Comunicados

EZLN: De nuevo lo repetimos: no descansaremos hasta lograr que los indígenas y los mexicanos todos. (1995)

COMUNICADO DEL COMITE CLANDESTINO REVOLUCIONARIO INDIGENA COMANDANCIA GENERAL DEL EZLN.
SAN CRISTOBAL DE LAS CASAS, 21 DE OCTUBRE DE 1995.

AL PUEBLO DE MEXICO:
A LOS PUEBLOS Y GOBIERNOS DEL MUNDO:
A LA PRENSA NACIONAL E INTERNACIONAL:

Hemos presentado un balance de los resultados alcanzados hasta ahora por los seis Grupos de Trabajo de esta Mesa de Derechos y Cultura Indígena. Este balance muestra que se ha trabajado intensamente y que los problemas se han planteado a fondo y se ha hecho un esfuerzo serio por encontrar alternativas de solución.

La opresión en que hemos vivido durante siglos los pueblos indígenas no se resuelve con promesas o peticiones de perdón. Se requiere voluntad política para emprender las grandes transformaciones que devuelvan a los indígenas su derecho a la vida. Para lograr esas transformaciones nos alzamos en armas. Para lograr esas transformaciones hemos participado con seriedad en este proceso de diálogo.

La experiencia vivida estos días muestra que hay muchos actores y sectores que tienen una palabra valiosa para cuando se abren los espacios, esa palabra fluye con fuerza, llena de contenido. Nosotros hemos querido poner nuestras armas al servicio de esta tarea: abrir espacios para que sociedad civil se exprese, para que acabe el silencio, para que nuestro grito de ¡YA BASTA! se convierta en muchos gritos que reclaman democracia, libertad y justicia.

Desde las discusiones de San Andrés sobre las reglas de procedimiento, insistimos en que hubiera una Mesa de Trabajo sobre la Mujer. Ahora nos convencemos de lo justo de nuestra insistencia. En los debates del grupo sobre "Situación, Derechos y Cultura de la Mujer Indígena" ha hablado un torrente incontenible de voces y reclamos. Saludamos con respeto a las mujeres que participaron en este Grupo y, a través de ellas, a todas las mujeres mexicanas y reiteramos que el EZLN seguirá luchando por sus justas demandas.

Los avances logrados han sido posibles por la calidad de las participaciones de nuestros invitados y asesores. Ellos, invitados y asesores, representan a innumerables organizaciones y sectores que han apoyado nuestra justa causa desde los rincones más remotos de la patria. Reconocemos el enorme esfuerzo que han hecho estos días y reconocemos su solidaridad y su contribución para lograr una paz con justicia y dignidad. A nuestros invitados y asesores les decimos que nuestra gratitud vivirá siempre en nuestra memoria y en nuestro corazón y la palabra grande estará presente en el caminar de los hombres verdaderos.

Hoy, en el Grupo de Mujeres, la comandanta Trini dirigió un mensaje en su lengua, el tojolobal. La delegación del gobierno accionó con enojo porque no entendieron lo que había dicho. Y con su reacción nos dieron la razón. A nosotros, durante siglos, nos han hablado en una lengua que no es nuestra, con palabras de mentira y engaño. Primero con nuestras armas y ahora con nuestra palabra sencilla, hemos dicho que las cosas ya no podrán ser así. De nuevo lo repetimos: no descansaremos hasta lograr que los indígenas y los mexicanos todos recuperemos nuestro derecho a vivir con dignidad.

Es todo.

¡Democracia!
¡Libertad!
¡Justicia!

Comité Clandestino Revolucionario Indígena-Comandancia General. Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

México, octubre de 1995.