Documentación histórica

Conferencia de prensa de los Delegados del EZLN, a reporteros de radio, durante los días del Diálogo de la Catedral. (1994)

Nota: Aunque faltan algunas páginas del principio de esta Conferencia de Prensa y una más hacia la mitad de la misma, creemos que el documento es lo suficientemente importante como para ser reproducido en las partes en que están transcritas

23 de febrero de 1994

Entonces, finalmente van a concluir que es un problema mexicano, con causas justas verdaderas, y yo pienso que tienen que obrar en consecuencia.

Pregunta: ¿En que medida afecta eso la seguridad de los Estados Unidos de Norteamérica?

Respuesta: Es más peligroso que sigan una política económica de exterminio a los indígenas (porque es lo que está pasando), a que haya cambios que mejoren el nivel de vida de todos. A nosotros no nos preocupa, pues, las tropas norteamericanas, que nos vayan a invadir, porque pensamos que hay suficiente información y raciocinio para entender que no hay fuerzas oscuras.

Pregunta: ¿Y el TLC?

Respuesta: El Tratado de Libre Comercio es un problema para nosotros porque no hay ningún apartado (si ustedes lo revisan) que hable de los indígenas.

Entonces, entra el TLC a funcionar y se supone que la mano de obra calificada es la que va a competir en las empresas o industrias y con calidad. Son las que van a competir y si nosotros no sabemos leer y escribir, ¿qué posibilidades tenemos de competir en el mercado mundial, haciendo qué?.

Nosotros sabemos cortar leña, cargarla; sembrar la tierra con un palo hoyando; ni siquiera usamos la yunta. Si a Chiapas entrara la yunta, sería un salto técnico de cien años en este estado, simplemente la yunta y no estoy hablando de tractores ni de fertilizantes, ni de insecticidas ni nada de eso.

¿Nosotros, qué posibilidades tenemos de competir, con qué cosa, si ni siquiera podemos competir contra la muerte, como vamos a competir contra ellos?.

Por eso es que nosotros decimos que el tratado de libre comercio tiene que tener algún apartado que tome en cuenta a esta población o la van a aniquilar, tarde o temprano.

¿O qué parte del Tratado de Libre Comercio dice: los indígenas que están así y así, hay este plan?.

No hay nada, pues y ¿cómo vamos a competir nosotros con el campesino norteamericano o con el canadiense, si no podemos competir ni siquiera con el coyote que se lleva la cosecha del café?.

Nos van a destrozar, pues, sin balas. Las muerte que ya íbamos acumulando se iba a acelerar y teníamos que hablar, lo teníamos que hacer. Si no hay un cambio, en el que el país tome en cuenta cuando vence, cuando entre al nuevo orden internacional, tiene que tomar en cuenta a sus seres más pequeños, porque no los puede dejar condenados a muerte.

Ese es el problema que nosotros veíamos en el Tratado de Libre Comercio.

Pregunta:¿Y la posibilidad de una matanza, como el ejemplo de Guatemala?

Respuesta: Si, hemos pensado en eso, es definitivo. Pero por eso decimos: sí se ha abierto la posibilidad del diálogo, sí es posible resolver estos problemas, pues por ahí iremos. Pero no negamos --y es muy probable que por medio de la solución militar se produzcan excesos como los qué ya ha habido, de una y otra parte y la población sea la que cargue con más muertes--, pero en nuestro caso no hay problema, porque la muerte ya la teníamos. Morir de bala o de diarrea, para cualquier hombre es más digno morir de bala que de diarrea.

Pregunta: Soy Carlos Martínez Macias de Notisistema, de Guadalajara. Antes de hacerle mi pregunta, quiero informarle sobre una carta que usted envió a Guadalajara, que esta fue muy bien recibida.

La declaratoria de guerra el primero del año, del EZLN y en el camino rumbo al diálogo, ustedes advertían que buscarían cambios profundos. Incluso, hablaban de la renuncia del presidente de México. ¿Han modificado esta postura o siguen firmes en esto, o acaso fue un señalamiento como una manera de empezar el diálogo con una presión?

Respuesta: No, pues que presión pudiéramos hacer nosotros, que ni hablar español sabemos. No. No es para presionar. Nosotros decimos: tenemos todos estos problemas y que es lo que pasa. Lo que pasa es que el país no nos toma en cuenta y el país no nos toma en cuenta, porque falta democracia y libertad. Democracia es que cada quien pueda decir lo que quiera y ofrecer una opción política y libertad que tu puedas escoger a uno y a otro, sin que te metan a la cárcel, sin que te maten.

Entonces, nosotros decimos: la base de todos estos problemas de salud, educación, vivienda, alimentación, es que no hay democracia ni libertad. Entonces, decimos: se necesita que haya democracia y libertad para que puedan resolverse los otros problemas.

Si el gobierno federal esta ligado a un partido político, entonces no puede haber democracia, porque es un partido político el que es beneficiado. Entonces, decimos que tiene que haber un cambio en el sistema democrático que garantice que no hay privilegios de uno y otro; que la opción que gane, la opción política que gane, tiene que ganar a la buena.

En este caso, el gobierno federal no puede garantizar las elecciones libres y democráticas. Por eso decimos: el gobierno federal va a sancionar las elecciones, tiene que haber otro gobierno federal, un gobierno de transición, o, si no, tiene que haber una modificación en la ley electoral, que diga: ya no van a ser el gobierno federal el que va a sancionar, ya no van a ser los partidos políticos, sino va a ser la sociedad civil, que es lo que nosotros proponemos. O sea, que se haga un colegio electoral con gente que no pertenezca a ningún partido político, ni al gobierno, por supuesto.

Por eso, decía yo que el hecho de que el secretario de gobernación no pertenezca a ningún partido, es un síntoma de que si hay posibilidades de una apertura democrática y que esa sociedad civil sea la que diga: así van a ser las elecciones, si se realizaron bien, este gano y se tiene que cumplir.

¿Y por que no lo hace el gobierno federal, por que no lo hace? Se ve que el gobierno federal esta orientado o favoreciendo a alguno de los partidos políticos y no sería justo, eso es lo que decimos nosotros. Por eso nosotros decimos: no estamos en contra del PRI, ni del PAN, PRD, PPS, PARM ni del Verde Ecologista ni del Frente Cardenista, ni de nadie.

Cualquiera de ellos que gane, lo respetamos, pero para nosotros, según nuestra concepción de democracia, es que el que sale ganando es porque te ofreció algo y tiene que cumplirlo.

La democracia en las comunidades es muy sencilla: si alguien no cumple lo remueven y ponen a otro.

Nosotros decimos que así debería ser en el país: si alguien no esta cumpliendo tiene que ser removido y tiene que entrar otro, de tal forma que el queda elegido tiene que obligarse así mismo y obligar a su partido a cumplir lo que ha prometido. A eso nos referimos y esa demanda sigue en pie: democracia y justicia.

Nosotros lo que entendemos es que la Mesa de San Cristóbal es chica para esa demanda y es chica también para el Ejército Zapatista.

Nosotros llamábamos a otras fuerzas para que, por otros medios que no sean la lucha armada, por supuesto, luchen por lo mismo, en el entendido de que no se trata de que el Ejército Zapatista gane las elecciones. ¡Cómo va a ganar un pasamontañas una elección, sería el absurdo!.

Que gane el que sea, pero yo creo que a todos beneficia, a la sociedad civil, a los partidos políticos, al pueblo, todo, de que haya garantías de que el que esta vigilando de quien gana y quien pierde, no es de ningún partido político, ni del gobierno, que sea de la sociedad civil.

Y yo pienso que ha demostrado madurez la sociedad civil; su posición respecto a Chiapas es madura, no dijo: que gane el Ejército Zapatista o que gane el Ejército Federal. Dijo: hablen, no peleen. Y pienso que tiene la autoridad moral suficiente en el país para organizar unas elecciones del tamaño de las que se vienen en agosto, pero tendría que haber cambios en la ley electoral.

Pregunta: Mi nombre es Rosy Covarrubias de la Cadena Rasa. Hacías referencia a que la Mesa de San Cristóbal ya le queda chica a algunas demandas. Quieres precisarnos, ¿cuáles son esas demandas y cuales son las que sÍ pueden tener una respuesta rápida y concreta aquí.

Respuesta: Bueno, todas las demandas que se refieren a lo nacional, no pueden ser resueltas en la Mesa de San Cristóbal. En ese sentido, nosotros decíamos que no le vamos a imponer por la fuerza de las armas al país una solución o una salida, nosotros vamos a ser consecuentes con ello. No vamos a forzar la paz en San Cristóbal para que el país haga lo que nosotros digamos.

En concreto: lo que se refiere a democracia nacional, rebasa la Mesa de San Cristóbal y lo que se refiere a reformás al Artículo 27 Constitucional (que estamos pidiendo), rebasa la Mesa de San Cristóbal. Sobre todo, lo que se refiere a la Agenda Nacional, esta muy grande y, como quiera, nosotros hemos cumplido con la palabra y el Comisionado ha cumplido con escucharla.

Pero hay muchas posibilidades de resolver y parece que si se va poner, en los problemas del Estado. En todo esto si ha sido claro de que todo esto si se puede resolver, a ese nivel libertad, democracia y justicia en el estado, democracia libertad y justicia en el campo del sureste, democracia, libertad y justicia para los indígenas.

Eso me parece que sí tiene muchas posibilidades de solución en la Mesa de San Cristóbal y ahí es donde vamos y eso si es muy claro.

Pero sí, entiendan, pues, que nosotros no le podemos decir al país ya, ya negociamos la democracia en México, en San Cristóbal. Entonces, el país nos va a decir ¿quién te nombro a que fueras mi vocero o quien le dijo a don Samuel o a Manuel Camacho Solís que era el vocero de quien?.

Tiene, para esto, que haber un movimiento más grande y nosotros decimos: como ciudadanos, aunque seamos del sótano de este país, pensamos que debe haber una democracia, pero tenemos que decirlo, pero, para que esto sea efectivo, la mesa tiene que ser del país entero, desde Baja California, hasta Yucatán y el Caribe. San Cristóbal es, solo una parte de ese proceso, en todo caso de ese proceso.

Pregunta: Mario Antonio Morales, de Stereo Rey y Multivisión. Se habla de una metamorfosis de su discurso. De parte de la Comandancia General del EZLN, cual seria el mensaje para el empresariado nacional. Finalmente, a unos meses de que termine esta administración, que asegura que las respuestas a sus demandas se vayan a mantener en el próximo gobierno, ¿Qué pasará si no hay elecciones limpias?.

Respuesta: Para los empresarios, nosotros no tenemos nada que decirles, porque aquí no hay empresas. Para nosotros no hay nada, no hay país, pues. Ni hay gobierno, ni hay sector privado, ni hay sector publico, ni hay escuelas, ni hay servicios médicos, no hay nadie. Nosotros les estamos diciendo: ¡vengan! Y si otras partes del país tienen lo que nosotros no tenemos, entonces por qué nosotros no podemos tenerlo.

Sí el país tiene un nivel y nosotros estamos abajo, ¿por qué no nos ponen al mismo nivel de ventajas y de problemas, pues sabemos que ningún estado tiene los peores problemas resueltos. Entonces, nosotros no tenemos nada que decirle a nadie en ese sentido. Nosotros invitamos a los partidos políticos a que estuvieran pendientes del dialogo, por lo mismo. Si nosotros ya acordamos que no vamos a interrumpir el proceso electoral, entonces, de esos candidatos va a salir el próximo Presidente de la República. Entonces, nosotros vamos y necesitamos saber esto, si el próximo Presidente de la República va a cumplir o no lo que se esta acordando aquí. Porque si nosotros acordamos algo con el Gobierno Federal de Salinas de Gortari y el próximo gobierno lo desconoce, pues va a seguir la guerra.

Por eso, nosotros decimos: no basta con resolver los problemas aquí, sino que el gobierno que va a entrar próximamente tiene que comprometerse a cumplir esos acuerdos para que se pueda avanzar.

Del cambio en nuestro discurso, no lo se, ¿ si me pudieras decir en que?, porque según nosotros no lo hemos cambiado.

Pregunta: Parte lo comentamos con los compañeros, de que, en principio solicitaron el cambio de Presidente, pidieron la cabeza del Presidente y ahora, pareciera que ese discurso se cambia y hay una metamorfosis de discurso. Hay otros ejemplos.

Respuesta: Nosotros seguimos pidiendo la renuncia del Gobierno Federal: lo que pasa es que eso no se puede negociar en la Mesa de San Cristóbal. No, porque nosotros no decimos no, pues ya quedo resuelto ese problema. Pero sí vemos que la Mesa de San Cristóbal tiene un nivel y hay otras demandas que tienen otro nivel.

Yo insisto en que nuestra demanda de democracia, libertad y justicia a nivel nacional, pasa necesariamente por un cambio de gobierno, por un Gobierno de Transición o algo equivalente que garantice que las elecciones si se van a realizar.

En ese sentido, lo que hemos planteado en la Mesa es la Declaración de la Selva Lacandona, del Primero de Enero, incluso, respecto al Tratado de Libre Comercio, respecto a la tierra. Lo que yo le explicaba a él, de cómo el Tratado de Libre Comercio no nos tomo en cuenta.

No, no ha habido cambio o no se si lo que pasa es que he hablado poco y tenga que hablar más... Pero lo puedo hacer, pues eso es lo que nos sobra ahorita... Ganas de hablar, en lugar de disparar, como antes fue.

Pregunta: Soy Irma Lozada, de Organización Radio Centro. Ustedes han dicho que han encontrado oídos que los escuche, ¿cuál es la credibilidad que el EZLN tiene hacia el Comisionado para la Paz y cual es la credibilidad que tiene hacia el Presidente, hacia el Gobierno Federal, para que de verdad exista una solución a sus demandas?

Respuesta: Nosotros entendemos que el papel del Comisionado es escuchar y proponer. Nosotros entendemos que él escucha nuestras demandas y le propone al Gobierno Federal soluciones para resolver esas demandas. Si entendemos que él no tiene poder ejecutivo para resolver inmediatamente o a iniciativa propia los problemas que les presentemos.

Respecto a la credibilidad del Gobierno Federal, es la que demuestren los hechos.

Nosotros decimos: no podemos conformarnos otra vez con la promesa de que se van a resolver los problemas, pero estamos dispuestos a ver señales del Gobierno Federal de que sí se van a resolver. En eso han sido muy claros los compañeros. Si empezamos a ver que se toman medidas concretas para resolver los problemas más graves que tenemos, eso va en beneficio de la credibilidad del aparato gubernamental federal, pero si todo se mantiene al nivel del papel o de las declaraciones... Pues eso ya lo conocemos desde hace 500 años y no habría cambio.

Nosotros entendemos que ese es el papel del Comisionado: escucha, propone a una y otra parte una solución. En realidad es, más bien, como un mediador, en ese sentido. Aseguro que hemos encontrado oídos que nos escuchan, porque él ha escuchado con toda paciencia a los compañeros. Ningún funcionario gubernamental lo había hecho, desde Hernán Cortes hasta hora.

Sí, claro, escuchar sin empezar a tirar rollos de que no... Es que yo te voy a sacar de la miseria y te voy a llevar a un mundo nuevo. No, escuchar es escuchar todo lo que dijeron los compañeros que sacaron todo lo que traían desde hace 500 años. Lo sacaron todo y escucho. Ellos valoran mucho, pues, que alguien los haya escuchado.

Faltan las respuestas y de que tamaño son las respuestas. Pero ya es un avance de que en el diálogo, alguien nos haya escuchado del otro lado, que es lo que no había pasado hasta el día de hoy, hasta el día que empezó el dialogo, no hasta hoy, desde el día 21, que estamos hablando.

Pregunta: Marina Valtierra, de Promomedios, la Paz. Sí a sus peticiones se les dice si, sí quedaran solo en el papel, ¿qué va a pasar y qué tiempo le darán al gobierno para que se hagan efectivos esos cambios?

Respuesta: Seguirá la guerra. No es un papel de que diga algo el que va a resolver este problema, sino las acciones que se pongan en marcha.

Lo que nosotros estamos diciendo es que, finalmente, ¿por qué no apelamos a la autoridad moral de quien nos hizo que nos sentáramos aquí y que nos hace que nos sentemos aquí, que es la sociedad civil?.

También apelamos a la sociedad civil para que ella nos ayude vigilando que los acuerdos se cumplan por ambas partes.

Se supone que cuando hay un acuerdo del Gobierno Federal se compromete a algo y el EZLN se compromete a algo. Entonces, ¿cómo formamos o quieé va a vigilar que sus acuerdos se están cumpliendo, para evitar otra vez que se llegue a la voz de las armas?.

Nosotros estamos proponiendo que haya una comisión formada por personalidades de la sociedad civil. Que no sea el gobierno ni los partidos políticos ni el Ejército Zapatista.

Que sea esa comisión la que este verificando que esos acuerdos se están cumpliendo, según las etapas que se vayan acordando para evitar que otra vez estalle la guerra.

Para nosotros está muy claro que si los acuerdos se quedan en el papel, la voz de las armas va a tener que hablar otra vez, hasta que hable la voz de los hechos.

Lo que pasa es que la propuesta de esta comisión verificadora y de cómo estaría constituida, la estamos elaborando apenas.

Nosotros estamos en disposición de darle a la paz una oportunidad, definitivamente. No porque se la debamos, ni siquiera nuestros muertos, ni al gobierno federal, sino porque se la debemos a la sociedad civil, que es la que nos sentó aquí.

Si no, ahorita estaríamos en las montañas, vivos o muertos, pero peleando con armas, en lugar de con palabras.

Pregunta: Soy Jaemy Shoeder, de Radio Bilingüe de los Estados Unidos y quisiera pedirle que usted contestara en ingles la pregunta de cuales implicaciones podrían tener los resultados de esta negociación, para los pueblos indígenas del continente. Pido que lo haga en ingles para que los indígenas de los Estados Unidos puedan escuchar sus palabras.

Respuesta: (habla en ingles. No hay traductor).

Pregunta: José Luis Armenta, Grupo Acir. Yo quisiera preguntarle, señor, ¿hay una invitación expresa del gobierno para que ustedes se integren a la vida política? ¿qué posibilidades habría de que el EZLN en el futuro, a corto, mediano o largo plazo, se conformara en un partido político?

Y también quisiera saber si en este diálogo que ha iniciado, ¿ya se definieron los plazos para ir avanzando en la agenda de trabajo?

Respuesta: Los compañeros han sido claros de que el Ejército Zapatista no busca el poder, y un partido político busca poder.

Nosotros decimos ¿por qué nos quieren hacer partido político, si nosotros no queremos el poder? Nosotros queremos vivir en paz, con democracia, libertad y justicia.

No queremos un cargo, ni una presidencia municipal, ni una gubernatura, ni un secretaría de estado, ni una embajada, ni la presidencia de la república. ¿Entonces para que vamos a ser partido político? ¿No hay bastantes ya? ¿cCántos candidatos a la Presidencia de la República hay, nueve? ¿Qué el décimo sea el pasamontañas? ¿Por qué nos quieren hacer partido político si nosotros no queremos? ¿No pueden entender que un movimiento político no tenga interés de poder político?

Yo si veo posible que no lo entiendan, como no hayan entendido que pasaba todo lo que pasaba antes del primero de enero o que no hayan entendido que este movimiento es auténtico, que no tiene intereses extranjeros ni manos negras detrás de él.

Ya hay suficientes partidos político; hagan su lucha electoral, ganen. ¿Para qué vamos a meter otro más? No queremos.

Respecto a los plazos, les digo que ahorita es la etapa del diálogo, el hablar y escuchar; no hemos entrado a la etapa de la negociación, que es ahí donde ya habría que poner plazos, calendarios y etapas en el cumplimiento de los acuerdos.

¿Pero realmente quieren que nos hagamos partido político? Ya me imagino frente a Carpizo diciéndole: “vengo a solicitar el registro del Partido Pasamontañas del Sureste. ¿Y usted quién es? Soy Subcomandante Marcos. ¿Y ella quién es? Es la Comandante Ramona. Y tómate la foto para votar y sin pasamontañas".

Como decía ayer sobre el pasamontañas, agarren un espejo y nosotros somos cualquier parte del país. No nos hagan partido político, ¿para qué nos quieren como partido político? ¿para que digan: ahí está, se vendieron o qué? Lo que quería Marcos era lo mandaran como Embajador a tal lado o quería ...

(falta una pagina)

...oportunidad de que se cumpla esto. Si eso se cumple, las armas no van a ser necesarias, pero ya que se haya cumplido. No puede ser un requisito previo el entregar las armas, no lo vamos a hacer. En todo caso las vamos a usar como leña para el fogón, porque son de palo las armas, dicen.

Pregunta: Concepción Sánchez, Promomedios California: Yo quería preguntarle, ¿sí percibe que ha cambiado el rostro del espejo, después del primero de enero? Y si de lograr cumplir sus demandas, ¿se agotaría el diálogo en la Mesa de San Cristóbal o buscarían consolidar acuerdos en otras instancias y por otras vías?

Subcomandante Marcos: Lo que decía yo, que la patria, esa que venimos a buscar el día primero cambió, es otra ahora. Nosotros pensamos que cambió para bien de la paz, incluso para bien de la guerra, que no haya otros caminos que no sean los del enfrentamiento.

El espejo en que se está viendo la nación, es un espejo nuevo, que más que resolver una pregunta, le plantea más preguntas que tiene que resolver. Resulta que como lo veo yo, finalmente el espejo del país ahora es un pasamontañas, que se pregunta que está detrás, por qué está ese pasamontañas, por qué dicen lo que dicen, por qué no aceptan una cosa u otra. Y que eso les lleva a la conclusión finalmente de que el problema no es el pasamontañas, que finalmente nosotros vamos a desaparecer como aparecimos, pronto nos vamos a esfumar y el país se va a dar cuenta que sus problemas son otros, son más grandes y que tiene la posibilidad de resolverlos y de muchas maneras, con muchas luchas, sin pretender hegemonizar una u otra fuerza.

Lo que tal vez ahorita no entienda el país, es que ese pasamontañas no quiera ser el poder hegemónico, es lo que lo lleva a desconfiar de nosotros. Como que estaría más contento si nosotros dijéramos: nosotros queremos el poder y poner una dictadura donde el Subcomandante Marcos sea el nuevo dictador.

Como que la sociedad diría, bueno, ya sabemos que es lo que quieren. Pero nosotros decimos que no queremos nada de eso, es donde desconfía. Cuando uno quiere ser más honesto, provoca más desconfianza que sí dice claramente que es deshonesto. Esa es la respuesta a la primera.

Sobre todo, supongamos que la Mesa de San Cristóbal tiene éxito y es posible abrirle un espacio más amplio a la paz, no es el cese al fuego ahorita que es inestable o muy limitado. Nosotros apelaríamos a una mesa más grande, a la mesa de la nación, de la sociedad civil para sentarnos también junto con ellos, pero ya con otras fuerzas, sin ningún privilegio o sin ningún protagonismo; como una fuerza más a decir junto con otras lo mismo que dijimos aquí: democracia, libertad, justicia para todo el país, sin importar el signo ideológico o la adscripción política del que esté sentado a un lado o enfrente de nosotros.

Nosotros pensamos que el diálogo ya no sería con el gobierno federal ni estatal, sino el diálogo que sigue es con la nación, con la sociedad civil, con las fuerzas que ----- esas tres cosas, que yo pienso que es suficientemente claro y amplio como para lograra democracia, libertad, justicia. ¿quién hay en este país que no lo quiera? ¿lo hay? Sí, algunos lo quieren.

Pero afortunadamente creo que no son la mayoría.

Pregunta: Reportero del Programa Voces Indígenas de San Francisco California: Yo también soy indígena del sur de argentina, trabajo en el programa “voces indígenas” que se retransmitirán en todas las comunidades indígenas de sudamérica y centroamérica.

Quería preguntarle que hay un movimiento indígena en el continente que está luchando por la autonomía y por la autodeterminación, quería preguntarle si el EZLN tiene como objetivo que el pueblo tzotzil, tojolabal, tzental, chol, mame tener un gobierno propio, tener un territorio y tener la educación en el propio idioma en el futuro

Respuesta del Comandante David: Respondiendo un poco la pregunta, como indígenas entendemos y vemos claramente que es necesario tengan su autonomía. Es necesario que al pueblo indígena se le dé la libertad, se le dé esa posibilidad y esa oportunidad de gobernarse, de dirigirse, de buscar su propio destino.

Claro, no desligándose de otras clases sociales, porque sabemos que el problema que vive el mundo indígena está muy relacionado con todos los sectores sociales. Ya es necesario que se busque una manera de que el pueblo indígena, tenga su propia autonomía, tomando en cuenta que como pueblos indígenas tienen su cultura, tienen sus tradiciones, tienen sus formas para organizarse, pero también tienen raíces muy profundas, traemos desde hace muchos siglos, aunque ahora están tratando de desaparecer la cultura indígena, la autonomía que ya no se ha tomado en cuenta desde hace mucho últimamente, desde hace muchos siglos.

Queremos entonces que los pueblos indígenas también de América Latina tengan esa autonomía y tenemos claro que como pueblos indígenas, saben dirigir su propio destino, saben organizarse u saben defenderse cuando es necesario.

Pregunta: Enrique Gracia de la Cruz, Telereportaje Xeva de Villahermosa, Tabasco: Le tengo que decir al auditorio que nos está escuchando en estos momentos que el Subcomandante Marcos está fumando una pipa, que se la acaba de quitar rápidamente, con ese humor que lo caracteriza.

Yo quería hacerle tres preguntas, la primera: ¿en que medida pone en riesgo las negociaciones el hecho que Ejército Zapatista de Liberación Nacional no sea reconocido como Ejército beligerante?

En Tabasco, específicamente en Villahermosa, en estos momentos se encuentra el candidato del PRI Luis Donaldo Colosio, haciendo un recorrido de proselitismo, ¿qué opina usted de los distintos candidatos a la Presidencia de la República, en este caso del candidato del PRI?

Y la tercera pregunta, mucha gente quisiera saber ¿quién es marcos? ¿de dónde es usted y qué estudios tiene?

Respuesta del Subcomandante Marcos: Les repito que hay dos niveles: el diálogo y la negociación. Como ahorita estamos hablando todavía, no hemos llegado a la etapa de la negociación, que es la que tendría que incluir qué tipo de reconocimiento da el gobierno federal al Ejército Zapatista de Liberación Nacional. Está el problema de qué garantía tenemos nosotros o qué representatividad nos otorga el gobierno federal para cumplir las demandas que tenemos.

Como no hemos llegado a esta etapa, no es un problema, no es un obstáculo todavía. Necesariamente tendrá que incorporarse a un tipo de reconocimiento, porque si no, ¿con quién está hablando el gobierno federal, o con quién está haciendo esa negociación, cuando se pase a la etapa de negociación?

Les digo que son dos niveles: el diálogo es el que posibilita todo; el diálogo no se ha agotado todavía para que vaya a pasar. Del diálogo pueden seguir dos cosas: una negociación a la paz o la ruptura a la guerra. Ahorita hay que darle su tiempo al diálogo, a que cumpla su etapa para que realmente desemboque en una negociación y no en una ruptura. Si lo precipitamos, el diálogo se va a romper y entonces van a volver las armas.

Respecto a los partidos políticos y los candidatos, el Comité ha sido muy claro en que no puede calificar ni a uno ni a otro, porque no es su trabajo favorecer ni aceptar a ninguno de los partidos políticos. Lo que el Comité ha dicho y todo el Ejército Zapatista de Liberación Nacional, es que cualquier partido que gane, con cualquier candidato, nosotros le pedimos que hable con nosotros y escuche las demandas que ahorita están escuchando en la mesa del diálogo.

Y pedirle el compromiso, si es que ganan el poder político para los próximos seis años de que va a cumplir eso. Si es Luis Donaldo Colosio, si es diego Fernández de Cevallos, si es Cuauhtémoc Cárdenas, si es Rafael Aguilar Talamantes, si es González Torres, si es el Señor Madero, si es Cecilia Soto, --ahorita no tengo los nombres a la mano- pero cualquiera de los candidatos que sea, bueno o malo, el que gane, tiene que resolver estos problemas también, si no el problema nada más se va a resolver unos meses y con el nuevo cambio de gobierno se va a desconocer y va a empezar la guerra otra vez. Por eso no podemos hablar ni bien ni mal de ninguno de los candidatos.

Lo que tenemos que hacer nosotros es decir que la forma en que sea elegido, sea libre y democrática, de tal forma que se le pueda exigir que cumpla lo que promete, o si no removerlo.

¿La otra pregunta cuál era? Es la más fácil.

Pregunta: ¿De qué parte del país, de qué estado es nativo usted y qué estudios tiene, qué preparación tiene?

Respuesta del Subcomandante Marcos: Bueno, el estado en donde yo nací está ubicado entre el Río Bravo y el Río Suchiate, al norte y al sur, y entre el Océano Atlántico y el Océano Pacífico, al este y al oeste.

Yo estudié en alguna Universidad de este país, no estudié en Oxford --porque ahora está de moda estudiar en esos lados--, en el extranjero; estudié en una Universidad mexicana, terminé que ya es decir bastante, acabé mis estudios, me recibí, hice estudios de postgrado, no sé como se llamen ahora, pero cuando yo era joven se llamaban estudios de postgrado. Y fuí feliz durante un tiempo, hasta que me equivoqué de autobús y caí en la Selva Lacandona; cuando me di cuenta ahí estaba y ya no pude salir desde hace once años. Y aquí estoy otra vez.

No puedo decir más, pero le podemos preguntar a la PGR, haber si ya consiguió más datos. Pero soy mexicano como cualquier otro, talves un poco payaso, más de lo necesario para el gusto de algunos, bastante grosero; no me he bañado desde el 31 de diciembre, así que no les recomiendo que se acerquen mucho; traigo la misma ropa que el 31 diciembre, por eso tampoco debe oler muy bien.

Soy como cualquiera de los compañeros que están aquí, tal vez se a recargado mucho lo que este movimiento sobre mi imagen porque soy el que habló castilla, pero mi trabajo es de dirección absoluta. Así que digan: "Marcos es el jefe", no es cierto. Los jefes son ellos; yo tengo un nivel de dirección, más bien respecto a cuestiones militares y ellos me han dicho que hable yo, porque como yo se hablar español, que a través de mi hablan los compañeros.

Yo luego me entero de que Marcos para aquí y Marcos para aca, que si le gustan los reflectores y todo eso, yo pienso que no es justo, porque los reflectores que teníamos encima después del primero de enero eran los helicópteros que nos estaban buscando, las preguntas que nos disparaban eran de plomo, las entrevistas que nos hacían era con "rocketts", con bombas, con granadas, con morteros.

La dirección son ellos, ellos me marcan un limite esto puedes decir y esto ya no puedes decir; puede enseñar pierna o no. Pero ellos son mis jefes y yo tengo que obedecerlos y me marcan los limites. Pero no hay nada extraordinario en mi que no tengas tu o ella o él, sino las ganas de que el país sea justo, que sean diferente; nosotros nos tapamos para no vendernos y para no hacer una cara.

¿Cual es la cara de Marcos, finalmente? Si es que tiene barba, entonces los que tienen barba van a decir que si son, y el que no tiene barba que; si es que tiene los ojos de determinado color entonces los que tengan de determinado color son como Marcos; si es guapo, si es rubio o si es de pelo negro o si es lampiño, lo que sea. Es un pasamontañas, que cualquier mexicano se pone un pasamontañas y es otra vez Marcos y puede ser lo mismo que yo, de juntarse con un movimiento que sea justo y legitimo y luchar por sus derechos, ya no digo con una arma, puede ser con un micrófono de radio, con una pluma, con un papel, con una camara fotográfica, como ya lo han hecho.

Yo les digo sinceramente que nosotros no esperábamos eso de ustedes. Cuando nosotros nos enteramos de lo que estaba pasando, si lo hubiéramos sabido antes, hubiéramos usado pantalón corto cuando atacamos San Cristóbal para enseñar la pierna. Pero no sabíamos que iban a estar tan pendientes e iban a ser tan sinceros y tan honestos, no lo sabíamos.

Yo le decía al compañero que me hablaba, por ejemplo, de la XEVA, es que no es este país, debo estar oyendo otro país, no, dice, es Tabasco, es Villahermosa, ahorita esta oyendo ahí, están escuchando en la selva, por eso estoy mandando, un saludo a los compañeros; no piensen que ya estamos presos aquí o que ya nos vendimos; que estamos como quedamos, que ibamos a decir nuestra palabra.

Pregunta: Hugo Robles Guillen, XEW de San Cristóbal de las Casas:

¿Usted cree que el gobierno está dispuesto a cambiar de la noche al día, del día a la noche, lo que no ha cambiando en 500 años?

Y por otra parte, ¿si ya es tiempo que los indígenas de todo méxico, de Chiapas, de esta zona de los Altos; ya estén en los puestos de dirigencia en algunos puestos del gobierno?

El presidente municipal de San Juan Chamula decía recientemente que, por ejemplo, el Instituto Nacional Indigenista esta dirigido por antropólogos, sociólogos, etc., pero no por indígenas. Y lo mismo ocurre con asuntos indígenas de otra dependencia, y esto ha sido desde siempre.

Respuesta del Subcomandante Marcos: Primero, los compañeros me han pedido un saludo muy especial para WM, principalmente los que son de los Altos, que siempre han visto en esta estación una sincera preocupación, no nada más por la vida urbana, sino la vida indígena de los Altos, nuestro saludo especial a la dirección de noticieros de esta estación de radio.

Nosotros pensamos que la resolución del problema indígena no es solamente parte del gobierno, sino de la sociedad civil, por ejemplo, en el caso de los Altos no basta con que el gobierno diga: habrá respeto y no habrá discriminación. Tiene que haber un cambio, en la forma de ser y en la educación, en la forma de conducirse, de vivir de la sociedad civil no indígena, por no llamarle mestiza o ladina.

Me refiero, por ejemplo, en esta ciudad hay gente muy noble, muy honesta, pero hay también gente muy déspota, muy racista a la hora de conducirse con los indígenas. Y eso se acumula, son odios que se acumulan.

No se si ustedes se acuerdan de la entrada del primero de enero, estaba ese aire de amenaza que flotaba si los indígenas que habían tomado la ciudad se iban a ir destazar mestizos y ladinos en toda la ciudad.

Entonces no basta, con que le gobierno federal haga eso o el gobierno estatal o ni siquiera los locales, los presidentes municipales. Tiene que haber un cambio también en la forma de conducirse, de vivir de la sociedad no mestiza en el caso de los Altos de la ciudad de San Cristóbal, para tratar con respeto como cualquier persona, ni siquiera digo que ahora se trate de endiosar al indígena.

Pero así como normalmente platicas con alguien en la calle y te relacionas, vendiendo, comprando de igual a igual, igual debiera ser con cualquiera de los indígenas.

En ese sentido la posición de Ejército Zapatista de Liberación Nacional no es solo dialogar con el gobierno federal o estatal o local, sino dialogar con la sociedad civil y decirle que tiene que haber un cambio también en su forma de relacionarse con el indígena. Aunque alla una ley que diga ya no se discriminara, finamente a nivel cotidiano esto debe ocurrir, las causas van a subsistir y el primero de enero del 94 se van a volver a repetir, cualquier día de cualquier año, de cualquier década, de cualquier siglo finalmente, aunque hayan tenido que pasar cinco para que llegara el primero de enero de 1994.

Lo que los compañeros dicen es que respecto al otro problema de las formas de gobierno, esta bueno, puede estar un mestizo, dicen, en un puesto, pero tiene que tener un cogobierno a un lado, alguien que le consulte. Si hay una persona que tenga capacidad, que no sea indígena, un no indígena que tenga capacidad, que sea honesto para dirigir, por ejemplo, el INI, la presidencia municipal, por ejemplo, la camara de diputados, que lo haga. Pero que no lo haga solo, que tenga a su lado de la misma estatura de decisión, de tzotzil, de tzeltal, de chol, de tojolabal, de zoque donde ellos proponen que hay un cambio en la ley electoral en el estado, de tal forma que el gobernador del estado de chiapas, tenga cogobernadores por etnias.

¿Qué quiere decir? Que cuando las medidas o los dictados de ese gobierno estatal incidan en la vida de algunas regiones donde alguna etnia es mayoritaria, consulte y se asesore con ese cogobernador de esa etnia, porque es el que conoce cuales son las formáa de gobierno, cuales son las tradiciones, cuales son las culturas, cuales son los problemas de ese tipo de etnia en tal región. Y de esa forma, las medidas que tome el gobierno, van a ser efectivas y no van a ser de papel o van a estar hablando de una realidad que no es la que se esta viviendo ahí.

Ese es la posición de ellos. No se trata ahora de que el que este mandando ahora, en lugar de que tenga la piel blanca ahora la tenga morena, o que hable con dificultad el español. Puede ser moreno, blanco pero que sea honesto, que realmente conteste lo que dicen los compañeros; no se trata ahora de que quitemos ahora a todos los mestizos y ladinos y pongamos puros indígenas. Si las causas subsisten, aunque sea indígena se va a corromper y se va a vender, y en todo caso, tiene que asesorase y apoyarse de un cogobierno indígena,.

Esa, nosotros pensamos que es la solución.

Pregunta: Héctor Figueroa, Radio Educación. Quiero hacer patente el reconocimiento de nuestros auditorio, de los trabajadores de Radio Educación para con su causa del EZLN y expresar también la solidaridad.

Mi pregunta es: ¿usted habla de que prácticamente va a ver respuesta a las demandas básicas del la situación de Chiapas, de los campesino e indígenas. ¿Cómo va a verificar el EZLN el cumplimiento de esa promesas?

Y en segundo termino, de concretarse la paz, ¿qué va a pasar con el EZLN? ¿se va a dividir, va a desaparecer y concretamente que va a pasar con su dirigente? ¿qué va a ser usted después de que ratifique un acuerdo de paz?

Y por otra parte en el ámbito de la democracia, usted dice que eso se debe discutir en una mesa nacional: ¿cree usted que el Comisionado Camacho pudiera encabezar esa mesa de debate sobre una transformación democrática?

Respuesta del Subcomandante Marcos: Parece ametralladora, son muchas cosas, lo que nosotros estamos proponiendo es que haya una Comisión de Verificación. Lo que ahora estamos pidiendo es que esa comisión no sea del gobierno ni del Ejército Federal ni sean los partidos políticos, porque si somos muy cuidadosos de que nuestro movimiento no sea aprovechado ni por partidos políticos pero tampoco por grupos de poder en el gobierno.

Nosotros vanos a pedirle a la sociedad civil, a gentes destacadas, honestas y dispuestas, por que va a ser mucho trabajo, a que verifiquen que esos acuerdos se cumplan.

El otro era ¿qué va a pasar con el Ejército Zapatista de Liberación Nacional? Si los problemas se resuelven cabalmente el Ejército Zapatista de Liberación Nacional, no tiene razón de ser. En todo caso el EZLN no nace para tomar el poder o para ponerse en el lugar de otros, sino para que se cumplan unas demandas; si las demandas se cumplen para qué las armas, si se cumplen, no si nos prometen que se van a cumplir.

En determinado momento el Ejército Zapatista tiene que terminar como garante de que se van a cumplir los acuerdos.

¿Que qué voy a hacer yo? Voy a ser ropavejero, voy a dedicarme a compra y venta de ropa usada, gasta y a recoger niñas remolonas, como el tlacuache de Cri Cri. A eso me voy a dedicar; voy a necesitar un poco de financiamiento el Pronasol para esto, o voy a empezar vendiendo el pasamontañas, luego compro otros dos y los revendo y así.

No, no tengo ningún proyecto personal. Pero no me preocupa, ahorita todavía dudamos si vamos a salir con vida de la catedral y llegar a nuestros lugares. Vivimos al día; que yo diga, bueno el año que entra voy a escribir un libro y no estoy pensando si voy a llegar a la hora que sigue, si voy a amanecer mañana. A tal punto pueden cambiar las cosas que puede no haber mañana para nosotros, para nosotros en lo personal, para el movimiento si hay futuro.

Lo de la mesa de dialogo, no sé, nosotros no sabemos cono esta la situación a nivel nacional; acabamos de bajar de la montaña. Entonces si el Licenciado Camacho o alguien más tiene el poder de convocatoria, no me atrevería a decirlo. Pero alguien tiene que tener el poder de convocatoria, alguien lo dijo, que nosotros teníamos el poder de convocatoria. Si nosotros tenemos el poder de convocatoria para hacerlo, vamos a sentarnos con la sociedad civil; nosotros no podemos ir sin la sociedad civil.

Pedimos algún lugar en esta zona o nos sentamos en la selva y ahí en unos troncos y hablamos. O vamos a otra ciudad que no sea la Ciudad de México, para poder sobrevivir a los imecas y todo lo que esta pasando en México.

Pero alguien tiene que tener el poder de convocatoria para jalar al país a ese debate. No me atrevería a decir quién, pero el que sea, si alguien tiene fuerza, vamos nosotros y nos sentamos, si nos dejan; si no podemos ir les mandamos cartas, que les pueda llegar.

Pregunta: Juan Carlos Escobedo, Noticiario Enfoque Stereo 100. Yo quisiera que abundara un poco sobre el problema que tiene usted de la imagen. En San Cristóbal de la Casas, en la Ciudad de México también, su imagen aparece ya en diversos objetos, camisetas, etcétera. ¿Esto es un riesgo calculado por ustedes? ¿No se corre el riesgo de que se banalice la lucha que ustedes están librando?

Respuesta del Subcomandante Marcos: No teníamos ni la más remota idea. Nosotros, a mí me tocó atacar San Cristóbal. Según nuestros cálculos el día 2 nos iba a saltar el ejército y nos iba a hacer pedazos y nosotros ya habíamos dejado el escalón de mando.

Pero digamos que el límite de la existencia de Marcos era por ahí de las 10 de la mañana del día 2. Si yo dijera voy a sobrevivir al 2, al día 12, voy a recibir el cese al fuego, voy a recibir la noticia del Comisionado y luego tal día voy a mandar un comunicado, tal día voy a apelar a la sociedad civil, tal día voy a aparecer en una camiseta o en un poster; ayer me regalaron un muñequito chamula.. Nosotros no teníamos ni idea de lo que iba a pasar o de que iba a pasar esto, si no de inmediato hubiéramos impreso junto con las declaraciones de guerra, camisetas. Lo que nosotros vemos y nos estamos dando cuenta, y es lo que no me parece justo, es que hay muchos que están ganando con nuestro movimiento y ellos qué, esa es la pregunta que yo les hacía hay gente que está sacando dinero, hay muchos que están ganando en este país, ganando bien y ganando mal. Pero ellos no están ganando nada y los pueden matar.

Yo pienso que la sociedad civil de esta parte tiene que decir si mereció la sangre de ellos o no. Esa es la pregunta que yo le quiero hacer al país ¿Qué nos van a contestar? ¿Merecieron la sangre que dimos por ustedes? ¿Y nosvan a dejar solos? Nosotros no ganamos nada con esto y ellos qué. No estamos ganando nada, y lo que estamos ganado, en todo caso, les va a tocar a otros.

Si el país entiende esa dosis de sacrificio que hay en ellos, merece esa sangre. Si no, todo se queda en los encendedores, en las camisetas y en los posters, va haber muchos primeros de enero y tal vez ya no vuelva haber un 12 de enero.

Pregunta: José Luis Villafuerte, cubro la información para XEHX y XEOX de Ciudad Obregón. ¿Cuántos mestizos más participaron o integran el Ejército Zapatista de Liberación Nacional. Usted ha mencionado que no participan extranjeros en el Ejército. ¿De qué nacionalidad eran, entonces, las personas que tomaron la radio de Ocosingo?.

Respuesta: Hay dos mestizos más zapatistas. Había cuatro; uno murió. La nacionalidad de los que tomaron la difusora XEOCH es mexicana. Aquí está.

Habla un miembro del EZLN: Soy del Estado de Chiapas, soy mexicano.

Habla marcos: Él es mexicano, experto en telecomunicaciones y alta tecnología, también es experto en agitación, que tomó la XEOCH el primero de enero y tocó música ranchera. Es mexicano, chiapaneco y tiene su credencial de elector. Él es el que tomó la XEOCH.

Alguien más, porque no tenemos que ir.

Habla David del EZLN: Sólo un pequeño mensaje de parte de todos mis compañeros del Comité Clandestino Revolucionario Indígena, a todos los pueblos indígenas de América Latina y del mundo.

Que también como seres humanos tienen el deber y la obligación y ese derecho de ser escuchados, donde quiera que se encuentren, en cualquier país y cualquier parte del mundo. Los indígenas tenemos ese sagrado derecho de ser escuchados.

Por eso les pido a nombre de mis compañeros, todos, que también, si es posible, hagan el esfuerzo de buscar la forma de ser escuchados, porque entendemos bien que todos los indígenas del mundo somo los más despreciados, los más marginados, los más olvidados. Creemos que ha llegado el momento de que todos unamos nuestras voces para que nos escuche el mundo entero.

Soy David. Miembro del Comité Clandestino Indígena.

Ahora sí, foto para todos.