Documentación histórica

8 de marzo de 2009: las mujeres zapatistas en lucha al lado de Mamá Corral

Unidos y unidas un día lo vamos a vencer (al mal gobierno) con nuestra fuerza y nuestro poder y así ganaremos la lucha y viviremos con paz y justicia, con tierra y libertad y con una vida feliz.
Lupita


Estaban las mujeres zapatistas organizando la fiesta del 8 de marzo de 2009 cuando supieron de la muerte de Mamá Corral. “Una mujer buena y luchadora”. En su honor llevaba este nombre el evento político, deportivo, cultural y artístico que este fin de semana reunió a miles de mujeres zapatistas de los cinco territorios autónomos con mujeres de México y el mundo.

El mero día, el 8 de marzo, daban las compañeras la bienvenida al encuentro. Lo hacía una compañera base de apoyo, otra compañera de la JBG y una compañera del CCRI-CG. Esta última, animaba a celebrar el día “porque no sabemos cuántas veces vamos a poder celebrar como ésta. Depende de cómo nos va la guerra que hace el mal gobierno que cada día nos amenaza. Mientras vivimos, debemos seguir celebrando y luchando por democracia, libertad y justicia”.

En el discurso central del evento político que una compañera del CCRI-CG dio a conocer en castilla (le siguió después el discurso un poco más extenso en tsotsil) se recordó a las mujeres obreras estadounidenses en memoria de las cuales se conmemora cada año el 8 de marzo. También se recordó de manera especial a las compañeras caídas durante los 25 años de lucha del EZLN; así también a las compañeras desaparecidas, perseguidas y encarceladas por el mal gobierno. Recordaron a las mujeres que dieron su vida por un mundo libre para nosotras y que hicieron posible lo imposible. Mujeres que son espejo en el que ver, apreciar y mirar el horizonte.

El 8 de marzo, miles de mujeres zapatistas llegaron a Oventik y en cada uno de los otros cuatro caracoles llegaron también comisiones para participar del Día Internacional de la Mujer. Miles más quedaron en sus pueblos y comunidades. No llegaron por falta de recursos y también por la movilización de militares y paramilitares que se está dando en las zonas.

Con todo, las compañeras insistían en que era un día para celebrar con alegría. También un día para la convivencia de las mujeres que en 15 años de levantamiento armado han solido pasar este día en sus cargos, o trabajando en la casa, a veces manifestándose y a veces nomás sin acordarse de la celebración.

Las compañeras, llegadas en comisión de los demás caracoles, hicieron un recorrido también de los trabajos que hacen las mujeres zapatistas. Los cargos y el esfuerzo de participar en la lucha. Reivindicaron su trabajo como aportación importante que es para que la lucha siga adelante.

Animaron a las nuevas generaciones a participar y agradecieron a los compañeros que ya entendieron la importancia de la participación de las mujeres y las apoyan para que sigan adelante. También exigieron a los que aún no entendieron que les den su libertad a las compañeras para que puedan hacer su trabajo.

La insurgente Elena recordó que no hay una revolución de verdad sin las mujeres.

Finalmente desde el CCRI-CG reiteraron el llamado a las mujeres de la Otra Campaña y la Sexta Internacional, a las mujeres honestas, explotadas y olvidadas por el sistema capitalista neoliberal a seguir organizándose y luchando. No dejen de luchar.

Las bienvenidas, el discurso, la participación de las comisiones de los caracoles y de Lupita formaron parte del acto político del domingo 8 de marzo en la tarde. Pero todo comenzaba temprano en la mañana del sábado. A medida que se producía la lenta y constante ocupación del caracol, florecían las champas y las tiendas de campaña y se disputaban los partidos de baloncesto, futbolito y voley. Todo ello bajo un sol que hacía olvidar el frío y la neblina habituales en Oventik,

Finalizada la primera ronda, se dio paso a los eventos artísticos y culturales y al baile, que no duró toda la noche para poder así amanecer temprano y descansadas para seguir disputando los partidos. Los equipos ganadores, de bases de apoyo y sociedad civil, recibieron su premio apenas terminó la comida que los hombres estuvieron cocinando en la mañana. Después canciones, poesía, bailables y denuncias de la situación que miles de mujeres en miles de lugares padecen, dieron paso al evento político que ya les comentamos y con el cual cayó la noche y la neblina y comenzaron los pasos rápidos, las recogidas y el caminar cuesta arriba con mochilas y bolsas y adioses. Hasta la próxima.

Y se fueron Magdalena Durán, que llegó al evento. Y se fueron las hijas de Mamá Corral que también estuvieron y disfrutaron del encuentro. Y se fueron las compañeras nacionales e internacionales y también los compañeros que llegaron. Y las mujeres, niñas y ancianas de los cinco caracoles. Y los hombres que se ocuparon de cocinar y de las letrinas y de vigilar. Hasta la próxima, “no sabemos cuántas veces vamos a poder celebrar como ésta. Depende de cómo nos va la guerra que hace el mal gobierno que cada día nos amenaza. Mientras vivimos debemos seguir celebrando y luchando por democracia, libertad y justicia”…


Fuente: CMI Chiapas. http://chiapas.mediosindependientes.org/article_162752