Documentación histórica

Son adherentes de la otra campaña de San Sebastián Bachajón; los defiende el CDHFBC. 17-04-2009

El gobierno de Chiapas los golpea, los arraiga y los presenta como "asaltantes"

Hermann Bellinghausen
Enviado

San Cristóbal de las Casas, Chis., 17 de abril. Con singular despliegue, el gobierno de Chiapas exhibió hoy como vulgares "asaltantes de autobuses" a seis campesinos tzeltales del ejido San Sebastián Bachajón, adherentes de la otra campaña del EZLN, que se han caracterizado por defender sus derechos territoriales en la codiciada zona de las cascadas de Agua Azul, por donde pasaría la programada autopista San Cristóbal de las Casas-Palenque.

Según los propios detenidos y sus defensores del Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas (CDHFBC), los indígenas fueron obligados bajo tortura a declararse culpables de los presuntos delitos que la justicia estatal les atribuye, con el habitual "respaldo" de la Organización para la Defensa de los Derechos Indígenas y Campesinos (Opddic), organización oficialista que controla el centro turístico de las cascadas en el municipio de Tumbalá, y cuyo acceso atraviesa el ejido de San Sebastián Bachajón, en el vecino Chilón.

El CDHFBC "tuvo conocimiento de la detención arbitraria y actos de tortura, tratos o penas crueles, inhumanos y degradantes, y violaciones a las garantías judiciales" contra ellos. Según información obtenida "durante la revisión médica en presencia del CDHFBC", Jerónimo Gómez Saragos fue detenido el lunes 13 en Ocosingo por elementos de la Policía Estatal Preventiva (PEP). Asegura "que lo golpearon en la garganta y la espalda"; "me pusieron una cámara fotográfica y un celular en la bolsa del pantalón, y en Tuxtla Gutiérrez los policías me pusieron una bolsa con agua en la cabeza, me vendaron los ojos, me pusieron un pañuelo mojado en la nariz, me obligaron a declarar y no me leyeron mi declaración".

Gómez Saragos, cuyo rostro (como los de sus compañeros) apareció hoy en decenas de periódicos como otro delincuente que cae en manos de la justicia, "no habla bien español, su lengua es el tzeltal; se percibe dificultad de movimiento del brazo izquierdo y cojea de la pierna derecha", observa el CDHFBC.

El mismo lunes, en la comunidad de Temó, Chilón, fueron detenidos Antonio Gómez Saragos, Miguel Demeza Jiménez, Sebastián Demeza Deara, Pedro Demeza Deara y Jerónimo Moreno Deara, por elementos de la PEP y la Policía Estatal de Caminos (PEC). Según sus testimonios, "los policías rompieron los cristales del vehículo y los sacaron a jalones, golpes y patadas". Antonio Gómez Saragos indica haber sido golpeado por la PEP durante su detención y que "fueron obligados a declararse asaltantes y que portaban machetes y navajas". Gerónimo Moreno Deara tiene roto el incisivo superior derecho, "debido a que en el momento de su detención un policía lo golpeó con el cañón de su pistola". Aseguraron pertenecer a "la comisión que vigila la carretera por los asaltos" en la zona de Salto del Tigre, cerca de Agua Azul, y negaron traer pasamontañas o machetes. Los detenidos se encuentran "arraigados" por 30 días, "por los delitos de robo con violencia, delincuencia organizada y los que resulten", documentó el CDHFBC.

Antonio Gómez Deara declara que él y los demás "se encontraban dentro de un Tsuru color guinda cuando elementos de la PEP rodearon el vehículo, rompieron los cristales y los sacaron a jalones, golpes y patadas", y que "un agente lo tiró al suelo y le puso el pie en el pecho". Finalmente, que "todos los detenidos fueron forzados por los agentes policiacos para que declararan que ellos eran asaltantes".

El 15 de abril se inició un bloqueo carretero en el sensible crucero de Agua Azul, por integrantes de la otra campaña de San Sebastián Bachajón, para exigir la liberación de sus seis compañeros. Tras disparos de tropas federales, la movilización se retiró. Reinstalado ayer jueves, hoy fue levantado cuando 800 agentes estatales se concentraron en Ocosingo y Agua Clara para desalojar el bloqueo. Según reportes, destruyeron la caseta de cobro y esta noche rondaban todavía el ejido.


http://www.jornada.unam.mx/2009/04/18/index.php?section=politica&article=012n1pol