Documentación histórica

Intervención de trabajador@s de la maquila de Tamaulipas. DF. (2008)

Las Cuatro Ruedas del Capitalismo: Explotación

Trabajador@s de la Industria Maquiladora de Tamaulipas

26 de diciembre de 2008

Primera intervención

Buenas tardes, mi nombre Reyes Erendira Rodríguez Hernández y soy integrante de la Coalición por Justicia en las Maquiladoras.

A nombre de la CJM, agradecemos la invitación a todos los zapatistas, a los Comandantes y a los de la Digna Rabia, por esta invitación, y sobre todo por el espacio que nos abren a los trabajadores y trabajadoras de la maquila.

Nosotros fuimos invitados para la Mesa de Explotación, pero consideramos, como trabajadores ,que el capitalismo no ha golpeado en sus cuatro ejes, tanto en explotación, en el despojo, en el desprecio y en la represión, ya que como trabajadores somos explotados, bueno, somos explotados trabajando doce horas diarias, sin pago por tiempo extraordinario; somos también con cargas excesivas de trabajo, no importa que seamos mujeres, no importa que seamos mujeres embarazadas; somos, en la represión, cuando intentamos organizarnos para lograr mejores condiciones de trabajo, empezamos a ser amenazados por las empresas, empezamos a ser despedidos por los empresarios, empezamos a ser perseguidos por los gobiernos y aún así después de lograr los objetivos, en ocasiones, hasta estamos en las llamadas listas negras y no nos contratan en ningún lado porque ellos nos consideran como un cáncer para la humanidad cuando lo único que estamos haciendo es lograr hacer valer un derecho que tenemos y que está plasmado en nuestra Constitución Mexicana, que es la libre organización.

Dentro del desprecio es que estamos tratados como..., somos tratados ya no como personas, sino que somos tratados como máquinas y ya nosotros, ya nuestro cerebro va nada más encaminado a que me levanto todos los días a las 6 de la mañana para ir a trabajar, me conecto a una máquina las 12 horas diarias y que no puedo dejar, no puedo, ni siquiera, ir al baño porque tengo que terminar la producción y sino, no me dejan salir hasta que no termine. Para mi esta es una forma de desprecio.

En cuanto al despojo, tanto como ciudadanos, como trabajadores, estamos siendo despojados de nuestros recursos naturales; el Tratado de Libre Comercio desde que entró, no logró terminar con todo, sino que la ASPAN es la continuación del Tratado y ya que vienen por lo que les faltó que son los nuestros energéticos, como es en el caso del petróleo, que se habla de reformas pero no es más que una privatización; ya una vez que haya dinero del capitalismo dentro del petroleo ya está siendo privatizado.

Y bueno por eso nosotros como trabajadores consideramos que nos afecta en todos los ejes, no solamente en la explotación.

Gracias.

 

Segunda intervención

Buenas tardes a todos, compañeros.

Compañeros y compañeras, mi nombre es Israel Monroy. Soy parte de la Coalición por Justicia en las Maquiladoras que se conoce como CJM. Esta es una organización internacional en la cual nosotros, los trabajadores, ejercemos nuestra libertad ya que solamente nosotros decidimos que hacer y por dónde caminar. Venimos del Estado de Tamaulipas, de la región norte de nuestro país, y del estado dónde se encuentran ubicadas mayoritariamente las corporaciones internacionales, también conocidas como Maquilas derivado de la aplicación de este modelo capitalista neoliberal.

Nosotros como trabajadores, vimos la legalidad de las maquilas con la firma del Tratado del Libre Comercio en 1994 y con la propaganda de que el libre mercado era la alternativa de desarrollo para nuestros pueblos. Sin embargo, nosotros sufrimos en nuestras vidas las cuatro ruedas en que se basa el sistema capitalista y empezamos a hacer la resistencia en contra del brazo derecho del capitalismo que es para nosotros las corporaciones internacionales. Es por esto que cuando todos volteaban hacia el sur con nuestras hermanos y hermanas indígenas, al mismo tiempo en 1º de enero de 1994, se lleva a cabo el movimiento de las trabajadoras de Sonny, de Nuevo Laredo, siendo ejemplo de la organización para muchos trabajadores en toda la región norte del país. Y es así cuando se empieza a desarrollar un proceso de organización que ha llevado, a nosotros los trabajadores, a ser actores de nuestra propia historia, resistiendo, buscando alternativas contra la explotación, el despojo, el desprecio y la represión.

Desarrollando, claro está, el movimiento popular en nuestras comunidades y desarrollando las luchas en nuestra región. Es así que los trabajadores de [ ]del año 97, luchan por mejorar sus condiciones de trabajo y denuncian a nivel internacional los daños a la salud que se presentaban a los trabajadores, denunciando también la complicidad de los gobiernos municipales, estatales y federal por permitir que las corporaciones violenten nuestras leyes y nuestros derechos universales. Como trabajadores, sentando así un precedente en la primer queja internacional de los Acuerdos de Cooperación Laboral de América del Norte, denunciando al gobierno mexicano por permitir los daños a la salud de los trabajadores de Custo [ ]

Así mismo, en el año 2000 en la maquiladora Duron New Bravo se llevó su lucha a nivel internacional y sentó un precedente la lucha por tener sindicatos de lucha real, por no tener sindicatos integrantes a un corporativismo sindical que defiende este modelo neoliberal y que son cómplices de las corporaciones internacionales. En el norte, en este proceso, en estos años, la resistencia ha seguido. He mencionado dos ejemplos pero también hay muchos compañeros trabajadores que han dado su lucha en las diferentes zonas de nuestra región como Liberty, como BHL, como [ ]en Reinosa, y también otras partes, en otros estados, como la compañera Reyes en la [ ], como los compañeros en Tijuana. Actualmente en este año 2008, los trabajadores pertenecientes a las cuatro plantas del corporativo Keysa [ ], que es un corporativo a nivel internacional que tiene 32 plantas en todo el mundo y que se dedica a la elaboración de bolsas de aire y cinturones de seguridad para más de ciento cincuenta marcas mundiales de automóviles como Ford, General Motors, Chrysler, Damler, todas las marcas que nosotros podemos ver en el mercado, compañeros, están ahorita haciendo una resistencia de más de un año, ejerciendo su derecho de libertad de asociación; formaron una coalición de trabajadores y acaban de formar un sindicato autónomo con una lucha digna, exigiendo mejores salarios y denunciando al corporativo por sus prácticas hacia los trabajadores.

Sin embargo, nosotros como trabajadores de la maquila, vemos que el modelo capitalista neoliberal tiene su fuerza en las corporaciones internacionales, en complicidad con los gobiernos serviles y partidos políticos que están al servicio del capitalismo. Pero también vemos que ahora el sistema capitalismo está en crisis y vemos también que los gobiernos neoliberales pretenden seguir saqueando nuestro país, aprovechando de nuestros recursos naturales y militarizando todo el país, de sur a norte, para castigar así nuestra digna rebeldía y nuestras alternativas que estamos construyendo desde nuestra visión, desde abajo, como trabajadores y como adherentes de la Otra Campaña.

Es por eso que todos nosotros tenemos el compromiso de buscar estas nuevas alternativas que nos permitan caminar juntos, que nos permitan extender nuestra digna rabia, porque es digna y si es rabia, para construir un nuevo modelo que traiga consigo lo del otro mundo que es posible y que las comunidades indígenas zapatistas lo han hecho realidad.

Pero también, compañeros, hay que cerrar filas contra el capitalismo, pero también hay que cerrar filas contra los oportunistas que sin duda alguna van a tratar de infiltrar nuestro movimiento, para tratar de descarrilar nuestra rebeldía.

Así mismo, compañeros y compañeras, no podemos permitir que corporaciones internacionales generen mil millones de dólares al año, de ganancias, con la explotación de ocho mil o nueve mil trabajadores que ganan salarios de hambre, como es el caso del corporativo Keysa[ ]que tiene 32 plantas en todo el mundo.

Esta es la verdadera cara del capitalismo: la concentración de la riqueza en unas cuantas manos. Es por eso que estamos aquí como trabajadores de maquilas y es por eso que desde el norte vemos a todas las resistencias que se están llevando en el centro y en el sur del país y a nivel internacional.

¡Viva la Otra Campaña!

¡Viva la resistencia!

¡Viva el Ejército Zapatista de Liberación Nacional!

Gracias.