CNI-CIG

Reunión con el Partido de los Comunistas. Palabras del Comandante Moisés. (2007)

15 de abril 2007

Compañeros y compañeras pues buenos días, buenas tardes, es que vine temprano. Bueno, pues como ya habló la compañera, el mandato que tenemos de nuestros compañeros, es eso, traerles pues la palabra del sureste mexicano y escucharlos a ustedes.

Como bien saben, pues desde hace ya un buen rato venimos saliendo, pues. Han salido compañeros desde los 1111, desde los 5000, después de los 24, pero pasaban y no había oportunidad de hablar de sentar así, porque ya ves que cuando es en público pues no se puede, y yo creo que lo han entendido así que no se puede, y es como cualquiera, quisiéramos estrechar la mano, darse una sonrisa por ahí, pero a veces no se puede cuando son eventos públicos grandes donde llega mucha gente. Entonces pasaron esas etapas digamos y ahora venimos nosotros, dicen que para quedarnos si es necesario ¿Para qué? para que los escuchemos, para que sí realmente podamos hablar, podamos dialogar, y emprender una lucha conjunta como usted dice.

Nosotros no buscamos nada pues, nosotros no somos como los políticos, nosotros no somos políticos, no somos profesionistas para eso, nosotros somos campesinos que trabajamos la tierra, vivimos de la tierra, vivimos de la madre tierra, no somos profesionistas, repito no somos políticos pues, pero entendemos la situación del pueblo, entendemos muy bien, sé la historia de ustedes, han combatido. Pero no podemos quedarnos ahí, no podemos quedarnos ahí y la invitación es eso que tienen que pensar ustedes, jubiladas o jubilados o próximos y nuestros jóvenes ¿qué nos espera?

Aquí en este pequeño encuentro veo puros, no veo jóvenes pues, y eso a mi me preocupa ¿porqué me preocupa? porque yo soy joven, siento que todos pasamos en esa etapa, y tienen que saber como se sintieron en esa etapa, regresen un poquito, entonces para que nuestros jóvenes se integren aquí en nuestra lucha, porque es la fuerza, es nuestra fuerza, los jóvenes en lo que sigue. Porque si nosotros nos quebramos, por mucho que estudiemos marxita-leninista pues no damos, ya no damos, porque nuestros jóvenes de por sí se nos van a ir, ¿porqué se nos van a ir? porque somos uno y miles son los que desvían, yo no lo digo yo, ustedes lo dijeron, que las maquinitas, que la televisión, que no sé que tanto, que gente en la calle, que su propio maestro, aunque sea su familia pero lo desvían, un papá y una mamá no lo va hacer pues posible que su hijo vaya bien, entonces es mi preocupación y debe ser la preocupación de ustedes, que ojalá que en los próximos, el círculo de estudio que dicen que no sea namas así, que se integren las jóvenes, los jóvenes y las jóvenas que decimos, que se integren más pues, que entienden su situación. Sabemos que es muy difícil, entiendo que es muy difícil, porque la presión de su estudio, la presión económica, es muy difícil yo les entiendo, pero también hay que darle esa oportunidad, decirle que es momento, es esa oportunidad que deben de aprovechar, es este momento que tienen que hacer su historia, como lo estamos haciendo nuestra historia, como lo están haciendo ustedes, pero nuestros jóvenes qué está pasando pues, porque de hecho creo que sí tienen jóvenes y jóvenas ¿o no? Entonces esa es la tarea que les encargaría yo, si es que lo ven ahí y si no es el camino que ven ahí tampoco venimos a imponer porque nosotros, nuestro paso siempre ha dicho no a imponer, no vamos a imponer, solo a acompañar y a hacer un llamado porque así lo vemos desde nuestra realidad. Porque como digo yo no vengo a imponer una idea por ganar un centavito, yo no gano ni un centavito sino que yo solo vengo a hacer un llamado de lo que siento, como ella dice de lo que siente, y lo que sienten ustedes, a hacer uno más fuerte como dice la compañera. Un dedito no puede pero un puño sí, pero dos puños mucho mejor y tres y muchos es lo mejor ¿y eso quien lo va a hacer? nosotros, nosotros lo tenemos que hacer pues. No podemos pedirle a los políticos porque ya sabemos, no podemos esperar de los políticos porque ya sabemos, ya sabemos, no podemos decir que esperemos otro año, o votemos este año por lo menos y ya la próxima a ver que pasa, ya sabemos que no va a pasar nada, ha pasado mucho tiempo desde que iniciaron los políticos y siguen, sigue lo mismo pues.

Entonces, como les decía entonces, los pasos que hemos hecho en la salida de los compañeros esos fueron y ahora venimos nosotros ya para traerles la palabra, la experiencia que hemos hecho entonces en la construcción de la autonomía. Como bien decía la compañera comandanta antes de 94 pues era horrible como dice, no no pues no, es difícil de explicarlo pues, como nos trataban en Chiapas pues es difícil explicarlo, más como indígena, más como mujer y como indígena, de plano pues no se puede explicar ni en media hora ni en todo el día, ni se puede explicar por ese sentimiento muy difícil pues, pero después de eso cambia la cosa pues.

Empezamos a construir lo que le llamamos la autonomía ¿de qué manera? pues formando nuestro gobierno desde el pueblo que decimos, después desde el municipio, más tarde, ahora que hace como 3 años pues ya las Juntas de Buen Gobierno, que es la asociación de varios municipios. En Chiapas geográficamente hasta ahora está dividida, le llamamos nosotros 5 zonas o 5 juntas. Nosotros venimos de la zona Morelia, de la zona zot´z choj, ahí es donde venimos nosotros, y con esa organización empezamos a ver entonces las diferentes formas de como el pueblo se tiene que mejorar, desde la producción, desde la salud y desde la educación, que son como la columna vertebral digamos de un pueblo para que pueda vivir, así llegamos a alcanzar a ver nosotros.

Por más que haya clínicas o medicina ahí en la clínica o en el centro de salud o haya buen centro de salud, si no hay alimentación igual no puede vivir un ser humano y aunque tenga salud y buena comida si no tiene educación, igual como dicen en mi pueblo nos lleva la chingada pues, porque cada quien toma su lado, lo que uno quiere y no hay razón, lo que le llaman aquí en la ciudad el civismo pues, no hay. Entonces, de eso tomamos como puntos entonces para formar digamos el nuevo pueblo que decimos nosotros, o la autonomía, como se llame, no importa tanto digo el como se llame, la cosa es que, la cuestión es que hay un nuevo pueblo que se rige por sí mismo, con sus propias leyes o reglamentos o como se entienda, como también lo entendemos, la cosa es que se está cuidando el pueblo.

Entonces, la compañera decía pues que hiciéramos la experiencia de cómo, precisamente por eso, pero para que se logre eso tenemos que hacer lo que le llamamos nosotros la rebeldía. Hay que ser rebeldes pues, porque si no, pues nunca nos van a ver si somos cabrones como dicen, si alguien, si este compa me quiere retar y si nunca me pongo al tiro pues siempre me va a estar retando, pero si me paro y le digo órale y entonces si me ve chiquito porque él es más grandecito pues, pero pues no sabemos todavía, es cuestión de probar fuerza y eso es lo que hicimos en 94, el pinche gobierno con sus helicóptero, con su tanque, con todo lo que mandó, la historia la saben ustedes, no es necesario que yo les explique cómo estuvo, ¿y qué? ¿qué nos hicieron? salieron cagándose de miedo pues, digo no lo vi pues pero me supongo, entonces nos rebelamos, esa es la rebeldía. Pero cuando decimos rebelde hay que resistir y ¿cómo hay que resistir? no estar pidiendo limosna todavía pues, como decía la compañera, si no hay dinero uno se busca la manera, por ejemplo ella está haciendo su bordado, qué tal si alguien si tuviera hecho, ahorita está en proceso, pero si estuviera hecho que tal que dijera bueno quieren comprar esto para su tortilla o para su adorno. Bueno a lo mejor sí, es la manera como hicimos con nuestros compañeros aliados, se puede decir, de las ciudades y todo eso, es la manera como nos ayudamos para no estar pidiendo despensas con el gobierno pues, porque después del 94 nos mandaba pues despensas, atún caducada o galletas caducada, todo eso, pues ahí en los pueblos donde son netamente gobernistas pues siguen eso pues, leche no se que tanto pues, ya ven que lo que dan para los pueblos nunca es comercial no, LICONSA, es gratuito todo, siempre pues, eso ya sabemos que es de por sí lo que sobra, entonces dijimos nosotros ¡nada!, no queremos nada por eso somos rebeldes, nos gobernamos, nos sostenemos económicamente nosotros como pueblos.

Y así comienza la salud ¿cómo tiene que comenzar la salud? porque no hay medicamento, no hay dinero, pero hay nuestros sabios, nuestros ancianos, entre ellos podemos combinar para iniciar mientras podemos conseguir un poquito de medicina alópata, podemos iniciar con eso. Por eso nosotros en el sureste mexicano, nuestros ancianos y ancianas no es una carga para nosotros, no es una carga, son nuestros sabios, ellos merecen un respeto siempre, siempre se sientan a nuestro lado, siempre está adelante de nosotros porque ahí está la sabiduría, porque ellos conocen la historia, ellos saben como se constituyó un ejido, un pueblo, quienes gobernaron bien, quienes robaron, desde qué año inició el robo porque no fue siempre así. No sé aquí en la ciudad, al menos donde venimos nosotros, los primeros presidentes municipales de mucho antes dicen que con trabajo aceptaron pues, porque no iban por paga, ahora no, cual más se quitan porque es negocio, gobernar es negocio y nosotros vemos que no es así. Entonces ahí es donde recogemos la sabiduría de nuestro pueblo, entonces recogimos la salud ahí, de toda esa experiencia. Igual la educación entonces pero dónde, si tomamos del mismo maestro van a estar cobrando ahí, van a traer las mismas ideas y decimos no, porque la educación que nos trae no es una educación que nos educa, es una educación que nos hace más tontos pues.
Y así es como estamos ahorita construyendo la autonomía con nuestra propia salud, con nuestra propia educación y todo lo que se necesita en un pueblo libre digamos, y no solo digamos porque es un pueblo libre pues, que ejerce sus derechos propios.

Pero esto no fue fácil, es ahí donde va el llamado para ustedes, para ser rebelde hay que estar más unido pues, unido entre nosotros, que no haya diferencia entre nosotros, porque si hay diferencia en nosotros no podemos hacer nada, por más que quejemos, ahí nos vamos a estar quejando y así nos vamos a quedar sin lograr hacer nada. Nosotros digamos, en 3 años que llevamos es bastante el logro que tenemos. Algunos pueblos pues ya tienen algunas construcciones, al menos en la zona donde estamos, todos los municipios tienen su clínica con algunos aparatos que ya el propio pueblo lo maneja, el ultrasonido o casos como eso pues, pero ya tiene pues, como aparatos de odontología, de ginecología, casos como eso ya hay pues ¿y eso quién lo está manejando? el propio pueblo, el propio pueblo porque no vienen de otro lado los compañeros. Pero no es fácil como digo también, porque esos compañeros y compañeras que están al servicio de la salud, la educación, el pueblo los sostiene pues, porque ellos no cobran, igual que los gobiernos municipales o los que participan en la Junta de Buen Gobierno que le decimos, no cobran ellos pues, ellos dan su servicio por un determinado tiempo, porque allí no es un autoridad de profesión como decimos pues, entonces todos podemos pasar, todos van a pasar ahí, no se escoge quien es el mejor, no de por sí todos vamos estar, porque todos no somos gente que digamos que tenemos preparación académica, pero decimos no tenemos preparación académica pero sabemos pensar, alcanzamos a ver las necesidades del pueblo, sufrimos junto con el pueblo. Allí nace entonces el mandar obedeciendo, allí está y eso es lo que no les gusta a todos porque aquí todos servimos, el mandar obedeciendo es eso pues, todos servimos, nadie es grande pues, todos somos iguales, somos grandes ante el enemigo pero ante el pueblo no somos grandes, somos iguales, tanto yo puedo estar sentado aquí y al rato puedo estar sentado atrás.

Y no debe ser como ya dijeron que mientras un jubilado o una jubilada ya es una carga para el Estado, pero el pueblo de México no se da cuenta que es una carga para los expresidentes ¿cuánto cobran? ¿y eso porqué nunca lo decimos? ¿porqué no le dicen? eso es donde tienen que decírselo de cara, cuando haya manifestación que salga a luz pública ¿cuánto gana un presidente municipal? ¿cuánto un diputado? todo eso pues. Pero eso nunca lo decimos porque la verdad nos da miedo, pero una vez organizado no nos debe de dar miedo pues, decimos nosotros, no digo que no todos tenemos miedo, todos tenemos miedo, pero hay que guardar un poquito el miedo que tenemos hay que guardarlo, por eso salimos adelante. Así le hicimos nosotros, nuestro miedo pues lo guardamos en un costalito, quizá ahí lo cargamos pero guardadito pues, guardadito, es como ahorita estamos afuera, como dice la compañera, si alguien nos quiere desaparecer aquí pues ya nos desaparecieron pues, bueno, falta por verlo pues, porque no sabemos, así como decía el ejemplo el compa que está gordito ahí si me quiere retar, pues falta ver si me gana o lo gano, o sea que está por verlo pues, entonces como decimos guardamos nuestro miedito pues, es así como los invito para que le digan en la cara a toda esa gente, bola de rateros que son lo que están viviendo por el pueblo, sin el pueblo no pueden vivir, y nosotros no, nosotros sí podemos vivir junto con el pueblo que es lo más valioso, es el pueblo. Ahí no hay pues, no debe de haber delincuencia como dicen porque todos nos estamos educando, no hay quien robarle, no hay quien engañarlo, así como digo, si yo no vengo a engañar, solo vengo a decir mis pocas palabras, lo que mis compañeros me encomiendan a entregarle estas palabras, solo eso, simplemente fueron los zapatistas, no hay como los panistas no pues que Calderón, que el otro, que tiene su imagen, tiene su nombre, nosotros no, solo nosotros, solo nosotros los zapatistas, atrás de nosotros hay muchos más, atrás de nosotros están ustedes, pueden tomar este rostro si quieren, pueden tomar, ahí está la esencia, ahí está la fuerza de nosotros pues compañeros, para que se le diga en la cara a toda esa gente que dice que somos una carga los jubilados, los pobres, los indígenas, todos los desempleados somos una carga para el Estado, no servimos para nada porque lo que sirve son sus aparatos, su maquinaria como dice, eso es lo que vale, pero nadie va a superar nuestra inteligencia por muy máquina que sean, no nos van a superar porque la inteligencia de la humanidad es mucho más fuerte, nomás que todo está deshecho por el mismo cuestión económica y aquí entre nosotros, como dice la canción, de confianza les decimos que hay que activar el cerebro, que nuestro cerebro sea activo y que sea lúcido para siempre, que seamos jóvenes para siempre para que salgamos adelante.

La lucha que ustedes emprenden es la lucha que hay a nivel nacional, el problema de agua que tienen es el problema de agua que estoy escuchando aquí en Aguascalientes y no debe de ser así pues, pero solamente se logra con la resistencia, con la rebeldía. Si no hay resistencia, si no hay rebeldía, no se va a poder porque siempre vamos a estar gritando y van a decir ellos se van a cansar, siempre van, perdón pero es que los traten como un perrito, tenemos un perrito ahí, por más que tenga hambre y grite y grite pueden pasar días y el amo, sí lo escucha, no es que no lo escucha, pero como es un perrito pues ahí que esté. Así estamos tratados, porque así nos trataron nosotros en Chiapas, valía más cualquier cosa que nosotros, los animales, porque sus animales en aquellos tiempos, pues las vacas son las que estaban más gordas mientras nuestros compañeros y nosotros mismos estamos cayendo de flacos, valían más, había más centros de atención de salud para sus animales que nosotros, igual como el ejemplo que les estaba dando entonces, un perro puede estar gritando todo un día, dos días, lo escucha el amo pero tranquilo, ahora si ya se pone listo el perro entonces sí, entonces sí, si se mete ahí sí, por muy tranquilo que esté el cliente ahí se va asustar, entonces es el momento de nosotros a nivel nacional, como dicen, hay que rebelarse, aquí estamos, hay que decir eso, aquí estamos como rebeldes porque así es la única forma. Nosotros cuando nos cobraban muy cara la luz, les digo pásame el recibo, ¿no hay ningún cerillo? ¿Nos van a cortar? sí, que nos corten, si soy solo yo no puedo hacer nada, que lo corte al rato vengo con mis compañeros, lo instalo, y así hasta que se cansen ellos, ahora que no nos cansemos nosotros, que se cansen ellos y se va a lograr y lo hemos hecho, con nuestra resistencia así lo hemos hecho, nos quieren atacar nos defendemos, nos quieren atacar nos defendemos, así es como hemos hecho nuestra resistencia siempre y siempre hemos salido adelante nosotros, porque nosotros no nos cansamos, nosotros estamos acostumbrados de por sí, así como dicen tenemos el cuero más duro que ellos, pues ellos es muy fácil de reventarlos, es fácil de reventar, es cuestión de que la sociedad entiende pero como ustedes están en la ciudad, nosotros como sea en el campo digamos estamos trabajando, pero en la ciudad no muy lo entendemos, pero ustedes sí lo entienden bien cómo está y hay que buscar donde le duela, dónde corre más su vena, ahí chingarlo ahí, pero eso no lo digo yo, lo tienen que decir ustedes porque viven aquí, yo en mi territorio, ustedes en su territorio pero la lucha es de todos.

Porque la lucha de ustedes no los vamos a dejar solos y lo hemos dicho y es un trato que tenemos con ustedes, con la sociedad, si los chingan a ustedes nos los vamos a chingar como sea, como sea y lo hemos demostrado, se chingaron Atenco, se chingaron Oaxaca, no nos quedamos callados en Chiapas ¿o sí?, entonces es el compromiso que estamos haciendo con todos. Igual aquí, pues digamos que estoy haciendo una denuncia, en Chiapas están hostigando los paramilitares, claro manejados de Calderón, del gobierno de Chiapas, pero si algo pasa más duro en Chiapas seguro que aquí van a gritar, pues es lo que queremos, igual si aquí les pasa algo pues vamos a gritar por ustedes.

Entonces la invitación es eso, no se dejen vencer por todo lo que les hace el gobierno, pues tienen mucha gente, como dicen que en las fábricas en donde están, empiecen a trabajar, ya somos muchos, como dice la compañera, aquí hay un grupito, allá hay otro grupito, no nos conocemos tal vez pero ya en la lucha nos vamos a conocer. Lo único que les pido aquí como digo, que ambos nos respetemos, como así como lo hacemos nosotros, nosotros no vamos a imponer sino que a escuchar, igual tenemos que escuchar los que están en otro lado, los que están en otro lado no sé donde están los compañeros pero en el momento tienen que brincar porque tenemos el mismo objetivo, aunque no sepamos donde están ahorita pero van a brincar también en su momento y esos cuando veamos, aunque digamos ¿y ése cómo llegó aquí? pero ya llegó, no nos importe cómo llegó, la cosa es que ya llegó, ya está ahí y con ellos vamos a luchar pues.

Compañeras y compañeros, pues ese es nuestro pequeño mensaje que les traemos a ustedes, ojalá que les vaya a servir en el futuro, ojalá que les sirva en la lucha, porque es muy poco el español que hablamos, porque realmente no tuvimos oportunidad de estudiar y nuestra lengua no es nuestra lengua lo que estamos hablando, es nuestra segunda lengua, digamos que nuestra lengua materna es mero indígena, es tzotzil y esto en lo que estamos hablando es nuestra segunda lengua, así es que si alguna palabra la pronunciamos mal o la dijimos mal, no la hicimos por gusto sino porque lo estamos haciendo con mucho esfuerzo lo que estamos haciendo. Y les agradezco el tiempo que dieron y como dije, si algún tema les haya servido que sea un tema para discusión en la casa, en la familia, en el centro de trabajo, que es muy difícil como digo, como dicen ustedes, pero no hay cosa más difícil que el ser humano no lo pueda superar, los seres humanos somos muy inteligentes como digo, claro que de tanto que nos meten en la cabeza, ya es turbio pues la cabeza, pero no, hay que limpiarlo, nosotros lo podemos limpiar, no esperemos de otros, sino de uno mismo.

Pues esa es nuestra palabra compañeros y compañeras. Muchas gracias.