Comunicados

Reunión con Adherentes del ejido Las Mercedes, La Laguna. Palabras del Comandante Zebedeo (segunda participación) (2007)

13 abril de 2007

Pues eso ha sido la experiencia de las compañeras, creemos que las mujeres en el sur, las compañeras pues, fueron mas fuertes que nosotros, ya que del 95 para 99, ellas enfrentaron los soldados, detuvieron el paso para la incursión aquí a la región donde estaban refugiando nuestros compañeros, como allá no hay calles pavimentadas como aquí, hay encharcadero de agua, tiraban piedra al charco para que se mojaran los soldados, nos tocaban pues, los soldados son gordos y no pueden caminar en las subidas ni en las bajadas, los compañeras entonces las empujaban, hubo un momento en que le quitaron un arma, sólo que las compañeras no pudieron escoger, decidir mejor quitar al fulano, mejor le regresaron, le tuvieron lástima al soldado, porque el soldado raso, por decir así que no tiene grado, pues el no tiene ningún delito esta obedeciendo órdenes, yo creo también al que estaba de mando ahí. Entonces, ellos tuvieron esa capacidad de enfrentarse son ellos, en distintas regiones, porque nosotros estamos ahorita en distintas regiones, nosotros somos de la zona Tzotz Choj, otros están en la zona Garrucha, en la Realidad, estamos organizados en distintas partes. Y sus habitantes, sus mujeres, se organizaron para defender su territorio, porque allá intentó muchas cosas el gobierno.

Tal vez lo más sorprendente para ustedes tal vez es que fuimos autodidacta en todo sentido, autodidacta en cuanto a iniciativas, autodidacta en administración de dinero, autodidacta en propuestas, autodidacta en escribir y en leer, bueno, autodidacta en todo sentido. Pero nos damos cuenta que los analfabetos avanzamos, o sea no podemos leer ni escribir y avanzamos, y nos dimos cuenta que fue algo contraproducente los que mas o menos sabían leer, los que saben leer y escribir allá se fueron, nos dejaron. Bueno no es un desprecio a los compañeros que saben leer y escribir, pero es nuestra experiencia que tenemos allá. Y estamos, aquí estamos.
Nosotros seguimos con el ánimo de seguir haciendo la lucha, hacer esta alianza, la invitación dentro de La Otra Campaña, es que sí ahora sí hay que ser activos, como nosotros dijimos en el 94, que de la solución del complejo problema que padecemos no basta con que padre nuestro o que hacer plegarias o ponerse de rodillas, vimos que eso no basta, hay que ponerse de pie, caminar y tomar decisiones, hacer planes de trabajo, según las necesidades de las comunidades. Todos los planes de trabajo que hacemos consultamos con nuestros pueblos, el pueblo decide, que si hay una necesidad de planteamiento sobre una propuesta de trabajo colectivo de maíz por ejemplo, cuándo sembramos, cuántas hectáreas vamos hacer el trabajo colectivo, qué color de maíz vamos a sembrar del maíz, cuánto vamos a cooperar de maíz cada trabajador, todo eso esas necesidades el pueblo lo decide, y ya la comisión de producción respeta, tiene que aceptar, tiene que obedecer esa decisión del pueblo. Y así poco a poco fuimos creciendo.

Eso es tan solo un ejemplo, tal vez si les decimos todas las experiencias que tuvimos pues nos va a llevar todo el día y ya luego nos vamos a enfermar de que hablamos mucho y luego hacemos nada. Creo que es nuestra palabra ahora. Claro que hay otra campaña ahora, allá en Chiapas igual hay una organización OPDIC y URCI que se están organizando, pero sabemos que detrás de esa organización está el gobierno del estado, Juan Sabines, que por supuesto está ahí naricenado Felipe Calderón, están usando la Secretaría de la Reforma Agraria; la OPDIC y la URCI están provocando un enfrentamiento entre indígenas, y nosotros no vamos a caer en esa provocación. Nosotros ya emprendimos una campaña que creemos que ustedes nos van a apoyar como también nosotros a ustedes lo vamos apoyar, que la defensa de la tierra sigue siendo permanente, sigue siendo una necesidad, que nosotros creemos que la tierra es nuestra madre, ahí es donde nos hace vivir, nos hace resistir, que la madre tierra que nos da de comer, incluso en su seno nos guarda cuando adiós le decimos a esta planeta Tierra.

Entonces nosotros lo respetamos y hay una campaña nacional e internacional a que nos apoyen, a que nos solidaricen par que esas tierras se mantengan en colectivo, y nosotros de por sí lo estamos trabajando en colectivo. Otra Campaña porque seguimos firmes latente de seguir apoyando a nuestros presos. Pues sí, hay una campaña que sigamos manifestando, que sigamos gritando para la liberación de los compañeros presos de San Salvador Atenco, por la represión que sufrieron el 3 y 4 de mayo del 2006, a los compañeros adherentes de Yucatán, a los compañeros presos de Oaxaca, en fin, todos los compañeros presos, precisamente es lo que nos necesita para que nosotros sigamos organizándonos mejor y defender a los compañeros, defender su derecho que deben de gozar su libertad, del derecho de organizarse.

Pues bueno, ahí le terminamos compañeros y compañeras.