Documentación histórica

Modificaciones a la Declaración Conjunta de San Miguel. (1996)

MODIFICACIONES A LA DECLARACIÓN CONJUNTA DE SAN MIGUEL, QUE CONTIENE LOS PRINCIPIOS BÁSICOS DEL DIÁLOGO Y LA NEGOCIACIÓN DEL ACUERDO DE CONCORDIA Y PACIFICACIÓN CON JUSTICIA Y DIGNIDAD.

Los acuerdos a que llegaron las Partes son los siguientes:

I) Del nombre de las bases para el diálogo y la negociación: las Partes convinieron llamarle REGLAS GENERALES DE LA AGENCA, FORMATO Y PROCEDIMIENTO DEL DIALOGO Y LA NEGOCIACION DEL ACUERDO DE CONCORDIA Y PACIFICACION CON JUSTICIA Y DIGNIDAD.

II) De los principios de las Reglas Generales de la Agenda, Formato y Procedimiento: las Partes acuerdan participar en el diálogo y negociación del Acuerdo de Concordia y Pacificación con Justicia y Dignidad, ajustando su conducta y actuación a los siguientes PRINCIPIOS BASICOS:

1. Buena fe en todo trato, intercambio, contacto, acción, entendimiento, acuerdo o compromiso entre las Partes, y en toda acción de cada una de ellas que pueda afectar el diálogo y la negociación del Acuerdo de Concordia y Pacificación con Justicia y Dignidad. Ninguna de las Partes podrán declarar unilateralmente que la otra parte ha roto o suspendido el diálogo y la negociación. El incumplimiento de los plazos de negociación, acuerdos o compromisos pactados por las Partes, sólo serán causa de reconocimiento de ruptura o suspensión, cuando lo califique la COCOPA, después de haber agotado todos los esfuerzos por asegurar la continuidad del diálogo y la negociación, tomando en cuenta el punto de vista de las Partes y de la instancia de mediación.

2. Respeto mutuo en las acciones e interacciones de las Partes, que comprende:

a. El uso de un lenguaje que permita mantener el ambiente de distensión y confianza.

b. El derecho y la obligación de los participantes en el diálogo a hablar, ser escuchado y replicar, en los términos establecidos en las Reglas Generales y Reglamento pactadas por las Partes.

c. La obligación de las Partes a sostener el diálogo y la negociación, conforme a lo previsto en el apartado anterior.

d. La obligación de las Partes a reconocer y respetar el carácter y la naturaleza del EZLEN, tal y como lo define la Ley para el Diálogo, la Conciliación y la Paz Digna en Chiapas, por lo que éstas deberán abstenerse de realizar actos o añadir calificativos que se aparten de esa definición legal.

3. Continuidad del Diálogo y la Negociación por encima de cualquier otra consideración, evento, incidente o desacuerdo, a fin de garantizar su desarrollo regular, ordenado, ininterrumpido y eficaz, hasta su culminación positiva.

Los eventos, incidentes o desacuerdos, que no estén directamente relacionados con la Mesa de San Andrés, pero que afectan su desarrollo y repercutan negativamente en el diálogo y la negociación, deberán tener cauces de solución. El Gobierno Federal y el EZLN se asegurarán de que existan instancias y/o mecanismos eficaces para resolver este tipo de problemas, toda vez que es compromiso de las Partes coadyuvar a crear un entorno propicio y favorable al diálogo y la negociación del Acuerdo de Concordia y Pacificación con Justicia y Dignidad.

4. Aclaración de las diferencias que, como consecuencia de acciones u omisiones de alguna de las Partes, resulten contrarias al diálogo y la negociación, mediante consultas previas a la reacción de la Parte afectada.

5. Superación de incidentes que puedan interrumpir u obstaculizar el diálogo y la negociación, recurriendo a la CONAI. Por su parte, la Comisión de Concordia y Pacificación desempeñará las funciones que le corresponden por ley.

6. Flexibilidad y disposición manifiesta para propiciar, generar y conciliar propuestas de compromisos para un Acuerdo de Concordia y Pacificación con Justicia y Dignidad, así como de mecanismos de seguimiento y verificación capaces de garantizar su instrumentación y cumplimiento.

7. Voluntad plena para asumir y cumplir los compromisos que hayan pactado las Partes para restaurar la paz con justicia y dignidad, y propiciar el desarrollo y la democracia en el clima de libertad a que tienen derecho los indígenas y todos los mexicanos.

8. Reciprocidad proporcional en los actos de las Partes propiciatorios del diálogo y la negociación.

9. Objetividad en la información pública que emitan las Partes, la que será ecuánime y equilibrada y estará claramente distinguida de los materiales de propaganda.

III) DE LA SEDE: Las Partes ratifican que la sede permanente del diálogo y la negociación será en San Andrés, Chiapas.

IV) DEL MANDATO DE LA LEY: Las Partes reconocen que con la continuidad del diálogo y los acuerdos obtenidos hasta este encuentro, se ha dado cumplimiento a lo previsto en el Artículo 4º. De la Ley para el Diálogo, la Conciliación y la Paz Digna en Chiapas, el cual señala: "Si ha iniciado el diálogo dentro de dicho plazo, se mantendrán las suspenciones mencionadas (órdenes de aprehensión e investigaciones judiciales), siempre que continúen las negociaciones para la suscripción del Acuerdo de Concordia y Pacificación a que se refiere esta Ley".

El avance de nuestro trabajo dependerá de que estas condiciones prevalezcan hasta que se alcance una paz justa, digna y duradera.

San Andrés, Chiapas, a 11 de julio de 1996.

EL GOBIERNO FEDERAL
EL EZLN
LA COCOPA
LA CONAI