Documentación histórica

Pinceladas del Segundo Encuentro sociedad Civil - EZLN. (1999)

Mayo 1999

Es Después de sacudirnos el polvo de los caminos de Baja California, Chihuahua y hasta Yucatán. Fuimos pisando La Realidad, tratando de esquivar el despiadado sol de mediodía.

En la inauguración, el sub nos recibió a los más de 1700 civiles, con uno de sus mejores textos, en el que termina invitándonos a desafiar a Newton y a lograr que las cosas –incluidas las manzanas. caigan hacia arriba... manteniendo el tono y la audacia de conquista de imposibles que ha caracterizado a más de una propuesta zapatista, ejemplo reciente, la Consulta.

Esa misma noche, se iniciaron los trabajos en cada mesa por región, Las relatorías que recogieron discusiones y resolutivos, así como los informes de cada coordinadora, por estado, les fueron entregadas a la comandancia del EZLN para su conocimiento, y para incorporar ideas a la propuesta que darían a conocer al día siguiente, las siete tareas.

En nuestra mesa, Centro Occidente, figuraron los siguientes estados: Guerrero, Jalisco, Nayarit, Hidalgo, Colima, Guanajuato, Querétaro, y Michoacán. Compartimos las experiencias de la Consulta y estuvimos de acuerdo en la importancia de impulsar la cultura de la consulta, tan escasa en nuestro país, así como la necesidad de exigir que tanto el referéndum, como el plebiscito, sean incorporados en nuestra Constitución. Hubo intercambio de cifras, anécdotas y asombros, en el balance de lo ocurrido del 14 al 21 de marzo que rebasó, con mucho, toda cualificación. Pues cómo medir ese movimiento interior, ese vuelco, de la curiosidad desconfiada a la mano que se adelanta, cómo presenciamos en tantos actos, desde plazas públicas hasta aulas universitarias. En Michoacán se registraron 1000 eventos y miles de maromas para el autofinanciamiento. Es por eso que resulta difícil definir esta consulta, la que además de romper el cerco geográfico, permitió una importante proliferación de pasamontañas: ¡cinco mil! por todos los rincones y municipios de la República. Por ello, decidimos que fue mucho más que una consulta; acaso, ¿una conquista?, ¿reconquista?, ¿una epopeya?, ¿una invasión o una seducción?. Todo eso y algo más. Fue una pequeña gran revolución silenciosa y pacífica... en la que se dio un tremendo giro a un añejo problema de teoría política. El de la representación. En esta gesta, ¡los representados se convirtieron en los representantes!, representantes de ellos mismos y de su movimiento.

No hay duda de que los 5000 zapatistas –hombres y mujeres-, resultaron ser los mejores embajadores de su causa.

Terminaremos con una anécdota: el misterio del pasamontañas. Pocas cosas suscitaron más curiosidad: esa identidad reducida a un par de ojos, ese perfil desdibujado que sin embargo hermana o iguala. Mucha gente les preguntó por qué lo llevaban, ¿qué significaba?. En todos los tonos, desde el agresivo hasta el simpatizante, las respuestas fueron interesantes y variadas: “quiere decir que, si cae uno de nosotros, otro compañero se lo pone; o sea que siempre habrá alguien detrás de un pasamontañas listo para la lucha”. Otro, “así, no nos reconocen ni maltratan a nuestras familias. Todos somos iguales y así nunca nos acaban”. Otro: “mientras tuvimos el rostro descubierto nunca nos hicieron caso”. En uno de los actos estaba una madre de la Plaza de Mayo de Argentina y dijo: “a mi me paree fantástico, pues me permite la ilusión de que, si levanto el pasamontañas de cualquier zapatista, puedo encontrar la cara de mi hijo desaparecido”.

En fin, hay infinidad de relatos que podríamos seguir plasmando aquí, pero la falta de espacio no lo permite. Lo que nos queda claro es que no hay nada como el contacto personal, en vivo. Nada puede substituir esa experiencia humana; ni libros, ni discursos, ni programas de TV o radiales. La gente sencilla sabe apreciar eso, de ahí su respuesta generosa. Es ahí donde al lógica del gobierno no penetra, porque no se trata de compra-venta ni de operaciones bancarias. Por ello, por su falta de sensibilidad y de olfato, esa batalla la tiene ya perdida.

Fernanda Navarro
CCD-Utopía del Frente Zapatista de Liberación Nacional
Biper (43)23-00-74 clave 4672 con Leopoldo / Fax (43)23-52-94
A.P. 15H C.P.58090 Morelia Mich.


Fuente: http://www.geocities.com/ccd-utopia/ezln/encuentro/pinceladas.htm