Documentación histórica

Conferencia de Prensa de la Comisión Legislativa de Diálogo y Conciliación de Chiapas, en Tuxtla Gutiérrez. (1995)

Tuxtla Gutiérrez, Chis., 7 de febrero de 1995.

Versión estenográfica de la conferencia de prensa otorgada a los medios por la Comisión Legislativa de Diálogo y Conciliación de Chiapas en el salón Montecarlo del Hotel Flamboyant de esta ciudad capital.

- HEBERTO CASTILLO: Muchas gracias por su presencia. Esta Comisión Legislativa de Diálogo y Conciliación, como ustedes saben es una Comisión integrada por mandato del Congreso de la Unión. Somos 3 senadores y 4 diputados, cada uno con 1 suplente, es paritaria. Rotativamente nos hemos turnado la coordinación y también el ser voceros de la Comisión.

Hemos llegado a Chiapas con la preocupación de empujar lo más posible, porque se realice el diálogo de las partes que están en conflicto. Sabemos de los problemas, de las dificultades que se pueden presentar. Pero ahora queremos conocer, de viva voz, de sectores de la población en Chiapas que están teniendo los problemas naturales de una situación que lleva más de 1 año y que esperamos pueda irse resolviendo. Una vez establecido el contacto entre el Ejército Zapatista de Liberación Nacional y el Gobierno de la República, con la representación de la Secretaría de Gobernación, con la mediación de la CONAI.

Ahora nosotros tenemos una agenda de trabajo que se inicia con esta conferencia de prensa. Tendremos una reunión en las próximas horas con ganaderos, propietarios y pequeños propietarios para conocer sus puntos de vista. Tendremos después la salida a San Cristóbal para entrevistarnos con la CONAI, con el obispo Samuel Ruiz García, con el compañero Amado Avendaño, que son las partes en conflicto, el gobierno, una de las partes que plantea el gobierno de la entidad.

Estableceremos contacto en Las Margaritas con desplazados. Queremos conocer puntos de vista. Tendremos una entrevista con la Comandancia Militar de la zona y con el Gobernador Robledo-nos entrevistaremos el miércoles a las 10 de la noche-. La hora con la comandancia de la zona no la tenemos todavía fijada , está ya acordada, la vamos a precisar más adelante.

Quiero insistir en que en esta Comisión hemos estado trabajando de una manera plural. Somos representantes de la Cámara de Diputados, de Senadores, militamos en diversos partidos, pero hemos trabajado, siempre, anteponiendo los intereses del país, buscando la paz, tan necesaria para toda la nación, a los intereses de grupo de partido.

Esta es nuestra convicción. No hemos encontrado mayores diferencias. Hemos trabajado en plena armonía. Se ha publicado como ustedes saben , un proyecto de programa para el Diálogo Nacional para la Reforma del Estado. Esto lo ha aprobado la Cámara de Diputados, se ha presentado en la Cámara de Senadores. Estamos empeñados en que este diálogo nacional se dé en todos los ámbitos, en los 300 distritos electores, en todos los municipios y que lo promuevan los diputados locales, los senadores de cada uno de los estados y que eso tenga como foro fundamental el Congreso de la Unión donde están los representantes populares del pueblo de México.

Estamos a sus órdenes para las preguntas que ustedes quisieran hacer.

- PREGUNTA: ¿Cuál es la posición de esta Comisión Legislativa con respecto al mensaje del Presidente?

- HEBERTO CASTILLO: Como Comisión Legislativa esto no lo hemos acordado, no hemos tenido alguna discusión del tema, pero por supuesto que cada uno de los compañeros de la Comisión tiene un punto de vista al respecto. Si es la única pregunta para darle la palabra a mis compañeros. Esta Comisión somos pares, hay un vocero pero este dirá los acuerdos que hemos tenido.

Recogeremos algunas preguntas y luego contestaremos.

- PREGUNTA: ¿Ha sido tomada en cuenta esta Comisión por el EZLN?

- PREGUNTA: ¿Que obstáculos encuentra esta Comisión Legislativa para el proceso de negociación?

- PREGUNTA: ¿Hasta dónde cree esta Comisión que es recomendable esperar el resultado del diálogo? ¿Será indefinido?

- PREGUNTA: En caso de que no se entablara la negociación y que fuera necesario que el Congreso de la Unión interviniera, como lo propuesto el Presidente Zedillo ¿qué papel exacto va a jugar esta Comisión?

- PREGUNTA: ¿Ha tomado en cuenta la Comisión la posibilidad de hacer un llamamiento para los partidos políticos?. Pareciera que ha habido, después del discurso del Presidente Zedillo, por parte de los legisladores de dar ultimátum al EZLN. ¿Han pensado en hacer un llamamiento para equilibrar las opiniones?

- HEBERTO CASTILLO: Voy a contestar las preguntas que hemos acordado en la Comisión.

En primer lugar, si el EZLN no le hace caso a la Comisión. Nosotros como Comisión Legislativa recibimos un mandato de la Cámara de Diputados y de la Cámara de Senadores. El mandato era coadyuvar a lograr la paz y que se establezca el diálogo. No recibimos un mandato de entrar a la selva y traer del brazo al subcomandante Marcos para que platicara con el gobierno. Era justamente buscar estas alternativas. Hemos nosotros trabajado ciertamente en este sentido. Ciertamente no ha habido esta comunicación con el EZLN, no ha estado en contacto, pero se hacia la pregunta de que resultados concretos había tenido la Comisión. En este sentido es que podemos afirmar: la Comisión, en primer lugar, en su visita anterior, al trabajar y establecer contacto con la CONAI y hacer la propuesta concreta también al Ejecutivo, del reconocimiento expreso de la CONAI y de que se retirara el Ejército de las posiciones que había obtenido, la respuesta fue casi inmediata.

Por un lado, se reconoció a la CONAI y se nombró a la Secretaría de Gobernación representante del gobierno del Ejecutivo, para las pláticas. Esto fue definitivamente, un primer paso que la Comisión Legislativa obtuvo. Fue directo y fue prácticamente inmediato. Además de que obtuvo esto se logró que se detuviera esta agresión y avance de los 2 ejércitos. Se logró, por otro lado, que se reiniciara ese diálogo y se estableciera ese contacto. Se reconoció, por supuesto, a la CONAI.

La Comisión, además, planteó ante las Cámaras, la de Senadores y la de Diputados y la Comisión Permanente --que estaba en funciones en ese momento--, estableció la petición de que se agenda en el periodo extraordinario de sesiones el Diálogo Nacional para la Reforma del Estado. Un replanteamiento que había sido hecho por diversas fuerzas. Había sido hecho por los candidatos a la presidencia de la República, por el actual presidente, por Diego Fernández de Cevallos y por Cuauhtémoc Cárdenas. Era un planteamiento hecho por todos los partidos. Era un planteamiento hecho por las fuerzas políticas más destacadas y por organizaciones sociales. Pero no había una manera concreta, precisa de desarrollar este diálogo. Lo planteamos ante la Comisión Permanente, la Comisión Permanente recogió este planteamiento, se incorporó a la agenda y en periodo extraordinario de sesiones, al rendir informe la comisión Legislativa de Diálogo y Conciliación para Chiapas, se aprobó para que se introdujera en la agenda, y en este periodo se aprobó en la Cámara un punto de acuerdo de las coordinaciones de los 4 partidos, en la Cámara de Diputados, de un programa que contiene prácticamente, todos los puntos que habían sido planteados para ser discutidos en una reforma del Estado.

Así que son aspectos que nosotros consideramos positivos del trabajo de la Comisión. Hemos logrado algo también muy importante. Es una Comisión en la cual no se han desarrollado protagonismos. Es una Comisión en la cual hemos estado actuando todos, con responsabilidad.

¿Que hasta cuándo vamos a esperar? Bueno, no tenemos plazo. Lo único que tenemos es el deseo de participar y no ponemos plazo. Estamos en contra de los ultimátums. Estamos en contra de que a alguien se le diga o haces esto o te vamos a agredir, o te vamos a hacer algo. Confiamos, todos, en que el mejor camino es el del convencimiento, es el de la razón. Ahora con toda lealtad para Chiapas y para México, con todas las fuerzas que estén participando, muchos de nosotros, yo diría que no he encontrado en la Comisión alguien que no esté de acuerdo con los planteamientos sociales que se han hecho desde el día 1 de enero de 1994. O sea, estamos muy interesados en que se conquiste una paz en Chiapas y en México. Sí quisiéramos que a la brevedad posible esto se normalizara, pero sabemos que tiene que darse con el diálogo.

Para quien pregunta qué papel jugará la Comisión cuando se llegue a un resultado o se sienten a discutir, es justamente el papel fundamental que tendrá la Comisión puesto que representa tanto a la Cámara de Diputados como a la de Senadores y cualquier arreglo que en verdad se dé a este conflicto, que tenga una solución democrática implicará cambios a la Constitución General de la República. Estos cambios tendrán, necesariamente, que pasar por el Congreso de la Unión. Seremos un organismo que estará presente, pendiente y actuante para realizar estos esfuerzos y para llevar ante el Congreso de la Unión planteamientos correspondientes.

Que si haremos un llamamiento todos los días. Lo hacemos. Un llamamiento al diálogo, un llamamiento a la cordura, un llamamiento a las fuerzas desesperadas que piden la intervención violenta, lo estamos haciendo. Mi opinión personal, no lo hemos consultado con todos los compañeros, en que el Congreso participe en estos arreglos es algo que consideramos positivo. Pienso, es mi opinión, que nosotros en el Congreso, tanto diputados como senadores, enriqueceremos la solución de los problemas del país si comenzamos a entrarle a la solución de problemas, no considerando que la única fuerza que hay en el país es el Poder Ejecutivo, si participamos en la solución del conflicto.

Si, como se ha dicho, no se logra un entendimiento del Poder Ejecutivo con el Ejército Zapatista de Liberación Nacional y se pide un periodo extraordinario de sesiones, en mi opinión personal, sería un acuerdo conveniente en que participara el Congreso de la Unión, porque creo que ahí imperará el llamado de la razón. Se negará también cualquier tipo de ultimátums y de llamados a la fuerza.

Estamos en contra de la fuerza. Cuando hay incidentes de violencia, sabemos que hay motivos para que se diga que no se respetan condiciones para el dialogo pero sabemos que si se esta dialogando y se dan esos incidentes es más facial resolver esos problemas que si no hay diálogo. Cualquier incidente que se da, dificulta más este proceso.

Chiapas tiene más de 1 año en este conflicto. Este conflicto, esta tensión que vive Chiapas perjudica a Chiapas y perjudica al país porque inhibe la producción, no hay tranquilidad, para trabajar, para estudiar. Así que todos nos conviene que esto se resuelva con acuerdo a los derechos fundamentales de los mexicanos que tanto han sido marginados y respetando los derechos constitucionales de todos. Este acuerdo no se podrá dar violando derechos constitucionales, violando legítimos de nadie.

- PREGUNTA: ¿Usted tiene voto de confianza para responder a las preguntas?

- HEBERTO CASTILLO: Sí, me lo dicen. Hay un acuerdo para que responda yo a las preguntas, pero si hay algún compañero más que quisiera externarse.

- GUILLERMO DEL RÍO ORTEGÓN (Senador del Estado de Campeche): La verdad es que el señor ingeniero y senador, Heberto Castillo, según mi lista ha dado la respuesta a casi todas las interrogantes de ustedes. Solamente queda puntualizar la primera pregunta. La postura nuestra en relación a la intervención del presidente Zedillo el 5 de febrero pasado que hizo el compañero.

Pedí la palabra porque ayer precisamente, me hicieron la misma pregunta y lo reitero. No se debe de dar una interpretación distinta a las palabras del presidente Zedillo en relación a Chiapas. Concretamente, ni hay en sus palabras amenaza ni hay en sus palabras ultimátums al Ejército Zapatista. Hay un llamado cordial, enérgico sí, serio, como debe ser la actitud de un Presidente de la República. Refleja su preocupación y así lo entiendo, en lo personal, que es la preocupación que comparten todos los chiapanecos y todos los mexicanos. Desea como todos que de inmediato, sin que haya más dilatación, se sienten a la mesa de negociación las partes a quienes les corresponde, en este caso el Ejército Zapatista y al representante del titular del Ejecutivo. Concluyendo, el señor Presidente hizo un llamado, un llamado que debemos entenderlo como urgente para que se inicien las negociaciones y encontremos la ansiada paz que todo el pueblo de México, y sobre todo los chiapanecos, vienen reclamando.

. PREGUNTA: Las interpretaciones que le han dado a las palabras del Presidente Zedillo, entiendo que hubo una declaración de un diputado, integrante de la Comisión en el sentido de que habría que dar un plazo a los zapatistas, de 3 o 4 días, y si no toma una acción enérgica. Habría que definir las definiciones que se están dando en torno a esto.

- HEBERTO CASTILLO: Ningún miembro de la Comisión Legislativa ha dado este punto de vista. Fue el subcoordinador de la fracción del PRI en Chiapas.

- HEBERTO CASTILLO: Quiero expresar esto. Este es un acuerdo unánime que tenemos en la Comisión Legislativa. Nosotros no podemos hacernos cargo de las interpretaciones o declaraciones que haga un funcionario, por más importante que sea, o de dirigentes de otros partidos --PRI, PRD, PAN o del PT--. En este sentido, la Comisión Legislativa tiene un mandato expreso. Creo que esas son interpretaciones que puedan darse muchas y múltiples. El texto del mensaje que dio el presidente Zedillo está escrito, es muy expreso no tiene más que la preocupación que él expresó que se realizara este diálogo, él convocaría a un periodo extraordinario para que también el Congreso participara de la responsabilidad de qué acuerdo sería el que se tomará para resolver el problema, sin anticipar ninguna forma.

- ÓSCAR LÓPEZ VELARDE (Senador del PRI): Una cosa muy breve como senador del PRI. Quiero ratificar lo que toda la Comisión Legislativa ha reconocido la posición del Presidente de la República desde el 1 de diciembre de buscar, a toda cosa, una solución política al conflicto de Chiapas. Creo que esa ha sido la base de lo que ha impulsado el Presidente de la República y que la Comisión Legislativa estamos coadyuvando por una solución política. Simplemente quiero terminar diciendo que en escasos 2 meses ha habido más avances que los que hubo en muchos meses. Siento que haber tenido un primer contacto, las 2 partes en conflicto, directo fue un gran avance. Y algo tenemos que tomar en cuenta cuando se habla de ultimátum e interpretaciones que se dan, es que precisamente, están conciliando puntos de agenda para reanudar el dialogo y las bases de esta agenda que permitan una paz justa, digna y definitiva como lo espera el pueblo de Chiapas y todo México.

- PREGUNTA: ¿Cuánto tiempo es prudente esperar a que los guerrilleros se sienten en la mesa de negociaciones y se mantenga este clima de seguridad?

- PREGUNTA: ¿Ustedes como representantes populares han tomado el sentimiento mayoritario?

- PREGUNTA: Mucho se ha hablado de la desaparición de poderes del Estado de Chiapas. Se ha dicho que el Congreso de la Unión es el único órgano que está facultado para hacerlo. ¿No estamos hablando ya de que no hay poderes en Chiapas cuando no se ha tomado en cuenta el poder legislativo local y al ejecutivo estatal para poder llevar a cabo las negociaciones?

- PREGUNTA: ¿Es necesario llegar a un acuerdo con el EZLN para que las autoridades empiecen a responder a los otros conflictos que se han generado a partir del levantamiento armado, me refiero concretamente al conflicto agrario en Chiapas que nadie le ha metido mano? Esto es parte de, pero de alguna manera está separado porque ha sido un conflicto de años.

- PREGUNTA: ¿Saben cual es la opinión del pueblo de Chiapas?

- HEBERTO CASTILLO: Definitivamente yo les diría que no. Sería temerario decir que hemos ido a auscultar a la población. Lo que sabemos es lo que tenemos de información por los medios, la prensa local, la prensa nacional, la radio, la televisión. La Comisión ahora viene con el empeño de conocer la opinión de sectores afectados, conocer esa opinión directamente. La conocemos por escrito, la conocemos por pronunciamientos.

- PREGUNTA: Respecto a que si no se tomado en cuenta o que si no se ha permitido, se dice por ahí, participar al gobierno local, estatal en las negociaciones y respecto al problema agrario.

-HEBERTO CASTILLO: Yo pienso que pues tenemos conciencia muchos del grado de dificultad que implica una situación como la que se ha presentado en Chiapas, y que justamente obedece este grado de dificultad también al grado de abandono en que se ha tenido a la entidad de parte de gobiernos estatales y gobiernos federales.

Se sabía que Chiapas era un rincón de la patria mexicana a la cual se le olvido y se le dejo en manos, es opinión personal, de muchos caciques y de muchos privilegios. Y se pensaba que iban estar siempre así. Yo en lo personal tengo caminando por estas tierras muchos años, aquí empecé mi carrera política, justamente con campesinos chiapanecos, con fincas muy poderosas en donde se consideraba o se sigue considerando en algunos casos, prácticamente en señores feudales. Pero este abandono de repente surge con la presencia del Ejército Zapatista.

- PREGUNTA: ¿Se pregunta que hasta cuándo se va a esperar, que se puede ver que el Ejército no se quiere sentar a platicar o que si se va esperar eternamente?

-HEBREO CASTILLO: Creo yo que se tienen que hacer todos los esfuerzos por resolver el problema. Se tuvo abandonado el problema también una vez presente ya el Ejército Zapatista, esto hay que reconocerlo, se tuvo abandonado el problema mucho tiempo. ¿Por qué razón? Por las elecciones del 21 de agosto. Simplemente se trató de mantenerlo allí en un estado de calma, yo diría ficticia para que se realizarán las elecciones, y esto creó, por lo que ustedes también ya conocen que se desarrollan movimientos, que se crearan resentimientos, que se organizan más las fuerzas opositoras y que se tenga en el estado una situación que a nosotros nos parece muy peligrosa.

Porque además de un EZLN, todos lo sabemos, todos, hay fuerzas militares que no están controladas por nadie, más que por la gente que tiene grandes privilegios. Entonces este problema requiere de mayor prudencia, que no quiere decir, pues una paciencia ilimitada. Pero muchas veces la paciencia, en mi opinión se colma, dicen, y se plantea ya está bien, hay que actuar, como si no se hubiera actuado y la actuación lo que va ocurrir o lo que puede ocurrir es agravar más la situación.

- PREGUNTA: ¿Qué pasa si se tiene que convocar a un periodo extraordinario de sesiones?

- HEBERTO CASTILLO: En primer lugar, esa hipótesis querrá decir que no se consiguió, que actualmente el representante del Ejecutivo, que es la Secretaría de Gobernación, pues siguiera avanzando en sus negociaciones o en sus pláticas con el EZLN.

Quiere decir que se atravesó de manera definitiva el problema de Tabasco, tal vez el problema de Veracruz. Entonces, quiere decir que para resolver el problema de Chiapas se quiso plantear, resolver el problema de toda la República. En la Comisión Legislativa sÍ hemos planteado y lo hemos discutido, lo hemos analizado que tenemos que comprender que es mejor que el gran problema nacional lo discutamos en un ámbito más amplio, y que no traigamos a Chiapas los problemas que existen por ejemplo en Chihuahua que hay muchos problemas en Veracruz o en el Estado de Hidalgo.

La República tiene muchos problemas, tenemos problemas en la frontera del norte, con nuestros hermanos que se van a trabajar allá, podríamos traerlos a Chiapas, podríamos en un espíritu de complicar las cosas, traer todos los problemas del país y meterlos en Chiapas, y decir, bueno, vamos a resolver el problema de Chiapas siempre y cuando se resuelvan todos los problemas de México.

Podríamos traer a discutir acá en Chiapas el problema económico del país, el problema de la deuda externa, el problema de los Tesobonos, el problema de la contaminación de nuestros ríos, de nuestros lagos, el diálogo nacional por la reforma del estado, de todas las etnias que hay en el país, y así, yo abundaría por ese camino.

Y yo les preguntaría a ustedes esa es la ruta para la solución de los problemas. Bueno lo más elemental lógica-política nos dice que no. Que si deberíamos nosotros ir analizando los problemas y plantear como se ha dicho que el señor Dr. Ernesto Zedillo dice no hay punto negado en una agenda de discusión, eso es bueno, vamos a discutir todos los puntos, que quiere decir que todo punto que metamos en la agenda está aprobado, bueno, eso creo que no se da en ninguna discusión que tengan partes en conflicto, pero que todos los puntos puedan discutirse, eso lo defendemos en la comisión.

El proyecto que hay para la discusión de la reforma del estado incluyó todos los puntos que nosotros consideramos habían sido discutidos y como pensamos que probablemente se nos hubieran olvidado algunos, precisamente señalamos que era un programa que tenía carácter enunciativo, pero no limitativo y que si habíamos olvidado algún problema, algún punto a discutir se podría introducir y debería introducirse.

Por ello yo diría que se interpreta al sentir de la comisión si nosotros señalamos, que deseamos contribuir con toda nuestra capacidad a que se dé el dialogo, pero que se le quiten todos los aspectos que no se pueden resolver en Chiapas. Porque es racional hacerlo así, es un problema de racionalidad. Caer por ejemplo a discutir aquí y resolver aquí los problemas como el de Tabasco, como el de Veracruz, bueno, hay que decir que estos problemas se tienen que resolver, se tienen que discutir paralelamente, pero yo diría, pero se van a discutir en San Cristóbal o se van a discutir en Tuxtla Gutiérrez, pero nosotros diríamos eso es lo más lógico y quizá vamos planteando la alternativa de que estos problemas se resuelvan y se discutan paralelamente en el sitio que les corresponden, como decía un compañero, son problemas de Chiapanecos, son problemas de veracruzanos, son problemas de tabasqueños, porque con todo derecho reclaman cada uno de los estados su soberanía.

Entonces no tenemos otro desempeño ahora que venir también pues, con toda la modestia de tratar a conocer los problemas que hay acá, pero no pretendemos con esta visita y con platicar con la CIOAC o CEOIC o platicar con los ganaderos a que ya conozcamos el problema y podamos ser jueces.

Sólo somos receptores de puntos de vista que queremos tener para poder contribuir a que haya un entendimiento lo más pronto posible y lo más justo y equitativo posible.

- PREGUNTA: Han corrido ríos y ríos de saliva en tantos y tantos diálogos que se han entablado en torno a Chiapas. Se ha dialogado tanto y tanto con las organizaciones. Me llama mucho la atención, se hablan de los grandes problemas de la nación que se han traspolado aquí a Chiapas, usted lo ha señalado. No es aquí donde se tienen que resolver. Sin embargo, el problema real de Chiapas ¿cuál es? Porque alguna solución hay que dar. Usted habla del rezago y la marginación, ¿ese es el problema? ¿O se trata de un problema de la nación para los chiapanecos y pedir un préstamo internacional?

- PREGUNTA: Hay problemas que se requieren resolver. Pero hay dos muy importantes que tiene Chiapas. Uno al conflicto armado y la necesidad de un dialogo del gobierno federal con el EZLN, y la crisis financiera en que está sumido el país. ¿En que medida afecta esta crisis financiera al diálogo? ¿En qué medida cree que se deba aceptar o rechazar el endeudamiento de 40 mil millones de dólares? Porque el EZLN en su último comunicado hace una critica muy fuerte al acuerdo del gobierno de la República que estaría hipotecando al país.

- PREGUNTA: El EZLN demanda que resuelvan los problemas de Tabasco y Chiapas en un sólo paquete.

- PREGUNTA: No ha contestado mi pregunta sobre la desaparición de poderes en Chiapas. Si le compete al Congreso de la Unión la desaparición de poderes en Chiapas.

- PREGUNTA: El presidente hizo un llamado al diálogo ¿podría ser que hay presiones del exterior para que el problema de Chiapas ya se resuelva?

- PREGUNTA: Ustedes dicen que no están a favor de un ultimátum y que vamos a esperar. Lo que nos sentimos peor somos los chiapanecos. El mes pasado hubo 11 secuestros y otros delitos, que con el argumento de que de aplicar la ley se van a recrudecer las cosas con el EZLN, siguen pasando este tipo de cosas.

- HEBERTO CASTILLO: ¿Usted pediría medidas fuertes para que los chiapanecos estén en paz?

- PREGUNTA: Hace unos días 2 militares entraron en las oficinas de Amado Avendaño ¿esto no afecta?

- HEBERTO CASTILLO: Desde luego que estamos todos en la Comisión Legislativo porque haya el imperio de la Ley aquí. Todos entendemos que el problema que se ha dado en Chiapas ha sido por falta de respeto, no solamente de la ley, sino de la Constitución y de los derechos más elementales de la población, eso también entendemos que fue así y es así. No hay más que caminar por Chiapas para entenderlo. Pero se pregunta cual es el problema real de Chiapas. El problema no es el problema de todo México y los problemas políticos y los problemas electores o el problema económico, sino que se ha dado después del 1º de enero de 1994. El problema real que tiene Chiapas es que ha habido, como decía antes, un abandono, que ha habido problemas gravísimos, el salario de los trabajadores es el más bajo en términos reales en la República pobreza, miseria en un zona muy rica. Ha habido un estado que produce petróleo, que produce energía eléctrica y que no tiene satisfechas sus necesidades más elementales de energía eléctrica y de abastecimiento de hidrocarburos. En fin, que ha padecido despojo sistemático. Esa es la historia, ese es el pasado. La presencia de un ejército que ha reclamado esos derechos y que ha hecho un planteamiento que convocó y provocó el apoyo de una gran parte de la población de México y de una gran parte de la opinión pública mundial. Esa es una realidad. Puede parecernos bueno o malo, pero esa es la realidad.

Se dice que si nosotros decimos que hay que buscar el diálogo no tenemos vocación de que se aplique la represión, que no la ley, y que se desate la violencia. Es mi opinión, y es la opinión que yo he escuchado en todas las discusiones que hemos tenido en la Comisión Legislativa. No he oído una sola opinión en el Senado, ni una sola, que pida que se declare la guerra y que se desate la guerra en Chiapas, a nadie se le ha ocurrido plantear semejante cosa. Todos consideran que no sería una solución sino que esto sería peor el remedio que la enfermedad.

Entonces no se trata simplemente de que esperamos hasta que buenamente se les ocurra a algunas gentes decir: "ahora si me siento a dialogar". Sabemos, y como ya decía el Senador Óscar López, en los últimos dos meses ha habido ya ese acercamiento, ese diálogo y pensamos que podemos acelerar ese proceso. Que podemos lograr que haya estos acuerdos. Nosotros de ninguna manera pediríamos al EZLN que limite sus planteamientos, porque el propio presidente Zedillo ha dicho que ningún punto de la agenda que ellos han planteado está vetado, ninguno, todos se pueden discutir.

El problema es dónde se van a resolver. Si ahora con el problema de la crisis económica, el problema del crédito, que muchos de nosotros, o algunos de nosotros, hemos criticado acremente en la Cámara --yo le hecho en el Senado, lo he hecho en la radio, en mis artículos-- no estamos de acuerdo con este crédito, no estamos de acuerdo con esas garantías, no estamos de acuerdo que se dé como garantía el petróleo. Es una posición personal, si ahora esto se va incorporar a las condiciones, quiero plantear la hipótesis siguiente: que dijera el EZLN si no se rechaza el crédito, si no se retira la garantía del petróleo no me siento a dialogar. Bueno, entonces si realmente se está planteando una imposibilidad de que se dialogue porque son problemas que están fuera del conflicto.

Lo que planteamos, lo que precisamos es que se dé un diálogo y que de acuerdo con lo que se ha propuesto, y que lo ha propuesto el gobierno de la República, que en la agenda quepan todos los problemas, pero que no sea condición previa para sentarse a discutir, que sea motivo del acuerdo. Para que ahí se vayan precisando las situaciones. Pero así como el compañero señalaba que ayer o antier se captura a 2 militares, que según vi yo en la prensa, se introdujeron en las oficinas de Avendaño y fueron detenidos, ese incidente también se da del otro lado. También hay problemas con la policía del estado que no deben servir como motivo para interrumpir el diálogo. Porque habiendo un conflicto permanente, desde hace 1 año y 1 mes, es fácil que haya problemas de este tipo y se debe plantear con toda claridad que estos incidentes no deben ser motivo de suspensión del diálogo si ya se está dando o de que no se dé. Porque estos hechos se van a repetir, hay una tensión, hay agresiones, hay guardias blancas, hay gente que actúa por la libre, hay gente que no respeta losa cuerdos de las direcciones.

La propuesta que nosotros hacemos es simplemente, reúnanse, discutan siéntense a platicar, y tanto el gobierno de la República, al ejecutivo, como al EZLN y como lo planteamos a la CONAI, el intermediario reconocido por ambas partes, que establezca la mayor fluidez, la mayor facilidad para que estos encuentros se realicen.

Creo que en este sentido, todos debiéramos aportar un esfuerzo, porque cuando llega alguien a decir: "ya estuvo bien, ya basta"; el ya basta implica que: ¿tomas el garrote y pegas?¿tomas el garrote y produces la guerra?¿se va resolver el problema en Chiapas con que se desate una agresión sistemática? ¿Porque el Ejército Mexicano tiene más fuerza que el Ejército Zapatista? quienes hemos estudiado la historia de América Latina y la historia de los últimos movimientos que ha habido en este continente sabemos que estas luchas pueden durar años y años como pasa en El Salvador y Guatemala.¿queremos que haya miles y miles de muertos para que se diriman las diferencias?

Habría que contemplar ese panorama. Reflexionar en este punto de vista porque nosotros estamos con la idea de que habría la desaparición de poderes.¿Somos emisarios nosotros del Poder Legislativo para la desaparición de poderes? No. Nosotros no estamos proponiendo que desaparezcan los poderes. Estamos pidiendo que se pongan a platicar, que dialoguen y vamos a entrevistarnos ahora con ganaderos, con campesinos, con desplazados, con Avendaño, con Robledo. Queremos conocer cual es la posición. Nosotros no somos quienes vamos a decir qué cosa es lo que hagan. Lo que vamos a decir es que hagan lo mejor que conviene a México y a los chiapanecos. No es una intervención de la Federación en los problemas internos de Chiapas es una participación respetuosa de la soberanía de este estado. Nosotros llegamos para tratar de coadyuvar, como nos fue ordenado por el Congreso.

Si nos pusiéramos en el plan de limitar y de decirle tanto al Poder Ejecutivo, doctor Zedillo, como al Ejército Zapatista lo que deben hacer, qué cosa es lo que no deben hacer, pues muy mal papel jugaríamos. Estamos tratando de traerle a este problema la opinión de quienes nos eligieron. Que no se olvide que esa Comisión Legislativa no es una Comisión que representa a una organización gubernamental, de defensores de la ecología o de tal o cual grupo. Somos representantes del pueblo de México y cada uno de nosotros recibió votos de ese pueblo, de los estados de Campeche, Sinaloa, Aguascalientes, Baja California, Distrito Federal, Durango y de Chiapas.

Tenemos representación real, no nos nombró un señor o una señora, ni un grupito. Algún compañero me decía: "cuando yo voy a mi Distrito, me reclaman los compañeros qué está pasando en mi Distrito. Que si la gasolina está muy cara, que si no se ha resuelto este problema. Por ello, yo si quisiera decirles a ustedes, que son una parte muy importante de la sociedad en Chiapas, son voceros, en los medios de difusión, que comprendan que mientras más aboguemos por la racionalidad en la solución de este problema, entre más entendamos que si esperamos una semana más, dos semanas más puede convenirnos, en lugar de pensar que la solución es rápida. Esas soluciones de que ya en una semana acabamos con el enemigo, eso no es cierto. La historia de este país y la historia de los países hermanos demuestran que no es cierto. Que los conflictos sociales como el que vive México, y ahora más con el problema económico, son problemas que producen desgarramientos muy dolorosos, que no se curan en muchos años. Ojalá y lo podemos entender.

Muchas gracias.


Fuente: Archivo Histórico de la CONAI. Documento 5020702