Documentación histórica

Llega a La Realidad el grupo que invitará al EZLN a la capital. (1996)

Negocian el viaje de jefes zapatistas. Esta madrugada continuaban reunidos Marcos y Conai-Cocopa. Llega a La Realidad el grupo que invitará al EZLN a la capital.

Elio Henríquez, corresponsal, La Realidad, Chis., 7 de octubre ¤ Enmedio de un ambiente tenso, la Comisión de Concordia y Pacificación (Cocopa) y la comandancia del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, encabezada por el subcomandante Marcos, iniciaron este mediodía una sorpresiva y prolongada reunión para negociar la salida de una delegación del EZLN hacia el Distrito Federal y la reanudación del diálogo de San Andrés Larráinzar.

Sin embargo, hasta el cierre de esta edición la Cocopa, el EZLN y la Comisión Nacional de Intermediación (Conai) --que participa como testigo-- no informaron nada sobre la reunión a la que calificaron de "confidencial''. El encuentro comenzó al mediodía y puede prolongarse hasta la madrugada del martes, según algunos legisladores.

"Comprendan, no podemos decirles nada todavía porque no es poco lo que está en juego'', comentó el senador panista Luis H. Alvarez, en referencia a la importancia del encuentro, el primero entre ambos desde que los zapatistas suspendieron el diálogo el pasado 2 de septiembre.

En tanto, cerca de la medianoche arribó a este ejido tojolabal, ubicado en el municipio de Las Margaritas, más de un centenar de personas de la sociedad civil, para invitar formalmente a una delegación zapatista a que asista al Congreso Nacional Indígena, a celebrarse en la ciudad de México.

Desde ayer en que recibieron un mensaje para encontrarse con Marcos en la selva hoy al mediodía para tratar de negociar la salida de una delegación del EZLN hacia la ciudad de México y la reanudación del diálogo de San Andrés, los integrantes de la Cocopa comenzaron a hacer los preparativos casi en secreto para la reunión.

Fue así como esta mañana muy temprano arribaron a Tuxtla Gutiérrez para trasladarse a La Realidad. Por separado, el presidente de la Conai, el obispo Samuel Ruiz García, y otros integrantes de ese organismo también emprendieron el viaje hoy a las seis horas.

Alrededor de las 11 de la mañana los integrantes de la Cocopa y los mediadores ya estaban en el abandonado Guadalupe Tepeyac. Al mediodía llegaron a La Realidad para iniciar el sorpresivo encuentro.

Antes de que comenzara la reunión --que de manera inusual se realiza de día-- el presidente en turno de la Cocopa, el diputado petista José Narro Céspedes, se comprometió a que al concluir informaría sobre el motivo del encuentro. Incluso pidió a algunos reporteros que se encontraban en La Realidad, que "en una contribución a la paz'' mejor esperaran en Guadalupe Tepeyac.

Al reducido grupo de comunicadores que esperaba en Guadalupe Tepeyac --vigilado por la discreta mirada de los soldados que desde el 9 de febrero de 1995 permanecen ahí-- se sumaron unos 15 reporteros a eso de las 17 horas. Al cabo de una hora una Suburban proveniente de La Realidad pasó sin detenerse. En su interior iban los senadores Pablo Salazar, del PRI, Luis H. Alvarez, del PAN y Heberto Castillo, del PRD, así como Narro Céspedes.

Molestos porque había prometido hablar al término de la reunión y no lo hizo, algunos reporteros comenzaron la persecución y un kilómetro adelante los alcanzaron, pues los legisladores se habían detenido frente al campamento militar. Allí hablaron con un general para pedirle que les prestara un teléfono satelital para comunicarse a la Secretaría de Gobernación e informar sobre el avance de la negociación con Marcos.

Sin embargo, el militar adujo que no podía ayudarles --no se supo por qué-- y los legisladores emprendieron el regreso a La Realidad, donde aguardaban sus demás compañeros, el Sup, Samuel Ruiz y otros asistentes a la reunión.

El resto de periodistas ya se había trasladado a La Realidad para ver la posibilidad de obtener información sobre la reunión. Cuando apenas entregaban las credenciales de identificación para que se les permitiera el acceso a la comunidad, llegaron los frustrados legisladores que no pudieron hablar por teléfono.

--Diputado Narro, usted dijo que al terminar el encuentro informaría, ¿qué pasó?

--Sí, yo dije que al terminar y la reunión no ha concluido, se excusó el presidente de la Cocopa.

"Por favor, ayúdenos, tenemos que ser muy cuidadosos o se puede suspender la reunión, que es de vital importancia para el proceso'', terció Luis H. Alvarez mientras caminaba con sus compañeros, en cuyos rostros no se notaba optimismo.

En medio de la pertinaz llovizna, los legisladores enfilaron hacia donde esperaban los demás asistentes al evento y se perdieron en la oscuridad tras haber pedido, hasta el cansancio, "paciencia'' a los reporteros por no poder informarles el motivo de la reunión, aunque para todos quedó claro que dos de los puntos en negociación son la salida de una delegación del EZLN sin armas y sin capucha y la reanudación del diálogo de San Andrés. También se negocia quiénes de los rebeldes saldrían de Chiapas.

Poco después, a las 20 horas, comenzó a llegar parte de la caravana de políticos, asesores del EZLN, intelectuales como Luis Villoro, miembros de El Barzón, estudiantes e integrantes de diversos organismos nacionales e internacionales, que invitará a los dirigentes rebeldes a asistir al Congreso Nacional Indígena, que será inaugurado mañana en el Centro Médico.

Contrario a lo que se esperaba, en la caseta migratoria ubicada en el ejido Zaragoza --a pocos kilómetros de la cabecera municipal de Las Margaritas-- los caravanistas que pretenden acompañar a los líderes zapatistas que saldrán de la selva, pasaron sin ningún problema.

Cuatro microbuses y una decena de autos pudieron transitar sin problemas por la terracería de cerca de cien kilómetros de Las Margaritas a La Realidad. Durante ese trayecto no se observó ningún vehículo militar. Si las hubo antes, las movilizaciones fueron suspendidas hoy, para que la Cocopa y la comandancia del EZLN se reunieran sin problemas.

Expectación en Chiapas

Juan Balboa, corresponsal, San Cristóbal de las Casas ¤ El viaje de una delegación zapatista al Distrito Federal ha generado expectación en varios sectores de Chiapas. La Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos y el Frente de Trabajadores de la Costa expresaron este lunes su total apoyo a la delegación del EZLN que habrá de participar en los trabajos del Congreso Nacional Indígena.

Por su parte, el diputado indígena del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Marcelino Gómez Núñez, afirmó que la presencia de los zapatistas en la capital del país significa "un gran triunfo'' para los mexicanos, principalmente para los indígena de Chiapas, pues, agregó, podrán plantear de cara a la sociedad mexicana el justificado reclamo de la autonomía y la libre determinación.

La CIOAC llamó a todas las organizaciones independientes a intensificar en el estado y en todo el país la lucha por la paz y el diálogo nacional, y anunció que a partir del 10 de octubre iniciará acciones de resitencia civil para conmemorar los 504 años de la llegada de los españoles.

El Frente de los Trabajadores, por su parte, marchó por la principal avenidad de Tuxtla Gutiérrez y se instaló frente al Palacio de Gobierno para exigir a las autoridades que se reanuden los diálogos de paz en San Andrés Larráinzar.

El secretario general de Gobierno, Eraclio Zepeda Ramos, aseguró hoy que la polémica que ha desatado la "decisión unilateral'' del EZLN de viajar a la ciudad de México, es una polémica pasajera, de corto plazo, que no es fundamental para la paz en Chiapas.

"No hay que perderse en polémicas de corto plazo. Los tres puntos de vista que se han manejado son expresados por distintos tipos de mexicanos. Los escuchemos y unámonos en el único camino adecuado, que es la necesidad de volver a sentar los diálogos de San Andrés'', dijo en una entrevista con los periodistas.

Zepeda señaló que en Chiapas lo único que estallará "será la paz'', y puntualizó que no existe posibilidad alguna de la guerra. Y esto es importante. Cuando pasen estos nubarrones, cuando la serenidad vuelva, volveremos a estar en San Andrés Larráinzar, poniendo los cimientos de la casa que todos queremos: la casa de Chiapas, sin guerra, sin injusticia, con legalidad, con constitución.

A una pregunta sobre el impasse en el diálogo de San Andrés Larráinzar y su posible alargamiento hasta el próximo año, Zepeda contestó: --Mire, usted recuerde que yo actúo en Chiapas con dos piernas, camino con dos piernas: la pierna del estadista y la pierna del escritor, y este es el momento de actuar como estadista; entonces, no puedo hacer planteamientos de qué pasará con tal cosa. Esas son tareas literarias. Lo que pienso es que la necesidad que tienen los chiapanecos, y en la cual estamos unidos, es que el diálogo no se detenga y que forjemos la paz.


Fuente: Periódico La Jornada 8 de octubre de 1996