Comunicados

Comunicado del EZLN sobre los últimos acontecimientos. (1995)

Comunicado del Comité Clandestino Revolucionario Indígena-Comandancia General del Ejército Zapatista de Liberación Nacional.
México.

30 de junio de 1995.


Al pueblo de México:
A los pueblos y gobiernos del mundo:

Hermanos:

El Comité Clandestino Revolucionario Indígena-Comandancia General, Comando Supremo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, dice su palabra sobre los últimos acontecimientos en México:

Primero.- El sistema de partido de estado sigue tratando de resolver su crisis interna haciendo uso del fraude electoral, el crimen selectivo, el asesinato masivo, la represión, la intolerancia y la militarización de la vida nacional en lugar de favorecer a la nación abriendo los cauces democráticos en la política y reorientando la economía en un sentido social de beneficio a las mayorías, el sistema de partido de estado continúa con su intransigencia e imponiendo un modelo económico que sume, en la miseria y la desesperación a amplios sectores de la población mexicana.

Segundo.- Las denuncias de delitos electorales en Tabasco y Yucatán son desoídas por el supremo gobierno; el asesinato del magistrado Polo Uscanga confirma que el "método" salinista de "hacer política" no terminó con la salida de Carlos Salinas de Gortari de Los Pinos; el asesinato masivo de indígenas en Guerrero es la respuesta del gobierno a las movilizaciones pacíficas y la ratificación de su política indigenista; la represión a diferentes movimientos ciudadanos se convierte en noticia cotidiana; la intolerancia frente a homosexuales y lesbianas trata de encubrir una moral hipócrita y corrupta; y la ilegal militarización de la ciudad de México es sólo el adelanto del verdadero proyecto político del sistema de partido de estado.

Tercero.- La remoción del señor Esteban Moctezuma Barragán de la Secretaría de Gobernación y su reemplazo por el señor Emilio Chuayffet solo es parte del juego de doble cara del supremo gobierno: la falsa opción entre "duros" y "blandos" en la administración de un país que ve decidir su destino en los centros financieros internacionales y en las cúpulas del narcotráfico mundial.

Cuarto.- Nuevamente, es el estado de Chiapas donde el gobierno ejerce su política de "cara blanca y mano negra".

A).- Los desalojos de campesinos por la fuerza combinada del ejército federal, policía judicial, policía de seguridad pública y guardias blancas confirman la ingobernabilidad en el sureste mexicano, y la violación del estado de derecho por aquél quien se supone debe ejercerlo: el gobierno.

B).- La expulsión de los 3 sacerdotes extranjeros, forma parte de la estrategia de "diálogo y negociación" del mal gobierno. Como antes en los golpes al SUTAUR, se trata de golpear a los que ellos consideran como aliados o simpatizantes del zapatismo para aislar al EZLN, provocar el rompimiento del diálogo y recurrir al uso de la fuerza militar para resolver el conflicto.

C).- El verdadero destinatario del hostigamiento es el obispo Samuel Ruiz García y, con él, la Comisión Nacional de Intermediación. Golpeando a la CONAI, el gobierno pretende obtener ventajas en la negociación. Una mediación débil y golpeada no significa un EZLN débil. Una mediación débil significa un diálogo débil, lento y sin resultados firmes. Este es el resultado después de 6 meses de seguir la política represiva gubernamental en la negociación del conflicto chiapaneco.

D).- El gobierno federal ha violado en forma flagrante los acuerdos de San Miguel y la Ley para el Diálogo y la Reconciliación en Chiapas. Continuamente realiza actos provocadores y represivos. La COMCOPA es cómplice con su silencio y solapa la estrategia gubernamental de posponer la solución del conflicto para buscar una opinión favorable al empleo del ejército federal en el genocidio que tienen planeado.

Quinto.- El Ejército Zapatista de Liberación Nacional reitera su posición: sólo una democratización profunda de la vida nacional permitirá salir de la crisis a un menor costo social, y sólo una actitud seria, respetuosa y responsable de parte del gobierno en el diálogo de San Andrés permitirá caminar hacia una paz nueva, justa y digna para todos los mexicanos. La verdadera opción del futuro de México no es de "duros" o "blandos", sino de democracia o autoritarismo.

¡Democracia!
¡Libertad!
¡Justicia!

Desde las montañas del sureste mexicano.
(firmas del Cte. Tacho, SCI marcos y Cte. David)
Comité clandestino revolucionario indígena-comandancia general del Ejército zapatista de liberación nacional.
México, junio de 1995.


(Cuarta ronda de Diálogos en San Andrés)