Comunicados

El trabajo de estos días es un primer paso en el camino de encuentro del EZLN con la sociedad. (1995)

Comunicado del Comité Clandestino Revolucionario Indígena-Comandancia General del EZLN.
San Cristóbal de las Casas, 20 de octubre de 1995.

Al pueblo de México:
A los pueblos y gobiernos del mundo:
A la prensa nacional e internacional.

El 20 de enero de 1994 el EZLN emitió un comunicado en el que explicaba una vez más la razón de su lucha. Decía así aquel comunicado:"La lucha por la libertad, la democracia y la justicia no es sólo tarea del EZLN, es trabajo de todos los mexicanos y organizaciones honestas, independientes y progresistas. Cada quien en su terreno, cada quien con su forma de lucha, cada quien con su organización y su idea. Los pasos de todos los que caminan con la verdad deberán unirse en un solo paso: el que lleve a la libertad, la democracia y la justicia".

Esta era y esta sigue siendo nuestra palabra. Hemos caminado con la verdad y nuestro paso se ha unido al de muchos mexicanos que caminan con la verdad.

A casi dos años de iniciado nuestro alzamiento, nuestra voz ha sido escuchada en todos los rincones de la patria. Y la sordera del gobierno se ha roto con la voz de quienes acudieron a nuestra invitación para participar en la búsqueda de una paz con justicia y dignidad.

Durante estos tres días el diálogo del EZLN con el gobierno se ha enriquecido con la presencia y participación de 155 invitados y asesores, representativos de numerosos pueblos indígenas del país. Su diversa procedencia y sus aportaciones han dado la nota de pluralidad necesaria para encontrar verdaderas soluciones a los problemas de los indígenas.

Los auténticos representantes indígenas y campesinos que llegaron por invitación del gobierno han unido sus reclamos a los nuestros. Esos invitados del gobierno han sumado su voz a la del EZLN para demandar una real solución a nuestros problemas. Por eso se ha podido avanzar en los consensos de los Grupos de Trabajo, a pesar de la resistencia solitaria del gobierno.

Desde el principio dijimos que nos interesaba un diálogo que llegara al fondo de los problemas. No queremos soluciones aparentes o superficiales. Y esto se ha logrado: los consensos alcanzados en temas como el de la autonomía y la participación política de los pueblos indios incluyen la necesidad de modificaciones constitucionales en las que se plasmen los derechos de los indígenas. No basta una ley reglamentaria; antes hay que reformar la Constitución.

La respuesta positiva a nuestra invitación por parte de personalidades y organizaciones ha demostrado la urgente necesidad de abrir para la sociedad civil, espacios de diálogo nuevos, amplios y plurales. Hemos ratificado en los hechos nuestra postura: no pedimos que se excluya a nadie, queremos que se incluya a los siempre excluidos, a los siempre sin voz.

En los grupos de trabajo se han discutido los problemas de Chiapas y los problemas del país. En la discusión ha quedado claro que no habrá solución verdadera para Chiapas o para cualquier región, si no hay cambios profundos a nivel nacional. La dimensión nacional del diálogo se ha impuesto irremediablemente con la presencia de invitados y de temas nacionales.

Para el EZLN el diálogo nacional ya ha comenzado. El trabajo de estos días es un primer paso en el camino de encuentro del EZLN con la sociedad civil. Seguiremos caminando ese camino con una certeza: "Los pasos de todos los que caminan con la verdad deberán unirse en un solo paso: el que lleve a la libertad, la democracia y la justicia".

Es todo.

¡Democracia!
¡Libertad!
¡Justicia!

Comité Clandestino Revolucionario Indígena-Comandancia General del Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

México, octubre de 1995.