Documentación histórica

Sobre la marcha del diálogo. (1995)

San Andrés Sacamch'en de los Pobres. 9 de Junio de 1995

Al pueblo de México
A los pueblos y gobiernos del mundo
A la prensa local, nacional e internacional

Hermanos todos:

Primero.- Nos podrán quitar todo menos la dignidad. Este es el pensamiento y la lucha del Ejército Zapatista De Liberación Nacional, esta es la idea firme de esta delegación zapatista y lo sabemos que lo compartimos con nuestro pueblo organizado y democrático de México.

Segundo.- En estos dos días de trabajo hemos planteado cinco propuestas y contrapropuestas frente el gobierno federal para lograr una distensión mínima en la ruta Margaritas-San Quintín. Nos preocupa que el pueblo de Guadalupe Tepeyac pueda regresar dignamente a su casa y a su tierra.

No nos han escuchado. Todas nuestras propuestas han sido rechazadas. No existe esta voluntad política del gobierno.

Tercero.- El gobierno dice no, que por ningún motivo el Ejército Federal sale de Guadalupe Tepeyac. El gobierno quiere usar la situación de Guadalupe Tepeyac para obligarnos a que el diálogo salga como él, lo quiere.

Nos proponen una mesa de trabajo en Guadalupe Tepeyac y que el ejército se sale un rato, que la policía militar va a cuidar.

Nosotros llegamos a pensar esto como un engaño: si el diálogo no sale como ellos quieren entonces los soldados actúan, pero si nos portamos bien entonces no entran.

Esto no lo podemos aceptar. Si salen de Guadalupe Tepeyac tienen que salir sin condiciones, como muestra de su voluntad.

Cuarto.- Llegó la hora de escoger, nosotros escogemos la dignidad; si nos quitan la casa podemos hacer otra, pero sí nos quitan la dignidad ya perdimos todo. Esto no lo permitiremos nunca, podemos ceder todo menos la dignidad.

Quinto.- Que se queden con las calles y las casas vacías que todo eso quede como un monumento a la traición del 9 de febrero de, 1995 que les quede también su hospital. Que de por sí, no sirve para nada. Nosotros vamos a construir otro Guadalupe Tepeyac. Y será como un monumento a la dignidad de los indígenas zapatistas.

Que el otro, el viejo, les quede como una vergüenza del gobierno. Y un recuerdo de su traición.

Que el nuevo Guadalupe Tepeyac quede como un orgullo de la resistencia zapatista y como un mensaje: la dignidad no se rinde.

Sexto.- Seguiremos buscando el camino de una solución política. Seguimos dialogando aunque el punto de acuerdo mínimo quede sin solución. Nosotros lo dejamos pendiente y damos muestra de nuestra voluntad política. Buscando que el diálogo avance.

¡Democracia!
¡Libertad!
¡Justicia!

(Firmas del Cte. Tacho, Cte. Ramón y Cte. David)
Comité Clandestino Revolucionario Indígena-Comandancia General del Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

México, junio de 1995.


Fuente: Archivo Histórico de la CONAI. Documento 5060907. (Tercera ronda de Diálogos en San Andrés)