Documentación histórica

Arundhati Roy (India). Mensaje escrito. Segunda mesa de la tarde. 3 de enero de 2009

Queridos compañeros del EZLN:

He intentado mandarles esto en repetidas ocasiones, sencillamente no pasa. Acerca de su petición de que les envíe algo que puedan leer en la mesa redonda, creo que tengo justo lo que quieren... aunque es un poco inusual. Poco antes, este año, escribí un texto corto de (algo como) ficción. Es un texto para interpretarse, que medita sobre la idea de un fuerte que nunca ha sido atacado. Fue presentado en la Fortaleza de Bolzano, Italia (que es un fuerte que nunca ha sido atacado). En mi texto, ese fuerte es el Capitalismo mismo. Toma la forma de un comandante militante que organiza una junta informativa con sus luchadores y luchadoras, y que los prepara para una extraña y complicada guerra. Fue traducido al alemán y al italiano. Les estoy enviando el texto en inglés (y un breve contexto). Me ENCANTARÍA que fuera leído en la Digna Rabia. Por favor, háganme saber lo que piensan. 

Espero que este mail les llegue. 

Mis saludos a todos ustedes, 

Arundhati 

 

Nota explicativa 

La reunión informativa es un texto de ficción escrito por Arundhati Roy para presentarse en el Manifesta7, la séptima edición de Manifesta, bienal que tiene lugar en diferentes ciudades. Ésta inicia el 19 de julio en la región de Trentino/Alto Adige/Sud Tyrol en el Norte de Italia. 

La reunión informativa fue escrita para la sección de Manifesta 7 llamada “Escenarios proyectados”, que tendrá lugar en Fortezza/Franzensfeste, un fuerte construido por los Hapsburgos en los Alpes, en 1833. Éste es el fuerte más grande que se haya construido en las altas montañas. Aunque fue construido para resistir todo tipo de ataque militar y fue utilizado como base militar por más de cien años, incluido el uso que le dieron los nazis, Fortezza nunca ha sido realmente atacada. Por 165 años, permaneció cerrada al público, rodeada de enigma. Cuando Manifesta7 inicie, el 19 de julio, será la primera ocasión (desde que se construyó la estructura) en que los terrenos de la Fortezza/Franzensfeste estarán abiertos al público. 

El texto de Arundhati Roy, La reunión informativa, es una alegoría, una historia sobre el oro perdido y las furiosas Guerras de la Nieve en los Alpes. Un narrador fantasma, un comandante militar de origen y género indeterminado, informa a sus camaradas, los prepara para una misteriosa misión. 

 

La Reunión Informativa 

Reciban mis saludos. Lamento no estar aquí con ustedes hoy, pero quizá sea mejor así. En tiempos como éstos es mejor no mostrarnos completamente, ni siquiera los unos a los otros. 

Si cruzan la línea y se colocan al interior del círculo, posiblemente escuchen mejor. Cuidado con el gis, puede manchar sus zapatos. 

Sé que muchos de ustedes han viajado grandes distancias para estar aquí. ¿Han visto todo lo que hay para ver?, ¿la batería de emplazamientos de armas, los hornos, los depósitos de municiones con pisos huecos?, ¿han visitado la fosa común de los obreros?, ¿han estudiado cuidadosamente los planes?, ¿dirían que es hermoso este fuerte? Ellos dicen que está asentado a horcajadas en las montañas, como un león desafiante. Confieso que yo no lo he visto nunca. La guía dice que no fue construido en términos de belleza. Pero la belleza puede llegar sin ser invitada, ¿no es así? Puede caer sobre las cosas inesperadamente, como la luz del sol se cuela por una abertura en las cortinas. Ah, pero éste es el fuerte sin aperturas en sus cortinas, el fuerte que nunca ha sido atacado. ¿Significa esto que sus prohibitivos muros han impedido hasta a la Belleza y la han mandado a que siga su camino?

Belleza. Podríamos hablar sobre ella todo el día y toda la noche. ¿Qué es? ¿Qué no es? ¿Quién tiene el derecho a decidir? ¿Quiénes son los verdaderos curadores del mundo, o, deberíamos decir, los curadores del mundo verdadero? ¿Qué es el mundo real? ¿Son las cosas que no podemos imaginar, medir, analizar, representar y reproducir reales? ¿Existen? ¿Habitan en lo más recóndito de nuestras mentes, en un fuerte que nunca ha sido atacado? Cuando nuestra imaginación fracase, ¿fracasará también el mundo? ¿Cómo será posible que lo sepamos? 

¿Qué tan grande es este fuerte que puede o no ser hermoso? Dicen que es el fuerte más grande que se ha construido en las altas montañas. ¿Gigantesco, dices? Gigantesco hace las cosas un tanto difíciles para nosotros. ¿Deberíamos empezar por trazar sus vulnerabilidades? Aunque nunca ha sido atacado (o eso dicen) piensen cómo sus creadores deben haber vivido y revivido la idea de ser atacados. Deben haber esperado a ser atacados. Deben haber soñado con ser atacados. Deben haberse metido en las mentes y los corazones de sus enemigos al punto de difícilmente diferenciarse de aquéllos, a quienes temían profundamente. Hasta no reconocer más la diferencia entre terror y deseo. Y entonces, desde ese nudo de amor atormentado, deben haber imaginado ataques provenientes de cada dirección imaginable, con tanta precisión y astucia como para hacerlos casi reales. ¿De qué otro modo podrían haber construido una fortificación como ésta? El miedo debe haberle dado forma; el pavor debe estar metido hasta su médula. ¿Es eso lo que este fuerte realmente es? ¿Un frágil testamento de trepidación, de aprensión, de una imaginación asediada? 

Fue construido —y cito a su principal cronista— para guardar todo lo que debería ser defendido a toda costa. Termina cita. Eso es mucho decir. ¿Qué es lo que almacenaban aquí, camaradas? ¿Qué es lo que defendieron? 

Armas. Oro. La civilización misma. O eso dice la guía. 

Y ahora, en el tiempo de paz y plenitud de Europa, está siendo utilizada para exhibir el trascendente propósito, o, si así lo desean, la sublime falta de propósito de la más alta aspiración de la civilización: el Arte. En estos días, me han dicho, el Arte es oro.

Espero que hayan comprado el catálogo. Deben hacerlo. Al menos por guardar las apariencias. 

Como saben, lo más probable es que haya oro en este fuerte. Oro verdadero. Oro oculto. La mayor parte ha sido retirada, parte ha sido robada, pero se dice que una buena cantidad aún permanece. Todos están buscándolo, golpean los muros, excavan las tumbas. Su urgencia debe ser palpable para ustedes. 

Ellos saben que hay oro en el fuerte. También saben que no hay nieve en las montañas. Quieren el oro para comprar algo de nieve. 

Aquellos de ustedes que son de aquí —ustedes deben saber acerca de las Guerras de la Nieve. Aquellos de ustedes que no lo son, escuchen con atención. Es de vital importancia que comprendan la textura y el tejido del lugar que han elegido para su misión. 

Desde que los inviernos se han hecho más calurosos aquí, hay menos días de “producción de nieve” y, como resultado, no hay suficiente nieve para cubrir las pistas de esquí. La mayoría de las pistas de esquí ya no pueden clasificarse como “confiables en materia de nieve”. En una reciente conferencia de prensa —quizá hayan leído los reportes— Werner Voltron, presidente de la Asociación de Instructores de Esquí dijo: “El futuro, creo, es negro. Completamente negro”. [Aplausos dispersos que suenan como si vinieran de la parte trasera del público. Murmullos apenas discernibles de ¡Bravo! ¡Viva! ¡Wah! ¡Wah! ¡Sí, mi hermano!] No, no, no… Camaradas, camaradas… han entendido mal. Mr. Voltron no se refería al ascenso de la Nación Negra. Por negro se refería a ominoso, ruinoso, desesperanzado, catastrófico y sombrío. Dijo que cada aumento de un grado centígrado en las temperaturas invernales augura fatalidad para casi cien resorts de esquí. Eso, como pueden imaginar, representa una gran cantidad de trabajos y dinero. 

No todos son tan pesimistas como el señor Voltron. Tomen como ejemplo a Guenther Holzhausen, jefe ejecutivo de MountainWhite, un producto de nieve de nueva marca, popularmente conocido como Nieve Caliente (porque puede ser manufacturada dos o tres grados centígrados por encima de la temperatura normal). El señor Holzhausen dijo —y les leeré esto— “El cambiante clima representa una gran oportunidad para los Alpes. Las temperaturas extremadamente altas y el creciente nivel del mar que ha traído consigo el calentamiento global serán perjudiciales para el turismo de playa. Dentro de diez años, la gente que usualmente se dirigía hacia el Mediterráneo estará viniendo a los comparativamente más frescos Alpes para pasar las vacaciones esquiando. Es nuestra responsabilidad, es más, nuestro deber, garantizar que haya nieve de la más alta calidad. MountainWhite garantiza una nieve densa, uniformemente distribuida, que los esquiadores encontrarán, por mucho, superior a la nieve natural”. Termina cita.

La nieve MountainWhite, camaradas, como la mayoría de las nieves artificiales, está hecha de una proteína localizada en la membrana de unas bacterias llamadas Pseudomonas syringae. Lo que la distingue de otras nieves es que, con el fin de prevenir la propagación de enfermedades y otros peligros patogénicos, MountainWhite garantiza que el agua que utiliza para generar nieve para esquiar es de la más alta calidad, obtenida directamente de las redes de agua potable. “¡Puede usted embotellar nuestras pistas de esquí y bebérselas!”, se sabe que Guenther Holzhausen alguna vez presumió. [Algunos murmullos inquietos y molestos suenan en la pista de audio]. Entiendo… Pero calmen su ira. Sólo nublará su visión y restará fuerza a su propósito. 

Para generar nieve artificial, agua tratada y concentrada es lanzada a gran velocidad por cañones de nieve de alta presión y de uso intensivo de energía. Cuando la nieve está lista, se apila en montículos llamados ballenas. Las ballenas de nieve son arregladas, labradas y esponjadas antes de que la nieve sea uniformemente esparcida en pistas que han sido rasuradas de imperfecciones y de formaciones rocosas naturales. El suelo se cubre con una gruesa capa de fertilizante para mantener el suelo fresco y aislarlo del calor generado por la Nieve Caliente. Actualmente, la mayor parte de los resorts de esquí utilizan nieve artificial. Casi todos los resorts tienen un cañón. Cada cañón tiene una marca. Cada marca está en guerra. Cada guerra es una oportunidad. 

Si ustedes quieren esquiar en —o al menos ver— nieve natural, tendrán que ir más lejos, hasta los glaciares que están envueltos en gigantescas láminas de plástico para protegerlos del calor del verano y evitar que se reduzcan. Aunque no sé qué tan natural sea esto —un glaciar envuelto en plástico. Puede ser que sientan como si estuvieran esquiando sobre un sándwich viejo. Vale la pena intentarlo, supongo. No lo sabría, yo no esquío. Las Guerras de las Láminas de Plástico son una forma de combate de gran altura —no del tipo para el que algunos de ustedes están entrenados [tímidas risas]. Son distintas, aunque no completamente inconexas, de las Guerras de la Nieve. 

En las Guerras de la Nieve, el único adversario serio de MountainWhite es Scent n´ Sparkle, un nuevo producto introducido por Peter Holzhausen, quien, si me perdonan el chisme, es el hermano de Guenther Holzhausen. Hermano verdadero. Sus esposas son hermanas. [Un murmullo] ¿Qué dicen? Sí... verdaderos hermanos casados con verdaderas hermanas. Ambas familias son de Salzburgo. 

Sumado a todas las ventajas de MountainWhite, Scent n´ Sparkle promete nieve más blanca y brillante, con una fragancia. Por un cierto costo, por supuesto. Scent n´ Sparkle viene en tres aromas. Vainilla, pino y siempreviva. Promete satisfacer el nostálgico anhelo de los turistas de unas vacaciones a la vieja usanza. Scent n´ Sparkle es un producto boutique preparado para tomar por asalto el mercado de masas, o eso dicen los expertos, porque es un producto con visión y un ojo puesto hacia el futuro. La nieve aromatizada anticipa los efectos que la migración global de árboles y bosques tendrá sobre la industria del turismo. [Murmullos] Sí. He dicho migración de árboles.

¿Alguno de ustedes leyó Macbeth en la escuela? ¿Se acuerdan de lo que las brujas le dicen en el páramo? ¿“Macbeth no será vencido, hasta el día en que el gran bosque de Birnam suba hasta él por la colina de Dunsinane”? 

¿Recuerdan lo que él les dijo? 

[Una voz entre el público, desde alguna parte, al fondo, dice: “Eso no ocurrirá jamás. ¿Quién podría movilizar un bosque, u obligar a los árboles a que se desarraiguen de la tierra?”] 

¡Ja! Excelente. Pero Macbeth estaba totalmente equivocado. Los árboles se han desarraigado de la tierra y están en movimiento. Están migrando de sus devastados hogares con la esperanza de una mejor vida. Como la gente. Palmeras tropicales se desplazan hacia arriba, a los bajos Alpes. Las plantas de hoja perenne están trepando a altitudes mayores, en búsqueda de un clima más frío. En las pistas de esquí, bajo las húmedas alfombras de Nieve Caliente, en el cálido suelo recubierto de fertilizante, polizones semillas de nuevas plantas de invernadero están germinando. Quizá pronto habrá árboles frutales y viñedos y olivares en las altas montañas. 

Cuando los árboles migren, pájaros e insectos, avispas, abejas, mariposas, murciélagos y otros polinizadores tendrán que mudarse con ellos. ¿Serán capaces de adaptarse al nuevo entorno? Los petirrojos han llegado ya a Alaska. Los caribúes de Alaska, plagados por mosquitos, se desplazan a altitudes mayores, donde no tienen suficiente comida para alimentarse. Mosquitos portadores de malaria están barriendo los Bajos Alpes. 

Me pregunto cómo este fuerte, que fue construido para resistir el fuego de artillería pesada, montará una defensa contra un ejército de mosquitos. 

Las Guerras de la Nieve se han extendido a las llanuras. MountainWhite ahora domina el mercado de nieve de Dubai y Arabia Saudita. Está cabildeando en India y China, con cierto éxito, por proyectos para la construcción de presas dedicadas completamente a los cañones de nieve, para los resorts de esquí que abren todo el año. Se introdujo al mercado holandés de reforzamiento de diques y de hogares marítimos, cuyos cimientos se construyen en plataformas flotantes, de forma que cuando el nivel del mar se eleve y los diques sean finalmente rotos y Holanda vaya a la deriva en el océano, MountainWhite pueda amarrar la creciente marea y convertirla en oro. ¡No hay qué temer, MountainWhite está aquí! funciona igualmente bien en las planicies. Scent n´ Sparkle se ha diversificado también. Es dueña de un popular canal de televisión y de acciones suficientes para controlar una compañía que hace —y también desactiva— minas terrestres. Quizá su nuevo lote estará aromatizado —fresa, arándano, jojoba— para atraer animales y pájaros, además de niños. Aparte de nieve y minas terrestres, Scent n´ Sparkle también vende prótesis de extremidades, que operan con baterías y que van dirigidas a mercados de masas, en tamaños estándares para Asia Central y África. Está en la vanguardia de la campaña por Responsabilidad Social Empresarial y otorga financiamiento a una cadena de orfanatos empresariales excelentemente equipados y de ONGs en Afganistán, con las que algunos de ustedes están familiarizados. Recientemente, ha hecho una oferta de dragar y limpiar los lagos y ríos en Austria e Italia que se han vuelto tóxicos una vez más, por los residuos de fertilizantes y la nieve artificial derretida. 

Aún aquí, en la cima del mundo, los residuos no son más cosa del pasado. Son el futuro. Al menos algunos de nosotros hemos aprendido a lo largo de los años a vivir como ratas en las ruinas de la codicia de otros. Hemos aprendido a diseñar armas a partir de nada. Sabemos cómo usarlas. Estas son nuestras destrezas de combate. 

Camaradas, el león de piedra en las montañas ha comenzado a debilitarse. El fuerte que nunca ha sido atacado se ha sitiado a sí mismo. Es momento de ponerse en acción. Es tiempo de reemplazar la ruidosa ráfaga del fuego sin dirección de las ametralladoras con la fría precisión de la bala de un asesino. Elijan sus blancos cuidadosamente. 

Cuando los huesos de roca del león de roca hayan sido enterrados en ésta, nuestra herida y envenenada tierra, cuando el fuerte que nunca ha sido atacado haya sido reducido a escombros y cuando el polvo de los escombros se haya asentado; quién sabe, quizá volverá a nevar. 

Eso es todo lo que tengo que decir. Pueden dispersarse ahora. Registren sus instrucciones en la memoria. Vayan con bien, camaradas, no dejen huellas. Hasta que volvamos a encontrarnos, buenaventura, khuda hafiz y estén preparados. 

[Ruido de pasos alejándose. Desvaneciéndose]. 

Arundhati Roy