Comunicados

Invitación al Encuentro Intercontinental por la Humanidad y contra el Neoliberalismo. (1996)

Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

México, mayo de 1996.

Al planeta Tierra (o lo que quede de él):Reciba usted los saludos protocolarios y los etcéteras de rigor. Queremos invitarlo al Encuentro Intercontinental por la Humanidad y contra el Neoliberalismo. Para lograrlo, hemos ideado este ingenioso esquema que, sin importar si usted acepta o no, le hará pasar un rato de sano esparcimiento. Le rogamos que siga las instrucciones rigurosamente. De nada. Nos vemos al final de la carta (usted se puede ahorrar sonrisas e indignaciones si se brinca todo y sólo lee la posdata final) o al principio del encuentro.

Atentamente.

Por la Comisión Suprema, Aleatoria, Intergaláctica e Hipernacional de Invitaciones Serias y de las Otras (CSAIHISYDLO).
El Sup Marcos.

Instrucciones para leer la invitación-convocatoria al encuentro Intercontinental por la Humanidad y contra el Neoliberalismo.

Primero.- Marque con una florecita el modelo de invitación-convocatoria que más le plazca:

Modelo A.- Invitación-convocatoria con (relativo) rigor teórico (para quienes exigen argumentos y razones) ­
Modelo B.- Invitación-convocatoria Seria y Formal (para personas ídem) ­
Modelo C.- Invitación-convocatoria Confusa (para engañar al enemigo) ­
Modelo D.- Invitación-convocatoria abreviada (para quienes tienen prisa) ­-
Modelo E.- Invitación-convocatoria Excluyente (para gorrones, policías, orejas y colados) ­

Segundo.- Lea la invitación-convocatoria que corresponde al modelo elegido.

Tercero.- Marque con una nubecita la respuesta elegida a las siguientes preguntas:

1.- ¿Acepta usted la invitación-convocatoria? Sí­ - No­ - No sé­ -  Otros­
2.- ¿Piensa usted asistir al encuentro? Sí­ - No­ - No sé­ -  Otros­
3.- ¿Cree usted que merecemos ganar? Sí­ - No­ - No sé­ -  Otros­

Cuarto.- Hecho lo anterior, doble con cuidado la invitación-convocatoria y hágase usted un gracioso gorrito, regálelo a un niño o niña, o póngaselo en la cabeza y sueñe lo que más le guste.

Quinto.- En realidad ya se acabaron las instrucciones; sólo ponemos la quinta para romper el par y hacer un callado homenaje a la asimetría.

Es todo. Buen Viaje.

Atentamente.
Por la Comisión Suprema, Aleatoria, Intergaláctica e Hipernacional de Invitaciones Serias y de las Otras (CSAIHISYDLO).
El Sup Marcos.

NOTA: A continuación, los diferentes modelitos de invitación-convocatoria. Escoja la que más le convenga a su gusto, interés o presupuesto.

MODELO A
Invitación-convocatoria con relativo rigor teórico (para quienes exigen argumentos y razones):


Ahora vemos que el Poder se niega a que sea nombrado su rumbo. Para el Poder, aquellos que lo padecen no tienen derecho a saber cuál es su destino, ni a nombrar el paso mortal que los conduce. Piensa el Poder que, si es nombrado, el letargo que ofrece como presente se hace ineficaz. Tiene el Poder a sus magos sabios, a sus séquitos cerebrales, para escamotear nominaciones. Si es nombrado, entonces los crímenes tienen responsables y dejan de ser un mero accidente histórico. "El Neoliberalismo no existe ­dicen los sabios embrutecidos, es un invento de la izquierda trasnochada que encuentra en esa nominación el cómodo sustituto a viejos conceptos. El Neoliberalismo se reduce a calificativos éticos y morales ­insisten­ y no al rigor científico que permite clasificar, medir, acotar, definir... y volver inútiles los conceptos". No hay que poner al Neoliberalismo en el terreno de la moral y los valores éticos, no sólo porque ahí tiene todo que perder, sino porque precisamente el Neoliberalismo supone la abolición de toda moral y valor ético.

Gritan, se desesperan y mesan sus nobles cabelleras (o el lugar que ocupaban) los grandes sabios: "Dejaos de cursilerías como la esperanza, dejaos de melindres como la defensa de la vida, dejaos de tonterías como la democracia, dejaos de anacronismos como la libertad, dejaos de 'nostalgias por el pasado' como la lucha por el cambio, dejaos de absurdos como la justicia. El Neoliberalismo es un éxito porque el Poder es un éxito". "Tomad, coged el vestido que os ofrecemos ­rezan­, aceptad el lugar en el esquema, no seáis incómodos, no os neguéis a ser clasificados. Todo lo que no se puede clasificar no cuenta, no existe, no es. Os ofrecemos migajas, es cierto, pero algo es. Aceptad la parcela de Poder que mi misericordia os ofrece. Yo soy la mejor de las religiones, sintetizo el nuevo dios y el culto, el misterio y el acto de fe, el sacerdote y el feligrés, la imagen sagrada y el templo; no necesito al otro ni siquiera para que me rinda culto, para eso tengo el espejo que las estadísticas de mi triunfo representan".

"Rebeldes del mundo! Uníos en vuestras derrotas! No tenéis victoria alguna en vuestro ayer. Vuestra nostalgia es sólo de lo que pudo ser. Yo soy el que soy, la repetición eterna. Tomad lo viejo reciclado, imitadme, yo soy el de siempre concediendo el reajuste que un retoque supone, soy lo viejo renovado, la pesadilla de siempre pero con la ventaja de que soy globalizada. Os acepto como rival siempre y cuando tengáis las armas que ya fueron inútiles ayer, os tolero si reeditáis vuestras derrotas de ayer. Lo acepto como un humilde homenaje a mis victorias del pasado. No intentéis lo nuevo, repetid lo viejo, no salgáis de mi lógica, no os puedo digerir si seguís siendo tan incómodos, aceptad vuestro viejo lema de ¡Arrepentimiento o Muerte! ¡Perderemos! "La edad humana, para el Poder, se divide en infancia y madurez. Adulto es el Poder, niños todos los que son dominados. Nos dice el Poder que para dejar la infancia debemos aspirar a ser adultos, a ser parte del Poder. "Ateneos a las reglas, dejaos de sentimentalismos y rebeldías, aceptad mi existencia, no la cuestionéis", susurra el Poder a través del amargo escepticismo de los arrepentidos que confirman la derrota de la disidencia, de los supervivientes del naufragio histórico que reducen a remedo sensiblero el anhelo de ser mejores.

En las montañas del sureste mexicano, en las coordenadas longitud 91 grados y latitud 16 grados del supermercado mundial, una rebelión con sangre mayoritariamente indígena ha desafiado el desencanto presente poniendo un pie en el pasado y otro en el futuro. Los sabios del Poder se han atropellado para proponer camisas y etiquetas: "Son milenaristas, marxoides anacrónicos, escombros redivivos del muro de Berlín, fundamentalistas ansiosos de volver atrás el reloj de la historia, ignorantes del progreso, comprensible rezago en la campaña permanente de eliminación de excluidos".

Pero las camisas se rompen y las etiquetas no satisfacen. Los "pensadores" se preguntan:"¿Quiénes son estos indígenas que no venden ni compran nada? ¿A quién preocupan? ¿Por qué molestarse siquiera en eliminarlos? ¿No se encargará de borrarlos la hermosa máquina del Poder que se llama progreso? ¿Qué hacen estos aborígenes en la superautopista de la informática hablando de dignidad? ¿Qué es eso de "dignidad"? ¿En qué índice de valores se cotiza? ¿Cuál es su balanza comercial? ¿Por qué tanto escándalo en el extranjero? ¿Qué ven en esta minúscula revuelta los australianos, japoneses, norteamericanos, argentinos, ingleses, africanos, italianos, ecuatorianos, franceses, chilenos, palestinos, españoles, israelíes, canadienses, suecos, peruanos, alemanes, dominicanos, vascos, kurdos, daneses, brasileños, holandeses, griegos, colombianos, irlandeses, catalanes, venezolanos, escoceses, guatemaltecos, tailandeses, y hasta los mexicanos? ¿Qué es eso de "la internacional de la esperanza"? ¿Cuántos aviones de combate, barcos militares, tanques de guerra, cabezas nucleares tiene? ¿Qué mercados financieros domina? ¿Quién los manda? Y, lo más importante, ¿cuánto cuestan?"La rebelión zapatista es una incómoda molestia en el vertiginoso camino de la modernidad que convierte a cada gobierno en un gerente de piso, cada riqueza nacional en una mercancía en el estante de las bolsas de valores, cada dignidad en una oferta de mercancía fuera de temporada, y cada historia en un fascículo coleccionable e inútil.

Es necesario construir una nueva cultura política. Esta nueva cultura política puede surgir de una nueva forma de ver el Poder. No se trata de tomar el Poder, sino de revolucionar su relación con quienes lo ejercen y con quienes lo padecen.

El zapatismo no es una nueva ideología política o un refrito de viejas ideologías. El zapatismo no es, no existe. Sólo sirve, como sirven los puentes, para cruzar de un lado a otro. Por tanto, en el zapatismo caben todos, todos los que quieran cruzar de uno a otro lado. Cada quien tiene su uno y otro lado. No hay recetas, líneas, estrategias, tácticas, leyes, reglamentos o consignas universales. Sólo hay un anhelo: construir un mundo mejor, es decir, nuevo.

En resumen: el zapatismo no es de nadie y, por lo tanto, es de todos.

Estas son las ideas centrales sobre las que se levanta la convocatoria al Encuentro Intercontinental por la Humanidad y contra el Neoliberalismo. Es un encuentro, no un congreso. Vamos a encontrarnos y a ver qué madres sale de ese encuentro. No es un encuentro sólo de zapatistas o simpatizantes del zapatismo. Es un encuentro entre quienes dicen o quieren decir su respectivo "Ya Basta!" a su pesadilla respectiva.

Así las cosas, empaque usted su "Ya Basta!" en la maleta, avise a quien haya que avisar que, del 27 de julio al 3 de agosto de 1996, estará usted en las montañas del sureste mexicano encontrando otros "Ya Basta!" para ver cómo echar a andar de nuevo la historia.

Vale.


MODELO B
Invitación-convocatoria Seria y Formal (para personas ídem).


Nosotros decimos nuestro "Ya Basta!" y queremos encontrarnos con el "Ya Basta!" suyo de usted. No haga usted caso de esos torpes intelectuales y los amargos arrepentidos, ignore usted sus recomendaciones y sus burlas. Un encuentro es una fiesta, así que usted puede decir en su trabajo, casa, escuela o desempleo, que lo invitaron a una fiesta y que usted no se tardará mucho, apenas unos días (aquellos en que julio y agosto abrazan sus humedades), que es imposible negarse (porque lo es, ¿no?), que cómo no ir si ahí se va usted a encontrar con... con... con otros! Y, dicen los anfitriones, no es un encuentro para ver quién gana y pierde, o para ver quién es más fuerte y más débil, o quién sabe más y quién menos, o para ver quién es más una u otra cosa. Es un encuentro, dicen los anfitriones, un encuentro para... para... bueno, los anfitriones dicen que hay que asistir al encuentro para averiguar qué es lo que vamos a encontrar, así que hay que ir al encuentro que clarito dice que es por la humanidad, y esa señora se lo merece todo, y es contra el neoliberalismo, y ese engendro también se lo merece todo.

Y entonces usted no tiene más que agarrar su cepillo de dientes, un peine y unas pantuflas, y la persona que lo va a despedir le pregunta para qué son el cepillo de dientes, el peine y las pantuflas y usted dirá, con toda seriedad, que la invitación decía claramente que había que asistir con cepillo de dientes, peine y pantuflas y por algo será que lo ponen en la invitación y claro se ve que la invitación es muy seria y, para que no haya dudas, revise usted su equipaje para confirmar que lleva el cepillo de dientes, el peine y las pantuflas y seguro usted se va a preguntar para qué diablos necesita un cepillo de dientes, un peine y unas pantuflas en las montañas del sureste mexicano y tenga cuidado de no expresar en voz alta esa pregunta y mejor apúrese porque su barco-avión-autobús-bicicleta-triciclo-patineta-o-lo-que-sea está por partir y sería una lástima que usted se perdiera este encuentro, no sólo porque es absurdo perderse un encuentro que es para encontrarse y no para perderse, sino porque entonces no podrá saber usted nunca para qué diablos necesita un cepillo de dientes, un peine y unas pantuflas en las montañas del sureste mexicano y usted se acuerda de que esos zapatistas habían pedido llevar al encuentro continental unos papelitos de colores y un hilo, pero ya se ve que este encuentro es intercontinental y más serio porque ahora piden un cepillo de dientes, un peine y unas pantuflas y los servicios de inteligencia militares y policíacos (que por lo regular brillan por su falta de inteligencia) ya están estudiando qué tipo de armas y explosivos se pueden construir con miles de cepillos de dientes, peines y pantuflas y...

­¡Un momento! ¿Dijo usted "miles"?

­Sí, miles, tal vez los zapatistas planean poner en crisis los mercados financieros de los cepillos de dientes, los peines y las pantuflas, o...

­¡Un momento! ¿Quiere decir que los zapatistas están invitando a miles de personas al encuentro intercontinental etcétera?

­¡Claro que no! En realidad los zapatistas están invitando a millones, pero últimamente su popularidad está a la baja, así que se espera poca asistencia...

Es comprensible que usted sienta una ligera inquietud cuando lea lo de "miles", pero ya está usted viajando en su barco-avión-autobús-bicicleta-triciclo-patineta-o-lo-que-sea y arriba el cielo parece que le dice que sí, que tal vez sí hay mañana...

Para esto, usted ha checado ya que lleva consigo la ponencia que preparó para cualquiera de las cinco mesas que, clarito lo dice la invitación, deberían llamarse...

Modestas propuestas para cambiar el mundo o cómo acabar con el Neoliberalismo de una vez por todas, en cinco mesas de trabajo intercontinentales.

Mesa 1.- ¿Qué política tenemos y qué política necesitamos?

En esta mesa de trabajo pueden haber temas como el de El Poder global, ¿qué puede y qué no? o ése que se llama Un mundo ancho lleno de pequeños nosotros. Caben ideas Contra la dictadura, ¿partidos políticos, lucha electoral, otras formas de lucha? Y también sobre Los muros que levantó la caída del muro de Berlín, o lo mucho que nos falta por aprender, o ¿Qué hacer con las ideologías? Propuestas para ordenarlas, archivarlas, guardarlas y renovarlas. Se tramitan entierros. Ahí puede usted preguntarse De resistencia a resistencia, de tú a tú, ¿cómo vamos a resistir todos nosotros al neoliberalismo? Y reflexionar sobre El poder, ese problema. Por un mundo donde se mande obedeciendo, lo que lo llevará a discutir La lucha autogestiva, la sociedad que se organiza y el muy importante tema de Nuevas formas de hacer y decir la política. Incluso se podría hacer un Panel: La verdadera democracia, ¿es una libertad de elección?, ¿de compra?, ¿o es una libertad de conciencia?, ¿de opinión? ¿O quién toma las decisiones?

Mesa 2.- La cuestión económica: historias de horror.
Esta mesa de trabajo es, en efecto, de horror. Porque aquí podremos responder, Si el neoliberalismo es nuestro enemigo común, ¿de qué manera particular lo padecemos? Aquí es posible que salgan Explicaciones útiles de qué es el neoliberalismo o cómo desenmascarar, entre todos, sus múltiples caras, o aquello de El traje nuevo del emperador o el poder desnudo. Y, puesto que ésta es la mesa de economía, es preciso ver el problema de La deuda. ¿Quién le debe a quién? ¿Cuándo pagarán las grandes empresas, los bancos y los gobiernos las riquezas saqueadas en el planeta a los pueblos que siempre salieron perdiendo? Los horrores no son pocos, ahí tiene usted eso del Libre comercio, ¿de las cadenas? La explotación de exportación, o aquello de La dictadura del mercado libre: la barbarie neoliberal. Y qué mejor horror que Un paseo por el mundo de los negocios: La industria de la guerra y sus mercados. Narcotráfico: El poder que es. (La legalidad como espejismo de la realidad virtual). La legalidad administrada por delincuentes. Robo de recursos naturales (petróleo, uranio, agua, luz, selvas, desiertos, polos, ríos, lagos océanos, seres humanos). El negocio de la salud. La corrupción como instrumento superior de la economía. En economía también hay realidad virtual, ahí tiene usted Los indicadores macroeconómicos ¿mitos geniales de la tecnocracia? Además, ¿Qué hacer con el dinero? Podemos ver, por ejemplo, ¿La sustentabilidad? Vías alternativas de producción, de comercio y otros intercambios, de política fiscal y humanismo. Será esencial saber de quién es La responsabilidad de la pobreza actual en la mayor parte del mundo, (tal vez de El capital financiero, el reino de la usura) y ver Cómo conseguir que las políticas económicas consideren la dignidad humana, así podríamos idear Estrategias para un combate definitivo contra los aranceles del pensamiento y acabar con La avaricia: madre de todos los esclavismos. Habrá que preguntarse si la solución es La optimización de la pobreza, ¿qué la riqueza no alcanza para todos? y no olvidar La caída de Europa del Este en la economía de mercado y los nuevos muros de la pobreza. Por supuesto que haremos un Panel: La política económica al servicio de los pueblos, y no al revés. Tal vez es cierto eso de que Lo pequeño es hermoso: Nueva visita a los viejos conceptos.

Tema 3.- Todas las culturas para todos. ¿Y los medios? De las pintas al ciberespacio
Y, si las culturas son para todos, entonces es necesaria la Libertad de las palabras y gritar, ¿por qué no?, Larga y hermosa vida a todas las lenguas del mundo!, que es otra manera de puentear Poesía y revolución. Y, ya que estamos en puentes y arcoiris, hablemos de colores y veamos si Black is beautiful. Ya sabemos que usted piensa entonces en el jazz y el blues, pero queremos hablar de La música de todos. Los sonidos del planeta. La industria del rock y las vías numerosas de liberarlo y construir un gran Escenario especial para los hermosos sonidos de la música que sea, que sea música y nos vaya a alegrar los corazones. Bailes, trances, audiciones. Se invita a todos los instrumentos naturales que suenen bien. Pero la cultura no es sólo música y palabras, también hay que incluir Las representaciones visuales de la realidad. Artes plásticas fijas y en movimiento. Grabado y video, pintura y cine, escultura y representación interactiva, claro, sin olvidar El gran teatro del mundo y los pequeños teatros que lo rodean. Habrá que tomar en cuenta La filosofía y los pueblos y, por supuesto, los temas que se refieren a Ciencia, crecimiento y libertad: El know how para la paz de todos; la ciencia no es una religión; todos los caminos que llevan a la salud general y personal son buenos; que el avance científico obedezca a las necesidades de los pueblos. Es necesario reconocer que hay Resistencias creativas contra el sometimiento cultural. Ladrillos para lapidar las hegemonías (medios alternativos), y que hay que reivindicar El derecho al deleite, al trabajo libre, a la pereza, al plagio agradecido y generoso. Otro tema es el de Los Intelectuales a/ante/bajo/cabe/con/contra/de/desde/en/entre/hacia/hasta/mediante/para/por/según/sin/so/sobre/tras el Poder. Claro que esto no es todo. Es imprescindible referirnos ya a los medios y al tema de la comunicación y eso es muy grande. Usted estará de acuerdo en que algo importante es la relación entre Los medios y la información: Si la realidad es rentable, entonces es. La verdad como mercancía. Así que prepare su bolsillo para ir al Supermercado de la comunicación, ¿cuánta verdad y cuánta mentira compra usted? Pero no se trata sólo de gastar, Aprendamos a ganar espacios. Los medios no lo pueden todo. Una mentira repetida mil veces sigue siendo una mentira. Busquemos nuestra Tecnología y poder: La supercarretera de la información como camino de la libertad. Máquinas que los pueblos puedan amar (el conocimiento es poder, poder para la gente). Veamos si es posible pensar en Los medios masivos al servicio de las artes y no al revés, tener Una televisión a la altura de la inteligencia, ver que se encienden los reflectores e iluminan La sociedad del espectáculo: manipulación o liberación. Un mundo donde todos se diviertan. Claro que será más cómodo en La casa del hombre y la mujer: temas de arquitectura y urbanismo. Ah!, y no olvide que Las paredes hablan: graffiti, muralismo. Muchos pensarán que todo esto no es más que Ciencia ficción o intuición futurista. Realizaremos, no lo dude usted, un Panel: La globalización de la cultura: ¿unificación o diferencias en armonía? Todas las culturas para todos, y abriremos una Ventanilla especial para la recepción y demostración de idiomas: se invita a todas las lenguas escritas y habladas. Si no acuden en persona los hablantes, pueden mandar cartas, casetes o inundar el correo electrónico. La liberación de Babel.

Tema 4.- ¿Qué sociedad que es no es civil?
Así que, ¿por qué no mejor que la organicen los civiles y no los políticos o los militares? Para esto Nunca más un mundo sin derechos humanos. Una sociedad que tenga garantizado El derecho al placer y el derecho a la diferencia, ama como quieras, en el que tengan su lugar Todas las liberaciones: Gays y lesbianas, y también, claro, lo tengan Las Mujeres y el feminismo, luchas que no acaban. Ser Mujer, ¿placer o dolor? ¿Una vida digna con igualdad de oportunidades en el trabajo, la política y la cotidianidad? ¿Qué une a las mujeres del mundo? Opresiones Múltiples y Múltiples Rebeliones. No olvidar la anacronía del Poder y Patriarcado. Darle su lugar a lo nuevo, a la esperanza, y a las Cosas de niños. Tenemos que hablar de La chinga de ser joven en las ciudades y en el campo, y también de La tercera edad: sus derechos de antigüedad, respeto a los mayores. El terror moderno nos une a Los sin tierra, los sin casa. Experiencias de invasión, expropiación y recuperación. Cómo recuperar el terreno perdido, en todos los terrenos. Y, con todos, queremos Un mundo con educación para todos. La educación como práctica de la libertad. Escuela en todos los idiomas. Y hay que escuchar a todos, a Las religiones, fanatismo y dominación, tolerancia y liberación, hablar de La conservación de la naturaleza, o sin ella se cancelan los futuros. Habrá que tocar temas dolorosos, como el de La experiencia del exilio político y económico. Los exilios interiores. También de Presos políticos, cárceles, manicomios y otras castraciones, de Mujeres, hombres y niños en el mercado del sexo, sin olvidar El Sida y otras epidemias del Neoliberalismo. Los seropositivos, los nuevos excluidos. Y de aquí ir a La Salud y la alimentación, gratitudes y rencores del cuerpo humano. Sería muy bueno un Panel de Nuevas formas de organización civil. ONG's: lo bueno, lo malo y lo feo. Resistencia civil: barrios, pueblos, ejidos, regiones. El sindicalismo, el derecho a huelga y otras antiguallas. De la explotación del hombre por el hombre a la propiedad del trabajo y sus productos.

Tema 5.- En este mundo caben muchos mundos.

Más acá de la fronteras, Más allá de las fronteras, camina el horror: la Guerra civil: ¿Cómo evitar el infierno? ¿Cómo salir del infierno? Serán necesarias Nuevas alianzas entre organizaciones, pueblos y naciones. O para ser uno mismo sin estorbar ni ser estorbado, amarrar Nuevos nudos para las cuerdas ancestrales. Tal vez es posible Vivir en tierra propia o ser extranjero sin lamentarlo. El mañana no debe ser de Genocidio, etnocidio y otras pestes, hagamos un espacio para Las identidades recobradas a fin de siglo: nuevos retos para la lucha popular, y pensemos en las Nuevas identidades. ¿Vuelta al pasado? Poco a poco se abre la posibilidad de El futuro plural, o cómo debemos entender la igualdad en el siglo XXI, ver a todos lados y reconocer los Usos y costumbres comunitarios. Su capacidad de novedad. Son seres vivos, no los fósiles que quisiera la propaganda del poder global. Las resistencias en el mundo logran un Panel especial al servicio de todas las civilizaciones y culturas que no piensan morir aunque las maten y un Gran panel contra el racismo, la marginación y las fobias contra los seres humanos diferentes. Indígenas de América, de Europa, de Oceanía, de Africa y de Asia. Sociedades mayoritarias, mestizaje, migraciones. Exponga libremente su diferencia.

Abriremos, no lo dude usted, una Ventanilla especial para propuestas y experiencias locales que tengan interés universal: luchas de autonomía, de liberación nacional, de recuperación de territorios, de derechos políticos, lengua, etcétera. Y creo, tendremos que llegar a Propuestas de acción conjunta...NOTA: Es natural que usted se sienta ligeramente indispuesto a pesar de la agradable presentación del improbable temario de las distintas mesas. No preocuparse, en cada mesa de trabajo habrá un apartado especial llamado "Todo lo demás" donde, es seguro, está el tema que usted ve que falta (así que no es necesario que escriba esa carta de protesta que ha comenzado). Además, es seguro que el día de inicio del encuentro ya tendremos un temario más serio.

Y sí, se ve que usted está contemplado y usted leyó en la invitación que en el encuentro cada quien se encuentra con lo que tiene: rollo, rola, pintura, teatro, cine, video, circo, maroma, danza, o lo que sea. C'est á dire, se pueden presentar con un documento, una canción, una pintura, una obra de teatro, un lo que sea, o sólo presentarse con su corazón como ponencia, y usted sabe que habrá una mesa en cada uno de los Aguascalientes que los zapatistas construyeron en las montañas del sureste mexicano y usted no se preocupa por dónde quedan esos Aguascalientes porque la invitación dice que hay uno en Oventic, otro en La Garrucha, otro en Morelia, uno más en Roberto Barrios y el otro uno en La Realidad y la invitación dice que son los nombres de cinco comunidades indígenas chiapanecas y es seguro que llegando a México alguien le dirá a usted a cuál comunidad le toca asistir y le dará un mapa con muchos puntos, rayas y flechitas de colores que, por supuesto, no sirven más que para confundirlo y, para remediar la confusión, alguien irá con usted y le mostrará el camino y en realidad lo que le preocupa a usted es qué quiere decir eso de Aguascalientes pero estos zapatistas piensan en todo y en la invitación viene una posdata que es un glosario de términos y ahí se lee clarito que los Aguascalientes son una mezcla de barco-submarino-avión-carreta-puente y uno no se imagina qué forma tendrá esa mezcla sobre las montañas del sureste mexicano, pero tranquiliza saber que hay una definición para Aguascalientes y hay más definiciones, como la que dice:

Esperanza.- La esperanza es como la vía donde rueda el tren. Todos saben que ahí está y para dónde va, pero se van quedando en las distintas estaciones que hay en el camino. Sólo el maquinista sigue hasta el final, sabe que el camino terminará ahí donde los rieles se unen en un punto. Mientras tanto, no habrá descanso.

Y usted está contento porque ha leído, en los cables noticiosos, que el Sup le hizo caso al Juan o a la Mara y entonces invitó a San Juan de la Cruz, a Foucault, Liechtenberg y Rabelais, que, lo aseguran todas las agencias serias, confirmaron su asistencia el Shakespeare y el Cervantes. Que el Cervantes espera encontrar el brazo que la guerra le robó en Lepanto y el Shakespeare la oportunidad de abandonar el clóset al que lo arrinconó la historia de la literatura universal.

Una agencia desconocida informa que se giraron invitaciones a los marcianos, que nadie sabe a quién se parecen los marcianos, pero (aseguran la Mara y el Juan) lo más probable es que se parezcan a sí mismos y el Juan, la Mara y el Sup se pusieron de acuerdo, sin saberlo, en invitar a todos los que se parezcan a sí mismos y no a otros.

Y usted va viajando y, sin quererlo, empieza a silbar ese tango que se llama Balada para un loco y se imagina que bien puede ser el tema musical del encuentro y usted se acuerda que se alarmó un poco al principio porque la invitación clarito dice que sólo pueden asistir al encuentro los que estén invitados y que se hayan acreditado a más tardar el 7 de julio de 1996 y, antes de que usted lo pregunte, la invitación ya le está diciendo que se puede acreditar en...

Europa: los comités, colectivos y plataformas de solidaridad, así como los representantes de organizaciones sociales, políticas, no gubernamentales y personalidades, se acreditarán a través de las Comisiones Nacionales para el Encuentro Intercontinental de cada país. Estas Comisiones Nacionales harán público, en su oportunidad, los datos de sus centros de acreditación.

USA: Comisión Nacional para la Democracia México-USA.
­Comisión de Enlace Internacional en México.
Canadá: Comisión Nacional para el Encuentro Intercontinental.
Latinoamérica, Asia, Africa y Oceanía: Comisión de Enlace Internacional en México.
México: Comisión de Enlace Nacional.

Y usted ya se acreditó y ya va rumbo a México con un claro objetivo: descifrar el misterio que encierran los miles de cepillos de dientes, peines y pantuflas convocados para encontrarse en las montañas del sureste mexicano, y, créamelo usted, no hay nada más tranquilizador que tener bien claro el objetivo de un viaje.

Entonces, ¿lo esperamos?

MODELO C
Invitación-convocatoria Confusa (para engañar al enemigo).


Este... o sea... es decir... no sé... ¿qué tal si...? tal vez en... puede ser el día...


MODELO D
Invitación-convocatoria Abreviada (para quienes tienen prisa).


Encuentro Intergaláctico. Stop. Usted invitado. Stop. 27 de julio a 3 de agosto. Stop. Año 1996. Stop. Montañas sureste mexicano. Stop. No falte. Stop. Fin y Stop.

MODELO E
Invitación-convocatoria Excluyente (para gorrones, policías, orejas y colados).


Usted no está invitado. No venga. Ni se le ocurra.

***

Cualquier imprevisto no contemplado en esta invitación-convocatoria será resuelto, eso esperamos, de alguna forma.

Es todo. Esperamos que asista usted al Encuentro Intercontinental por la Humanidad y contra el Neoliberalismo.

Vale. Salud y ¡apúrese! La historia tiene prisa (dicen).

Desde las montañas del sureste mexicano.
Subcomandante insurgente Marcos.
México, mayo de 1996.

PD QUE TRATA DE REMEDIAR LA FALTA DE SERIEDAD DE TODO LO ANTERIOR.
BASES PARA PARTICIPAR EN EL ENCUENTRO INTERGALACTICO.

(La convocatoria, pues).

I.- El Encuentro Intercontinental por la Humanidad y contra el Neoliberalismo tendrá lugar entre el 27 de julio y el 3 de agosto en los Aguascalientes zapatistas ubicados en La Realidad, Morelia, La Garrucha, Oventic y Roberto Barrios, en Chiapas, México.

II.- El derecho de acreditación se obtiene por invitación del EZLN. A cada país, incluido el país anfitrión, se le asignarán un número limitado de invitaciones. Los centros de acreditación serán los siguientes:

Europa: los comités, colectivos y plataformas de solidaridad, así como los representantes de organizaciones sociales, políticas, no gubernamentales y personalidades, se acreditarán a través de las Comisiones Nacionales para el Encuentro Intercontinental de cada país. Estas Comisiones Nacionales harán público, en su oportunidad, los datos de sus centros de acreditación.

USA: Comisión Nacional para la Democracia México-USA.
­Comisión de Enlace Internacional en México.
Canadá: Comisión Nacional para el Encuentro Intercontinental.
Latinoamérica, Asia, Africa y Oceanía: Comisión de Enlace Internacional en México.
México: Comisión de Enlace Nacional.

LOS INVITADOS ESPECIALES SE ACREDITARAN A TRAVES DE LA COMISION DE ENLACE INTERNACIONAL. Información Paulina Fernández C.

III.- La fecha límite de registro y acreditación para todo el mundo es el 7 de julio de 1996. El refrendo en México de todos los asistentes acreditados se hará del 20 al 26 de julio.

IV.- En el momento de acreditarse, cada asistente deberá inscribirse en una de las cinco mesas de trabajo, según su interés y decisión. Habrá una sola mesa de trabajo en cada Aguascalientes.

V.- Se propone que en todos los países participantes, incluido el anfitrión, se realicen, dentro del marco del Encuentro Intercontinental, diversas actividades culturales y políticas, como conciertos, foros, cine, teatro, video, foto, pintura. Cada comité de solidaridad en el extranjero promoverá dichas actividades en su país, antes, después o durante el evento central del encuentro, según sus posibilidades. En México, una Comisión Especial se encargará de organizar actos paralelos en diversas ciudades de la república.

Desde las montañas del sureste mexicano, por el Comité Organizador del Encuentro Intercontinental por la Humanidad y contra el Neoliberalismo-México.

Subcomandante insurgente Marcos.
México, mayo de 1996.


Fuente: Página de Comunicados del Frente Zapatista de Liberación Nacional: http://palabra.ezln.org.mx/