La Sexta

Jornada de trabajo del 12 de abril en Cañada Honda. Palabras del Comandante Moisés.(2007)
12 de abril de 2007
Primera Parte
Buenas noches compañeros y compañeras. Me da gusto también que se hayan reunido esta tarde. Como bien saben nosotros somos indígenas de escasos, de este… estudio, casi no estudiamos, pero aquí estamos tratando de recoger las demandas para finalmente hacer el plan de lucha nacional.
Les agradezco a todos y reciban pues el saludo de nuestros compañeros de Chiapas, son ellos los que nos mandaron para estar con ustedes.
Pues bien compañeros, este, como digo gracias por su tiempo. Nos comisionaron para eso los compañeros y eso es un plan de la comandancia, de recoger la demanda de ustedes. Pero antes les quisiéramos platicar, así como sufren, así como dicen eh… así como si no da gana de decir porque es muy difícil de explicar no, así estábamos en Chiapas pues hace muchos años no, porque ya públicamente llevamos trece años… pero mucho antes, otros compañeros se prepararon, por eso, por la misma situación. Igual como decían, los gobiernos siempre te dicen “nuestros hermanos” y como nosotros somos indígenas siempre te dicen “nuestros hermanos indígenas”, “la sangre que corre en tus venas es la misma que tenemos” siempre te dice así cuando habla públicamente, cuando le conviene, y cuando no le conviene te dice que vale más su animal un pollo, que el ser humano pues. Siempre nos trataron así, siempre, no teníamos ni tierra, ni educación, mucho menos salud como dicen, la educación como sea, aunque sea pésima pero sí tenían pues. Pero la salud era muy diferente, porque no había, igual la educación porque los maestros de entonces, de aquellos tiempos, como hay lugares retirados, iban dos tres días y regresaban a la ciudad por qué, por lo mismo que los maestros también no mandaban como … tienen su jefe ¿no? los llaman a reuniones, que papeleo, todo eso, pues igual, un poco de flojera también… pues abandonan su comunidad.
Es así como vino la educación, la salud, sufríamos mucho. Se moría mucha gente de enfermedades curables porque, para llegar a la ciudad, no hay manera, no hay caminos pues, no hay nada. Y se construyen una casita, le llaman unidad rural, le llamaban entonces. Ahí está la casa ¿no? te echaban unos pastitos para el dolor, pero eso no te ayudaba en nada pues. Luego se morían, mucha gente se moría. Pues de todo eso nos dimos cuenta de que nos estamos muriendo de por sí, entonces nos organizamos, buscamos la forma… y decidimos de por si lo de 94 ¿no? pero claro hubo una preparación antes ¿no? pero dijimos en el 94 de por sí nos estamos muriendo, mejor hay que morir peleando pues. Y nos organizamos, así como ustedes, por eso les decimos no se desesperen que son muy pocos. Como dice el compa, “es que es muy difícil unir la gente”, sí de por sí, de por sí, porque es mucho el engaño, porque desde que nacimos, desde que somos niños, desde que entramos a la escuela nos dan una educación muy diferente como dice la compañera. Nunca te dicen que tienes que pensar en los demás, piensa en tú nada más, piensa en tú, prepárate para que seas alguien, te engañan pues para que seas un gobernador, en el caso de nosotros los indígenas nos dicen prepárate para que seas un presidente como Benito Juárez, siempre, así nos trataron siempre. Nunca nos dijeron que tenemos que prepararnos para que se mejore la sociedad, nunca, nunca nos dijeron que nos tenemos que preparar con los demás, no, aunque sea tu hermano, tu papa, no, tienes que pisar para que salgas adelante. Eso es lo que nos enseñaron, si esos es lo que nos enseñaron precisamente estamos como estamos. No estamos claro como dice la compañera entonces, sólo nos interesa ahorita comer o pensar hoy, no estamos pensando para mañana, no estamos pensando qué estamos destruyendo pues exactamente, no sabemos. Estamos destruyendo la naturaleza, nosotros no lo estamos pensando. porque así nos prepararon compañeros. Y como maestros así lo tienen que preparar a los niños porque no hay de otra manera, así pasó. Por eso estamos muy divididos, entonces yo por eso les digo compañeros no se desesperen, hagan más trabajo, tengan paciencia, claro que algunos nos van a mentar la madre, pero tu que sabes ¿no? no me estas manteniendo, pues sí, perdón pero esa es la verdad.
Hay que estar con mucha paciencia, hay que quebrarle la cabeza, pero no con marro, no, con buenas ideas, con buenas palabras, con paciencia también como digo, porque si uno le empieza porque le contestamos mal, entonces también va a contestar mal, entonces nunca se va a venir. El que ya está claro tiene que tener paciencia pues.
Pues así pasó entonces en, antes de 94, cómo sufríamos. Después entonces de 94 cambia la cosa ¿no? Si ahorita ya nos respetan como indígenas… pues no fue barato digamos. Nos costó caro, dimos vida pues, dimos sangre. Y por esa misma razón estamos aquí, por la sangre de nuestros compañeros, no podemos traicionar. Como hemos dicho públicamente, nosotros tenemos memoria, y esa memoria la tenemos que hacer valer para que este país se cambie. ¿Pero cómo? No lo vamos a cambiar nosotros, tiene que cambiar con todos, con ustedes pues. Van a decir pues va estar muy difícil, como dice el compa, “pues va a estar cabrón ¿no?… yo sólo”… Así, así nos pasó también. Porque no crean que así al momento ya somos ejército zapatista, y ya enfrentamos… no; nos costó también, nos costó, pero como sea lo logramos.
Ahora en Chiapas, no estoy hablando en general, me refiero a Chiapas donde están los zapatistas, tienen un gobierno diferente, tienen una educación diferente, un salud muy diferente y un sistema de producción muy diferente. Yo no los engañaría porque no estoy ganando dinero, no es igual como otros, tienen que mentir para que justifiquen un salario. Yo no, nosotros no, los que salimos, los zapatistas no venimos a engañar sólo venimos a decir lo que es.
Como vimos que la educación es pésima como dicen, entonces pues… claro que allá es muy diferente pero les cuento. Allá les decimos bueno compitas, los maestros que están ahí, se quedan o se van pero aquí vamos a hacer la educación muy diferente. ¿Le entran? pues adelante, ¿no le quieren entrar? Pues no. Nosotros queremos nuestro propio plan de estudio, pero pensando ya diferente no sólo pensando en… como decimos individualmente, sino que tiene que pensar, el pensamiento de los niños, ya tiene que ser colectiva, y eso tiene que ser desde los niños pues. Ahorita nos cuesta un poquito, nos cuesta, aunque ahorita el compa anda sirviendo café porque ya se está acostumbrando, se está adaptando pues, a nuestra… pues sí una cultura diferente. Pero antes, pues yo creo que le cuesta, ¿o no, Óscar? Sí no cuesta, a todos nos cuesta, sí a todos nos cuesta. Pero de este modo se hace diferente cuando uno intenta hacer. Entonces es lo que hicimos en Chiapas. Nuestros niños, ahora sí zapatistas, o los que simpatizan con nosotros porque no lo podemos cerrar son nosotros los que quieren. Ahí está la educación.   
Segunda parte
Bueno pues así está entonces nuestra lucha en Chiapas. No inicio porque ya estaba así como dije, pues inicio con los municipios, primero en nuestro pueblo y después en los municipios autónomos, ahora las Juntas de Buen Gobierno y ahora… estamos aquí.
Estamos aquí por que no es la primera vez digamos, porque han venido compañeros, venían saliendo compañeros, pero tal vez como es muy poco tiempo venimos en la noche (inaudible) pues con muy poco tiempo y no tuvimos contacto así como ahora pues, no escuchamos de viva voz más que representantes digamos de los pueblos ¿no? Ahora venimos con poquito más de tiempo para escucharlos. Pero lo que les quiero recalcar aquí compañeros, es que veamos nuestro futuro como pobres, es lo más importante, cómo es nuestro futuro, qué futuro tenemos, es lo que tienen que pensar aquí, aunque sean maestros o jubilados todo eso pero, qué les espera en el futuro, ya decía el compa ¿no?
-¿Dentro de quince años me decías o cinco años?
- Quince.
En quince años, qué nos espera si estamos divididos, esa es la tarea que les va a quedar a ustedes, con el pueblo, con el ejido, en el barrio en donde vivamos, ese es nuestra tarea.
En nuestro encuentro ya no estemos pensando en otra cosa, más que pensemos qué futuro tenemos como pobres, debe ser el tema de discusión en nuestro centros de trabajo, en nuestra casa, para que realmente sepamos cual es nuestro futuro y yo lo único que les puedo decir aquí es que si los pobres estamos como estamos nos vamos a acabar.
Entonces, lo que se pide aquí es que aya más unidad, que ya no tengamos oído para los partidos políticos por que sólo me van a ofrecer…y nada. Entonces yo quiero que quede claro y que entiendan así, que ya no tengamos oído a esa cosa, ya no, como alguien decía que el gobierno… pues ya no, ya no hay gobierno, ya no hay confianza de nadie sino que la confianza es entre nosotros los pobres.
Claro que aquí no muy nos entendemos, como dice, pero como sea tienen que entender pues, lo tiene que entender que va en riesgo la vida ellos, la vida de sus hijos, eso es lo que hay que explicarle pues y si no le decimos así no vamos a salir. Por que ya no tiene el respaldo, hay que explicarle al compañero, que ya no tiene el respaldo. Por que la constitución que tenemos ahorita esta manoseada le decimos nosotros pues, o sea, en pocas palabras ya no sirve la constitución. Entones los pobres donde nos vamos a defender, alguien decía de la coca cola y de la corona… ¿les invade? y ¿Dónde se queda? Ya no hay donde pues, ya no hay donde por que la constitución les permite a ellos, por que de por si lo hicieron para eso.
Entonces, si vemos así ya no tenemos futuro. El futuro que les ofrecemos es la otra campaña y la unidad, es lo que nos queda a los pobres, ¿para qué? para que levantemos pues nuestra demanda, pero ya todos no solo los indígenas, ni solo los maestros, sino que todos, que sintamos así porque que no sea sólo el albañil o los diferentes trabajos sientan, sino que sintamos todos esa necesidad de vivir, por que todos tenemos hijos y los que todavía no tenemos hijos tenemos hermanitos, tenemos parientes pues que sufren y a base de ellos tenemos que entrar.
Así como viene bien surtidito aquí, así tiene que ser la propuesta, como sea recogimos un poco, pero no vasta pues, por que faltan las acciones, tiene que pensarle bien como le van a hacer.
Así como dicen de que el agua de por si es oro, el oro azul que le dicen pues, y eso, los ricos van a venir por nosotros, a ellos no les va a importar si tenemos agua o no por que como dice la compañera y ya lo dijeron ustedes, los animales valen más para ellos pues y eso los hemos visto pues nosotros, hay…este… tienen pues sus centros los animales donde se curan y la humanidad no.
Entonces, por ese lado tenemos que ver pues compañeros, la invitación es: la unidad, siempre la unidad, si estamos unidos nos vamos a defender, los vamos a defender si la acción es acá, la acción puede ser allá en Chiapas, puede ser en otro estado y ver como ahorita pues, que vemos que la lucha ya es nacional, por eso estamos diciendo que aquí si hay hostigamiento en Chiapas por los paramilitares, les vamos a pedir su apoyo pero también cuando (inaudible) de aquí los vamos a apoyar y nosotros lo hemos demostrado, cuando tiene un problema lo de San Salvador hicimos cierre de carreteras y hemos hecho pues trabajo para apoyarlos a ellos a Oaxaca y todo eso, igual aquí, pues igual también, o sea el apoyo es mutuo, pues por que somos compañeros como dice la compañera, ya somos compañeros, entonces, no solo vamos a necesitar de ustedes, si no que nos vamos a necesitar por que somos los pobres, somos los de abajo que decimos nosotros.
Pues esa es las tareas que quedan compañeros. Yo lo que les pido es que sigan discutiendo más, por que así como salimos de Chiapas no es una rebelión nada más, reuniones tras reuniones hasta que salgan los planes, que cuesta un poquito por que estamos acostumbrados a no tener esa relación, por que cada quien sale a su trabajo y se van, si tiene un poquito de tiempo ve la tele o lo que sea tranquilamente ahí, discute con la esposa, con el esposo por que no hay dinero y punto. Pero es mejor discutir aquí, en el pueblo discutir las necesidades, por que allá no salimos, allá en la pareja lo que hacen son los golpes, eso es seguro que si, pero aquí no, aquí si sale propuestas, aquí si va a salir propuesta. Si alguien decía que el pozo está en el ejido, por qué no lo podemos tomar es de nosotros, pero ¿cómo? pues hay que enfrentar.
Así como nosotros, cuando nos cobran la luz nos cobran un chingo, bueno, pues ya lo pagamos y punto. En Chiapas así hacemos pues, viene muy cara la luz, bueno pues ahí están los recibos, bueno ahí esta el fuego y punto se acabo el asunto, que lo voy a cortar, órale pues córtalo, si tenemos fuerza, ese mismo cuando viene a cortar ahí lo encerramos al que viene a cortar y si no tenemos fuerza, que lo corte, que se vaya y después lo instalamos nosotros, por qué, porque nosotros nos acostumbramos a eso, estamos de por si dispuestos a perder, por que ya no tenemos casi nada, entonces solamente así se defiende, se defiende así, ya somos muchos pues ahorita, este muchos y nosotros muchos, así se construye ¿no?
Tenemos vecinos, si los que viven aquí, mas los que viven en Aguascalientes, más los que viven en otro lado, por que vamos conquistando, son los que nos van a apoyar. Tal vez ora nos necesitamos, mañana por ellos, vamos por ellos. Los albañiles a lo mejor dicen no, pues por qué voy apoyar allá, no, tal vez los maestros necesitan ahorita del (inaudible) de los albañiles o primero los albañiles necesitan de los maestros. Es un compromiso que vamos a hacer, que no es de engañarnos. Así como si algunos estuvieron la vez pasada, les dije, de escucharnos, es un compromiso de que tienen que escucharse, eso es lo que se hace, en la demanda es eso, no se debe presumir porque ya supongamos ¿no? que ya apoyamos el grupo de albañiles y salieron ganando y como ya ganaron pues ya ganamos y punto, no, es un compromiso, si ayudamos a un grupo, tenemos que ayudar otro grupo, o sea tenemos que salir todos adelante.
Pues esa sería nuestra palabra compañeros y compañeras quisiéramos platicar más pero también nos cansamos pero habrá más tiempo, habrá más oportunidades para que realmente vayamos ya caminando con nuestra lucha pues, muchas gracias, disculpen como dice la compañera, no es nuestra lengua, nos cuesta un poquito expresarnos pero siempre hacemos el máximo esfuerzo para que algo entiendan de lo que queremos transmitirles, compañeras y compañeros pues disculpen es nuestra palabra.