El buen gobierno

El Municipio Autónomo Ricardo Flores Magón, sobre la Reserva Integral de la Biosfera de Montes Azules. (2002)

MUNICIPIO AUTÓNOMO EN REBELDÍA RICARDO FLORES MAGÓN

25 de marzo del 2002, Chiapas, México.

Al Pueblo de México.
A los Pueblos del Mundo.

Hermanos y hermanas:

Una sombra de muerte se levanta en el corazón de nuestra tierra, de nuestra madre, de nuestra selva. Una niebla de soldados, paramilitares, planes y proyectos llega de nuevo para amenazarnos, para robarnos el sueño y desalojar a nuestras comunidades indígenas de la Reserva Integral de la Biosfera de Montes Azules (RIBMA) y de la llamada Zona Lacandona. Pero también la dignidad de un pueblo que a pesar de las tormentas se camina habla con verdad y fuerza que no callará nunca más y denuncia las artimañas del gobierno para hacer su guerra de exterminio contra las comunidades en resistencia ahora con el pretexto de las zonas reservadas. La voz de este pueblo hoy le repite a los malos gobiernos federal y estatal que las comunidades indígenas de Ricardo Flores Magón no vamos a permitir ni el desalojo, ni la reubicación de nuestras comunidades, las vamos a defender con todo lo que este en nuestras manos, en nuestra verdad, derechos y razones, vamos a defender nuestras tierras y comunidades como territorios y derechos de nuestros pueblos indígenas.

Hoy lo decimos claro, el proyecto para exterminar de la Selva a nuestras comunidades indígenas mediante el desalojo y reubicación es parte estratégica del Plan Puebla Panamá (PPP) y de sus intereses económicos que intentan extender las políticas y proyectos neoliberales, en el Sur y Sureste de México y a toda Centro América, además para que estas políticas puedan imponerse en nuestros territorios el PPP es a la vez un plan de contrainsurgencia, porque a los intereses neoliberales le estorban nuestras comunidades indígenas y nuestras culturas diferentes que entienden a la tierra como madre, como bien comunal que no puede usarse para el beneficio de unos cuantos, porque no puede destruirse o robarse para hacerla privada y destruirla para sacarle su riqueza. Buscan también la contrainsurgencia porque tenemos dignidad, lucha y resistencia, porque tenemos nuestra propia historia y organización que vive y se defiende, que no se rinde, ni se vende, ni se humilla.

Debido a las grandes, únicas y especiales riquezas naturales que se juntan el la RIMBA y en toda la Selva Lacandona, pero también debido a la lucha, la dignidad y la resistencia de las comunidades indígenas y del EZLN en contra del neoliberalismo y la injusticia la Selva Lacandona se ha convertido en un territorio geoestratégico para los intereses de las empresas multinacionales, de los gobiernos, del ejército federal y de la guerra contrainsurgente, que asegura la tranquilidad a los intereses políticos y económicos que intentan beneficiarse de la selva excluyendo y exterminando a nuestros pueblos indígenas.

Por eso, el gobierno federal, estatal, las empresas multinacionales y las secretarías de estado han elaborado ya diversos programas que intentan imponer a los pueblos y presentarlo a la sociedad como proyectos elaborados junto a los pueblos. Estos programas son principalmente el “Programa Nacional de Atención a 250 Microregiones”, “Programa para el Desarrollo Sustentable de la Selva” y “Programa Integral para el Desarrollo Sustentable de la Selva”. Nosotros denunciamos que estos programa no son más que el proyecto federal y estatal para impulsar a nivel local el PPP.

También existe un programa, que no hacen público, elaborado junto a las empresas interesadas en los Recursos Naturales de la Selva y en este programa se plantea la reubicación de las comunidades indígenas dentro de estas zonas así como el desalojo por medio de la fuerza militar de aquellas comunidades que se nieguen a negociar y a abandonar las tierras, para ello van a utilizar los recursos legales que ofrecen las leyes de zonas reservadas, que sin embargo violan los acuerdos 169 de la OIT y los Acuerdos de San Andrés. A la vez se plantea excluir de todo apoyo gubernamentales a las comunidades que se encuentren dentro de la reserva y la Zona Lacandona y se condicionarán los apoyos a medidas ambientales a quienes estén dentro de las zonas de amortiguamiento (dentro de ellos la educación y la salud) esto con el fin de no permitir el desarrollo de las comunidades y forzar la salida de los pobladores a otras regiones con mayores posibilidades para el desarrollo. En este plan primero se planifica el desalojo de las comunidades dentro de la reserva, después de la Zona Lacandona y finalmente el reordenamiento de las comunidades de las zonas de amortiguamiento y protección forestal en los llamados “Centros Estratégicos de Desarrollo” (CDE).

Los CED están planteados desde el PPP y se repiten en los distintos programas hasta llegar al nivel local y micro regional, aunque en los planes regionales dicen que estos son iniciativa propia de las comunidades.

Los CED en realidad quieren concentrar los apoyos al desarrollo en pocos centros para obligar a la gente campesina a salir poco a poco de sus comunidades por falta de oportunidades y que se concentren en estos centros donde tendrán que buscar trabajos que nada tienen que ver con la tierra, con sus comunidades y cultura, como son las maquiladoras y el turismo. La idea es que salgan y se olviden de su tierra, que se olviden de ser campesinos e indígenas y que ya no enseñen más estas cosas a sus hijos y así se ira olvidando poco a poco el amor por la tierra, por ser indígena, se olvidara la resistencia y la lucha que siempre han dado nuestros pueblos.

Sin embargo para lograrlo necesitan dividir, para dividir esta la contraisurgencia, las mañas de siempre, el ejército, los paramilitares, las amenazas, la presión política, económica y la peor de todas la pobreza extrema que por necesidad obliga a muchos hermanos a tomar la primera salida, no por eso la mejor.

En la Zona Selva han creado ya 34 micro regiones con un CDE en cada una, el territorio de Ricardo Flores Magón lo han intentado dividir en 8 micro regiones y han creado sin el apoyo verdadero de las asambleas y comunidades los llamados “Consejos Micro Regionales”, que dicen están formados por representantes de todas las comunidades y organizaciones. Decimos claros, en todo este proceso no se han tomado en cuenta y nos hemos opuesto con todo las comunidades zapatistas y las comunidades en resistencia, en muchos casos también solo han pactado con las dirigéncias de las organizaciones o directamente con Comisariados Ejidades y autoridades corruptas o autoridades de minorías de cada comunidad, ni con la aprobación real de todas organizaciones y hermanos que forman la asamblea de una comunidad.

Estos Consejos Micro Regionales van a ser la mentira con la que el gobierno dice que consulta y recibe propuestas de las comunidades, con lo que miente diciendo que son planes de las propias comunidades y con ellos justificar la entrada de las medidas neoliberales del PPP, las medidas de contrainsurgencia que incluye el plan de desalojos y reubicación.

Las más de 110 comunidades, poblados y rancherías de este Municipio Autónomo se encuentran en peligro de desalojo o reubicaciones por diversos medios, ya que en su totalidad se encuentran dentro de las zonas de amortiguamiento, otras dentro de la reserva, otras en la Zona Lacandona, por ello el peligro aunque hoy se hace sentir sobre unas cuantas comunidades, es un aviso para todas. Las comunidades con más riesgos para ser desalojadas, reubicadas o afectadas en nuestro territorio rebelde son:

Desalojo total dentro de la RIMBA

Laguna el Paraíso, Laguna Suspiro, Nuevo San Pedro, 6 de Octubre, Nuevo Guadalupe Tepeyac y Nueva Cintalapa.

Derechos Ejidales Afectados (dotaciones o ampliaciones) directamente por la RIMBA

San Antonio Escobar, Plan de Ayutla, Chamizal, La Culebra, Cintalapa, Limonar, Santa Rita, Taniperla, El Jardín, Villa las Rosas, y Zapotal.

Derechos Ejidales Afectados por La Zona Lacandona

Lacanjá Tseltal, Santo Domingo, Arroyo Granizo, Plan de Guadalupe y Niños Héroes.

Comunidades Afectadas directamente por la Zona de Amortiguamiento a la RIMBA

Monte Líbano, Santa Elena, Censo, Taniperla., Manuel Velasco Suarez, San Jerónimo, Agua Azul, Emiliano Zapata, Perla de Acapulco, El Zapotal, San Caralampio, San José, Calvario, Nuevo Monte Líbano, Guadalupe San Luis, Sibal, San Francisco, Infiernillo, Zaragoza y Lacandón.

Comunidades afectadas por la zona de protección forestal en el Río Tulijá

San Jerónimo Tulijá, Ranchería Paraíso Tulijá, Ranchería San Isidro, Ranchería San Felipe, Ranchería San Pedro, Ranchería San Marcos, Río Jordán, San Juan y Jol Tulijá.

Lo decimos claro en medio de todo esto se encuentran los intereses económicos de las grandes empresas multinacionales dedicadas a la explotación de los recursos biogenéticos, encubiertas por máscaras de fundaciones ecologistas. Al igual existe el interés del gobierno mexicano y de varios gobiernos por los recursos naturales como el agua dulce, el petróleo, el uranio y otros del suelo y del subsuelo. También está el interés de muchos empresarios dispuestos a explotar y utilizar a las poblaciones indígenas desplazadas como mano de obra barata para las empresas maquiladoras (las nuevas fincas industriales). Esta de igual manera el intereses de los hoteleros y comerciantes para desarrollar proyectos ecoturísticos y el interés de los necios que intentan cambiarnos la vida a los indígenas para que dejemos de ser lo que somos: indígenas y campesinos con ideas y cultura propia que vale y tiene el mismo derecho de existir que cualquier otra.

Aunque el mal gobierno dice que no hace nada, en realidad están fabricando la mentira legal del desalojo y la guerra en nuestra contra. Por un lado han preparado los indígenas caribes (llamados por el gobierno Lacandones) con la asesoría de empresarios y de las secretarías de estado para levantar demandas por delitos ambientales y despojo contra los indígenas tzeltales, tzotsiles, choles y tojolabales pobladores de la reserva y para decir que si el gobierno no hace el desalojo ellos, los caribes, lo van a hacer por su propia mano. En otras palabras los manupulan como siempre lo han hecho con los caribes.

Por otro lado, la SEMARNAT (Secretaría de Medio Ambiente Recursos Naturales y Pesca) habla del peligro ecológico que representan los indígenas dentro de la reserva. Los empresarios y el gobierno norteamericano hablan de la importancia de invertir en la reserva debido a su gran riqueza biológica y genética, la cual los indígenas del lugar la ponen en peligro y por tanto hablan de los beneficios que traería el desalojo. Embajadores y agregados militares norteamericanos hablan de que si alguien se opone a sus planes para la reserva no van a dudar en eliminarlo.

A su vez los directivos de la RIMBA hablan de las violaciones que los indígenas hacen a las leyes de las reservas y junto a la PGR preparan los argumentos legales que le permitan a la Policía Federal Preventiva (PFP) y al ejército federal desalojar a nuestras comunidades y quedarse dentro de la RIMBA y la Zona Lacandona.

También el gobierno estatal habla de que se esta negociado pacíficamente con las comunidades para reubicarlas y por otro lado a través de su secretario de Pueblos Indios, Porfirio Encino, habla de formar “Guardianes de la Reserva”, es decir grupos paramilitares legalizados para el desalojo.

A la vez el gobierno del estado a instalado una “Mesa Ambiental” supuestamente para buscar la negociación con las comunidades afectadas, sin embargo la Mesa esta integrada por los mismos que llaman al desalojo, es decir representante de la SEMARNAT, de la RIMBA, del SEDESOL federal y estatal, de la Procuraduría Agraria, dirigentes Caribes e incluso la PGR.

En sus reuniones recomiendan que si los pobladores muestran “conductas no amigables” se levanten las denuncias correspondientes y se ponga en marcha demandas legales sobre delitos de daños ecológicos y despojo, es decir hostigar a la población y preparar legalmente el desalojo. Entre otros la Mesa planifica censar los daños ocasionados, conseguir el máximo de información a través de infiltraciones, incursiones terrestres y sobre vuelos. Además funcionarios del gobierno están hostigando y visitando a distintas comunidades para amenazarlas con desalojos o para limitarles sus derechos agrarios en las zonas de amortiguamiento.

Mientras todos ellos hablan y encubren sus intenciones con máscaras legales, el ejército federal y los grupos paramilitares actúan y preparan el desalojo por la vía violenta. El ejército federal ha reiniciando los operativos dentro de la RIMBA y la Zona Lacandona rodeando e internándose en las comunidades afectadas por la reserva y los soldados federales actúan junto a los agentes de la PGR y funcionarios de gobierno como hemos denunciado con anterioridad. Los grupos paramilitares han cobrado nueva fuerza para hostigar a las comunidades. Los sobre vuelos rasantes de helicópteros son constantes principalmente en las zonas de reserva donde toman fotografías y videos aéreos a las comunidades, información que también le pasan a las secretarias de gobierno que planifican el desalojo.

Comandos de la PFP se preparan en Chiapas para atacar junto al ejército federal y tomar el control militar de toda la RIMBA desalojando a las comunidades.

A la Sociedad Civil Nacional e Internacional:

Le pedimos a la sociedad toda, a los pueblos todos que denuncien esta injusticia, que denuncien esta guerra de exterminio en contra de nuestras comunidades indígenas, que realicen las acciones necesarias para exigirle al gobierno mexicano que detenga su guerra y amenazas en contra de nuestras comunidades indígenas, que respete y reconozca nuestros derechos colectivos como pueblos indígenas, entre ellos los derechos al territorio.

Libertad, Justicia y Democracia.

 

CONSEJO AUTÓNOMO