La Sexta

Plática con simpatizantes en Playa del Carmen. (2006)

15 de enero de 2006

Compañeros y Compañeras buenas tardes, nuevamente les agradecemos que hayan venido.

Como este es un espacio para que hablen, los vuelvo a invitar a que si alguien quiere pasar que hable, a eso venimos a escucharlos, todos, si alguno de la prensa quiere pasar a hablar también vamos a escuchar; si algunos elementos de Gobernación quieren pasar a explicarnos como los explotan también estamos para escucharlos; en realidad compañeros y compañeras no les importamos, los agentes de gobernación que además traen su credencial de gobernación para que no se dude de qué es, cual es su trabajo, están preocupados de qué se va a generar aquí, si estamos hablando de lucha armada o todo eso, ya oyeron que no hay lucha armada; no les preocupa porque el dinero que tienen invertido en las elecciones es muy grande y nos desprecian, "son poquitos los que se reunieron, no van a hacer mucho daño, nosotros tenemos los anuncios en televisión, en radio, en los periódicos; es gente común y corriente, morenitos como de por sí la mayoría de los quintanarroeños, alguno que es blanco, no van a hacer daño", eso es lo que van a reportar esa gente que está ahí, y "se van a quedar solos luego", que es lo que le preocupa pues al compa este, y yo les quiero platicar un poco de esto de lo pequeño, por que veo que aquí hay compañeras mujeres, y les quiero contar de una que fue la que, cuya pérdida nos hizo que tuviéramos que detenernos para dolernos y no llegáramos el día que íbamos a llegar aquí en Quintana Roo, por que nos tardamos, que es la compañera, nuestra compañera Ramona, comandanta Ramona. Esa compañera era chaparrita, morenita, mero maya, no hablaba castilla, tzotzil, eso hablaba ella y era de los Altos; y antes en las comunidades zapatistas, pues pasaba lo que pasa en muchos hogares de las ciudades del país, de México, de nuestro país, que es que las mujeres si ya se casan tienen que quedarse en la casa, no pueden andar en otros lados; llega un momento en que Ramona tuvo que elegir, por que así era el modo de las comunidades entonces, hace mucho tiempo, de que si se casaba pues iba a tener que quedarse, ella tenía que elegir si mejor se iba a hacer trabajo político, y el trabajo político no era como el que le tocó luego, cuando los diálogos de Catedral, que habló delante de mucha gente y de muchos medios de comunicación; era que tenía que ir a hablar casa por casa, en comunidades, no hay carreteras, no había carreteras ahí, no había forma de comunicarse, teléfonos celulares ni nada, sino que había que ir a cada casa y hablar con cada compañera, por que el esfuerzo que se habían propuesto ellas, primeramente Ramona y Susana ,son las dos que empezaron ese trabajo, Susana va a venir a Quintana Roo cuando vengamos en Octubre y va a trabajar con ustedes, ustedes la van a conocer, es una excelente compañera, pero además es sencilla, humilde, va a costar trabajo para que la hagan hablar, pero los va a escuchar con mucho interés, y les va a comentar poco a poco según agarre confianza, su historia; entonces Ramona y Susana en este caso, iban a cada casa y hablaban con las compañeras; se trataba de decir que había que luchar también por los derechos de las mujeres; si eso es difícil en el medio urbano, en el medio indígena entonces era impensable, por que aparte de la opresión que como pueblos indios que recibíamos, estaba la presión que como mujeres recibían, entonces ellas sacaron esa idea de que las mujeres eran tres veces explotadas y despreciadas, como pobres, como mujeres y como indígenas. Empezó a caminar una comunidad, otra, años, diez años tardó, y a tratar de convencer las compañeras y a sacar su idea; después de diez años logran sacar lo que se llamaba la Ley Revolucionaria de Mujeres, que es muy sencilla y vienen cosas que parecen así de raras, por ejemplo que las mujeres puedan ser choferes, era un derecho que no, por que lo de los choferes es cosa de hombres por que andan de borrachos ahí de un lado para otro y si la mujer anda de un lado para otro es que anda de loca, así dicen pues, que anda nomás buscando, así dicen. Entonces ellas lograron conquistar ese derecho y lograron conquistar el respeto, primero de nosotros, de los hombres del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, y luego cuando se da el alzamiento, salen junto con nosotros a pelear; si recuerdan las primeras imágenes de Ramona, que se conocieron en el mundo, traía una escopeta, chiquita, era casi de su tamaño, por que ella era chiquita, chiquita; pero si ustedes la hubieran conocido antes de esos diálogos de catedral que fue cuando se conoció en todo el mundo a lo mejor ni la voltean a ver; y si ella agarró la confianza en que estaba en una organización y que estaba en una causa justa y pudo poner su empeño, sin soñar que un día iba a pasar lo que iba a pasar, nosotros pensamos que cada uno de nosotros, y me refiero especialmente a las mujeres y de ellas especialmente a las jóvenes, vale la pena, pensamos nosotros, empeñarse en este camino; en otras reuniones hemos hablado de la desconfianza que hay hacia los movimientos por que luego los líderes se corrompen o se venden, y de una u otra forma se trata en este movimiento que podamos construir desde un principio una forma de participación y de información, como decía el compañero, que nos mantenga unidos, como si estuviéramos permanentemente en una asamblea como la de aquí pero nacional; esta el problema en efecto de que siguen las luchas sociales, se va la televisión, se va la prensa, y luego que pasa, quedan sin protección pues, los compañeros y compañeras; sabemos que no van a dejar de luchar, pero entonces qué va a pasar con la Otra Campaña en Quintana Roo, en concreto qué va a pasar en Chetumal y en los alrededores. Entonces compas, y les digo a todos, ya hicimos acuerdo con los compas adherentes de aquí de Chetumal y de la Otra en Quintana Roo, para que se abra ese canal de comunicación, una página de internet y un correo, aparte de que nosotros vamos a traer teléfono, para que en cualquier momento que haya algo se comunique a todos, no nada más cuando pasamos nosotros  o cuando hay reuniones, sino que alguien pueda luego, luego, subir su información a esa página y que se conozca en todo el mundo, por que la información que está generando ahora la Otra Campaña, ya está pendiente todo el mundo, porque es algo diferente, es algo nuevo, y muchos quieren ver que fracase, por eso están poniendo atención, otros desean de todo corazón que tenga éxito, que salga bien y de ahí agarrar enseñanza o ejemplo para emprender en sus países algo parecido, pero sobre todo en México, en otras partes de la república, están pendientes que va a pasar, que está pasando ahorita en Chetumal, que se dice en las reuniones, quiénes hablan, por qué, así como estuvieron pendientes de Chiapas, y luego de Yucatán, y entonces empiezan a reconocerse unos a otros y a tenderse ese puente, finalmente el trabajo que nos están dando a nosotros como Ejército Zapatista de Liberación Nacional, es ser el puente, o el espacio para que muchos se conozcan; por eso una y otra vez decimos que nuestra intención no es dirigir el movimiento de la Otra Campaña sino ser parte y tener ahí un lugar y un trabajo; el trabajo ahora, que vemos, es el de impulsar y el de ser puente para que se conozcan unos con otros.

Está el problema este de la desconfianza y del miedo, por que si, aquí hay cámaras y micrófonos y algunas son buenas y otras no sabemos, o sí sabemos que son malas, y que lo que buscan es saber quién habla, qué dice, qué piensa, para hostigarlo, para amenazarlo, para hacerlo que se vaya; no hay que desesperarse, y no hay que pensar que esta es la única oportunidad de pasar, ni la única oportunidad de hablar.

A estas personas que vienen de las distintas policías, pues hay aquí de gobernación, federal, del estado, del CISEN, del ejército, y de las policías y de no se cuanto, son tantos que se hacen pelotas, uno dice una cosa y otro y otro; un día se va a voltear todo esto, y un día ustedes van a quedar del otro lado y eso tienen que tomarlo en cuenta, por que así como pensaban que el PRI iba a ser eterno y ya no es eterno, también el sistema capitalista no es eterno; han apostado ustedes a vivir de perseguir y reprimir a la gente que lucha, va a llegar el día en que van a tener que dar cuentas; ahí véanlo, porque entonces se va a voltear y ustedes son los que van a tener miedo. Porque ahorita tenemos miedos individuales y dispersos, pero cuando nuestros miedos se encuentren con otros se van a convertir en valentía, como nos pasó a nosotros en el Ejército Zapatista de Liberación Nacional; fuera que nos agarran así individualmente o en pequeños grupos, decimos no pues no le entramos, fue hasta que descubrimos ese dolor común que teníamos todos y dijimos no pues tenemos que cambiarlo, porque como decía el compañero que pasó al principio, no se puede seguir así, tenemos que hacer algo para transformarlos.

De los partidos políticos, de las campañas y de los gobiernos ahorita no se preocupen tanto por que ellos no se preocupan de nosotros, nos ven muy pequeños y muy débiles, dicen "total ese paso por Quintana Roo que hizo Marcos con dos, tres telenovelas, un big brother y bastantes anuncios en la prensa y la televisión queda atrás", por eso lo importante ahora es tener el pequeño grupo organizador y que siga trabajando haciendo reuniones se trata de que la Otra en Chetumal siga reuniéndose y siga informando y difundiendo y siga abriendo foros para que se estén denunciando las injusticias, las represiones, los hostigamientos; pero ya no va a quedar sólo en Quintana Roo, ni sólo en Chetumal; primero su red mero en Quintana Roo, luego en la península y luego a nivel nacional, y eso es lo que vamos a ir construyendo nosotros a nuestro paso y al final cuando regresamos otra vez, como preguntaba el compañero, cuando regresamos en octubre, ya no es que vamos a pasar unos días, sino que vamos a tardar aquí y ya vamos a quedar con compañeros, y entonces sí ya vamos a ir a los lugares, sin temor de las cámaras o los micrófonos que quieran hacernos daño y empezar a construir ese programa nacional de lucha.

La Otra Campaña por eso es otra, porque todo esto que va…que empezó, creo que ayer otra vez las campañas electorales, se acaban el dos de julio y luego ya se reparten el pastel, se olvidan las despensas, las cobijas, las gorras, todo lo que están repartiendo y ya se van allá arriba y se olvidan de nosotros. Y entonces cuando ellos acaban, nosotros seguimos y eso es lo que vamos a hacer, si ahorita todavía piensan "tal vez le entro, tal vez no le entro", no se preocupen, sigan conociendo lo que es la Otra Campaña, sigan participando aunque todavía no le entren, y cuando llegue el momento en que dicen ya hay que entrarle ahora, éntrenle con todo pues, sin miedo compañeros y compañeras, por que el rumbo que va a seguir esto lo tenemos que decidir entre todos y finalmente, pase lo que pase, como decía el Teniente Coronel Moisés, cuando fue la última plenaria allá en la Garrucha, allá en la Selva Lacandona, dijo "aunque alguien no luche, también la liberación va a ser para él", el problema va a ser la vergüenza, por que sí vamos a hacer de este país algo más justo, más libre y mas democrático, algo de lo que uno se puede enorgullecer, y entonces todos los que queden van a responder a la pregunta ¿qué hiciste?, y ahí que va a decir, "pues yo espere a ver que hacían los demás y que bueno que salió bien" y hay quien dice "no, yo puse el empeño y puse la vida para transformar eso" y eso va ha haber que respondérselo a uno mismo, esta es la oportunidad compa, no es algo que ya está hecho, que les decimos métanse, un partido político, es algo que se está formando apenas, como se forman los movimientos conforme van avanzando y ahorita es cuando hay que entrarle, cuando está empezando, cuando podemos decidir juntos el rumbo, el paso, la compañía, la velocidad a la que vamos a ir; y lo que les estamos invitando ahora no es a un movimiento en Chetumal, ni en Quintana Roo, sino nacional; y no es de indígenas nada más, o de obreros o de mujeres o de campesinos o de jóvenes, sino de todos los que están oprimidos, humillados, perseguidos, por que como en las historias que nos contó el compa Carvajal o que escuchamos de otros, ahora y ayer, hay en todo México, pero no se saben, incluso nosotros no las sabíamos, las venimos a encontrar aquí. La ignorancia que hay sobre lo que pasa en Quintana Roo en la lucha social, de lo que ustedes estuvieron diciendo aquí, en el resto de México no se conoce nada, parece como que en Quintana Roo todo está en calma y sólo se sabe cuando pasa una desgracia como la del huracán, entonces si empiezan a salir muchas cosas, pero nosotros sabemos que no, que cuando aparentemente todo está en calma, hay gente que está luchando por sus derechos, pero hasta ahora está en silencio y ya no podemos repetir eso; por eso la otra campaña lo menos que debe hacer es ese espacio de comunicación nacional abajo, para que todos sepan lo que está pasando abajo. Ya sabemos que arriba no les importa y no lo van a mencionar, y entonces la gente puede entrar a la cárcel injustamente, la pueden perseguir, golpear o matar, lo que sea, y nadie sabe; se trata de que ya no peleemos solos, pero también que ya no suframos solos, que unamos nuestro dolor entre todos y lo transformemos en algo que haga avanzar y cambiar realmente el país; de eso se trata, a lo que los estamos invitando nosotros no es a que dejen de luchar, ni a que dejen su lucha y la pongan debajo de alguien; se trata de que sigan en su organización, como se llaman, según su estructura, según su modo, según sus demandas, pero unan ese dolor y esa lucha con otra, sin dejar de ser lo que son; esa es la Otra Campaña; no tienen nada que perder compas, ni siquiera el tiempo; del otro lado si, se va a repetir una y otra vez la historia, y a lo mejor nos salva una nota periodística, a lo mejor nos salva un abogado o a lo mejor una campaña electoral y conseguimos lo que queremos por que algún candidato lo pudo hacer, pero las cosas se van a volver a repetir, por que mientras no se solucione el sistema, van a repetirse una y otra vez las mismas injusticias.

Éntrenle y hagan crecer su voz, y a cambio lo único que les estamos pidiendo es que presten el oído, y así como se escucha su palabra y su lucha y sus problemas, ustedes escuchen la palabra y los problemas que hay en otras partes de México; aquí la otra en Quintana Roo ya está organizado, ya están trabajando pues, pudieron levantar esto que se está haciendo, lo de ayer, lo de hoy, lo de todos estos días que vamos a estar en el estado; con ellos vamos a estar directamente en comunicación, no sólo para que nos cuenten cómo está pasando aquí la lucha, sino también para nosotros contarles lo que está pasando en otras partes de la República y les estén informando a ustedes.

Y entonces el micrófono que aquí usaron los que pudieron, aunque algunos todavía tendrán miedo o problema, "que tal que sale chueca mi palabra o digo algo mal o se van a burlar", van a encontrar también su espacio, cuando vengamos otra vez, ya tardemos mas tiempo y vayamos a sus lugares y estemos ahí con ustedes y veamos todo eso que nos están diciendo y con nuestros ojos, otros ojos los estén viendo, y con nuestros oídos, otros oídos escuchen; entonces sí las luchas ya no necesiten ese puente, sino que se conviertan en una lucha nacional, un programa nacional de lucha, con otra política por que nosotros no llegamos a ofrecer cargos, ni despensas, ni nada; ofrecemos compromiso, trabajo y sacrificio, otra forma de hacer política y que apunte a algo bien sustantivo, que es que hay que hacer otra ley, hay que hacer otra sociedad y otra ley que rija esa sociedad; como ya se dijo aquí la constitución actual no sirve para nada, bueno sirve para que los ricos se hagan mas ricos, para justificar el despojo que nos hacen, de tierras, de salario, con la carestía, los productos del campo, la persecución a los jóvenes, el desprecio a las mujeres, el racismo a los indígenas, la criminalización de las diferencias sexuales, todo eso es parte de ese sistema ahora legalizado; durante mucho tiempo en la historia no se había presentado esto, en las cárceles y en los cementerios están los que luchan por la justicia, los luchadores sociales, y en los puestos gubernamentales están los criminales; debía ser al revés, y eso es lo que les digo a los agentes de gobernación, va a llegar el día en que va a ser al revés, y van a tener que optar desde ahora, al servicio de quién se ponen, al servicio del que está transformando las cosas, va a ganar, vamos a ganar, a lo mejor nos tardamos pero vamos a ganar, o al servicio del que va a perder, por mucho dinero que tenga; por que el triunfo de ellos significa la destrucción del país y el triunfo de nosotros significa su salvación.

A lo que estamos invitando a todos ustedes, incluyendo a los agentes de gobernación, o del CISEN, o de lo que sea, que están ahí, es a luchar juntos al mismo nivel para transformar el país; cada quien haga su chamba donde le toca, en Chetumal, o al rededor de Chetumal, en Quintana Roo, en Tijuana, en Guerrero, en Tamaulipas, en Nuevo León, en Chiapas, donde quiera; nada más si les digo una cosa, a partir del momento en que se entran son nuestros compañeros y nuestros compañeros del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, sin que agarren un arma, sin que se cubran el rostro, sin que se metan en algo ilegal o ilegítimo, es lo mismo que están haciendo pero cuentan con nuestro apoyo y lo que podamos hacer; si lo que podemos hacer es hacer que hablen su palabra lo vamos a hacer sin dudarlo, si lo que podemos hacer es mandarles ayuda lo vamos a hacer, lo que podamos hacer lo vamos a hacer, ese es el compromiso nuestro, que ya tienen otras organizaciones y que también las mismas organizaciones les ofrecen a todos, por que aquí no sólo estoy yo por parte del EZLN, sino hay otros compañeros de grupos, colectivos, organizaciones políticas y sociales, que los están escuchando y están ofreciendo lo mismo, por que a la hora que se entran en la Otra Campaña, están diciendo la Otra Campaña está formada por compañeros y compañeras y tenemos que protegerlos y cuidarlos, por que ese es el principio de cualquier organización honesta, cuidar a quien la forma, primero que nada, y hacer todo el esfuerzo por que esté bien, lo que sigue es luchar por lo que se está luchando.

Eso es lo que les queríamos decir compañeros y compañeras, les agradecemos otra vez que estén aquí. Muchas gracias.
 


Fuente: http://enlacezapatista.ezln.org.mx/