CNI-CIG

Plenaria de adherentes en Monterrey. Comandante Zebedeo: Acerca de la organización de la Otra. (2007)

27 de abril de 2007

 

Yo si quiero seguir tocando el punto dos lo que acabamos de ver y después le entro a lo que es mi tarea de estar aquí con ustedes.

No es que les voy a dejar instrucciones como es que le van a hacer, simplemente les comparto también el como hacemos nuestros trabajos, colectivos, políticos, también allá en Chiapas. Nuestra forma de hacer también las políticas, en el estado de Chiapas compañeros con los municipios autónomos también lo hacemos a través de coordinación y en la coordinación se asigna dos compañeros provisionales, quien convoca esa, quien preside, quien coordina, quien toma datos de los acuerdos que se tomen; y ese fruto de esa coordinación no quiere decir que ya es un hecho, todavía siguen siendo propuestas, luego se convoca a una asamblea general, a nivel zona, nosotros le decimos así, a nivel siete municipios, según cuantos municipios compone una zona, en el mío compone siete municipios, se lleva la propuesta que salió en una coordinación de autoridades, en este caso representantes de la junta de buen gobierno hace su coordinación y luego plantean en una asamblea general de zona y ya la asamblea discute si las propuestas del buen gobierno son buenas para el pueblo o no son buenas para el pueblo, pero son propuestas ya directas y la asamblea, pues por supuesto, lo analiza, reflexiona, ve que ventajas y desventajas para nuestro pueblo, si le sirve a nuestro pueblo esa propuesta y si ven que a nuestro pueblo de plano no le sirve, entonces se somete a una consulta, se va de tarea, cada consejo municipal lleva de tarea para consultar con las comunidades zapatistas. Y las comunidades zapatistas definen eso esta bien o eso esta mal y si hay un, ponle que tiene cinco mil habitantes nuestra zona, un ejemplo, si dicen no pues hay cuatro mil habitantes que dicen que si y hay mil que no, por supuesto que se obedece a esa gran cantidad de cuatro mil habitantes que dicen que si, y el otro que no estaba de acuerdo no tiene porque darle la mueca al compañero a la compañera no tiene por que darle mal gesto; está bien, ya lo discutimos que si salió, estamos de acuerdo, dije yo al principio, no pero la mayoría dijo que sí pues, lo obedezco. “Ahora díganme que voy a hacer”, es la primera pregunta de un compañero base de apoyo o de una compañera y asume la tarea y lo hace, cuando digo yo tarea, puede ser trabajo físico o una cooperación económica; y lo cumple.

Y bueno, nosotros allá no nos acostumbramos dar mucho rollo, nosotros no hablamos mucho pues, porque nosotros vemos directamente cuales son las necesidades y claro que en el proceso es diferente porque tenemos que consultar; eso si lleva mucho tiempo. Y en lo que veo ustedes es que les lleva mucho en la discusión y a la hora de ejecución les lleva tal vez cinco años, seis, siete años o nunca. Otra manera como lo estoy viendo, pues yo estoy imaginando pues ya me estaban metiendo un virus en la cabeza porque parece que ustedes tienen computadora y dicen que le entra el virus y que le pasa a una computadora cuando ya hay virus en la maquina, ¿Qué le pasa? Es que como yo no se por eso les pregunto, pues no funciona ya entonces, bueno entonces así entendí de ustedes, así leí el pensamiento de ustedes, y pues yo veo que es muy fácil de como deben de organizarse, tengo entendido que ya tienen una dirección de un correo electrónico donde pueden ser centro de comunicación que convoca a una coordinación para venir a discutir que vamos a hacer ahora, que vamos a hacer esta semana que vamos a hacer este mes que vamos a hacer para el 10 de mayo, que vamos a hacer… bueno para el 10 de mayo si es que tienen madre, yo creo que si, y ya tienen parece que tienen dos o tres compañeros, Lorena y ¿cómo se llama el otro? Rogelio, esos dos compañeros que son los responsables de divulgar la convocatoria o alguna reunión que se pueda celebrar tal fecha para que tengan.

Pues esto, pero no simplemente esos compañeros pueden ser los comunicadores, aparte hay que nombrar uno, dos o tres o cuatro como ustedes que quieran, coordinadores de este grupo, no es que el lleva la dirección, simplemente, pues está volando como una paloma sobre la ciudad de Monterrey, qué problemas hay. Y bueno, esos cuatro según como ustedes acuerden, se dan cuenta las necesidades y proponen, en la convocatoria vemos que hay esto, hay esto, hay esto, y es necesario discutir, pero no toma él la decisión, él simplemente es el ojo de ustedes quien se da cuenta cuales son las necesidades que hay y ya cuando viene la coordinación aquí vienen a discutir meramente las necesidades.

Pues yo estaba yo viendo muy buena la opinión del compañero, que no se me acordó el nombre, que tiene aretes, Jorge, él esta entrando directamente con las necesidades de la colonia y es lo que queremos. Otra cosa que me doy cuenta pues es cómo que cuando entra un virus en el corazón de ustedes queda como una llaga que no se cura, luego hablan, se critican, se autocrítican, y otra vez de nuevo empiezan a supurar pus en esa llaga entonces, pues parecemos niños, compañeros, será porque no tenemos capacidad de quitar ese virus que tenemos en el corazón o no tenemos capacidad, o no queremos; y la invitación dentro de la otra campaña, pues es eso, que tengamos capacidad de entendernos, de comprendernos.

Nosotros tenemos una cultura allá, cuando en un pueblo, una familia o dos familias es bien chismoso, bien criticón, pero sus criticas no es crítica para construir sino es criticón para destruir, invitamos a nuestros ancianos a que pasen a la mesa del presidio a dirigirle palabra a los presentes, según si estamos en una reunión. Y empieza a echar su rollo nuestro anciano, su consejo pues. Y yo estaba dirigiéndome hacia ese compañero anciano que está ahí al lado de ustedes, Víctor si llama él, aquí, y le digo: pues diríjale unos consejos a estos niños ¿ustedes le escucharán? ¿Le harán caso? Porque una cosa es escuchar y otra cosa es hacer lo que escuchaste y si lo escuchaste, como nosotros decimos allá, entra la palabra en este oído de lado izquierdo y sale en el oído de lado derecho, entonces pasó directo y no entró en el corazón.

Entonces los invito entonces a que la palabra de un compañero cuando es bueno, entonces tratar de meter en el corazón y si nuestro corazón sentimos que esta haciendo así pero de coraje, de odio, de chisme, de envidia, de burla de etc., pues entonces yo creo que en ese tiempo ya los curitas ya no dan confesión, pero nosotros mismos con nuestra propia conciencia hagamos esa reflexión, que si me voy a seguir siendo así como soy no puedo avanzar, no puedo llegar, mi lucha no va a servir.

Otro trabajo que, como hay compañeros adherentes y simpatizantes individuales, aquí yo, aquí tengo mi dibujito para ustedes, o sea hay compañeros, colectivos pero también hay compañeros simpatizantes y adherentes individuales ese compañero individual, tiene la obligación, si de veras es adherente, hablar con un obrero, hablar con un maestro, hablar con un colono: compañero la situación esta así, hay un sistema capitalista, se llama neoliberalista, están globalizando, para chingarnos, para callarnos la boca, para matarnos, nos quieren incluso, sepultarnos vivos, y necesitamos luchar, pero no estamos luchando para que otros lleguen al poder, estamos luchando por una libertad, por una causa justa. Y yo siento que si un compañero, hay compañeros, compañeras adherente individual, pues tiene esa tarea, ahorita es uno, mañana es dos, pasado mañana es tres, traspasado mañana es cuatro, la otra semana es cinco, dentro de otro mes es seis, así podemos multiplicarnos, así empezamos nosotros compañeros.

Ahora si ya le voy a entrar a lo que es el plan nacional de lucha. Pero quiero empezar, nuestra palabra es siempre compartir nuestra experiencia de lucha allá y de esa manera creo que ustedes pueden empezar también, nosotros empezamos muy pocos, vuelvo a decir lo que ha sacado en comunicado el compañero Subcomandante Insurgente Marcos en que empezaron con seis, y vuelvo a decir lo que dije aquí el 10 de Abril del 2007 nosotros los indígenas empezamos a multiplicar, llegamos a 10, a 20, a 40, a 80, a 100, a 200, a 300, a 400, a 500, a 1.000, a 2.000, a 3.000, a 4.000, a 5.000, a 6.000, a 7.000, a 8.000, a 9.000, a 10.000, a 20.000, así nos multiplicamos. Empezamos a multiplicarnos dándonos la explicación por qué hay que luchar, nosotros estábamos tan, tan olvidados, tan despreciados, tan humillados, no teníamos derecho en nada, no tenemos derecho para nada en la escuela; les compartía a los maestros de la comarca Lagunera, los maestros de Chiapas cuando nosotros estábamos relacionados ahí, cuando trabajaban en las comunidades zapatistas, llegaban los lunes en la tarde, trabajaban el martes, el miércoles y el jueves, el viernes esta regresando, el sábado luego llega la quincena igual cada martes llega o lunes y como ya es quincena, el pretexto de los compañeros es: pues ya voy a salir porque es mi quincena, pues ya voy a salir el jueves porque tengo que ser puntual para cobrar mi quincena, ¡ah! pero en el trabajo no, por eso nunca tuvimos avance de entender el libro pues, pero hay algo que pudimos entender muy grande es lo que ustedes no pueden, ustedes no les cuesta donde acomodar una coma, donde acomodar un punto y aparte, donde acentuar una palabra, y nosotros en la práctica, leyendo, el pueblo si sabemos acomodar coma, pero en el libro del pueblo sabemos acomodar punto y aparte, punto y seguido, leyendo el libro del pueblo y sabemos poner palabras en cursivas, entre comillas, leyendo el libro del pueblo, o sea así empezamos pero bueno fuimos despreciados entonces empezamos de cero, entonces no hay educación.

No hay salud, ni hablar, si había IMSS, Coplamat, que así se llamaba las clínicas, llegaban doctores novatos que no sabían curar y si había enfermeros, enfermeros borrachos y si había doctores, doctores borrachos y si llegamos a consultarnos en la clínica porque queremos curarnos con nuestra enfermedad que tenemos, a pos como tú eres indígena espérate, estoy atendiendo un hijo de un ejidatario, estoy atendiendo un caxlán, o sea un mestizo, tú que eres indígena a ver si te toca hoy o mañana y tenemos que caminar dos, tres días para llegar en una jodida clínica del gobierno y no nos atendían. Varios compañeros, compañeras se quedaban en el camino no para descansar, sino para descansar eternamente, se morían en el camino, las compañeras embarazadas se morían en el camino, varios niños se morían, varias mujeres se morían por esa enfermedad y eran enfermedades curables vimos esa gran injusticia.

Luego viene el asunto agrario todas las comunidades indígenas tenían creo, que este gran bonche de archivos en la reforma agraria por meter tantas solicitudes, si es que los archivaran o si no tal vez los quemara, los mandaban a la basura no creo que lo usaban para la letrina porque no creo que usen ese papel, pero es como si lo usaran. Varias veces fuimos en las oficinas de la reforma agraria haciendo gestiones de manera pacifica y siempre fuimos maltratados en sus oficinas; cuando llegábamos a dejar una solicitud nos decían: no pues que no está el ingeniero, pues que no está, bueno entonces vienes en la otra semana, y luego llegamos, que no está el licenciado, regresábamos pero estábamos gastando un chingo de dinero, un chingo de dinero para nosotros, 100, 200, 300 pesos y luego nos dicen que regrésese en tal fecha, pero dentro de un mes llegamos, pues que el ingeniero está comisionado, así fuimos engañados; y luego los malditos candidatos para presidente municipal, diputado local, federal, y gobierno federal les decían a los ejidatarios: compañeros yo voy a ser el gobierno de ustedes porque mi papá fue campesino, soy hermano de ustedes, por lo tanto, cuando voy a ser el gobierno, les voy a resolver sus problemas y pongan su solicitud, expongan las necesidades que tengan, si tienen problemas de salud, de educación, de escuela, de carretera, de drenaje, de luz y etc. Métanlo aquí y denle a mi secretario y yo cuando estoy en el poder les voy a resolver sus problemas; y ya cuando está en el poder olvídate compañero, llegamos en sus oficinas, pues somos objetos, somos asco para ellos, o sea para ellos valía mas pues entonces un perro, porque si los perros les dan educación y buenos alimentos y en cambio nosotros los indígenas donde tenemos que sacar nuestro maíz y fríjol para el alimento de la familia, si teníamos que trabajar en los ranchos, trabajos duros, nos pagaban a cinco pesos, a tres, a cuatro, a cinco máximo, y no es que pagaban en ese momento ya trabajado se tiene que ir hasta donde vive el patrón y el patrón es bien mañoso, te invita una copa de trago, luego otra copa y ya si el pobre indígena es muy adicto ya le dice no pues te di dos copas de trago, te di tres copas de trago, entonces ya no te voy a dar completo tu salario ya va a haber descuento.

Imagínense esa discriminación tan fuerte. Pues la justicia ni hablar, cuando nosotros nos organizábamos para tomar tierra con nuestra fuerzas, pues llenaban de seguridad publica a 500, a 800 a 1,000, 1,500 en nuestros ejidos, estábamos tan humillados. Entonces vimos esta situación tan extrema, tan crítica la situación de los indígenas. Entonces empezamos a hacer trabajo, desde abajo, fuimos organizándonos uno por uno y los compañeros quienes se adhirieron igual como ustedes, los que se metieron en esta organización no dudaron, creyeron los que le decíamos de las platicas que les dábamos, como así, como tan no dudaron de entrar en la lucha zapatista, no dudaron también de ofrendar su vida pues daban este movimiento con su cabeza, es verdad, si hay que luchar hay que enfrentar la muerte.

Fue así, entonces, cuando ya somos 100, ya somos 200, empezamos a hacer nuestro trabajo colectivo para conseguir algo para la lucha armada, cuando les digo lucha armada no les estoy diciendo que ustedes compren armas les estoy diciendo nuestra experiencia de lucha y bueno ¿Cómo le hicimos? Es mi pregunta ahora pues ya no me acuerdo bien pero pudimos encontrar dinero para comprar nuestros radios de comunicación, nuestras baterías, nuestras antenas de radio, nuestras balas, nuestras armas, y cada compañero pues tenía que aportar un poquito de dinero, o trabajo, o tenía que ir a buscar un trabajo desde lejos del lugar para poder alcanzar su cooperación, para poder conseguir lo que necesitaba para la lucha, no solamente aportaba un día, a veces quince días, veinte días. Y llegó el uno de enero del 94, estuvo bueno compañeros, le dimos el mensaje: que ya estábamos tan aburridos en nuestra casa, entonces ya hay que ir a bailar, así le dijimos a nuestros pueblos o sea, para el pueblo fue una fiesta empezar la lucha armada. Entonces, días antes del 1 de enero, pos entonces se organizaban fiestas se convivían carne de res, de pollo, se convivían atoles y convivíamos música y bailábamos pues estábamos tan claros que íbamos a morir, pues entonces si hay que divertir, decíamos, entonces hay que morir bailando, hay que morir luchando, pues era increíble, pues que nosotros íbamos a poder, porque en los ranchos ni siquiera te dejaba entrar el dueño del terreno, ni siquiera un milímetro ni siquiera dos centímetros, si entrábamos ahí tantito nos corrían a balazos la verdad nos tiraban. Luego salieron una pregunta: ¿será que vamos a poder contra el gobierno si tiene mucho poder, tiene muchas armas, tiene muchos soldados y nosotros tan desnutridos que estamos? No podemos, y bueno, lo que les decíamos compañeros, es bueno ser flacos que ser gordos, porque un gallo si puede volar al otro extremo en cambio un marrano si quiere volar al otro extremo que pasa? Por su propio peso se fractura, entonces sí estábamos flacos, tan desnutridos, tan flacos, pero gallos.

Entonces, la sorpresa que nos llevamos es que al disparar una bala salieron huyendo, los dueños de las tierras salieron huyendo, sus carros dejaron abandonados, entonces en un dos por tres llegaron camionetas de diferentes modelos antiguos y recientes, y luego se presentó otro problema pues si hay carro pero no sabemos manejar. Quedaron miles de cabezas de ganado y le dijimos a nuestro pueblo: ora compañeros ahí quedó el ganado a comer carne a discreción, y ya luego se empezaron a presentar las diarreas porque ya fue exceso otra vez. Entonces ya era razonable hacer más fiestas, por que ahora si hay con que, ahora ya hay tierra.

Y un marzo del 94 entonces empezamos a hacer una asamblea: tal pueblo qué terreno quiere o qué te gusta trabajar, compañero de este pueblo escoja el terreno en donde te guste trabajar. Entonces, así fueron asignando sus ranchos donde iban a vivir los compañeros, pero bueno, ya ranchos ya fue un pasado, ahora tenemos que inventar el nombre de ese terreno, pero hay que recordar compañeros caídos del uno de enero del 94. Entonces hay que nombrar así nuestros nuevos centros población; entonces ya se crearon muchos nuevos centros población. Y también les aclaramos a los compañeros: ya hay estas tierras restituidas, nosotros no estamos robando tierra, no estamos quitando tierra, estamos restituyendo tierra porque es de nosotros, fueron de nuestros abuelos, por lo tanto, por derecho nos corresponde y les aclaramos que esta tierra recuperada no es para pensar hasta trabajar individual, hay que pensar esta tierra es colectiva, es para todos no para unos, aunque una familia haya dado una vida no puede decir que es mío esa tierra, no.

Después de enero del 94 vimos que un caído, fue un orgullo, él que dio su vida, un compañero miliciano , base de apoyo que dio su apoyo fue un orgullo, fue una alegría, porque vivió mas aunque dio su vida y su vida es mas eterno porque su nombre quedó en los nuevos centros de población.

Bueno eso es a nivel local y luego se presentaron otros problemas… híjole compañeros pues ya hay un territorio grande, que necesitamos hacer otra cosa, porque bueno, controlaba un municipio oficial, ahora se supone que nosotros somos rebeldes empezamos a hacer esta guerra y que no tenemos porque hacer contactos con instituciones del mal gobierno; tenemos entonces que hacer nuestro municipio autónomo, entonces se abre otra etapa de lucha, tal vez la segunda etapa de lucha, el segundo proceso de nuestro caminar desde uno de enero del 94. Entonces nombramos nuestros consejos, pero no solamente hay que nombrar consejos, hay que nombrar comisiones de nuestras demandas, sabemos que el gobierno nunca nos va a resolver estas demandas, entonces hay que ir resolviendo, nosotros tenemos que resolver esta solución, el gobierno nunca nos va a dar lo que queremos, tal vez sí por un rato pero ya cuando pasa, ya se le olvida. Entonces ya fuimos nombrados comisión de salud, comisión de educación, comisión de producción, comisión de honor y justicia, comisión de mujeres, comisión de tierra y territorio, ya una vez establecidas las comisiones ahora que vamos hacer, bueno yo ya soy comisión pero ni se leer, ni se escribir, no se que es plan, no se que es iniciativa, no se que es propuesta, entonces empezamos a investigar un caminito; es como cuando caminaron los mayas en ese tiempo de la prehistoria, una lucha nómada, e inventamos nuestros trabajos, qué planes se tienen que hacer para la salud, para la educación, para la producción, para la territorialidad y para la educación. Entonces ya ahora a cada comisión ya tienen sus reglamentos, ya tienen sus planes de trabajo y ya le estamos resolviendo las necesidades de nuestro pueblo, no hay contribución de tierra, no hay contribución de luz, no hay contribución, no le regalamos dinero al mal gobierno, en la escuela cada nuevo centro población y pueblos antiguos zapatistas ya tienen su escuelita como también tienen sus botiquines cada pueblo cuenta con promotor de educación y promotor de salud, cada municipio hay escuela secundaria albergado. No es que el gobierno nos manda presupuesto de alimento de los niños, sale en el fruto del trabajo colectivo de los compañeros bases de apoyo zapatistas, hacemos milpa colectiva, la producción, eso sirve para que nuestros niños se alimenten con la condición de que ese alumno se sienta endeudado para el pueblo, por lo tanto, entonces la educación que se le está enseñando es para el pueblo y por el pueblo, no puede ser para él.

Es así como hemos llegado compañeros, lo que les decía hace rato, nosotros no somos mucho de la palabrería, desconocemos eso, tal vez porque también no es nuestra cultura somos otros, somos diferentes, nuestra forma de ver las cosas, nuestra cosmovisión, pero aun así estamos avanzando y luego junto con la organización social, civil, nacional pudimos derrotar el que gobernó 100 años ustedes saben quien es, 70 años, pero si no hubiéramos levantado en armas tal vez sigue gobernando estos ladrones priístas, no, como zapatistas lo bajamos, pero creemos que es parte de nuestra lucha, ahora lo que soñamos con la otra campaña compañeros, pues es ver al enemigo, a los empresarios locales, a los empresarios grandes, empresarios transnacionales, ver eso, tener en la lupa de los ojos de los trabajadores, maestros, campesinos, obreros, estudiantes, jóvenes, jovenas, lesbianas, homosexuales, sexo servidoras, niños, niñas, ancianos, ancianas, todo el mundo pues, tumbar ese enemigo es el sueño que hay. Y soñar un México diferente con paz, con justicia y dignidad, pero para eso los constructores de la otra campaña, la otra campaña les esta pidiendo que seamos humildes que seamos sencillos, seamos dignos y que luchemos para todos; no vamos a copiar como están haciendo los partidos políticos PRI, PAN Y PRD, tenemos que ser muy otros y para ser muy otros compañeros, es muy difícil, una de las primeras dificultades, lo difícil que es eso, no se ponen de acuerdo, hace falta que ustedes aprendan a hacer acuerdos, a aterrizar acuerdos, ejecutar acuerdos. En la coordinación que yo les veo es que, en una coordinación se puede discutir que plan vamos a hacer para este mes tú, compañero Juan tú vas a hacer esto, tú compañero Alberto vas a hacer esto, tú compañero Ernesto vas a hacer esto, tú compañera Ernestina vas a hacer esto, compañera Claudia, tú vas a hacer esto. Bueno, dejamos una fecha de reunión próxima, bueno el compañero Juan entrega su tarea su compromiso: “compañero no hice porque me emborraché”, “compañero no hice porque me pelié con mi compañera”, ahí se va a salir el pretexto para ver quien habla mucho y cumple, y ver el que habla poco y cumple; y la realidad de aquí es el que habla menos si cumple y el que habla mucho no cumple, es la realidad compañeros.

Bueno ¿alguien esta molesto ya?, bueno gracias.