Documentación histórica

Algunas Reacciones Ante la Disolución de la CONAI. (1998)

Chiapas al Día, No. 115
CIEPAC Chiapas, México
12 de junio de 1998

Del 8 al 11 de junio se suscitaron muchas reacciones ante la renuncia de obispo Samuel Ruiz García como titular de la Comisión Nacional de Intermediación y la disolución del organismo. Aquí presentamos algunas de estas reacciones aparecidas en la prensa local y nacional así como en los pronunciamientos oficiales de algunos actores más importantes de la vida nacional. Reacciones de todo tipo, desde las versiones más apegadas al discurso oficialista y cínico, hasta las versiones que manifiestan su preocupación por la inminente guerra. Tardarán más días para que termine la discusión polémica sobre el diagnóstico de las causas y efectos que traerá este acontecimiento para la vida del país y el proceso de paz en Chiapas.

-Subsecretaría de Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobernación: “(…) afirmaciones carentes de verdad y tendenciosas (…) absolutamente falso que haya una persecución en contra de la diócesis (…) Lo que sí es cierto es que cuando hemos advertido que la actuación del señor Samuel Ruiz ha entorpecido el proceso de paz en el conflicto de Chiapas, lo hemos señalado (…) Las diferencias son sobre aspectos políticos. Se derivan de que han utilizado métodos y apoyado acciones que incursionan en el campo de la política (…) No es aceptable que, bajo el pretexto de la defensa de comunidades indígenas … se promueva la participación de extranjeros (…) el gobierno mexicano no ha realizado agresión alguna a grupos indígenas (…) es falso que el Ejército Mexicano ocupe algún templo (…) ni se buscará la paz por la vía de la violencia (…) continuaremos por la vía del diálogo y la negociación (…) el gobierno federal continuará buscando la vía directa del diálogo y la negociación con el EZLN (…)” (NR: quien desee ver la fotografía del ejército ocupando el templo de Los Chorros, Chenalhó, está a la orden).

-Partido de la Revolución Democrática (PRD): “(…) es grave y lamentable y no tiene que llevar necesariamente a la desaparición de la Conai (…) exigirle al presidente Ernesto Zedillo se siente a dialogar con el EZLN y también con el fin de que externe su apoyo a la Conai y la Cocopa (…) resultado de la incomprensión de muchos actores en el asunto chiapaneco, pero particularmente de las presiones y hostigamientos que venía ejerciendo el gobierno en su contra con el fin de quitarle capacidad y restarle influencia al obispo en su constante búsqueda del diálogo y la paz (…) que no sea utilizado como pretexto para una salida militar (…) ahora toca a todas las partes asumir con mayor responsabilidad la situación (…) demandar al gobierno muestre su voluntad de una salida pacífica (…)”; “(…) no beneficia en nada el proceso de pacificación, porque demuestra que las presiones gubernamentales pueden más que el interés por pacificar la zona (…)”; deben reconsiderar su desintegración (…) no queda más que solicitar la intervención internacional (…) sin la Conai será muy difícil restablecer el diálogo (…) enrarece el clima de pacificación en Chiapas y electoral en todo el país (…)”

-Partido Revolucionario Institucional (PRI): es necesario el restablecimiento de canales y mecanismos de comunicación directa, entre el gobierno federal y el EZLN (…) los protagonismos personales, las posiciones irreductibles, las estrategias electorales, el silencio, el agravio y la discordia no contribuyen a la paz y agravan la situación socioeconómica de las comunidades indígenas (…)

-Partido de Acción Nacional (PAN): (…) nueva oportunidad de restablecer el diálogo con los zapatistas y avanzar en el proceso de pacificación (…) Samuel Ruiz tendrá que ser sustituido por alguien capaz de llevar la labor de mediación de manera imparcial (…) no se pierde nada con la salida ni se interrumpe el diálogo porque desde hace varios meses ya no había (…) nueva oportunidad para que venga un tercero (…) agrava la situación del conflicto en Chiapas (…) su labor pastoral siempre fue congruente (…)

-Ignacio Burgoa, jurista: la “Conai y la carabina es lo mismo”, ya que se tata de un órgano inútil, creado con buenos auspicios, pero ineficiente (…)

-Raúl Plascencia, jurista: (…) las comisiones de intermediación no pueden permanecer eternamente, porque obstaculizan cualquier posible solución (…) la disolución de la Conai fue acertada y con esta decisión, también la Cocopa se puede dar por extinguida, porque se ha demostrado que las instancias de intermediación no siempre dan resultado (…)

-Comisión de Concordia y Pacificación (COCOPA): (…) lamentable la sorpresiva posición (…) el proceso de pacificación en esa entidad de una forma u otra tendrá que pasar por sus manos, en su calidad de obispo y, como autoridad moral en la región indígena (…) ahora queda a merced de la voluntad o no del gobierno federal el avanzar hacia el proceso de pacificación en aquella entidad, sobre todo por el peso militar que tiene (…) duro golpe contra el proceso de paz, ya que dejan un vacío enorme y una tarea insustituible que no puede asumir como tal la COCOPA (…) riesgo de las actuales circunstancias propician un golpe militar en contra de los zapatistas (…) es irreparable (…) se hace a un lado uno de los actores con más posibilidades de interlocución con ambas partes del conflicto (…) la paciencia de don Samuel Ruiz llegó al límite (…) hay un futuro sombrío para Chiapas donde el tiempo diría qué tanto tuvo que ver en la decisión que hoy toma el obispo Samuel Ruiz y la propia Conai con el silencio sistemático de la comandancia general del EZLN”; “lamentamos la desaparición de esa intermediación en un momento particularmente complejo para el proceso de paz (…) instancia que es indispensable para que la solución del conflicto se construya sobre bases de diálogo y conciliación”; respeta la decisión y reconoce al obispo Samuel Ruiz y sus demás integrantes, por “su comprometida labor a favor de la paz”.

-Conferencia del Episcopado mexicano (CEM): “(…) Samuel Ruiz manifiesta una clara fidelidad a su misión de Obispo y Pastor y un grande amor por los indígenas y por la paz; además recuerda los principales caminos que hay que transitar para alcanzar la meta de la paz: reconciliación, unidad, participación diversificada e incluyente y búsqueda de la justicia (…) último capítulo de una etapa de diálogo y negociación que llega a su fin (…) se abre ahora, una historia nueva del proceso de paz en la que urge … privilegiar las convergencias (…) diálogo maduro y fecundo (…) es ilusorio pensar que un solo actor pueda alcanzar la paz sin la colaboración de los demás (…) de ninguna manera pretendemos ni aceptamos, desempeñar la función de mediación (…) instancias civiles bajo cuya responsabilidad pudiera caer, de ahora en adelante, la mediación (…)” (Comunicado de Prensa, 8 de junio de 1998).

-Nunciatura Apostólica: “(…) las declaraciones … no pertenece al representante pontificio analizar (…) el nuevo capítulo … privilegiara las convergencias en lugar de las divergencias, el diálogo en lugar de los enfrentamientos, la colaboración en lugar de las acusaciones recíprocas (…) la Conferencia Episcopal y su Comisión para la Reconciliación y la Paz en Chiapas. Estas, sin pretender en modo alguno convertirse en nuevas instancias mediadoras, estarán ciertamente abiertas a todo tipo de colaboración con los organismos civiles bajo cuya responsabilidad caiga de ahora en adelante la mediación, si ella fuese aún necesaria, o el contacto directo entre el Gobierno de la Nación y el grupo que se levantó en armas (…) (Justo Mullor, Declaración de la Nunciatura Apostólica, 8 de junio de 1998).

-52 organizaciones sociales, civiles, centros de derechos humanos, sindicatos, etc. del país: “Nos parece preocupante la desaparición de la CONAI , instancia vital para el proceso de pacificación, ya que su trabajo y compromiso siempre estuvieron por encima de cualquier ataque gubernamental, cumpliendo el papel de mediación (…) el camino que la sociedad civil debe retomar, ahora más que nunca, es la participación activa como comunidad nacional e internacional para alcanzar la vía de la pacificación, no sólo en Chiapas, sino en todo el país (…)”.

-Julio Hernández López (columnista de La Jornada): “El mensaje real, estremecedor, que llega al mundo entero con la disolución de la Conai es altamente peligroso, pues ahora queda claro que, como los duelos del Viejo Oeste, uno de los pistoleros desea quedarse a solas en el centro del pueblo, sin testigos incómodos y con los dedos cerca de los gatillos de las pistolas, esperando el momento en el que aparezca el otro personaje de ese enfrentamiento ya sin opciones de ser conjurado”.

-Indígena tztotzil de los altos: “Estamos preocupados, ya sin la intermediación, lo único que queda es esperar a las balas”.

-Amnistía Internacional para América Latina: “Uno puede evaluar esto solo dentro del contexto de las continuas amenazas y ataques contra el obispo Ruiz (…)” AI está preocupada por la seguridad física del obispo y por la erosión de las condiciones para la sociedad civil.

-Secretario de la Marina, José Ramón Lorenzo Franco: “va por buen camino, porque al hacerse a un lado grupos que interferían en ocasiones, podremos dar pasos gigantes en mejorar las condiciones de vida en esos lugares”.

-Secretario de Desarrollo Social, Estaban Moctezuma: la alternativa para el conflicto chiapaneco es que todo el país debe tener una conciencia muy clara de que el desarrollo social requiere un compromiso permanente en materia de generación de oportunidades, de ingresos, de justicia y de empleo en todo el país y donde más se requiere, como pueden ser los estados del sureste, en particular Chiapas (NR: eludió responder sobre el tema).

-Coordinador Gubernamental para el Diálogo, Emilio Rabasa: no es un triunfo para el gobierno. Tampoco motiva la descomposición del panorama en Chiapas; el modelo de la mediación al que respondía la Conai ya estaba bastante agotado; necesidad de contar con un nuevo marco jurídico para el diálogo; el obispo era una pieza clave para la solución del conflicto en Chiapas; “Encuentro muy desafortunado, por decir lo menos, que se utilice el púlpito para un pronunciamiento de tipo político y respecto de un organismo civil. La liturgia merece el respeto de todos; el obispo ocultó a sus feligreses los esfuerzos reiterados del gobierno por dialogar; el gobierno nunca retiró su reconocimiento a la Conai; “es una determinación interna y autónoma, la cual nunca se platicó con las partes que de buena fe le extendieron su reconocimiento”; desestimó que se contamine la COCOPA; rechazó la mediación de una instancia internacional.

-Alberto Aziz Nassif, columnista del diario La Jornada: “otro fracaso para el proceso de paz en Chiapas (…) el gobierno se dedicó a golpear a la Conai (…) Un gobierno que se dedica a crear conflictos en donde no los había (…) que golpea sistemáticamente espacios que apoyan la negociación (…) es, a todas luces, un gobierno que pierde condiciones de gobernabilidad”.

-Gonzalo Ituarte, Ex-secretario técnico de la Conai: “no es probable” un diálogo directo entre las Partes, por lo que en futuro tendrá que surgir una mediación nacional o internacional, de algún personaje o combinada con representantes de ambas partes; deja “un vacío que llama a todos a reasumir la responsabilidad en el proceso”; un paso “positivo porque implica reconocer una realidad, y cuando eso ocurre se fundamenta en la verdad para plantear las nuevas etapas (…) formaliza lo que el gobierno no quiso formalizar, aunque lo expresó suficientemente en sus declaraciones”.

-Luis Hernández Navarro (Secretario Técnico de la COSEVER): “La disolución de la Conai anuncia el fin de una etapa en el proceso de paz (…) muestra que el esquema de diálogo de San Andrés ha llegado a su fin (…) (Samuel Ruiz) su peso político internacional lo convierten en una referencia obligada para el proceso de paz (…) figura imprescindible para la solución del conflicto (…) internacionalmente, Samuel Ruiz tiene más reconocimiento que nunca. La renuncia no es, pues, resultado de su debilidad (…) La disolución de la Conai cancela, en el corto plazo, la posibilidad de que las mediaciones nacionales desempeñen un papel activo en la solución de la rebelión (…) acerca la posibilidad de que distintos actores internacionales protagonicen un papel (…)”.

-Congreso Nacional Indígena (CNI): la desaparición de la Conai solo será fructífera si este suceso se traduce en la conformación de un “cuerpo social más amplio, más activo y más participativo que abrigue alguna esperanza para detener la estrategia de guerra”, y en esa lógica emprenderá movilizaciones en todo el país.

-Frente Zapatista de Liberación Nacional (FZLN): la disolución es la consecuencia de la campaña ofensiva gubernamental.

-Gobierno del Estado de Chiapas: no afecta a la negociación entre el EZLN y el gobierno federal; el obispo Samuel Ruiz realizaba acciones “con fines distintos al logro de la paz”; la instancia “desde hace mucho tiempo dejó de ser un instrumento útil para la negociación (…) es falso que el gobierno del estado haya desistido del camino del diálogo, lo ha privilegiado (…) no tuvo logros, acercamientos o aproximaciones que hicieran ver la efectividad de su intermediación en la solución del conflicto (…) la defensa que hace el obispo Samuel Ruiz sobre los llamados municipios autónomos es prueba fehaciente de su parcialidad y desconocimiento de las normas constitucionales (…) el gobierno no ha tenido ni tiene ninguna estrategia de guerra (…)”

-Gobernador del Estado de Chiapas, Roberto Albores Guillén: estamos más cercanos a la paz (…) esta instancia no guardó su compostura y equilibrio (…) la desaparición “era un secreto a voces” (…) el gobierno del estado ya no quiere más intermediarios; Samuel Ruiz hace imputaciones que no corresponden a la verdad (…) no existen órdenes de aprehensión contra sacerdotes (…) lo que pueda haber son justificadas (…) no existe ningún caso en Chiapas donde estemos persiguiendo sacerdotes (…); negó que haya intervención policiaca en las iglesias católicas, si en las comunidades no quieren abrir los templos es su decisión (…)

-Coalición de Resistencia Civil de la Costa de Chiapas: esto puede retrasar el proceso de paz que todos los chiapanecos anhelamos (..) el obispo era una pieza clave en el desarrollo de los diálogos (…)

-Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX): fue un acto de buena fe (…) ahora el Congreso debe asumir la diferencia de lo que hace falta para dar continuidad al diálogo (…) la Conai actuó de manera parcial y fue un buen momento para su desintegración (…) don Samuel era parte de la solución pero retirándose de la Conai, porque esto le permite más libertad al gobierno federal y tener más posibilidad de maniobra (…)

-Confraternidad Nacional de Iglesias Cristianas Evangélicas (COFRATERNICE): el “método de análisis” implícito en la teología de la liberación conduce a la violencia revolucionaria. “Es por esta innegable responsabilidad de la diócesis, que la Conai nunca debió haber existido”.

-Diócesis de San Cristóbal de las Casas, 200 Agentes de Pastoral: “Nosotros entendemos que este paso era necesario para que reafirmaras tu compromiso con los pobres, con los indígenas, con la justicia y con la paz (…) se cierra un momento del proceso de paz (…) la persecución a que hemos sido sometidos no nos atemoriza, antes bien nos invita a ser más coherentes con la proclamación del Evangelio de Jesucristo”.


Fuente: CIEPAC. http://www.ciepac.org/