Comunicados

En la comunidad Kumiai de San José de la Zorra, Baja California. Palabras del Comandante Eduardo. 15/04/2007

15 de abril de 2007

Pues, compañeros, compañeras, en este momento voy a dar el uso de la palabra al compañero Comandante Eduardo para que nos cuente un poquito también como vivíamos antes y como nos organizamos y por qué nos organizamos y por qué nos levantamos en armas, entonces vamos a escuchar su palabra del Comandante Eduardo.

Buenas tardes a todos, compañeros y compañeras. Gracias a ustedes que nos recibieron en sus casas o en su… bien no se cómo le llaman ustedes donde viven, pero así le llamamos nosotros allá donde vivimos. Entonces este, les queremos contar algunas palabras, o sea, historia de nuestra lucha, cómo empezamos a organizarnos nosotros allá, por esta información que nos dieron a nosotros y a como que nos da mucho coraje, igual empezamos a organizar desde hace mucho tiempo, desde 83, entonces no vayan a decir que somos muy valiente o muy cabrón, no; nos obligó la miseria y la pobreza. Por eso tuvimos que organizarnos tuvimos que empuñar las armas, porque casi parecido como esto, en ese entonce, en ese lugar, hay mucha tierra que son de los finqueros y viven (inaudible) que contienen (inaudible) que estaban trabajando y son de la primera que decimos nosotros, son puras planadas, que dan maíz, frijol, la que podemos sembrar y da la tierra, ¿y quién lo tiene?, los finqueros y los pobres campesinos pues qué van a trabajar, mas que en el cerro, ahí no da nada, entonces empezaron a dar cuenta que no teníamos pues ningún este forma qué hacer, entonces pues gracias a nuestros compañeros que llevó la semilla de esta lucha que nos hizo explicar como podemos luchar, por qué los finqueros lo tienen la gran extensión de tierra, ¿será que no podemos hacer nada?, entonces pero como nosotros de por sí lo estamos viendo porque están en nuestra frente, que si es la verdad, lo que pasa tenemos que hacer en otra forma nosotros, porque no hay otra manera, hicimos con mucha seguridad para organizar la gente, no es como estamos haciendo ahorita que la gente nos puede ver, pero en ese tiempo no se podía hacer nada, teníamos que caminar en la noche para poder hablar con algunas gentes de cada comunidad, uno por uno vamos convenciendo de una y otra comunidad para que pudiéramos entrar a informar como está nuestra situación aquí en México, pero gracias a los compañeros campesinos o indígenas también, que sí entendieron tan rápido, que sí es necesario luchar por que lo están viviendo la pobreza.

Entonces este, así, empezamos a formarnos, que es importante organizarse, pero es, desde el principio tenemos que solicitar gente para que vaya a pepararse, tenemos que formar soldados del pueblo, así, insurgentes y milicianos, pero los jóvenes también están, estaban muy dispuestos, fueron a prepararse y los milicianos se formaron para ahora sí pues que empiece la preparación ¿no?, entonces así fue nuestra historia de nuestra lucha como quien dice que nos obligó a enfrentar pues a este gran enemigo ¿no?, porque los finqueros nunca nos permitía pisar la tierra donde lo tenía ocupado, o sea la finca, no nos dan chance de ir a cortar leña o sacar madera de ese lugar.

Hasta cuentan pues los compañeros, los que tienen más edades, así como los papás o los abuelos, cuentan que cuando entras en esa tierra te da chicote, te corretean, o sea no nos dan chance para, o sea entrarle a trabajar en esa tierra porque es de ellos según. Entonces empezamos a dar cuenta que si es así porque hay una finca cerca donde vivimos nosotros, pues lo vimos que no podemos entrar ahí fácil, entonces lo que hicimos nosotros organizamos, nos llevó como 10 años de preparación para que pudiéramos hacer algo, para arrebatar esa tierra, esa grande extensión de tierra ¿no? decimos, miles de hectáreas, entonces por eso salimos en 94, para demostrar que sí todavía existe indígenas, que sí podemos enfrentar con el enemigo y que sí podemos luchar. Nada más que así como les digo que no era así, era muy clandestino. De repente llegó el 94 y ya se complica ahora sí, que sigue pues ahí, y de por sí saben bien defender sus derechos; ahora, qué pasa en, qué pasa en ese momento, dice el gobierno que no, quién sabe quiénes son esos, a lo mejor son guatemalteco o salvadoreño, o narcotraficantes, no sé, inventaron muchas cosas para que no pudieran hacer nada los, el pueblo mexicano pues, para que no puedan apoyar a ese grupo de indígenas que se levantaron en armas. Entonces ya se vio claro pues que si se pudo este, defender pues nuestros derechos, qué paso, los finqueros salieron de ahí, los dejaron abandonado esa tierra, esa cantidad de tierra lo dejaron abandonado, entonces las pudimos recuperar, ahora qué pasa ahorita, pues, ni ellos pueden entrar ahorita, ya está trabajando, o sea quén está, quién lo esta trabajando los zapatistas, o sea los indígenas pues lo están trabajando, ya no lo dejan entrar el dueño, o sea quien dice que si se logró algo en nuestra lucha, nada más que así este con mucho sacrificio, con hambre, pero ni modo, pero pues se logró algo, así como que nos da mucha, mucho coraje pues o mucho ánimo, así como nos cuentan los compañeros, algunos de, algunos pues que saben como es nuestra miseria en este lugar, o en este estado, no sé pues como llamarlo pues, pero así llamamos nosotros, como que nos da mucha coraje y lo, además o al mismo tiempo nos da este ánimo pues, para luchar, por eso decimos que es muy importante la unidad, en esta unidad podemos apoyarnos, así como dijo el Comandante David, ya se puede decir pues que no están solos, ahí estamos nosotros también, EZLN, ya podemos apoyar entre ambos, ahora como quien dice ya nos encontramos en donde quiera, en cualquier rincón podemos apoyarnos en alguna manera, puede ser en algunos movimientos o en otra forma pero sí les vamos a apoyar, no los vamos a dejar solos, lo que es importante compañeros o lo que es tan (inaudible) para entender es que tengan ánimo pues de luchar, de hacer más organizaciones, de hablar con otra gente que no sabe ahora, de animarlo, de convencer también que si se puede hacer la lucha, así como dijo el Comandante David, no les venimos a decir que tomen las armas ¿no?, se puede luchar pacíficamente, en forma así como dijo que es necesario ver qué es nuestra demanda en donde vivimos, en cada pueblo, para poder hacer o para poder sacar adelante ese que le llamamos Plan Nacional de, o sea Plan Nacional de Lucha, en ese viene diciendo pues que nuestra necesidad, ya podemos defender nuestros derechos, ahí viene el de la autonomía de la tierra, pues defender el territorio, o sea que como quien dice que no van a estar solos, tenemos que defender parejo, por eso nos da ideas, mucho pues, mucho, nos da mucho ánimo de hacer estos encuentros, en estas informaciones, darse intercambio pues, tanto nosotros vamos a dar también nuestra historia, cómo luchamos, o sea como empezamos a organizar para que se den cuenta pues que si se puede organizarse, así más o menos está nuestra organización, y queremos pues que hagan mucho esfuerzo para hacer este movimiento.

Esta es mi palabra, gracias.