente: CIEPAC. http://www.ciepac.org/