Documentación histórica

Crónicas del la Inauguración del Festival de las Rebeldías y las Resistencias

Hij@s de la Tierra.
http://hijosdelatierra.espora.org/el-festival-de-las-rebeldias-y-las-resistencias-se-inaugura-entre-miles-de-personas/

El festival de las Rebeldías y las Resistencias se inaugura entre miles de personas

24 diciembre, 2014
Por Antonia Canuta



A 21 de diciembre San Francisco de Xochicuatla se llenó de miles de personas que acudieron a la inauguración del primer Festival Mundial de las Rebeldías y las Resistencias contra el Capitalismo. El evento, organizado por el Congreso Nacional Indígena y el Ejército de Liberación Nacional Zapatista, reunirá a personas de diferentes pueblos originarios en lucha, pero también de centenares de simpatizantes y medios libres de todo México y al menos 25 países más de todo el mundo. El festival se celebrará en diferentes municipios a lo largo de las próximas dos semanas: Xochicuatla, Estado de México; Ciudad de México; Monclova, Campeche y Oventic y San Cristobal de las Casas en Chiapas.



Bajo una carpa gigante y sobre las tierras de Xochicuatla, a las dos y media de la tarde una ceremonia religiosa abrió el Festival Mundial de las Rebeldías y las Resistencias, con cánticos, música en directo y la ofrenda en un altar dedicado a la lucha: “Vivir por la patria o morir por la libertad”. En primera fila, 43 sillas que invocaban la presencia de los estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa. Y sobre el escenario algunos de los padres y madres de los normalistas. Miles de personas, bajo el techo anaranjado de la estancia, acompañaban el acto con expectación y alegría. La ceremonia religiosa, protagonizada por habitantes de la misma comunidad anfitriona, fue seguida con las palabras de diversas personalidades que dieron la bienvenida a los asistentes a través de discursos que aludían a la lucha y a la dignidad, que alzaban la identidad de los pueblos originarios como razón para seguir defendiendo la naturaleza y la cultura.

Cuando finalizaron las palabras de los compañeros, la inauguración siguió con actuaciones culturales de distintos pueblos. Las danzas tradicionales de los habitantes de Xochicuatla, los conciertos del coro de niños de la zona o la danza del venado del pueblo Yaqui, fueron algunos de los espectáculos que se compartieron hasta caer la noche. Además, durante todo el día diversos colectivos montaron un tianguis en los laterales de la carpa donde se podían encontrar materiales gráficos, ropa y otros productos artesanales.

Todas las luchas presentes



Fueron muchas las personas que tomaron el micrófono para nutrir la inauguración del festival de sentido. Y entre todas recordaron las múltiples luchas que se están haciendo hoy en día a lo largo de todo el país, así como las personas desparecidas y las muertas. Gritos como “No están solos”, o “Libertad, libertad a los presos por luchar” eran entonados por los asistentes una y otra vez.

En primer lugar, los miembros del Consejo Supremo Indígena de Xochicuatla dieron la bienvenida a los asistentes y recordaron que “nuestra misión es cuidar nuestra tierra”. “No existe valor más precioso que la vida misma”, sentenciaron. Una de las compañeras que habló, recordó que la felicidad se encuentra en “nuestro espíritu”. Y denunció cuatro males que afectan a los mexicanos: La ignorancia del peligro en que se encuentra la tierra; la apatía que muchos muestran a pesar de conocer la situación; el miedo a no hacer nada y la avaricia de querer tener todo lo material.

Pero también delegados de otros pueblos vecinos a Xochicalco como un representante de San Lorenzo Huisixilapa, que recordó: “A pesar de la represión queremos decirles que nuestra dignidad la vamos a seguir defendiendo”. Otro compañero de San Pedro Tlanisco, situado en el Nevado de Toluca, explicó la situación de represión que se vive en su comunidad, donde seis personas están presas, algunas de ellas con penas de cárcel de hasta 50 años. “Nuestra comunidad es guardián del bosque”, explicaba. Y añadía que la lucha de la comunidad consiste en defender el agua y el territorio frente a la expropiación de estos recursos naturales que las empresas florículas están haciendo.

Representantes del Consejo Nacional Indígena ceden la palabra a San Sebastián Bachajón

Cuando les tocó el turno de palabra a los representantes del Consejo Nacional Indígena, le cedieron el micrófono a representantes del ejido San Sebastián Bachajón. Entre aplausos, los chiapanecos explicaron que habitantes del municipio habían recuperado ése mismo día las tierras que les habían sido expropiadas por el gobierno durante el año 2011. Los representantes leyeron un comunicado en el que además recordaron a los compañeros presos de Yajalón y Juan Vázquez Guzmán. La situación actual que se vive en Bachajón es delicada, ya que aunque gracias a la acción pacífica se pudieron retomar las tierras, cabe la posibilidad de que autoridades gubernamentales reaccionen violentamente.



Tlachinollan. Centro de Derechos Humanos de la Montaña
http://www.tlachinollan.org/nota-informativa-fortalece-tribu-yaqui-lucha-de-familias-de-ayotzinapa-y-pueblos-del-cni/




NOTA INFORMATIVA | Fortalece Tribu Yaqui lucha de familias de Ayotzinapa y pueblos del CNI

San Francisco Xochicuautla, Territorio Otomí – Ñathö, 23 de diciembre de 2014.- Con una ceremonia tradicional representantes de la Nación Yaqui dieron fuerza y sabiduría a madres y padres de los 43 Normalistas de Ayotzinapa desaparecidos, para continuar con su lucha y exigencia de presentación con vida. “Con esta ceremonia firmamos un pacto sagrado de solidaridad con los hermanos de los diferentes pueblos originarios de México y con las familias de Ayotzinapa”, aseguró Don Librado Valenzuela Valencia, integrante del Consejo de Ancianos de la comunidad de Vicam, Sonora.

Durante el tercer día del 1er Festival Mundial de las Resistencias y las Rebeldías contra el capitalismo “Donde los de arriba destruyen, los de abajo reconstruimos” convocado por el Congreso Nacional Indígena (CNI) y el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), integrantes de la Tribu Yaqui realizaron las danzas del Venado y Pascola, símbolos de la fuerza y sabiduría Yaqui, “es una ceremonia que no se realiza en cualquier lado, es un pacto sagrado que no requiere papeles, solo la palabra y el compromiso verdaderos, se marcó el territorio de la tribu, eso quiere decir que aquí la lucha seguirá por siempre como hermanos”, explicó Don Librado.

Los integrantes de la Tribu Yaqui construyeron una enramada frente a la cual pusieron una imagen de María Tonantzin Guadalupe con las palabras Rebeldía y Resistencia, e hicieron un protocolo ceremonial frente al Consejo supremo de la comunidad de San Francisco Xochicuautla y frente a los padres y madres de familia de los estudiantes desparecidos de Ayotzinapa, quienes cargaban lienzos con el rostro de sus hijos.

Durante la ceremonia, la Tribu Yaqui entregó un petate, “nosotros le decimos carpeta, porque ahí vienen todas las escénicas de nuestros ancestros, culturas, herencias, territorios, luchas y sabidurías, los cuatro puntos cardinales, todo eso es el significado de la ceremonia. No en cualquier lado se hace, pero como ahora es lucha y guerra, lo hacemos aquí para tener la fuerza de la naturaleza, nuestros ancestros y nuestros antepasados, los primeros habitantes que lucharon para dejarnos Tierra y Libertad”, detalló Don Librado.

Durante la ceremonia, el primer guerrero Yaqui trazó una línea que tiene un gran significado, esa es la línea que marca el límite a los malos gobiernos “de ahí no podrán pasar”, junto con la Danza del Venado representa la sabiduría, el territorio, las luchas y los derechos. “Ahora se marcó aquí y eso quiere decir que por los siglos de los siglos va a permanecer en estas tierras la lucha del pueblo Yaqui y el pacto, cualquier lucha o enfrentamiento con los malos gobiernos aquí vamos a estar”, concluye, “con permiso de los compañeros presos por defender el agua, Mario Luna y Francisco Jiménez”, Don Librado Valenzuela Valencia.


Másde131
http://masde131.com/2014/12/primer-festival-mundial-de-las-resistencias-y-rebeldias/


Primer Festival Mundial de las Resistencias y Rebeldías
23 dic 2014

Por: Daliri Oropeza y Eréndira Derbez

El festival es una iniciativa del CNI -Congreso Nacional Indígena- y el EZLN, que surgió a partir de la Compartición David Ruíz García, en el caracol de la Realidad, Chiapas, en agosto de este año.

Una gran fiesta para celebrar que la conciencia de México despertó y que desde las raíces de México se tejen lazos de resistencia y autonomía.


Foto: Nora Hinojo

Los días 21, 22 y 23 de diciembre se llevó a cabo el primer Festival Mundial de las Resistencias y Rebeldías contra el capitalismo, en el pueblo otomí de San Francisco Xochicuautla, Estado de México.

Se dieron cita, de acuerdo a los datos de la mesa de registro, cerca de 500 personas de distintas partes del país, más de 100 asistentes internacionales –de Francia, Argentina y Canadá- y más de mil habitantes de distintas comunidades indígenas.

La gente fue llegando poco a poco, desde el 20 comenzaban a aparecer casas de campaña en los prados de Xochicuautla, donde los viajeros fueron muy bien recibidos y les proporcionaron alimentos y bebidas calientes tres veces al día.

Quienes inauguraron el festival fueron familiares de los normalistas de Ayotzinapa, el aplauso del público asistente no dejó de sonar mientras caminaban al estrado. Siguieron los miembros de la comunidad de San Francisco Xochicuautla con una ceremonia tradicional ñathö.



Foto: Erika Lozano

El festival es una iniciativa del CNI -Congreso Nacional Indígena- y el EZLN, que surgió a partir de la Compartición David Ruíz García, en el caracol de la Realidad, Chiapas, en agosto de este año.

La sede del festival fue el Bosque Otomí de Xochicuautla, donde la comunidad vive en resistencia contra de la construcción de la carretera privada Toluca-Naucalpan, a cargo de la empresa Autopistas de Vanguardias, S.A de C.V., mejor conocida como Autovan, que es una filial del grupo Higa de Hinojosa Cantú.

Higa, quienes construyen y han construido distintas obras en el Estado de México como el hospital de Zumpango o la ampliación de la Avenida las Torres en San Mateo Atenco, también han hecho el mantenimiento de decenas de vialidades y carreteras. Grupo que en el sexenio peñista se ha visto beneficiado con distribuidores viales, el hangar presidencial, y demás obras públicas, tal como lo señala el portal de noticias Sin embargo: ‘Grupo Higa realiza, ahora mismo, obra pública de por al menos 49 mil 765 mdp’ y son también constructores de la ahora famosa “Casa Blanca” de Angélica Rivera en las Lomas de Chapultepec y la casa de Luis Videgaray en Malinalco.

La carretera provocará un inminente daño ambiental, tal como lo señala el biólogo Juan Villicaña, al advertir que causará un déficit en el abastecimiento de agua. Sin embargo, a pesar de las afectaciones ambientales y sociales que traería este megaproyecto, el gobierno del Estado de México utiliza como recurso la violencia ordenando que la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) suba al bosque a resguardar a los trabajadores de la empresa Autovan que talan árboles y si es necesario, detener a sus habitantes, por ejemplo en noviembre del 2014, policías estatales destruyeron algunas cosechas y detuvieron a ocho campesinos, entre ellos un señor de 76 años (con información de Jesusa Cervantes para Proceso, no. 1987 29 de noviembre, 2014).

La situación que enfrentan los otomíes de la región -en Xochicuautla y también en Huitzizilapnan- respecto a la carretera es similar al resto de las comunidades que asistieron al festival y participaron en la “compartición”. Todas son comunidades indígenas que se oponen a megaproyectos no sostenibles, que amenazan al medioambiente y con ello a la salud de los pueblos, además de atentar contra su autonomía. Los llaman “proyectos de muerte” ya que no obedecen al bien común.

Los asistentes a las comparticiones escuchan los testimonios de las distintas comunidades y su formas de resistir a la violencia estructural y directa.

El mapa mexicano se cubre con puntos de alerta por cada situación del despojo, desde el sur con los tseltales de Bachajón que hablan sobre la recuperación de sus tierras despojadas o con los habitantes de Acteal que condenaron la liberación de los paramilitares responsables de la masacre donde asesinaron a 45 personas tsotsiles, entre ellas cuatro mujeres embarazadas. Matanza que cumple 17 años. Recordaron que los culpables gozan de impunidad mientras quienes son inocentes están en la cárcel… y es que los presos políticos son una constante en los pueblos, desde el sur con Bachajón, Chiapas, en donde se han encarcelado a más de cien habitantes, asesinado a dos y torturado a otros, hasta el norte con el territorio Yaqui en Sonora. Tribu que resiste la construcción del Acueducto Independencia, pese al fallo de la Suprema Corte de Justicia que ordena detener la construcción. Este megaproyecto los condena a la sequía, ya que busca extraer agua del Río Yaqui, que les pertenece por el decreto presidencial instaurado por Lázaro Cárdenas en 1940.

La oposición al acueducto ha llevado a dos encarcelamientos, el de Mario Luna Romero y el de Fernando Jiménez Gutiérrez.

Representantes yaquis estuvieron presentes en el festival tras 28 horas de viaje en carretera. Participaron en la compartición y la presentación de la sagrada danza del venado, algo inusual ya que no es normal que salga de su enramada en territorio yaqui. Ellos explican que esta danza simboliza el intercambio de la persona y el venado, si sea acaba el venado se acaba también la Tribu.

Alberto Patishtan también asistió, narró su testimonio como preso en los distintos penales, hizo reír y también hizo llorar cuando platicaba de cómo sus hijos fueron la columna que lo mantuvo en lucha tras trece años de injusta prisión.

Se habló del conflicto que implican las hidroeléctricas en Olintla, Puebla y sobre el aeropuerto que se planea construir en Texcoco.

Los días del festival en el bosque fueron fríos, al atardecer los grupos se acercaban a las fogatas y tomaban atole o café de olla. Los colores del cielo con la puesta del sol, pese a los nublados días, continúan sorprendiendo a quienes vivimos en la ciudad y pocas veces tenemos la oportunidad de ver un cielo así, de respirar aire así.

Pese al clima de Lerma, no se pararon las actividades, hubieron talleres para los más pequeños que corrían en el campo de un lado a otro; se pintaron distintos murales durante la mañana y tarde, y hubieron conciertos. Por las noches se proyectaron dos documentales, El hombre que quería ser olvidado, de Federico Surive, que trata de los cucapás, pueblo de pescadores de Sinaloa al que se le ha prohibido pescar y el documental Nathö, Pueblo Grande, de Más de 131 sobre Xochicuautla.

El Festival sigue con su caravana de resistencias por el sur de México, teje y teje desde la semilla, que florece en autonomía.


AUDIOS

 

Inauguración del Festival de las Resistencias y Rebeldías [Audios] (Radio Zapatista)
http://radiozapatista.org/?p=11420