Documentación histórica

Sin pruebas y sin la presencia del juez, la secretaria del juzgado les dictó auto de formal prisión. 08-05-2009

La Jornada

"Se confirma el carácter político del proceso" a 8 zapatistas, acusan
Les imputan asaltos; junta de buen gobierno custodia a los responsables "confesos"
La junta de buen gobierno de Morelia informó de la detención de dos "verdaderos asaltantes"

Hermann Bellinghausen

Caracol de Morelia, Chis., 8 de mayo. Juan Sabines Guerrero, gobernador perredista de Chiapas, ya tiene sus primeros "presos políticos" zapatistas, consignados hoy en el penal El Amate, en Cintalapa de Figueroa. Son ocho: uno, base de apoyo del EZLN, y siete de la otra campaña.

Antes de conocer la noticia, esta mañana, la junta de buen gobierno (JBG) de Morelia había informado que tiene bajo su custodia a dos asaltantes confesos (a quienes este reportero pudo ver y conoció sus declaraciones) que operaban en las inmediaciones de Agua Clara, en la carretera Ocosingo-Palenque.

Al inicio de la tarde, antes del término legal y en ausencia no sólo de pruebas, sino hasta del juez segundo de lo penal, la secretaria del juzgado del distrito de Tuxtla Gutiérrez en El Amate, Fabiola del Rosario Díaz García, dictó auto de formal prisión contra los ocho campesinos tzeltales de San Sebastián Bachajón (municipio de Chilón).

De acuerdo con la defensa, "se confirma el carácter político del proceso, dirigido desde la secretaría de Gobierno de Chiapas, a cargo de Noé Castañón, amigo personal del secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont". Eso también confirma, agregan los abogados, "la sujeción del Poder Judicial al Ejecutivo del estado".

Por su parte, la JBG sostiene tener plenamente identificada a la banda, que por lo menos lleva operando dos años en esa región, y cuyos vínculos con agentes de las policías estatales Preventiva (PEP) y de Caminos (PEC) son conocidos en Betel Yochip y Agua Clara. “Los priístas hasta se ríen de que los que están presos son los compas y no los verdaderos ladrones”, dijo a La Jornada en el caracol de Morelia un zapatista de Agua Clara.

La banda de asaltantes (la verdadera) está compuesta por Manuel Pérez Gómez, a quien se identifica como el "cabecero" del grupo, así como sus hijos Pedro, Sebastián, y Juan Pérez Cruz, y los hermanos Miguel, Pascual y Jacinto Hernández Moreno. Estos últimos se reunieron en su casa con agentes estatales en días pasados, al calor de los operativos que desencadenó el gobierno estatal en las inmediaciones de Agua Azul.

Los dos jóvenes bajo custodia, Manuel Pérez Gómez (homónimo del anterior) y Manuel Gómez Vázquez, de 19 y 16 años respectivamente, fueron denunciados a la JBG por sus propios familiares, y eran nuevos en la banda. Actualmente realizan "trabajos comunitarios" en una milpa a cargo de la autoridad autónoma y reciben sus alimentos junto con las decenas de bases zapatistas que están trabajando en el caracol. Pasan la noche en dos celdas contiguas.

La JBG de Morelia reitera el encarcelamiento injustificado del zapatista Miguel Vázquez Moreno, aprehendido "de sorpresa" mientras "estaba luchando para buscar su vida diaria con su familia transportando personas" en el centro turístico de Agua Azul.

"Se ve claramente que el mal gobierno de Chiapas sólo se está dedicando a provocar nuestra lucha, a armar delitos falsos, obligándolos a firmar su declaración con amenazas, torturas, por parte de los policías. Para nosotros, nuestro compañero es un preso político". La JBG atribuye a la "incapacidad de Juan Sabines", que "sus represores han torturado compañeros nuestros injustamente, mientras los verdaderos delincuentes están gozando la libertad en sus casas".

La JBG custodia a dos "verdaderos asaltantes": Manuel Pérez Gómez, de Flor de Cacao (municipio Benemérito de las Américas) “con tatuajes en la mano izquierda que dice ‘crimen’, y al lado una cruz, y en ambos brazos con cicatrices de heridas (antiguas) que él mismo se hizo”, y Manuel Gómez Vázquez, de Agua Clara (municipio Salto de Agua).

Éstos fueron contratados "por los verdaderos jefes de asaltantes" (mencionados arriba), quienes portan armas calibre 22 de 16 tiros y han disparado contra policías "desde el monte" en días pasados. También pistolas y armas blancas. "Viven todo el tiempo en las montañas entre Betel Yochip y Agua Clara".

Este reportero vio dos videos, grabados esta semana, donde los jóvenes bajo custodia cuentan su vida de migrantes en Cancún y el modus operandi de la banda que los "contrató" a su regreso.

Por la mañana se realizó en Ocosingo una marcha de adherentes de la otra campaña de distintas partes del estado, exigiendo la liberación de los indígenas hoy sentenciados. La marcha salió de la sede autónoma zapatista Primero de Enero y efectuó un mitin en la plaza central, dejando mantas, carteles y pintas en el palacio municipal, presidido por el panista Leonel Solórzano.


http://www.jornada.unam.mx/2009/05/09/index.php?section=politica&article=016n1pol