Comunicados

En La Tesorera, Zacatecas. Comandante Moisés. (2007)

24 de abril de 2007

 

Con el permiso de todas y todos los ancianitos y las ancianitas me permito dirigir unas palabras.

Pues hoy estamos aquí con ustedes en la Tesorera, con ¿cuántas comunidades?... no pude anotar bien, San Pablo, ¿quién más? Agua Caliente, ¿quién más? La Victoria, ¿quién más?. Bueno, habemos cinco juntados en total, cinco pueblitos. Le llamamos pueblito porque son los que son pueblos. Porque los que no están con nosotros pues no se consideran pueblos pues, por ellos mismos. No lo estamos excluyendo pero ellos se excluyen, y los que estamos aquí somos los que vamos a construir ese México nuevo que queremos

Bueno compañeros y compañeras, después de haber escuchado el dolor que tienen, a nosotros nos llena de rabia también. Quisiéramos ya intentar aquí con ustedes, pero no conocemos bien el situación de donde viven. Sentimos el dolor pero no conocemos bien la forma cómo se han organizado. Ya escuchamos, venimos primero a escuchar que actuar, pero primero nos sentimos orgullosos por el tiempo que nos dan también para que nos escuche nuestra palabra. Ayer iniciamos con unos pocos compañeros. La Tesorera ya los saludé un poquito...

Lo que queremos decir, lo que nuestros compañeros y compañeras del Ejército Zapatista de Liberación Nacional nos manda como delegados a escuchar a ustedes y ya los escuchamos. Igual nos dicen ve, escúchalos y dale la palabra de nosotros y aquí va entonces la palabra de ellos. Ayer les decía entonces que en Chiapas antes de 94 era muy difícil, era digo porque ya hace 13 años, igual como nos tratan aquí, igual, no podemos entrar en las oficinas como dicen, ustedes porque hablan todavía el castilla, pues antes, pues nosotros en 94, tzotzil, o sea que no hablaban el español, igual ahorita si venimos como delegados de los compañeros nos cuesta expresarnos, nos cuesta escribir, por eso lo traemos nuestro equipo de apoyo pues, ellos nos apoyan. Nosotros nuestro único material es la libreta y un lapicero y una bolsa donde carga la palabra de ustedes. Llevamos un poquito más de un mes que salimos de Chiapas ya pesa esto, ya me pesa mucho porque aquí cargo todo el dolor de los pueblos donde he pasado, aquí cargo el dolor de los compañeros. Después de llevar esto, los entrego pues a los compañeros que nos mandaron a nosotros a recoger.

Entonces decía que no podíamos entrar en las oficinas porque no hablamos el español, nos trataban como animales pues. Es la primera vez que escucho aquí en Zacatecas pues, porque apenas estoy entrando además, que hay comunidades que no tiene camino, igual me di cuenta esto, aquí en la Tesorera, estando bien cerca las minas, aquí sacan todos los materiales para el pavimento, para la autopista pues, para el carro de ellos pues, y estuve, pues, en la calle de aquí de la Tesorera y la ven como está. Ya lo vi como están las casas, no entré por falta de tiempo pero ya lo he visto. Igual estábamos entonces en Chiapas, no había carretera, no había electricidad, no había agua entubada, menos agua potable pues. No hay ni servicio de salud, no hay nada pues. No podíamos vender nuestro producto como dicen, como dijo el compañero allá devoluciones igual. Si teníamos nuestro pequeño producto no podíamos vender ni en la calle, los sacan a patada la policía pues, los empleados de los municipios, los mercados solo para ellos, pues, las construcciones solo para ellos, nosotros no cabíamos ahí.

De todo el sufrimiento que, porque nos cansamos también, pero vale la oportunidad de contar en que esa ocasión, pero no fue igual que ustedes entonces. Se lo poníamos pregunta es, como ya escuché el pueblo como están, también les voy a explicar entonces, después de eso, de tanto sufrimiento, pues lo que todos ya saben, nos enfrentamos con ellos pues. Estamos decidido de que pasara lo que pasara, pero antes de eso pues teníamos una organización ya pues, la cuidamos la organización y eso es lo que la experiencia que les queremos dejar es esto. Cómo lo tienen que cuidar ustedes la organización. Ahorita apenas como que se quiere germinar o como que si no.

Armen las propuestas, pero ¿cómo lo tienen que cuidar esto? Una planta tiene que enraizar pa que crezca, pa que resista. Si una planta la sembramos y las ponemos al sol, rápidamente se muere. Y esto es lo que tienen que hacer aquí ¿cómo cuidar pa que esto crezca? Pero para que crezca esto hay que luchar todos, para que el mundo no nos cambie. ¿Cómo se entiende eso de que el mundo no nos cambie? Que el mundo no nos cambie para que no vaya eso como ustedes mimos me lo dijeron, que nuestros muchachos se van a la borrachera, al chupe, a la drogadicción y a las telenovelas como ya dijeron. Dejar todo eso, según para algunos es sacrificar nuestro juventud, si de por sí no tenemos juventud los jóvenes. No sé como es aquí pero yo nunca lo tuve, desde mi niñez nunca la tuve, nunca tuve digamos un cariño, así digamos formal como debe ser porque siempre sufrí desde el vientre de mi madre pues. Porque nosotros no teníamos ni tierra y mi papá siempre salía trabajar por otro lado, entonces no conocí digamos el cariño de un papá, pero no por un papá flojo sino porque la situación así estuvo en ese momento. No conocimos más leche que la leche de mi madre pues, no conocimos todo eso, los indígenas de Chiapas nunca lo conocimos eso y todavía no se sabe que es eso pues.

Entonces cuando decimos luchamos para que no nos cambie el mundo es eso pues, que nosotros valemos lo que somos, los jóvenes y las jóvenes que somos, los ancianos y las ancianas que estamos aquí, las reconozcamos como seres humanos y que se pueda defender. Eso es lo que se tiene que seguir así, porque así lo hicimos en Chiapas entonces. Después de todo ese sufrimiento como digo, no había otra salida, y íbamos decididos había que pasar algo, pero como ves, a pesar de que tienen tanquetas, aviones, todo eso, no nos pudieron vencer. No nos pudieron vencer porque nos organizamos todos, hombres y mujeres, combatimos todos, hombres y mujeres, hicimos una educación desde el pueblo, se puede decir, educación organizativa, que entonces todos enfrentamos, pero no crean que fue fácil esto.

Construimos entonces lo que le llamamos la resistencia. Desde ahí nace ¿porqué? porque si en 94 cuando le mentamos la madre al gobierno, desde ahí se acabó todo, cuando vimos eso pues y dijimos se va a la chingada todo pues. Solamente así y así rompimos, si declaramos la guerra que se vaya a la chingada todo, no podemos decir ¡Ya Basta! y si mentamos la madre al gobierno, después por favor gobierno, por favor presidente deme algo, ya no pues, seríamos hipócrita pues y nosotros somos hombre de palabras, somos mujeres de palabra y lo que dijimos es que dijimos. Pero no crean que es muy fácil enfrentar todo eso pues, después de que digamos ganamos la batalla, por decir así, sigue después lo que sigue entonces ¿qué hacer? ¿quién nos va gobernar? ¿dónde traemos la educación? ¿dónde traemos la salud? Son muchas se les viene a la cabeza pues, y es lo que, con lo quedé ayer un poquito y orita quiero que me hicieran favor que el compa que está ahí en el cuarto que venga por favor.

El llega como el, juguemos a los partido políticos, él de tanta promesa que dicen y todo todo lo que dice, ya sabemos todo lo que es la maña de un político (no vamos a mencionar aquí), entonces llega al poder, gana las elecciones y es el momento que toma la protesta digamos y da un mensaje para el pueblo, entre comillas pues, pueblo entre comillas para él. Entonces a ver como lo (…) y a ver como le respondemos nosotros. Según como fueras un político no de izquierda, como si fueras un político de esos de colmillo negro, de cómo pasarías el pueblo.