Documentación histórica

Pronunciamiento de La Otra Jovel. 8 de febrero de 2010

San Cristóbal de Las Casas Chiapas, a 8 de febrero de 2010.

A los adherentes nacionales e internacionales a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona.
A la Comisión Sexta.
A todas las personas de buen corazón de México y del Mundo.
A los Medios libres.

Nosotras y nosotros adherentes a La Sexta Declaración de la Selva Lacandona, que nos articulamos en La Otra Jovel, nos dirigimos al mundo para expresar nuestra solidaridad con nuestras compañeras y compañeros; mujeres, hombres, niñas, niños, jóvenes, jóvenas, ancianos y ancianas de las comunidades zapatistas.

Con profunda preocupación vemos las agresiones de los malos gobiernos, al servicio de los intereses capitalistas que asechan, hostigan, agreden, atentan contra la vida de quienes para nosotros son nuestro corazón, Los Pueblos Zapatistas. En ellos, vemos la esperanza de caminar juntos a un nuevo país y un nuevo mundo. En sus comunidades, se hace realidad, vive y crece lo que para muchos es aún un sueño, el mandar obedeciendo.

En fechas recientes las fuerzas de los poderosos (policiacas, militares y paramilitares) se han ensañado atacando y destruyendo en el desalojo a San Pedro La Laguna, Municipio de Flores Magón. Los malos gobiernos federal, estatal y municipales; crean, entrenan y arman grupos paramilitares para instrumentar conflictos, como lo hacen con la OPDDIC en el caso de Bolon Ajaw.

Sabemos que el mal gobierno busca disfrazar estas agresiones. Para limpiar su imagen muestra una cara de negociación, “buena voluntad y respeto a los derechos humanos” que se cae ante la brutalidad de sus acciones y el descaro, con que busca apropiarse de las tierras y territorios autónomos zapatistas para continuar con sus planes neoliberales.

A nosotras y nosotros no nos engaña. Sabemos que desde hace años mantiene una guerra dirigida a derrumbar el proyecto de autonomía de los pueblos zapatistas y el desafío que su organización representa al sistema capitalista. El miedo del mal gobierno ha crecido tanto que dispone sus recursos para crear un clima de terror y violencia, en miras a justificar una intervención militar.

Con su guerra de exterminio el mal gobierno no sólo busca acabar con el EZLN, sino con la vida y dignidad de los pueblos. Lo que parece ignorar es que el proyecto zapatista ha llegado más allá de nuestras fronteras, vive en muchas partes del mundo, donde desde abajo se construyen rebeldías. Esos muchos que somos no nos vamos a rendir.

Hacemos un llamado a que desde donde estemos y de las formas que nos sean posibles, manifestemos nuestra solidaridad con las bases de apoyo del EZLN, y nuestro rechazo a las acciones en contra de todas y todos los adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona.


¡VIVA EL EZLN!

¡VIVAN LOS PUEBLOS EN LUCHA!