Comunicados

En La Tesorera, Zacatecas. Comandanta Sandra. (2007)

25 de abril de 2007

 

Bueno compañeros y compañeras, como que ya no veo muchas compañeras, pero están escondiditas. Bueno entonces como ya escucharon, desde que ayer escuchamos pues como está la situación. Decían las compañeras ayer que no, o sea más bien no hay, hay muchos hombres que no lo toman en cuenta las mujeres. Así nos pasó allá en Chiapas, por eso dijimos nosotras también que sí podemos luchar.

Los gobiernos dicen que no sabemos pensar, que no sabemos hablar, que nos han humillado, nos han golpeado, nos han maltratado, pero eso son mentiras ¿porqué? porque también nosotras aunque no sabemos leer, ni escribir, pero sí sabemos pensar, sabemos analizar y sí podemos hacer nuestro trabajo. ¿Porqué digo así? porque así lo hicimos allá.

La liberación que queremos allá o que quieren ustedes aquí también, es para el bien de todas y todos, para el futuro de nuestros hijos e hijas. Porque nosotras somos las más humilladas, las más despreciadas, por ser mujer y por ser indígenas allá en Chiapas y en todo pues. En todos los estados del México las mujeres dicen que no sirven, entonces si dicen que no sirven, pero ven que aquí estamos.

Allá nosotras a veces no pedimos permiso a nadie, a veces no le pedimos permiso a nuestros hombres, nuestros esposos, nuestros hermanos, nuestro papá, porque nosotras vemos pues, la situación de cómo vivimos. De eso entonces, ni mucho menos al gobierno que le vamos a pedirle permiso porque sabemos que sí tenemos pues nuestro derecho, como ya dijo el compañero desde la vientre de nuestra madre, tenemos derecho.

¿Porqué les digo? Porque así como dijeron también ustedes que han sufrido mucho, muchas de las compañeras pues, han sufrido. Les cuento esto porque me ha pasado a mi. He sufrido mucho en las juntas cafetaleros, he ido a trabajar o fui a trabajar ahí, lo vi como es el trato, te pagan una migaja y no alcanza para nada. Y nosotras allá en Chiapas siempre prestamos dinero con los ricos y ese dinero nos da con intereses muy altos, lo más barato que encontramos 15%, entonces mensualmente, entonces eso es mucho.

Como ya dijeron ustedes ni terreno tenemos, ni casa tenemos, ni zapato, ni ropa, tenemos niños y andan así desnudo o desnudos pues. No me da pena decir, porque así crecí, no me da pena decir porque así lo viví, por ser niña y por ser indígena. Entonces ¿a culpa de quién? la culpa del pinche sistema. Cuando era yo niña ni pensaba yo que así sufrían todos los mexicanos y mexicanas, pero sí orita sí me estoy dando cuenta, por eso les digo pues compañeras busquen la forma de cómo luchar, busquemos la forma de cómo vamos a organizarnos porque con esta vida, con esta situación no es vida, para nosotros no tenemos vida, no hay vida pues, para la humanidad.

Pero la vida ¿quién lo va a construir? nosotras mismas. ¿En qué forma? ustedes van a decidir, nosotros y nosotras solo venimos a dejar nuestra experiencia, nuestra forma de organizar. Eso es de nuestro, pero falta también la de ustedes. Como ya escucharon, lo que sí nos vamos a ofrecer nuestro mano, nuestro grito que gritamos, que gritemos pues igual, porque es el mismo dolor, el mismo sentimiento. Nos duele como dicen compañeras. No sé si ustedes han llorado pero yo sí, lloro pero no es porque lloro por gusto sino que lloro por coraje ¿porqué? porque lo estoy viendo pues la vida. Entonces como decimos nosotras venimos aquí a invitarlos a que se despierten o que nos despertemos pues. Al ver como que estamos despiertos y despiertas pero no, es que nos falta.

Entonces compañeras, les invito pues, que organícense, júntense, busquen la forma de cómo podemos sobrevivir. Allá siempre buscamos la forma como ya dijo el compañero tenemos la Junta de Buen Gobierno, tenemos los Concejos Municipales, tenemos los promotores o delegados, están ahí también las mujeres, en la salud, en la educación, en la producción, en los otros comisiones tienen la participación de las compañeras. Allá tenemos un poco de trabajos colectivos como panadería, como artesanía, artesanía es el bordado así como lo traigo, este es el bordado. Tenemos un poco de hortaliza, tenemos un poco de suelo de granja pero no de granjas como venden en la ciudad sino que es de rancho, lo hacemos, lo trabajamos en colectivo ¿para qué? para que así podemos sobrevivir un poco. Una parte para nuestra alimentación y otra parte para que así podamos sobrevivir, ya sea por la cooperación cuando tenemos reuniones, cuando tenemos, hacemos plantones y todo eso, eso es pues lo que estamos haciendo.

Hasta ahorita nosotros vivimos solos y solas, sin el gobierno, tenemos gobierno pero nuestro propio gobierno que mande obedeciendo pues. Eso es compañeras y compañeros. Allá siempre nos llegan a ofrecer muchas cosas, pero como dijimos en 94 ¡Ya Basta! y vamos a estar solos y solas haciendo el trabajo, podemos gobernarnos solos y solas. Entonces hasta ahorita aunque llegan los apoyos, las migajas, cosas caducados como ya escucharon, nosotros no las recibimos. Sabemos cómo sobrevivir y sabemos cómo resistir y sabemos cómo trabajar.

Eso es pues compañeros y compañeras, disculpen si no pude explicar muy bien, no es porque no quiero, tengo ganas de explicar más pero el problema es que no sé muy bien pues hablar así en castilla. Ahí me van a disculpar compañeros, compañeras. Gracias.