Comunicados

Palabras iniciales del EZLN, en la primera sesión de las Conversaciones de Paz celebradas en la Catedral de San Cristóbal de las Casas (1994)

21 de febrero de 1994

Toma la Palabra Juan, Delegado del EZLN.

Delegado del EZLN: En vista de que estamos acá reunidos, el Superior Mediador el Obispo Samuel, y ante ustedes en representación del Gobierno Federal, nosotros queremos manifestarles que nosotros no estamos aquí para pedirles perdón.

Nosotros estamos aquí, para manifestarles los sentimientos del mal gobierno que en México ha existido por más de 70 años. Nosotros levantados en armas, no nos dejaron otro camino de solución, porque lo que ahora el gobierno estaba haciendo era en que él diera salida a sus industrias a intereses, no a los indígenas ni a los campesinos y mucho menos a los obreros, ni se diga a toda la gente que ni siquiera posee tierra, trabajo o algo.

Se pasaron muchos años, en la que se encuentran muchos expedientes, inclusive en el mismo Distrito Federal, desde que nosotros llegamos a plantear las necesidades, no solamente de organizaciones sino de Chiapas, ante los presidentes de la República y nunca se nos resolvió nada. Hasta hoy, no ha habido nada y por eso queremos decirles, que nosotros no veníamos a pedir perdón, sino nosotros estamos aquí para decirles, que se lo digan a Salinas de Gortari, que todo el sistema de gobierno a tratado mal a todo el País y a todo México y a todo Chiapas.

Nosotros ahora también estamos para manifestarles que todos los alzados en armas, como así lo dicen, somos legítimos chiapanecos, cien por ciento campesinos indígenas y ciento por ciento mexicanos, y eso queremos que se los digan a Salinas de Gortari allá en su palacio, que completamente lo que ha dicho y ha publicado, en Suiza y en otros países del mundo, es pura falsedad, pura mentira, que acá en México: su gente está bien, eso no es cierto. Aquí se está comprobando ahora, nosotros los campesinos y el Ejército Zapatista de Liberación de nuestro lado les manifestamos esos grandes sentimientos, y es para darles la prueba real no solamente de Chiapas sino de todo México.

Y no estamos arrepentidos, ni lo estamos pensando, ni vamos a arrepentirnos, porque así nos exterminen en los bombardeos de los aviones modernos que Salinas de Gortari le han otorgado por otros países, pero no para este funcionamiento, como he sabido. Así se pudiera exterminar todo lo que es ahora la selva de Chiapas, pero estamos seguros que otros grupos se levantarán porque padecemos los mismos sentimientos, el mismo desprecio y la misma marginación.

Es por eso que queremos manifestarle Señor Licenciado Camacho Solís que se lo diga en pleno y al público y que el mundo se de cuenta que eso es lo que sucedió, y no estamos arrepentidos ni nos arrepentiremos jamás, ni despistaremos las armas, ni porque nos agarren uno a uno, ni porque nos torture, ni porque nos maten, ni porque nos desaparezcan como lo ha hecho el gobierno.

¿Cuántos dirigentes políticos ahora estén encarcelados, si no era porque se dieron luchas pacíficas? ¿Cuántos desaparecidos, porque esos son los que dirigían a grupos campesinos o grandes organizaciones? Se cuentan por miles, y si la muerte nuestra y de nuestros familiares, es porque los gobiernos realmente no han tomado en cuenta nuestras necesidades y se la han pasado por otro lado. Porque están mejor comprando aviones para que exterminen su población civil, su gente de México y de Chiapas, en vez de darle comida, escuelas, estudio que supere a su México, está comprando bombas como lo está haciendo.

Esa discriminación de toda la parte chiapaneca como lo sufrimos ahora. Eso le pedimos, que en vez de invertir en aviones para exterminar a todos los chiapanecos o mexicanos que eso se invierta realmente en los beneficios de todos los seres mexicanos, lo está invirtiendo en la discriminación y en la violación a nuestros derechos.

Queremos manifestarles, nosotros no somos ningunos extranjeros, nosotros somos campesinos pero con un sentimiento real, con un sentimiento a raíz de lo que ha sufrido todo nuestro pueblo. Y es que por eso ahora nosotros estamos aquí, no para negociar las armas, porque son las que nos dieron ahora luz, y manifestarle al mundo que en México no ha existido la democracia, no ha habido participación por parte de nosotros para que tal fuera el gobierno y tal decisión hiciera.

Nosotros no tenemos ningún estudio, estamos allá marginado, no tenemos ningún grado de estudio, ¿por qué?, no ha salido un licenciado, un abogado, de allá por parte de donde estamos nosotros, ¿cuál ha sido la razón?. Ni siquiera con secundaria. Nosotros, esas son las causas por las que nos levantamos en armas, y estamos dispuestos y no le tememos a la muerte por una lucha justa, y que nuestras demandas sean atendidas, si no es así preferimos morir al pié de lucha, en el combate aunque tenga los mejores armamentos ahora el ejército federal, y aunque hagan lo que hagan con nuestro pueblo, nosotros estamos al frente y no nos rendimos y así nos exterminaran por una justa lucha, hay otro que va quedar y va a decir: aquí levantamos esta bandera. Esos son nuestros sentimientos, y por eso queremos ahora exponer nuestras necesidades concretas, no solamente de Chiapas sino de todo México.


Fuente: Archivo histórico de la CONAI. Forma parte del Documento 430110