Comunicados

Comunicado del EZLN sobre la disolución del FZLN (2005)

COMUNICADO DEL COMITÉ CLANDESTINO REVOLUCIONARIO INDÍGENA-COMANDANCIA GENERAL DEL EJÉRCITO ZAPATISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL.
México.

20 DE NOVIEMBRE DEL 2005
AL PUEBLO DE México:

A LOS PUEBLOS DEL MUNDO:

HERMANOS Y HERMANAS, COMPAÑEROS Y COMPAÑERAS:

EL CCRI-CG DEL EZLN DICE SU PALABRA:


Primero.- En 1996, en su Cuarta Declaración de la Selva Lacandona, el EZLN llamó a la formación del Frente Zapatista de Liberación Nacional (FZLN), una organización política, civil y pacífica, que no luchara por el poder y se empeñara en la construcción de una nueva forma de hacer política. En ese entonces pensábamos que el fin de la guerra se acercaba y podríamos entonces pasar a la lucha política abierta en el FZLN. No fue así, los malos gobiernos siguieron su guerra en contra nuestra y nosotros nos hemos mantenido desde entonces resistiendo. Aunque sin nuestra participación directa, muchos hombres y mujeres de todo México (y hasta de otros países) se entraron en el FZLN y, cumpliendo con el principio de no luchar por el poder, se empeñaron en construir una nueva forma de hacer política en estos casi 10 años.

Segundo.- En este año del 2005, el EZLN emitió la Sexta Declaración de la Selva Lacandona, con una serie de iniciativas que incluyen la de que un grupo de zapatistas del EZLN salga a hacer trabajo político abierto, civil y pacífico, en la llamada "Otra Campaña". Se abrió así una nueva etapa de la lucha zapatista por la democracia, la libertad y la justicia para México, y son necesarios algunos cambios para cumplirla a cabalidad.

Tercero.- A finales del pasado mes de octubre de este año de 2005, una delegación CCRI-CG del EZLN se reunió con algunos miembros del Frente Zapatista de Liberación Nacional y les pidió que consultaran a todos los compañeros y compañeras frentistas la posibilidad de disolver la estructura orgánica del FZLN y devolver al EZLN el nombre de esa organización política civil zapatista, convocada en su origen y fines por el EZLN.

Esto con el objetivo de dejar en libertad al EZLN para refundar una organización zapatista, civil y pacífica, que, ratificando los principios enunciados en la IV Declaración, incorporara los avanzados en la Sexta Declaración de la Selva Lacandona (anticapitalista y de izquierda), con los méritos logrados por el FZLN en 10 años de vida, tratando de evitar los errores y vicios que se estuvieron presentando en su trabajo, y, ahora sí, con la participación directa de zapatistas del EZLN.

Cuarto.- Hace unos días, el FZLN terminó su consulta interna y la mayoría de los compañeros acordaron disolverse, devolver el nombre del “FZLN” al EZLN y estar pendientes al llamado a la refundación del Frente Zapatista de Liberación Nacional con nuevos principios, requisitos, normas, estructura y objetivos. Así lo comunicaron al EZLN.

Quinto.- Tomando conocimiento de esta decisión, el Comité Clandestino Revolucionario Indígena-Comandancia General de EZLN comunica al pueblo de México y a los pueblos del mundo que, a partir del día viernes 25 de noviembre del 2005, el Frente Zapatista de Liberación Nacional, organización hermana del EZLN, deja de existir y nadie puede usar su nombre para ningún fin, por bondadoso que éste parezca o sea. En estos días, a petición expresa del EZLN, algunos frentistas formarán una comisión de transición, encargada de organizar el traspaso de todos los trabajos y bienes del FZLN a la Comisión Sexta del EZLN.

Sexto.- El EZLN agradece y reconoce el esfuerzo y sacrificio de aquellos compañeros y compañeras frentistas que portaron con dignidad el nombre de “zapatistas”, hicieron honor a la hermandad civil y pacífica con el EZLN, y que se comportaron de acuerdo a los principios que alientan nuestra justa lucha. Las comunidades indígenas rebeldes, organizadas ahora en los MAREZ y Juntas de Buen Gobierno, tuvieron, durante todo este tiempo, el apoyo incondicional de los frentistas. No hubo momento de sufrimiento, angustia y peligro en que no estuviera el FZLN al lado del EZLN. Por ello, a nombre de las mujeres, hombres, niños y ancianos del EZLN, les damos sinceramente las gracias.

Séptimo.- Hubo, es cierto, quienes usaron al FZLN y su cercanía con el EZLN para provecho propio, para lastimar a Otr@s, para aislarse y aislarnos, para tomar fuerza en rivalidades personales y pugnas inútiles, como plataforma para el protagonismo individual o de grupúsculo, y para simular compromiso donde sólo había una posición cómoda.

Además de los que nos corresponden de por sí, el EZLN asume como propios los errores que, con la bandera del zapatismo civil, se hayan cometido por el FZLN. Por estos errores, como EZLN pedimos disculpas públicas a todos los hombres y mujeres que se hayan sentido lastimados por acciones, palabras y desatenciones.

Octavo.- Una nueva etapa del zapatismo civil inicia. Ahora haremos, con aquellas personas que con la actitud y el trabajo demuestren que así lo quieren, una nueva organización política zapatista, civil y pacífica, anticapitalista y de izquierda, que no luche por el poder y que se empeñe en construir una nueva forma de hacer política. Es decir, el mismo destino hacia el que anduvimos hasta ahora por caminos paralelos.

Noveno.- Esta nueva organización nacerá dirigida directamente por la Comisión Sexta del EZLN, se ingresará a ella sólo a invitación expresa, y será particularmente estricta en que se cumplan los principios zapatistas, imponiendo siempre la ética sobre consideraciones pragmáticas.

Décimo.- Con esta organización, la Comisión Sexta del EZLN trazará la forma y pintará el color zapatista en el bordado multicolor de la “otra campaña”.

¡DEMOCRACIA!
¡LIBERTAD!
¡JUSTICIA!


Desde las montañas del Sureste Mexicano.
Por el Comité Clandestino Revolucionario Indígena-Comandancia General del Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

Subcomandante Insurgente Marcos.

México, Noviembre del 2005.


Carta del FZLN al EZLN

A la Comandancia General-Comité Clandestino Revolucionario Indígena del Ejército Zapatista de Liberación Nacional

El 1° de enero de 1996, en su IV Declaración de la Selva Lacandona, el Ejército Zapatista de Liberación Nacional convocó a la organización del Frente Zapatista de Liberación Nacional. Finalizando la segunda parte de las tres que conformaban dicha declaración, después de nombrar las características políticas que tendría la nueva organización a que estaban convocando, ustedes escribieron lo siguiente: “Con la unidad organizada de los zapatistas civiles y los combatientes zapatistas en el Frente Zapatista de Liberación Nacional, la lucha iniciada el 1° de enero de 1994 entrará en una nueva etapa. El EZLN no desaparece, pero su esfuerzo más importante irá por la lucha política. En su tiempo y condiciones, el EZLN participará directamente en la formación del Frente Zapatista de Liberación Nacional.”

20 meses después, durante el Congreso de Fundación del FZLN celebrado en la ciudad de México y al que asistieron como observadores los 1111 delegados zapatistas que habían salido de las montañas del sureste, el EZLN explicó lo siguiente: “… Muchos se preguntan por qué hemos venido sólo a observar su congreso y no a participar directamente en él. Muchos se preguntan por qué, en los últimos días, hemos declarado una y otra vez que el EZLN no formará parte del FZLN y que seremos dos organizaciones hermanas, pero distintas… Cuando llamamos a la formación del FZLN pensábamos que la paz estaba cerca y que nuestra rebeldía tenía que buscar nuevos caminos y formas de lucha para continuar su empecinado andar…. Pensábamos que en poco tiempo estaríamos como ustedes y junto a ustedes. Con la misma rebeldía frente al poderoso, pero sin armas necesarias… Con la misma dignidad para el mañana, pero sin el rostro escondido por el negro del dolor o el rojo de la sangre. Pero nos equivocamos hermanos y hermanas frentistas… La paz no estaba cerca. La paz sigue lejana. Antes y ahora el gobierno usó y usa la mentira de una paz que no imagina más que como rendición y castigo. Pero tampoco podemos seguir deteniéndolos ni pidiéndoles que nos esperen, que no avancen, que no crezcan, que no se hagan grandes, que no se organicen hasta que haya paz justa y digna y el EZLN pueda compartir con ustedes presente y futuro. No será una fuerza militar la que dirija sus pasos civiles y los ponga en riesgo. Esto no debe ni puede ser así.”

Más de 8 años después, el Ejército Zapatista de Liberación Nacional lanza la Sexta Declaración de la Selva Lacandona y junto con varios miles más de mexicanos y mexicanos, emprende la construcción de lo que se ha llamado la Otra campaña. Y entonces, como mero lo dicen en la VI Declaración, van a hacer, entre otras cosas, lo que sigue: “Vamos a ir a escuchar y hablar directamente, sin intermediarios ni mediaciones, con la gente sencilla y humilde del pueblo mexicano y, según lo que vamos escuchando y aprendiendo, vamos a ir construyendo, junto con esa gente que es como nosotros, humilde y sencilla, un programa nacional de lucha, pero un programa que sea claramente de izquierda o sea anticapitalista o sea antineoliberal, o sea por la justicia, la democracia y la libertad para el pueblo mexicano.

En resumen, el Ejército Zapatista de Liberación Nacional va a salir directamente a hacer política, una nueva forma de hacer política, por todos los rincones del país.

Y entonces, en el Frente Zapatista de Liberación Nacional nos juntamos con ustedes, compañeros del EZLN, que fueron quienes nos convocaron a formar la organización y nos dieron nombre, y en esa reunión vimos que el FZLN había cumplido en la etapa que fue desde la IV Declaración hasta que salió la Sexta, pero que ahora la nueva etapa nos quedaba muy grande para lo que se venía. Así que hicimos una consulta interna entre todas y todos los militantes del FZLN y de ahí salió lo siguiente:

De los 127 comités civiles de diálogo que conforman nuestro FZLN, 123 se pronunciaron por que se disuelva completamente el FZLN como organización política nacional y se le devuelva el nombre a los compas del EZLN.

3 ccds dijeron que había que mantenernos como organización pero con otro nombre, aunque dos de ellos resaltaron que si la mayoría aceptaba otra cosa, ellos también la asumían.

Y uno dijo que no se pronunciaba por algo en concreto, sino que renunciaban al FZLN.

Además, 9 frentistas de manera individual se pronunciaron por la opción de disolver el FZLN y regresar el nombre al EZLN.

Así pues, el acuerdo tomado por mayoría, y que les queremos comunicar, es el siguiente:

El Frente Zapatista de Liberación Nacional se disuelve totalmente como organización política y le devuelve su nombre al Ejército Zapatista de Liberación Nacional para que éste a su vez decida que hacer con él. Los comités o individuos que así lo decidan podrán mantenerse juntos en cada localidad y adherirse a la sexta y a la otra campaña, pero ya sin usar el nombre de comité del FZLN.

Por último, queremos decirles queridos compañeros y compañeras del EZLN y de todas las comunidades indígenas zapatistas, de los municipios autónomos zapatistas, de las Juntas de Buen Gobierno, que ha sido un honor para las y los frentistas el haber caminado con el nombre que nos dieron durante todos estos años. Sabemos que cometimos muchos errores y que no siempre nos salieron las cosas como pensábamos y como deberían de haber salido, pero todo lo que hemos aprendido de ustedes y su digna lucha por un México y un Mundo mejor para todos, seguramente será un primer paso que nos servirá para sumarnos a este caminar que ahora están iniciando con la otra campaña y en la cual intentaremos también estar, para colaborar desde cada uno de nuestros espacios, junto con miles más, en la construcción de un México más justo, más libre y más democrático, desde abajo y a la izquierda.


Frente Zapatista de Liberación Nacional
México

Octubre del 2005