Comunicados

En la comunidad Kumiai de San José de la Zorra, Baja California. Palabras del Comandante David. Tercera intervención. 15/04/2007

15 de abril 2007

Bueno, este… compañeros y compañeras, pues si se dieron cuenta, pues también allá vivíamos también en las grandes chingas le decimos, allá por la situación (inaudible) pues, grave también en las comunidades indígenas sobre todo. Y de ahí pues este… los finqueros, los terratenientes y los gobiernos pues nos tenían totalmente en el olvido, en el abandono.

En nuestros municipios, en cualquier parte allí del estado, ahí donde empezamos, donde nos levantamos en armas, pues la gente en los pueblos pues no les llegaba nada de ayuda. El gobierno daba ayuda pero quedaba en manos de las autoridades municipales, los que salían bien ricos son los presidentes municipales y la gente pues quedaba peor en cada periodo de autoridad, entonces decía el gobierno que si esta ayudando mucho a los pueblos indígenas, que ahí se está acabando la pobreza por que el gobierno está apoyando mucho, pero en realidad ese poco apoyo que daba, quedaba en manos de los que se dicen autoridades municipales.

Y así estaba, pasaban años y años y nosotros cada vez pues a la miseria ¿no?

Y luego, pues en las grandes fincas los compañeros, los hermanos campesinos estaban ahí, pues como esclavos, trabajaban para el patrón y producían y daban la chinga día y día y les pagaban una miseria; y los que se beneficiaban eran los grandes finqueros pues.

Pues son algunas de las razones por los cuales pues nos hizo levantarnos en armas porque vimos que ya no era posible pues.

Primero hicimos este… la lucha pues, para resolver, para hacer este… hacernos oír ante las autoridades estatales, federales, pidiendo justicia, pidiendo un pedazo de tierra.

Jamás nos escucharon, así pasaron años y años, lo único que encontramos, pues las cárceles, las persecuciones, los asesinatos y cualquier pueblo, cualquier movimiento, el gobierno los aplastaba pues. Primero mataba a los dirigentes, o si no, lo compraba y los que no se dejan comprar los mataba. Así pues cada movimiento se acababa, así, con la represión, pero en algunos movimientos en los que el dirigente se deja comprar, ay se acaba todo, luego el dirigente dice mejor ya no luchamos, aquí ya no se puede, por que en realidad pues ya encontró algo pues de parte del gobierno. Así se acaban movimientos. Pasaron años y años, no se resolvía nada pues.

Entonces nos dimos cuenta que ya no nos quedaba otro camino.

Los movimientos que eran más o menos honestos aquel tiempo, los acabaron en la cárcel sus dirigentes o sino pues matan como yo les decía y así pasaban años.

Entonces decimos que no hay otra manera para luchar y por eso nos organizamos en armas como ya saben ustedes, en el 94 nos fuimos a conocer, pero en ese año ya éramos bastantes pues, ya teníamos un movimiento pues bastante grande, teníamos formadas las tropas insurgentes, milicianas, en los pueblos, lo que llamamos pues este… zonas, regiones, entonces ya teníamos todo. Entonces vimos que podíamos levantarnos en armas, y nos declaramos pues, nos levantamos en armas e hicimos la guerra en el 94.

Pero en ese tiempo entonces, veíamos que era necesario pues, dar a la luz pública nuestras demandas. Como veíamos que lo que se necesitaba para los pueblos era tierra para los campesinos pues, necesitamos trabajo, necesitamos vivienda digna, necesitamos alimentación, educación, salud, exactamente como decían acá, por que allá no existía nada pues, ni salud, ni educación, pues… ni trabajo, ni se diga porque trabajar solamente para que te exploten allá en las fincas. No había vida pues.

Entonces de esa manera pues, hicimos nuestras demandas. Les decíamos antes son trece puntos por los cuales luchamos, entonces explicamos a los pueblos, y entendieron. Pues de esa forma pues este… nos organizamos a base de nuestras demandas.

Entonces pues este, el levantarse en armas no es tan fácil pues, eso habría que estar dispuestos a rendir o morir. Pero era necesario pues. Así como decía el compañero, no es porque se aloco la gente y quiso pues matar o morir, pues no, fue por una causa pues, las razones sobraban pues, pero sí sabíamos que teníamos una causa justa. Pedir nuestro derecho, exigir nuestros derechos como pueblo, queríamos seguir como pueblo. Entonces esas eran nuestras demandas pues.

Y así hicimos la guerra y ustedes también supieron y luego pues este… los enfrentamientos armados nos duraron muchos días. Pues, se dio el cese al fuego el 12 de enero y luego de ahí empezaron otra etapa, que el gobierno dice: mejor hablamos entonces, pero por la presión de la gente que se movilizó a nivel internacional y luego viene y dice esta bien, vamos a hablar.

Y durante todos esos que llamamos diálogos, jamás encontramos alguna respuesta para nuestras demandas. Llegamos hasta el final si se acuerdan ustedes, que en el año de 1996 llegamos a firmar los primeros acuerdos que es sobre derechos y cultura indígena, allí entraba todo pues.

En ese tema que era una de nuestras demandas sobre derechos y cultura indígena, ahí estaba contemplado todo de lo que ustedes halaron aquí; que tierra, territorio, autonomía, libre determinación, había muchísimas cosas ahí pues.

El gobierno se comprometió, firmo y nosotros también igual por que veíamos que si ganábamos ese punto podíamos mejorar mucho la situación de los pueblos indígenas de todo México, ya no solo el estado de Chiapas, menos solo para los zapatistas.

Si se cumplieran el acuerdo de San Andrés, entonces mejoraría muchísimo la situación de los pueblos indígenas, por que ahí vamos a formar territorios y la autonomía esa (inaudible) en realidad pues en los pueblos, entonces veíamos que si era bueno pues, y lo firmamos y ya saben lo que pasó. El gobierno pues no cumplió su palabra y luego otros niveles de autoridades también no hicieron nada, el Congreso de la Unión, la Suprema Corte de Justicia de la Nación, son los mismos, pues dónde vamos a encontrar solución.

Entonces por esa razón compañeros y compañeras vimos que también aquí pues no vamos a avanzar más, entonces lo que hicimos ahí los zapatistas después de 2001 que se acuerdan que llegamos al Congreso de la Unión todavía para defender ese Acuerdo de San Andrés firmado por el gobierno y el EZLN, fuimos al congreso para exigir que se cumplieran esos acuerdos. Tampoco nos hicieron caso.

Entonces lo que vimos, lo que decidimos entonces, es que era justo de que los pueblos indígenas tomaran en sus manos esos derechos sobre todo ahí en donde son territorios zapatistas, ahí teníamos que hacer a la fuerza, ahí elegimos claro, aquí pues no vamos a pedir permiso a nadie, menos al gobierno.

Ahora vamos a construir nuestra autonomía, vamos formar nuestro territorio, vamos a levantar nuestra autonomía en todos los niveles, vamos a construir, vamos a trabajar en la construcción de nuestra autonomía como pueblo, en lo político, en lo económico, en la salud, en la educación, en otros.

Entonces era la única forma pues, trabajar, trabajar, trabajar; y entramos en resistencia entonces, y dijimos claro aquí pues vamos trabajar, aquí vamos a poner en la práctica, lo que está contemplado en los Acuerdos de San Andrés. El gobierno pues ya sabíamos que no podemos contar nada con él.

Entonces así empezamos poco a poco, entonces es hasta ahora nos llevamos, estamos tratando, intentando pues, construir, fortalecer lo poco que tenemos allá en los territorios zapatistas.

Tenemos formados nuestros municipios autónomos, donde tiene pues la autoridad autónoma, lo que llamamos ahí Consejos autónomos, en los municipios autónomos.

Entonces tratamos poner en la práctica lo que se dice: el mandar obedeciendo, donde dice: el gobierno obedece y el pueblo manda. Así tiene que ser, por que sino va a pasar igual como decíamos hace rato, las autoridades municipales, hacían exactamente como hacen los gobiernos estatales y federales. Deciden ellos y se roban toda la riqueza para ellos y nada para el pueblo. Así hacían las autoridades pues.

Entonces no queremos ya ese tipo de autoridad, por eso el mismo pueblo nombra a su autoridad municipal, para que esa autoridad pues gobierne de acuerdo a las decisiones del pueblo, no puede hacer nada si el pueblo no está de acuerdo, tiene que escuchar a su pueblo, si algo se tiene que decidir en los municipios autónomos, el consejo autónomo, o sea la autoridad municipal, tendría que convocar a una asamblea general o si no por lo menos representantes o autoridades locales de cada comunidad. En la asamblea de autoridades ahí se tiene que decidir y luego se tiene que llevar a consultas a todos los pueblos, si algo se tiene que decidir en el municipio. Entonces de esa forma está trabajando en los municipios autónomos, son los mismos municipios los que nombran a su autoridad. Si alguien no cumple su deber como autoridad, pues el pueblo tiene el derecho de quitarlo y poner a otro. Esta trabajando así más o menos los municipios autónomos. Y dentro de los municipios autónomos y en todo el territorio zapatita, se está tratando levantar los trabajos de la salud, la educación, las cooperativas como dice la compañera, con el fin de poder resistir pues los golpes del gobierno, tratando de organizar a los pueblos, que trabajen el colectivo, que formen su cooperativa, que se organizan para un trabajo, pues son formas de resistencia pues.

Entonces de esa manera pues se van construyendo poco a poco lo que llamamos la autonomía económica en las comunidades zapatistas.

Cuesta mucho trabajo por que no hay recursos, por que no hay medios, no hay formas, pero como quiera se está intentando pues, de esa manera se van organizando, se van fortaleciendo la autonomía en las comunidades pues, en lo político, en lo social si se está dando por que cada comunidad tiene su autoridad, su autoridad local, su autoridad municipal, y ahora en el 2003 ya cuando se formaron los caracoles, se formaron las Juntas de Buen Gobierno y ya es poco grande, por que las Juntas no gobierna un sólo municipio, gobierna una zona entera, una zona que está conformada de muchos municipios. Entonces el trabajo de la Junta de Buen Gobierno es ver toda su zona, ver que se desarrolle pues todos los trabajos, en todos los niveles, esa es su responsabilidad pues como Junta, como Junta de Buen Gobierno. Entones pues la Junta de Buen Gobierno pues también no se elige solo, no se manda solo, sino que tiene que escuchar pues a los municipios y a otros niveles de autoridades que están en los pueblos. Entonces la Junta no puede decidir solo también pues a su antojo, tiene que escuchar las demandas de su pueblo.

Entonces de esta manera se está construyendo pues poco a poco la autonomía en los pueblos, con su propio gobierno, con su propia autonomía en lo económico, en la educación, en la salud. Estamos tratando de que los pueblos, las comunidades, mejoren un poco de su salud, ahora lo que se pueda se atiende pues para los compañeros de todos los pueblos.

Y otra cosa que pasa allá, como lo hemos dicho claramente también, los que viven en territorio zapatista, aunque sean hermanos, compañeros que no son zapatistas, inclusive los que nos atacan, les decimos claro, por ser hermano indígena de la comunidad y por vivir en territorio zapatista, también tiene derecho a acudir a nuestras clínicas, acudir a nuestras autoridades para que pida justicia, y así lo están haciendo.

Entonces los compañeros, los hermanos indígenas ahí que son… les decimos ahí muy gobiernistas, pero como no encuentran más cosas del gobierno, entonces vienen ya con bastante vergüenza a las clínicas a pedir medicina, por favor, dice, no se si me dan entrada aquí por que ya me estoy muriendo, le dicen, pásale hermano, pásale, ahí se atiende parejo. Entonces, cuando sale cubierto de vergüenza, dice, pues aquí están muy baratas las medicinas, aquí me atendieron, así se curan y así sienten algo de vergüenza, pero por otro lado con eso también se concientizan, se dan cuenta que ahí el apoyo, la atención es para todos.

Igual en las autoridades municipales, por que las autoridades que son del gobierno, que están pegados al gobierno, o sea las que llamamos allá autoridades oficiales, allí no les resuelve nada sus problemas. Si quiere resolver sus problemas algún hermano, tiene que pagar a la autoridad, además de que la autoridad municipal está bien pagada por el gobierno pero todavía le pide dinero a la gente pobre, entonces mucha gente no quiere ir allá, prefiere irse con la autoridad autónoma, porque no les cobran nada, les arreglan sus problemas gratuitamente.

Y así, así se está gobernando por allá. Así estamos construyendo un poco la autonomía. Así estamos levantando poco a poco nuestro pueblo, de esa manera es como lo tenemos organizado.

Entonces para que tomen como un pequeño ejemplo de lo que estamos haciendo.

Quisiéramos hacerlo más grande pero todavía no se puede. Es que el trabajo, el proceso de la construcción de la autonomía cuesta mucho, como yo les decía, no contamos con los medios necesarios, los recursos necesarios pues no tenemos, con lo poco que hay, con ese vamos a trabajar, con ese vamos a avanzar y así lo estamos haciendo.

Entonces pensamos entonces que en otros pueblos se puede hacer igual, la única forma, la única manera para que el pueblo de veras empiece a vivir, a construir su autonomía es cuando la misma gente decide lo que tiene que hacer, formar su autoridad y que el pueblo mande (inaudible).

Pero cuando existe lo que ustedes también dijeron, los caciques, creo que también aquí les dicen así, igual les decimos allá, por que allá los caciques son los que se unen al gobierno, están muy de acuerdo con el gobierno, se unen a las autoridades oficiales y son los que están chingando a las comunidades pues, pero si bien que ganan pues, bien que ganan, tiene pues este todo como dicen, traen carro, su buena casa y buen dinero, así son pues, y porque son gente que está pasando información al gobierno y el gobierno como le gusta pues, quiere saber como estamos los zapatistas, le gusta que alguien de información, me das una información, te pago tanto, te doy tanto. Hay muchas orejas pues, hay muchos espías, les llamamos allá, entonces aquí se entienden como orejas creo, están escuchando, van mirando que hay en las comunidades y con ese ganan. Pues así están haciendo allá.

Por eso los caciques existen por todos lados, son los que chingan pues en los pueblos y son los mismos hermanos de la comunidad, somos de la misma sangre y de la misma raza, es un poco vergonzoso pues, que tengamos la vergüenza histórica allá pues, la vergüenza de nuestros pueblos, pero qué hacemos pues, existen, no quisiéramos, pero ahí están, pero eso no nos va a detener en la lucha, mientras nosotros tenemos la razón, hablamos con la verdad, con ese tenemos al fuerza.

Pues es lo que quiero decirles pues, compañeros compañeras, para que se den una idea como nos estamos llevando allá, cómo lo estamos resistiendo allá, porque realmente la situación es bastante difícil también allá.

En primer lugar, hay muchas partes que no pudimos recuperar tierras, en otras zonas, no se recupero nada porque de por si ya no existía nada, en otros lugares sí, se recuperaron las fincas, se recuperaron grandes extensiones de tierras. Y los compañeros están trabajando ahí, pero también tienen otros problemas. Producen en la tierra y no hay donde vender y no hay precio. Todavía no salen pues, de su situación difícil. Hay bastantes problemas pues, pero como quiera pues ay estamos.

En otros lugares de por si las tierras ya no existen, pedacitos pues, en otras partes no se encuentra la tierra por hectáreas sino por metros o por lo que llamamos allá por tareas, una tarea allá le decimos 25 metros cuadrados.

Hay compañeros, campesinos allá, que solamente tienen dos tareas, o sea 50 metros cuadrados, ese es su patrimonio pues, ahí dónde va a trabajar, dónde va vivir, dónde va a buscar su leña, no hay, otros ni un pedazo de tierra tienen, tiene que estar rentando pues, de un lugar a otro para poder sembrar su milpa, es difícil, pero así viven, así estamos, y son zapatistas, y están resistiendo pues.

Allá pues es un poco difícil, como ya les decía hace rato, desde que nos declaramos en resistencia. Allá no le pedimos apoyo al gobierno, allá el pueblo vive de su propio trabajo y del apoyo de los hermanos nacionales e internacionales. Así estamos sobreviviendo, pero estamos seguros que si vamos a salir adelante, aunque cueste pues, cuesta resistir, cuesta trabajar de esa forma, pero de otra manera pues no hay. Como quiera estamos en pie de lucha y queremos seguir adelante, pero ya junto con todos ustedes y junto con todos los demás hermanos que hay en el país, y así lo vamos a hacer.

Entonces así estamos trabajando pues, compañeros, compañeras, para que se den una idea de lo que estamos haciendo allá y esto va seguir adelante, pero si es bien importante pues de lo que hablaron ustedes aquí, de la autonomía, del territorio y es importante consolidarnos porque de esa manera nos va dar identidad, nos va a dar este… fuerza para que nos formamos como pueblo pues. Así lo estamos haciendo también allá. Por eso estamos diciendo que allá estamos en la construcción de nuestra autonomía y lo vamos a hacer, y lo vamos a hacer en todo el país. Todos los pueblos indígenas, todos los pueblos este… como se diga, si son barrios, si son pueblos, si son comunidad, donde sea pero si es importante. Vamos a construir la autonomía de los pueblos, vamos a formar el territorio de los pueblos, para que el pueblo viva, para que el pueblo nadie los chinga, para que el pueblo tenga derechos, para que el pueblo gobierne ahí donde tiene que gobernar, es el mismo pueblo quien tiene que gobernarse y no debe dejarse gobernar por extraños, como decimos, no podemos dejarnos gobernar por extranjeros, por ejemplo nuestro país no tiene que quedarse así como está ahora, estamos gobernados por extranjeros, por que los gobiernos que están aquí, pues no son gobiernos, no gobiernan, gobiernan los poderosos extranjeros.

Pues así no va a quedar compañeros, vamos a… por eso estamos luchando pues y vamos a avanzar.

Pues sería todo pues compañeros y compañeras, de parte de mis compañeros y compañeras pues también dieron su palabra, ahora vamos a escuchar también las palabras de los compañeros del Congreso Nacional Indígena también tienen algo que decir, por que es parte del equipo que estamos recorriendo los pueblos. Ahora si les pido un rato de paciencia para que le escuchemos también quieren dar su palabra pues con nosotros.

Eso es todo compañeros y compañeras, gracias.