Documentación histórica

Diario de la Brigada. nº 2. Oventik - Caracol II

Oventik - Caracol II
Corazón Céntrico de los zapatistas delante del mundo


INFORME
La Brigada Europea de Solidaridad con l@s Zapatistas fue recibida en el Caracol II de Oventik, Corazón Céntrico de los Zapatistas delante del Mundo. Después de las inevitables medidas de control en un contexto en el cual la prudencia es indispensable, estamos invitados a platicar con la Junta de Buen Gobierno. Cada una y uno hace una breve presentación y luego un portavoz de la brigada expone los objetivos de nuestra iniciativa introduciendo el comunicado que precisa el carácter político de esta brigada.

Vienen después, expuestas por un segundo portavoz, las preguntas relativas a los distintos temas que deseamos abordar en la perspectiva de recoger informaciones para una larga difusión susceptible de llevar y compartir la palabra y la experiencia zapatista en Europa.

SITUACIÓN ACTUAL
La primera pregunta de una larga lista, toca el tema de la situación actual y de las agresiones recientes en el territorio de Oventik.

La Junta de Buen Gobierno empieza por el caso de San Juan Cancuc con la agresión que tuvo lugar en El Pozo, el 21 de junio del 2010. Como siempre, un pretexto sirvió al mal gobierno para atacar la autonomía a través de un conflicto instrumentalizado. Esta vez, en esta comunidad, la razón de justificar el conflicto fue los cortes de luz y agua por parte del mal gobierno. Los compas, quienes reivindican el derecho al acceso a estos recursos, contestaron de forma pacífica tratando de llegar a un acuerdo para recuperar el acceso a la luz y al agua. Pero el mal gobierno, que quiere acabar con la organización autónoma zapatista, mandó a sus seguidores de la comunidad cercana para provocar un enfrentamiento. Entraron muchos “partidos” con herramientas y armas blancas para provocar problemas. Frente a esta agresión, los compas contestaron de forma pacífica, tratando de convencer a los provocadores que eran hermanos, de la misma comunidad, y que no cayeran en la trampa del enfrentamiento. Pero los atacaron violentamente con sus herramientas y armas y no les quedó a los compas más que defenderse. Hubo varios heridos graves, dos con fracturas de cráneo y, uno de ellos, incluso con exposición de su masa encefálica, y hasta muertos. Hasta ahora, quedan dos compañeros en el Cereso 5: Miguel Méndez Sánchez y Diego Martínez Sánchez así como un compañero en el hospital, Miguel Pérez Hernández. Los compañeros de la comunidad tuvieron que huir y siguen ahora desplazados.

Con este tipo de provocación, y a través de su política de división, el mal gobierno trata de golpear a la organización zapatista.

Mencionó la JBG que en Polhó aún no hay condiciones para que los compañeros desplazados puedan regresar a sus comunidades pero siguen firmes en la lucha. “No terminamos de ejercer nuestro derecho a la autonomía”.

También nos platicó la JBG de los problemas de las tierras recuperadas en 1994 que el mal gobierno intenta recuperar por distintos medios. Uno de ellos es el proyecto de “Ciudad Rural” cuyo objetivo es vender el territorio y los recursos naturales. En el territorio de Oventik, es el caso de Santiago Pinar, donde ya están saliendo de tierra la primeras casas y edificios del proyecto transformando el pueblo en “ciudad”. Se trata de imponer a la comunidad un proyecto turístico con grandes intereses urbanísticos con inversiones extranjeras.

Finalmente, la JBG nos presentó las distintas estrategias de división del mal gobierno. Además de las provocaciones a través de grupos instrumentalizados y armados también mencionaron que el mal gobierno utiliza el medio de la religión. Como le es cada vez más difícil convencer a la gente por su política, usa la religión como medio de contrainsurgencia. Varias sectas religiosas aparecen en las comunidades y meten la idea que la lucha no es buena; que si uno no tiene con que comer o con que vivir, es voluntad de dios y que la única vía es rezar, no luchar.

Frente a estos ataques del mal gobierno de forma directa o indirecta, los compañeros siguen firmes con la idea de resistir desde la conciencia y la organización. La resistencia responde políticamente a cualquier ataque del mal gobierno rechazando todo lo que llega (dinero, materiales, “servicios”), y organizando la autonomía (escuelas, clínicas...) desde el pueblo. La resistencia desde las áreas de trabajo es la forma que escogieron, dando como respuesta a las agresiones la construcción de la autonomía “poco a poco”. También frente a cualquier problema, buscan la forma de hacer justicia para resolverlo a través de la palabra y de forma pacífica.

AVANCES DE LA AUTONOMÍA
Agro-ecología
Un compañero coordinador del área de agro-ecología nos presentó los avances del proyecto de agro-ecología o sea de como se conservan la tierra y los recursos naturales como el agua, el bosque... Esta área funciona con la participación de las comunidades donde la idea ya se difundió pero, según el compa, todavía no hay muchos avances.

Los promotores explican como usar productos orgánicos sustentables porque la naturaleza es muy importante y no se puede cambiar la ley que la rige. Se manejan las ideas de no usar químicos porque provocan problemas de salud de la tierra si se aplican con exceso.

“Todo lo que tomamos de la tierra”, dice, “lo tenemos que devolver y por eso se tienen que usar abonos orgánicos, naturales. Es todo lo contrario del capitalismo que exige más y más de la tierra sin devolver nada”. Con la agro-ecología se evita la contaminación y la destrucción del bosque y de animales. La idea es la creación de una nueva agricultura.

La alimentación es una parte importante de la lucha y nos explica el compañero que una de las exigencias de la lucha zapatista es el derecho de tener los medios de producción o sea la soberanía alimentaria y no depender de productores grandes o de empresas como Monsanto. Se trata entonces de enseñar a los pueblos como producir sin dañar la tierra, sin contaminar.

Los promotores reciben asesorías, capacitación según las prioridades. Por ejemplo, en Oventik, existen diversos micro-climas y dependiendo del clima, de las costumbres y de las prioridades de los pueblos, se hacen trabajos distintos.

Sobre combustibles, el mal gobierno dice que no hay que usar menos combustibles pero combustibles menos contaminantes. El problema es que los agricultores dejan el maíz para el combustible y la alimentación de los humanos pasa al segundo plano. Si dejan de producir maíz, empiezan a depender de otros y pierden la soberanía.

Dice el compa que en todo eso van lento, que falta aún capacitación para los promotores porque los resultados no son rápidos.

Los promotores también enseñan como hacer abonos orgánicos (lombrices, foliares, composta). Una vez capacitados, tienen el compromiso y la responsabilidad de compartir sus experiencias. También trabajan sobre los trabajos colectivos como la ganadería y la acuicultura, proponiendo (y no imponiendo) formaciones.

En cuestión de trabajo colectivo, el problema al que se enfrentan es la educación individualista que existe. La idea del colectivismo es que nadie tiene más ni menos y su aplicación implica la dificultad de acostumbrarse a otro modo de vida para las comunidades. También el trabajo colectivo necesita dinero para empezar proyectos y es difícil conseguirlo. A través de la comisión de agro-ecología, se da apoyo para que los puedan desarrollar.

También se promueve la conservación de las semillas nativas concientizando a las comunidades para que no dependan de semillas compradas. Trabajan con “La Semilla en Resistencia” que tiene como proyecto conservar y compartir semillas (de África, América...) y resistir a las semillas transgénicas. Están también en contacto con Vía Campesina que les han platicado mucho de su lucha que coincide mucho con la suya e hicieron la propuesta de compartir experiencias.

Hasta ahora en los Altos, no han detectado transgénicos pero existe el riesgo a través de los mal llamados “apoyos” del mal gobierno. Se sabe que ya se encuentran transgénicos en la Costa.

Ya que consideran que la educación es la base de todo sistema, es fundamental también para difundir las ideas y los principios de la agro-ecología. Así terminó la exposición muy completa del compañero sobre la agro-ecología que, a pesar de que diga que no hay muchos avances, vemos que si son muchos y en distintos temas.

Cooperativas

Las cooperativas se desarrollaron primero con la cuestión del café como forma de vender su producto mejor que a los coyotes. En Oventik funciona la cooperativa Yachil.

También existen cooperativas de mujeres que empezaron antes del 1994 con las artesanías.

También hay una cooperativa de zapatos y artículos de piel.

Mujeres
Una compañera de la Junta nos expuso el estado de avance en cuanto al papel de las mujeres en la sociedad zapatista. En el caracol de Oventik, son tres cooperativas de producción y de distribución artesanal que han nacido a la iniciativa de mujeres. La producción se centra mucho en la fabricación de ropa y de objetos heredados de la cultura tradicional pero en su mayoría actualizados por la introducción de los símbolos representativos de la lucha zapatista.

La presencia de las mujeres resalta también entre los promotores de salud. Y por supuesto, se hace referencia a la Ley Revolucionaria de las mujeres zapatistas que define una completa igualdad de derechos.

Sin embargo, la compañera no oculta que en el campo de la vida privada, si bien se han cumplido avances importantes, mucho queda por hacer todavía. Las mujeres mismas deben avanzar en el terreno de la auto-emancipación y son aún muchas las que no intervienen activamente en la vida comunitaria.

Sin anticipar sobre el tema de la salud, conviene subrayar que la presencia de un servicio de ginecología en la clínica La Guadalupana, permite la realización de planificación familiar y pone a disposición de las mujeres tanto la información como los medios anticonceptivos necesarios para que la maternidad no sea una obligación sino una decisión libre.

Comunicación
En cuanto a la comunicación, existen 3 radios comunitarias para difundir la palabra zapatista.

También en Promedios hay acceso a internet y se graban vídeos.

Salud

“Hay una pequeña historia que no olvidamos: lo que queríamos es que los hijos e hijas salieran de médicos, cirujanos... ese era el plan, lograr eso. En realidad, no es una historia, es una construcción”

La brigada es recibida dentro de la Clínica de la Guadalupana por cuatro compañeros y compañeras representantes de los promotores de salud del caracol de Oventik. Nos explican que un promotor de salud es a la vez un trabajador y un capacitador. Así se puede considerar que su cargo es triple: formarse, ejercer y transmitir sus saberes. El sistema de salud cuenta así con promotores de nivel 1 y de nivel 2.

Es en 1989, o sea mucho antes del levantamiento del 1994, en esta zona, el movimiento zapatista ha demostrado su preocupación por las cuestiones relativas a la salud cuando dos compañeras empezaron el trabajo de promotoras a pesar de no tener experiencia y pocos medicamentos.

En 1992, la implicación de un médico hospitalario permitió la constitución de una estructura local de salud. Desde entonces, el desarrollo del sistema de salud dentro del Caracol de Oventik ha permitido la creación de 11 micro-clínicas y 40 casas de salud repartidas en todos los municipios donde ejercen 332 promotores de salud. Es dentro del ,que se estableció la clínica central de la Guadalupana, centro del dispositivo de salud.

Los compas precisan después las orientaciones escogidas para el desarrollo de una medicina autónoma. En primer lugar, y sin desechar a la medicina alopática, se trata de preservar, reconstruir y transmitir la herencia de una medicina natural que ha hecho sus pruebas dentro de la comunidad. Para eso, la clínica central ha destinado un espacio para la constitución de una herbolaria que se quiere un recurso destinado a las clínicas de la zona.

A parte, en este año 2010, se termina un primer programa dedicado a la vacunación y a la prevención en el tema del higiene. Este programa se desarrolló en todas las comunidades del territorio de Oventik. Por lo de la vacunación, la campaña se dirigió a todos los niñas y niños de la zona que sean o no de familia zapatista. En el terreno de la prevención, se trata de promover costumbres de higiene así como extender el uso del tratamiento del agua y de los baños secos.

Con el fin de mejorar tanto la calidad de las intervenciones como de las capacitaciones, las clínicas funcionan en red, en la cual cada una designa un coordinador de salud. Una coordinación general se reúne regularmente en la clínica central. También se constituyó a nivel central una organización llamada Osimech cuyo cargo es registrar las necesidades en toda la red e intentar resolverlas con una búsqueda de formación, de apoyo financiero y de apoyo de equipos y medicamentos.

Sin embargo, los compas insisten sobre la necesidad de avanzar todavía en la identificación de las patologías infantiles para combatir una tasa de mortalidad todavía demasiado alta. Además, se encuentra el problema de las comunidades más alejadas para la cuales no existe ninguna estructura de salud. En el estado actual de desarrollo de la autonomía sanitaria, las estructuras existentes cubren ya numerosas necesidades. Sin embargo, no pueden aún responder a las patologías más graves y el servicio de cirugía nada más se encarga de intervenciones ligeras.
El objetivo futuro es de poder responder a esta necesidad de competencia especializada.
En el sistema de salud de Oventik, se proponen consultas a la población local, sin consideración de su pertenencia al movimiento zapatista. Para la consulta, como parte de los medicamentos, se puede pedir una pequeña contribución para permitir a los promotores mantenerse (comida) y surtir la farmacia.
Luego de esta plática, una joven compañera promotora de salud nos guía a través de los distintos servicios hospitalarios de la clínica central: consulta de medicina general, oftalmología, dentista, ginecología, quirófano, ultrasonido, laboratorio de análisis... y de todas partes en las paredes, informaciones preventivas relativas a las costumbres de higiene. Nos dice también que la clínica central dispone de tres ambulancias y está abierta las 24 horas. Por cierto, los equipos son aún modestos y las necesidades aún numerosas, pero la oferta no cesa de crecer y como dicen los compas, la autonomía se construye poco a poco.

Educación
Dos compas promotores de educación nos esperan en un salón de la escuela. Aquí en Oventik, la educación tiene dos niveles: primaria y secundaria. El ciclo primario cuenta con 6 años de práctica y el ciclo secundario con 3 años.

Para la historia de la educación en el Caracol, fue en el año 2000 cuando se abrió el primer ciclo de secundaria. Siguiendo el principio de los promotores de educación, al final del primer ciclo de 3 años, los alumnos han adquirido los saberes y las competencias necesarios para tomar a su vez el papel de promotores. Es con ellos que se abrió el ciclo primario en el 2003 en todos los municipios.

Los compas insisten en la necesidad de ofrecer un modelo de educación que corresponda a las necesidades del pueblo. La escuela institucional impone la lengua castellana a niños que no la hablan. Ejerce un doble efecto de producción de fracaso escolar en las comunidades indígenas y de empobrecimiento de los idiomas maternos.

En la escuela autónoma, se habla a los niños en su lengua materna (Tzotzil para la zona de Oventik) pero también aprenden castellano que es la lengua de comunicación entre las comunidades de otros idiomas. La escuela autónoma debe mantener un papel de preservación de la lengua materna tanto oral como escrita.

Otra necesidad importante del pueblo es lo que los compas llaman la concientización. Una concientización política, económica y cultural que se define en tres ejes: el desarrollo de las competencias analíticas, críticas y creativas. Además, la parte de la historia tiene una gran importancia en este esquema educativo. Se trata, para los pueblos indígenas, de conservar el conocimiento de sus orígenes: ¿ quienes eran los primeros pueblos de América ? ¿ Que hace la historia de la colonización y de los que la combatieron ? Toda esta parte de la historia ocultada por la escuela oficial... La escuela autónoma quiere también transmitir una cultura ancestral con el conocimiento de sus creencias, tradiciones, modos de vida...

Los compas promotores nos enumeran después el conjunto de las áreas de conocimiento desarrolladas en los dos niveles de educación. Se trabajan lectura, escritura, matemáticas y también ciencias sociales (historia, cultura, economía, política) y ciencias naturales (agro-ecología, diversidad ecológica, protección del medio ambiente) con el compromiso de construir una relación con la realidad social y económica de las comunidades. Esta misma preocupación por quedarse cerca de la realidad, abre los campos de la educación sobre aprendizajes tal como cocinar o trabajar la tierra.

En cuanto a la organización práctica, el año escolar está cortado por periodos de interrupción que los compas no llaman vacaciones sino “cambio de actividades” ya que los alumnos, cuando dejan la escuela, tienen diversas tareas que hacer en la familia o la comunidad. La escuela es obligatoria para el ciclo primario, niños y adolescente siguen las clases 5 días a la semana.

El ciclo secundario, de momento, solo existe dentro del Caracol. Entonces, todavía no es posible ofrecer este nivel de educación a todos los adolescentes. Funciona en la forma de un internado; cada alumno regresando a su casa cada 15 días y luego al Caracol con una reserva de alimentos suficiente para cubrir el periodo siguiente. Las clases son de las 8 a las 15 horas y las tardes están dedicadas a actividades libres tales como el deporte, las artes, la lectura o las artesanías.

Para los proyectos a futuro, se trataría de poder extender la educación secundaria más allá del Caracol y de disponer de un numero suficiente de promotores de educación, una vez hayan terminado el ciclo secundario para que, en cada comunidad, la educación primaria esté plenamente asegurada.

Se trataría también de imaginar la creación de un tercer nivel de educación y de poner en marcha clases de alfabetización para los adultos. “Queda mucho por hacer pero la autonomía se construye poco a poco”.