Documentación histórica

Grupo 4: Situación, derechos y cultura de la mujer indígena. Síntesis de la Primera Sesión. (1995)

19 de octubre de 1995.

 DERECHOS Y FORMAS DE PARTICIPACIÓN DE LA MUJER EN EL USO, APROVECHAMIENTO Y ADMINISTRACIÓN DE LOS RECURSOS NATURALES DE LOS PUEBLOS.

Durante el segundo día de trabajos hubo 54 participaciones de invitadas y asesoras tanto del EZLN como del gobierno. Mujeres de Chiapas, de Oaxaca, Estado de México, Puebla, Querétaro y Distrito Federal. La mayoría de las participaciones se refirieron a la condición desigual de las mujeres en pueblos, comunidades y en el ámbito nacional; exigieron su derecho a la tierra; su derecho a hablar como mujeres; a recuperar tradiciones y costumbres que no "nos lastimen"; a lograr la autonomía de sus pueblos donde las mujeres tengan un lugar igual que los hombres y su derecho a ser escuchadas.

Plantearon una serie de demandas políticas, locales y nacionales: cambio al artículo 27 Constitucional para obtener el derecho a la tierra para las mujeres; cese a la violencia sexual e intrafamiliar y derecho a tomar decisiones en el país, la región, el estado y la comunidad donde viven al lado de sus familias, sus esposos y sus hijos e hijas. Reconocieron que esta lucha es común para hombres y mujeres, es local, regional y nacional. Afecta a las mujeres indígenas de manera específica.

Al abordar el inciso específico sobre los recursos naturales hubo consenso en demandar un cambio global al modelo económico porque el que existe "no nos da trabajo ni salarlo: cambio en las relaciones del Estado y los Pueblos Indios, para lograr el reparto equitativo de los recursos de la nación; y un cambio en las relaciones que se establecen en la sociedad entre hombres y mujeres y las de la vida familiar, para que las mujeres tengan sus recursos y su dinero.

Expresaron que la situación actual de marginación, pobreza y abandono de sus pueblos impide a las mujeres hacer uso de los recursos naturales y de sus tierras. Demandaron nuevas relaciones del Estado y los Pueblos Indios en el que se incluya el respeto y los derechos de las mujeres.

A lo largo de las intervenciones, las oradoras manifestaron reiterada e indistintamente que el origen de la discriminación como mujeres, y como indias se halla en un sistema de relaciones de subordinación que abarca al gobierno, los partidos políticos, otras organizaciones sociales y las relaciones familiares. Por lo que demandaron un cambio de fondo "no sólo por encimita", para beneficiar a hombres y mujeres en nuestra sociedad. Plantearon la urgencia de ser escuchadas en sus necesidades y sentimientos. Exigieron que sus demandas no queden archivadas y en el papel "como ha sucedido muchas veces. Hacemos marchas y mítines, una y otra vez", sin resultados.

De las intervenciones puntuales se recogen las siguientes reflexiones:

1.-Relaciones Estado y Pueblos Indios (autonomía).

Los pueblos indígenas tienen el derecho a que se les reconozca su dignidad, su capacidad de autogobierno, los usos y costumbres heredados de sus ancestros respetando la dignidad de las mujeres. La autonomía implica la capacidad de administrar sus recursos, una relación nueva con los indígenas y la recuperación de sus tierras. La autonomía es garantía para avanzar; "sin ella no vamos a hacer nada". Lograr la autonomía indígena perdida desde hace 503 años será oportunidad para encontrar "lo que perdimos".

DEMANDAS

Que el gobierno de a conocer y cumpla con lo establecido en el convenio 169 de la OIT, porque ninguna de las instituciones oficiales como el INI o el BANRURAL lo han dado a conocer. "Tenemos que hacer que esta ley se cumpla para que haya justicia, paz y democracia no sólo en Chiapas sino en todo el país.

La autonomía y el reconocimiento de los pueblos indios obligará a que en las escuelas sea obligatorio que los niños conozcan sus tradiciones; que en las comunidades indígenas se reconozca el derecho de la mujer a participar, a capacitarse, a conocer a donde acudir a resolver sus problemas y a que su opinión sea tomada en cuenta.

Se reconoce que el convenio 169 de la OIT es una base jurídica suficiente para ponerla en práctica. Convinieron las oradoras en la urgencia de discutir los modos de integrarse como mujeres a las nuevas relaciones que pueda ofrecer la autonomía, el autogobierno y esta nueva relación del Estado y los pueblos indios.

VENTAJAS

Para las mujeres la autonomía implica contar con recursos económicos para ellas y sus hijos; tener leyes claras y sencillas; hacer sus leyes, a tener sus propias organizaciones, a que se respete su lengua, a recuperar el trabajo colectivo que "se esta perdiendo" y a recuperar "lo que nos enseñaron nuestros antepasados que usaban la luna no el calendario" para orientar la producción.

La recuperación de la dignidad y de la autonomía implica la representación política de los indígenas en la Cámara de Diputados, de Senadores y en los gobiernos municipales. Para las mujeres habrá participación igualitaria (50% de los puestos).

Desde las mujeres pedimos no más paternalismo y que los nuevos gobiernos indígenas participen en la toma de decisiones.

EXIGENCIAS

Cambiar el artículo 4o. constitucional; escuchar propuestas comunitarias para los proyectos; el derecho al 10% del presupuesto nacional "porque los y las indígenas somos el 10% de la población"; atender las necesidades de los pueblos y, no "imponer una microregión"; incluir en la autonomía a las zonas arqueológicas y que las leyes se traduzcan a las 56 lenguas de los pueblos indígenas.

2.- Recursos Naturales y las Mujeres

La mayoría de las participantes demandaron su derecho a obtener una parcela "modificar el artículo 27 constitucional para que diga específicamente que la mujer tiene derecho a un pedazo de tierra".

Pidieron que la mujer tenga pleno derecho para participar en la conservación, uso y preservación de los recursos naturales y que se les devuelva su derecho a recuperar y usar las plantas medicinales que "el gobierno se las ha adueñado pero son recursos nuestros". Expresaron que debe hacerse una investigación por el uso indiscriminado de pesticidas, fertilizantes y agroquímicos, "porque los alimentos pueden estar contaminados"; exigieron la devolución de las minas "para que sean explotadas por los pueblos donde están ubicadas" y, señalaron que debe cambiarse el modelo económico para que se distribuya de otra manera el dinero y los recursos naturales. Esto permitirá que los pueblos indios tengan el control directo de los recursos naturales de sus pueblos y comunidades, de sus territorios.

Se pronunciaron en contra del Tratado de Libre Comercio por que en lugar de servir para el desarrollo de los pueblos ha generado que se compre "como baratijas", recursos básicos: petróleo, electricidad, materias primas, minerales y otros. Esto es grave porque las mujeres y los pueblos no pueden decidir que se hace con sus aguas, montes y suelos. A las comunidades "nadie las escucha".

DEMANDAS

Que se cancele la deuda externa porque "no la hemos pedido nosotras".
Que no se utilice el petróleo para pagar esa deuda.
Que el gobierno devuelva el agua a las comunidades.
Que se devuelvan las zonas arqueológicas a los pueblos originarios.
Que se cumpla la ley de conservación a las zonas arqueológicas.
Que se retomen formas de producción con abonos naturales sin que ello implique renunciar al uso de tecnología. "Necesitamos maquinaria pesada para producir y vender más."
Que el dinero para proyectos productivos llegue a los pueblos y que ese dinero se reparta por partes iguales a hombres y mujeres. "Que haya fondos manejados por las mujeres indígenas".
Que se de asesoría a las mujeres indígenas para mejorar la agricultura y en materia jurídica para protección de los recursos naturales.
Que se de prioridad a las necesidades de los pueblos a la hora de repartir los recursos. "Donde hay presas la gente no tiene luz ni agua en sus comunidades".
Que haya recursos para las clínicas porque no es posible "que las mujeres mueran de parto y que no las traten bien".
Que la industria farmacéutica cancele "su hambre despiadada de nuestras plantas medicinales y, de modificar la cultura de los pueblos".
Que se reconozca la medicina tradicional apoyando a las parteras y a los médicos indígenas.

VENTAJAS

Si realmente se escucha lo que las mujeres estamos diciendo:
Habrá servicios en las comunidades más apartadas: como electricidad, alimentos, agua, madera disponible, materia prima para las alfareras, por ejemplo, etc.
Se recuperarán los suelos sanos sin insecticidas y pesticidas.
Se recuperará la soberanía del país en materia económica.
Se demostrará que los y las indígenas "sabemos trabajar la tierra".

EXIGENCIAS
Las participantes exigieron que el gobierno explique como usa los recursos.
Que se disminuya el costo de la energía eléctrica.
Que se cree un fondo regional para los pueblos indios y que ese fondo se reparta entre hombres y mujeres de manera paritaria.

DERECHOS DE LAS MUJERES

Las participantes exigieron independientemente del inciso discutido derechos políticos, sociales y económicos que permitan el cambio de sus condiciones de vida y el cambio del sistema.
Derecho para que la mujer indígena participe en la planificación de los recursos de las comunidades, regiones y del país.
Derecho a no ser discriminadas por ser mujeres y ser indias.
Derecho a escribir las leyes.
Derecho organizarnos sin ser perseguidas y hostigadas.
Derecho a la libertad de cada mujer para planificar su familia.
Derecho a cambiar la costumbre cuando esta "nos lastima", como el reparto de la herencia, los derechos de las viudas, de las madres solteras y de las mujeres solas.
Derecho a la capacitación para entender y armar proyectos productivos.
Derecho a disfrutar de los recursos naturales: agua, montes y suelos.
Derecho a participar en las asambleas de las comunidades.
Derecho a tomar decisiones en la casa y en la comunidad.
Derecho a la información sobre las leyes y los códigos que protegen a las mujeres.
Derecho a la paridad en los órganos de representación popular y en las dependencias gubernamentales local, municipal, estatal y nacional.
Derecho a un salarios digno y a un trato justo para las mujeres que trabajan en el servicio doméstico.
Derecho a la educación bilingüe para todos los indígenas pero especialmente para las mujeres.
Derecho a conservar sus tradiciones, apegadas a la dignidad de la mujer.

PRONUNCIAMIENTOS POLÍTICOS

Durante la sesión, de manera reiterada las participantes demandaron el esclarecimiento de las violaciones a las indígenas tzeltales del 4 de julio de 1994 en Altamirano y de la violación a cuando menos tres enfermeras en el municipio de San Andrés Larráinzar el 4 de octubre de 1995.
Exigieron la desaparición del partido de Estado y la manipulación que sus agencias ejercen en las comunidades indígenas especialmente a las mujeres.
Solicitaron la liberación de presuntos zapatistas -hombres y mujeres- que están presos injustamente.
Exigieron la cancelación del Tratado del Libre Comercio por estar sujeto a los intereses de los Estados Unidos.
Exigieron que desaparezca la violencia sexual e intrafamiliar de Chiapas, del país y del mundo.
Exigieron la reglamentación de la venta y distribución de alcohol en los pueblos indios porque su consumo beneficia a los ricos y genera violencia, desempleo y empobrecimiento de las familias indígenas.
Exigieron que se impida la construcción de cantinas y centros de venta de alcohol cerca de las escuelas y los lugares de recreo de los niños y niñas en las comunidades.


Fuente: Archivo Histórico de la CONAI. Documento 5101906