Documentación histórica

Intervención de Voces Oaxaqueñas construyendo Autonomía y Libertad (2008)

Las Cuatro Ruedas del Capitalismo: represión

Vocal

28 de diciembre de 2008

 

Buenos días a todos y a todas. Antes de empezar la participación como VOCAL, me gustaría leer una carta de los compañeros presos del Comité de Presos Políticos de Ixcotel. Estos compañeros desearían estar aquí pero mandan su palabra:

 

 

Al Festival Mundial de la Digna Rabia,
Al Ejército Zapatista de Liberación Nacional,

Compañeras, compañeros:

 

Es un gran gusto poder dirigirnos a todos y cada uno de ustedes y hacerles llegar nuestro saludo sincero. Un saludo cargado de mucha rabia y de dignidad. De esa rabia y dignidad que tanto nos han enseñado nuestros hermanos y hermanas zapatistas de Chiapas, de todo ese largo camino por nuestra emancipación y de transformación de nuestra realidad económica, política, social y cultural.

Quienes conformamos el Comité de Presos de Santa María Ixcotel, Oaxaca, nos sentimos profundamente honrados y halagados de haber recibido la carta, el saludo y la invitación de los hombres, mujeres, niños y ancianos del EZLN, para este festival. Como han de comprender, no podremos asistir e ir para allá con ustedes. Lo cual nos llena de rabia, pero de la buena, porque, aún en nuestra situación, nos sentimos realmente vinculados y muy cercanos a todos ustedes, no sólo por la indignación y el coraje, sino por todo lo demás que nos une.

Toda esta indignación y ese coraje creativo y transformador —como lo dicen y lo han demostrado en distintos momentos nuestros hermanos y hermanas del EZ— se irán encontrando y convirtiendo en expresiones cada vez más fuerte e intensas que, como en nuestro Oaxaca digno, ha sido capaz de dejar muy claro de hasta dónde hemos decidido convertirnos en actoras y actores de su propia historia Y en momentos más recientes, mencionar sólo dos ejemplos, quizá ya conocidos.

Deseamos pues compañeros, compañeras, los mejores resultados a este Festival Mundial de la Digna Rabia, para que nuestras rabias y dignidades caminen cada vez más juntas.

Desde la penitenciaria central de Santa María Ixcotel, Oaxaca, a 23 de diciembre de 2008. Fraternalmente,

Comité de Presos Políticos de Santa María Ixcotel: Pedro Castillo Aragón, miembro del Comité de Defensa Ciudadana-Codeci —Organización integrante de la APPO—, Víctor Hugo Martínez Toledo y Miguel Ángel García, miembros de la APPO.

 

Compañeros y compañeras:

Antes que nada, queremos agradecer su presencia y su atención para nuestra palabra y agradecemos a los compañeros zapatistas la invitación a este Primer Festival de la Digna Rabia. Platicaremos pues nuestras experiencias sobre la represión que, como pueblo de Oaxaca, nos ha tocado vivir. Que han sido para nosotros una de las principales razones que alimentan nuestra rabia, a veces organizada, a veces desorganizada. Hablar hoy de represión, es hablar de las causas y sus razones.

En nuestro estado, las causas de represión es la lucha emprendida por el pueblo oaxaqueño, el ser indígena, el ser mujer o el ser joven y, aparte, lo más peligroso: atreverse a exigir justicia y libertad. La represión es algo que acompaña a cada paso a las tres ruedas más del capitalismo. Acompaña a la explotación, cuando alguien se niega a ser explotado. Acompaña al despojo, cuando alguien se niega a ser despojado en el campo y en las ciudades. Y que acompaña al desprecio en su estúpida carrera de odios y negaciones.

Hoy, no sólo quisiéramos contarles nuestra represión, sino la lucha que con ellas quisieron ser paradas. Nuestras alegrías y nuestras esperanzas. Esos otros caminos que queremos caminar y que van de la mano de nuestra historia, arraigada como indígenas, y nuestras propuestas de hacer otra política.

No nos dejamos, no nos victimizamos como pueblo de Oaxaca, pero, entre hermanos y hermanas de otros pueblos del mundo, compartimos nuestra memoria, nuestros corajes y nuestro encabronamiento. El poder pretende quitarnos el derecho a organizarnos. A cada paso, dando un golpe de violencia nos sacude: hoy un desalojo, mañana un asesinato, un encarcelamiento, violación, tortura y golpes, así como la permanente militarización del territorio oaxaqueño. Pretenden que no respiremos, pretenden robarnos violentamente el derecho a pensar y a organizar nuestro futuro, arrebatarnos nuestras esperanzas y sumirnos en el terror, la paranoia y el miedo.

Sin embargo, solamente han sembrado razones que nos dan la certeza de que no nos hemos equivocado, que esto tiene que cambiar, que lo vamos a construir. Y éste es un parcial recuento de la represión. Seguimos contando a nuestros presos, a nuestros asesinados y a los pueblos y personas que la sufren de otras maneras en otras partes del mundo, en otros lugares, que luchan y resisten para construir un mejor mañana, sobre todo, con la falta de justicia, la amenaza y la militarización.

Por eso, vamos a hablar de todos nuestros compañeros presos de Oaxaca, porque ellos son parte de la lucha que se ha emprendido en Oaxaca, en otros tiempos, en otros momentos históricos del estado, no sólo en 2006. Actualmente, en Oaxaca, se encuentran 25 compañeros luchadores sociales de diferentes contextos históricos en Oaxaca, encarcelados todos por motivos políticos.

Quince de ellos se encuentran en la penitenciaría central de Santa María Ixcotel; en el penal regional de Pochutla, tres compañeros; uno más en la penitenciaría en la Villa de Etla; y cuatro más en el Penal de Tehuantepec; dos en el penal de Tlacolula de Matamoros. Cada uno de ellos pertenece a una lucha concreta por justicia, libertad y otras demandas de los pueblos de Oaxaca.

Juan Manuel Martínez Moreno fue detenido recientemente, en octubre del 2008. Víctor Hugo Martínez Toledo lleva dos años encarcelado —desde el 3 de noviembre del 2006—. Miguel Ángel García, dos años encarcelado. Pedro Castillo Aragón, seis años encarcelado. Son compañeros que se asumen como integrantes de la APPO. El primero, Juan Manuel, detenido en octubre del presente año, acusado por la PGR y la Policía General de Justicia del Estado de haber asesinado a Brad Will, en octubre de 2006. Se ha ganado el apoyo del pueblo oaxaqueño, quienes sabemos quiénes fueron lo asesinos. Sin embargo, el compañero está juzgado por un delito que él no cometió.

Víctor Hugo y Miguel Ángel fueron detenidos en el 2006, específicamente el 3 de noviembre del 2006, después de la batalla ganada el 2 de noviembre por el pueblo oaxaqueño en contra de la Policía Federal Preventiva, que había militarizado el estado. Pedro Castillo Aragón fue detenido en el año 2002, pero su organización ha sido activa durante las movilizaciones del año 2006, y ha participado en la APPO.

Agustín Luna Valencia, Eleuterio García Hernández, Álvaro Sebastián Ramírez, Urbano Ruiz Cruz, Cirilo Ambrosio Antonio, Abraham García Ramírez, Fortino Enríquez Hernández, Ricardo Martínez Enríquez, Justino Hernández José, Estanislao Martínez Santiago, Ambrosio Martínez y Zacarías Pascual García López llevan aproximadamente doce años de injusto encarcelamiento. Todos ellos fueron detenidos en 1996, acusados de pertenecer al EPR y de haber participado en el enfrentamiento contra el ejército mexicano en la Crucecita de Huatulco, Oaxaca.

Sin embargo, la realidad es que son parte de la larga lista de represiones en contra de los pueblos indígenas que se organizan por una mejor calidad de vida. Todos ellos originarios de diferentes comunidades de la región Loxicha. Se integraron a la lucha social antes de su detención y realizaron manifestaciones en la ciudad de Oaxaca, donde exponían las carencias de la región. La respuesta del gobierno federal y estatal fue la más cruel criminalización, represión y encarcelamiento de más de 100 personas de la región. La tortura y el asesinato en contra de los indígenas de la región, así como la implementación de paramilitares en las comunidades Loxicha, hasta la fecha.

Abraham Ramírez Vázquez, Noel García Cruz y Juventino García Cruz son compañeros de la comunidad de Santiago Xanica. Ellos pertenecen a la organización de Codedi-Xanica. Son los primeros presos políticos del régimen fascista, autoritario, de Ulises Ruiz Ortiz. Su comunidad es activamente participante de la APPO.

José Luis Sánchez Gómez fue encarcelado a raíz de la lucha de la comunidad de San Blas Atempa, ubicada en el Istmo de Tehuantepec. La lucha de esa comunidad se enmarca en el descaro de la cacica priísta Agustina Acevedo, quien manejaba completamente la vida política de la comunidad, a raíz de su relación estrecha con el gobierno priísta del estado de Oaxaca. Esta situación originó un gran movimiento por la salida de la cacica y los priístas, así como la toma del palacio municipal y la instauración de un ayuntamiento popular. Ese movimiento, que tomó más fuerza a finales del 2004 y 2005, fue un primer ejemplo de que un año después despertaría el pueblo oaxaqueño y desembocaría en el movimiento popular del 2006.

Amado Castro López, Nicasio Zaragoza Quintana y Edmundo Espinosa Guzmán son defensores de la asamblea de su comunidad de Guevea de Humboldt, en Tehuantepec. Se encuentran recluidos en este penal por defender la vida comunitaria. Tienen actualmente las sentencias más altas en el estado: a 80 años de prisión. Son tres personas de edad avanzada, tienen 60 años de edad. El penal en el que se encuentran es de las más malas condiciones de vida para los presos, así como para todos los familiares y amigos que visitan a estos compañeros. Se les ha orillado al aislamiento. Sin embargo, creo que parte de eso es hacer difundir día a día el caso de todos estos compañeros.

Ofelia Domínguez Guzmán y Germán García Andrés son dos compañeros que se encuentran recluidos en el penal de Tlacolula de Matamoros. Estos compañeros han defendido el terreno comunal en Oaxaca, y se han atrevido a decir que la tierra comunal es de todos. Y, por tanto, han formado una colonia con otros tantos colonos. Formaron la colonia que se llama Yagay, en Tlacolula de Matamoros. Sin embargo, existe un cacique que presenta títulos de propiedad del 2006, cuando este asentamiento de la colonia se ha dado en el 2002. Y los tienen encarcelados por despojo de tierras, presentando un título de propiedad a tres años después de haber sido ocupado este terreno comunal. Entonces, estos compañeros se encuentran presos en el penal de Tlacolula.

Otra parte de la que quisiéramos hablar, en resumen, de la represión que vivimos en el 2006, en el movimiento social en Oaxaca, es toda la violencia con la que se nos reprimió durante las marchas, durante los plantones, durante las barricadas. El 14 de junio del 2006, fue la primera represión al movimiento magisterial en Oaxaca, en donde el gobierno del estado de Oaxaca mandó a reprimir a los maestros. Pero, después de esa represión, salió toda la gente a defenderlos y se formó el movimiento popular en Oaxaca, donde todas esas luchas que estaban atrás: por defender la tierra, la dignidad y el modo de vida propio salieron y brotaron a la espontaneidad en el 2006.

Después de esa represión del 14 de junio, vino el 27 de octubre, cuando en las barricadas dispararon a varios compañeros: asesinaron a tres el 27 de octubre, entre ellos al camarógrafo de medios independientes Brad Will. Y, al otro día, mandaron a la Policía Federal Preventiva a sitiar todo el estado de Oaxaca.

Después de esta represión del 27 de octubre, el 2 de noviembre intentaron también reprimir Ciudad Universitaria para desmantelar la radio. Sin embargo, tampoco lo lograron. El 25 de noviembre del 2006, fuimos violentamente reprimidos en una marcha y fueron más de 140 compañeros detenidos y enviados a Nayarit. Todos torturados y todos violados en sus derechos humanos.

Aparte de eso, hubo compañeros que fueron asesinados durante el movimiento social en Oaxaca, a pesar de que nuestra lucha era justa y pacífica. Parte de esos compañeros son los que vamos a hacer mención.

Asesinados en Oaxaca. No bastando el cobarde encarcelamiento, la persecución y la desaparición contra los luchadores sociales, el sistema del gobierno actual que defiende a sangre y a fuego el sistema económico de explotación y saqueo, se sacia de nuestra vida de nuestros compañeros y nuestras compañeras y compañeros luchadores sociales.

Once compañeros asesinados de la Región Loxicha, la matanza de Agua Fría, un compañero asesinado en el Ayuntamiento de San Blas Atempa, 26 compañeros asesinados por la policía durante el movimiento popular reciente del pueblo de Oaxaca, en el 2006. Dos compañeras asesinadas recientemente de La Voz que Rompe el Silencio. No olvidamos. No perdonamos. Justicia para todos y todas ellas y ellos.

Compañeros, para finalizar nuestra palabra, en este espacio queremos denunciar una muestra más de la represión anunciada. El 12 de diciembre, aproximadamente a las 11:30 de la noche, el compañero Angélico Solano Jiménez, comunero de Benito Juárez, Municipio de San Miguel Chimalapas, Oaxaca, fue amenazado de muerte por Rosendo Díaz Pérez que se dijo enviado de Pedro Díaz, que es ejidatario del poblado de Díaz Ordaz, y Vicente Díaz originario de Cerro Baúl, perteneciente a Benito Juárez. La comunidad de Benito Juárez, de la cual el compañero Angélico Solano Jiménez es originario, se ha conocido en la zona y fuera de ella por su larga lucha en defensa de su tierra y su territorio, de su selva y sus recursos naturales, que se encuentran en la zona Chimalapas, que es una de las reservas más importantes a nivel mundial.

Por esta razón sabemos que dicha amenaza se enmarca en la respuesta de los talamontes, que no han podido saquear libremente la madera de toda la región. Responsabilizamos a Pedro Díaz, a Vicente Díaz y a Rosendo Díaz Pérez de cualquier agresión que pueda sufrir el compañero Angélico Solano Jiménez y la comunidad de Benito Juárez. Hacemos un llamado a estar atentos de esta situación y denunciar a las personas que han amenazado a los compañeros, que defienden y cuidan los recursos naturales de su región, de su comunidad y de sus pueblos.

Y que, al igual que muchos otros tantos pueblos de Oaxaca y del mundo, luchamos por la libertad, la justicia y por defender un modo de vida muy nuestro, propio. Que queremos que ya nos dejen vivir en paz, pero con justicia. Justicia y Libertad para el pueblo de Oaxaca. Justicia y libertad para los pueblos de México y el mundo.

Voces Oaxaqueñas Construyendo Autonomía y Libertad (VOCAL).