Comunicados

Aceptación de la invitación a un diálogo EZLN-Sociedad Civil. (1998)

Ejército Zapatista de Liberación Nacional

 
México
7 de Septiembre de 1998
 
A las personas y organizaciones firmantes del desplegado de invitación a un diálogo EZLN-sociedad civil
De: Subcomandante Insurgente Marcos
CCRI-CG del EZLN
 
México, (en el espacio en blanco debía de ir "Chiapas", pero esa palabra está ya en la categoría de "intrascendentes").
 
Mis compañeros jefes del Comité Clandestino Revolucionario Indígena-Comandancia General del EZLN me han indicado que responda, en nombre de todos los zapatistas, a la invitación que nos hacen para tener "un encuentro de las organizaciones y personas firmantes con el EZLN", y para "analizar propuestas y llegar a acuerdos sobre la realización de la consulta y, además, para mi intercambio de juicios, puntos de vista y alternativas posibles de solución al conflicto".
 
El conflicto (ése que no existe en los informes de gobierno, ése que es tan "intrascendente" que ocupa a más de la mitad del total de las tropas federales sólo para "contenerlo", ése que es tan "irrelevante" como lo es para el gobierno la sangre indígena) sigue doliendo y señalando. Hace un año, el señor Zedillo guardó silencio sobre la guerra en Chiapas en su Informe de Gobierno. Semanas después, Acteal señaló lo que ese silencio ocultaba: la decisión del poder de hacer del crimen una política de gobierno. Hoy, "Chiapas" vuelve a estar ausente en las "prioridades" gubernamentales. ¿Qué nueva pesadilla promete esa omisión? El señor Zedillo se ha despedido ya el pasado 1o. de septiembre y ha decretado así que el año 2000 ya está aquí. Quienes dentro de su gabinete quieren sucederlo, repiten la lección: la desidia es otra forma de hacer la guerra y, como en tiempos de la conquista, las matanzas de indígenas son una herramienta de escarmiento y advertencia.
 
Tenemos que impedir que Acteal se repita. Y también tenemos que buscar la forma de solucionar el pendiente que ese dolor señala: el reconocimiento de los derechos y la cultura indígenas. Sobre esto será posible por fin construir la paz, la única posible; la paz con justicia y dignidad. Esto no vendrá de arriba, (el señor Zedillo ha sido muy elocuente con su silencio). Bien señalan ustedes que no se trata de ser un puente para el gobierno (además, en el lado de arriba la silla ya está vacante), sino de un diálogo entre sociedad civil y zapatistas. Y en verdad tenemos que construir la paz como de por sí se construyen las cosas que son sólidas y duraderas: desde abajo. Decía el Viejo Antonio que los dioses más primeros nacieron el mundo empezando desde abajo y allá abajo quedaron los más grandes dioses. Fueron haciendo las cosas desde abajo y ahí las aventaban para arriba. Cuando acabaron, vieron que el mundo les salió redondo y ellos se quedaron en el centro, en el corazón de la tierra. Por eso dura y es dura la tierra, porque se nació abajo. Por eso, para entender lo que pasa arriba, hay que saber mirar para abajo...
 
De la invitación que nos hacen, nos llama mucho la atención el amplio arcoiris de pensamientos que la suscriben. Debajo de cada nombre y sigla hay hombres y mujeres que son centro y corazón de un esfuerzo, de una esperanza y de una historia. Esto demuestra --además del fracaso de la estrategia gubernamental de ofertar olvido a precios de ganga--, el lugar que la memoria tiene ya entre las muchas dignidades que hacen este país.
 
Así que queremos darles a todos las gracias por la invitación, pero sobre todo queremos darles las gracias por darle a la memoria el lugar que el mañana necesita, ese lugar que por geografía corporal ubicamos comúnmente entre el pecho y la espalda. Unos lo llaman corazón, otros lo denominan alma, pero como quiera que se nombre, es eso que nos duele cuando están pendientes cosas como la libertad, la democracia y la justicia... para todos.
 
Y hablando de "todos"...
 
A los todos que invitaron y firmaron:
 
Les comunico que aceptamos con mucho gusto la invitación que nos hacen. Será un honor para nosotros encontrarnos con todos ustedes y, juntos, echar a andar la consulta sobre la ley indígena, además de intercambiar puntos de vista sobre la situación actual. Les informo también que en estos momentos nuestros compañeros jefes han iniciado la selección de los delegados del CCRI-CG que asistirán, con la representación del EZLN, al encuentro al que nos invitan. Estaremos a la espera de que nos hagan saber más detalles sobre ese diálogo.
 
Hasta pronto pues, reciban todos abrazos a discreción y, claro, de plana entera.