Documentación histórica

Grupo 4: Justicia y Derechos Humanos. Conferencia de Prensa y Síntesis de Trabajo. (1996)

Los temas que en particular se tocaron en este día tuvieron la intención de ahondar e incluir aquellas ideas que, por su carácter, se consideraron importantes antes de concluir la presente mesa de trabajo.

1. Se hace alusión a la relación que existe entre la situación de democracia y los derechos humanos. Al respecto se dijo que no puede concebirse un régimen democrático si no hay un respeto elemental a los derechos políticos, que sin duda alguna, son parte de los derechos humanos.

2. Frente a la violencia creciente en México, se menciona la falta de justicia y seguridad pública en el país. En este rubro, se discuten los problemas de corrupción, impunidad, autoritarismo, e inadecuación de medidas para combatirla. Se mencionan las fuerzas de seguridad pública que violan los derechos humanos, así como la presencia de guardias blancas cuyas acciones indiscriminadas han incidido crecientemente en la violación de derechos humanos. Se afirmó que por estas razones no podemos hablar de un estado de derecho en México.

3. Las iniciativas al Código Penal Federal muestran que transitamos progresivamente hacia sistemas más autoritarios. Para resolver la criminalidad no toca perder los derechos humanos ganados. Se rechaza la intervención del Ejército armado en atención a problemas de delincuencia. Se insiste en que la militarización del país es un riesgo más y enorme hacia la pérdida de los derechos humanos.

4. La participación civil en la defensa y promoción de los derechos humanos es introducida como fundamental para contrarrestar el autoritarismo de las instancias oficiales e involucra a los interesados en la instalación de instituciones alternativas de seguridad pública que sean legitimadas por las mismas comunidades.

5. El conflicto agrario se menciona como una de las causas que genera conflictos que agudizan situaciones que violan los derechos humanos.

Ante lo anterior, se propuso lo siguiente:

1. La lucha contra la impunidad no debe ser concebido como un asunto exclusivo del Estado, sino que debe involucrar a la sociedad civil a través de una consulta nacional que defina los límites, conceptos, etc., para crear instancias que respondan verdaderamente a las necesidades de seguridad pública.

2. Reformas constitucionales que garanticen el respeto a las garantías individuales y los derechos humanos.

3. Que se resuelva la participación de los grupos de guardias blancas a través de campañas de despistolización, y la instrucción de fuerzas de orden público en prácticas de derechos humanos.

23 de marzo de 1996


Fuente Archivo Histórico de la CONAI. Documento 6032313